Misioneros franciscanos desde el Siglo XIII

Fotos: Fotos: Humberto Correa
Opinionez lunes, 8 febrero, 2021 12:00 PM

*1605, Primera Misa en el Colorado

*1767, Fr. Francisco Garcés, Tucson, Az

*1781, Masacre en Yuma, 4 mártires franciscanos

 

 

 

 

 

En Yuma durante 2016, por iniciativa del Sr. Obispo Kickanans de Tucson, con el apoyo del investigador e historiador Georges Chavez, por el día de la Conversión del Apóstol San Pablo (25 de enero) se hace memoria con una misa y evento cultural, en honor a la primera celebración eucarística en la parte baja del Río Colorado.

Este año 2021, con la presencia de Santos González Yescas, alcalde de San Luis; del padre Ramón Tapia Tapia, representante en san Luis del Sr. Obispo de Mexicali, José Isidro Guerrero; los regidores y muchos representantes de la etnia Cucapah con 2500 a 4 mil años de vivir en estas tierras del Río Colorado; el sacerdote franciscano Fr. Juan Carlos Salinas y Felipe de Jesús Santiago de la Provincia de Baja California; presidieron -como hace 416 años- la memoria de aquella primer celebración en Villa Koipal (Ej. El Doctor, SLRC).

El Sr. presidente municipal entregó al Vicario Episcopal, una antigua espada como a la usanza lo hiciera Don Juan de Oñate, gobernador de Nuevo México, entregándola a Fr. Francisco de Escobar, notario de aquel viaje de siete meses que transcurrió desde el 7 de octubre de 1604 hasta regresar en abril de 1605. A pie y a caballo. De Nuevo México a Villa Koipal.

En esta ocasión, los frailes franciscanos colocaron a cada miembro de la etnia Cucapah, un signo propio de su comunidad fundada en el siglo XIII por San Francisco de Asís. El signo es una cruz llamada TAU. El ayuntamiento sanluisino incluye desde hace algunos trienios, a un regidor étnico original Cucapah: Fr. Carlos entregó a la regidora Laura, un cuadro del Cristo de San Damián, copia de aquel Cristo que le hablaba a San Francisco, “Reconstruye mi Iglesia”. Como explicó en la homilía Fr. Juan Carlos, no tanto Jesús le pedía al pobrecillo de Asís reconstruir materialmente a la Iglesia Católica, sino rehacerla en el comportamiento y la vida de los religiosos y laicos, de los clérigos, de los ricos, de los poderosos, concentrados en las cruzadas, mientras mucha gente padecía hambre y necesidades.

En la conmemoración de 416 años de aquella misa cantada, el templo de la Inmaculada Concepción fue el escenario; misa cantada en latín gracias al maestro formado en el conservatorio de las Rosas de Morelia, Michoacán, Angel Coria y el coro Salve Regina. Con todo y pandemia, los comunicadores participaron registrando esta memoria de más de 4 siglos. Con la presencia de los sacerdotes Sergio Blackaller (Colegio Kino), el decano P. Alan Vega; P. César Bernal liturgo, y los frailes franciscanos venidos de Mexicali.

Con buena asistencia de historiadores y la comunidad cultural, participaron la directora del Museo Regional del Río Colorado, la Profa. Alma Talamantes; Germán Orozco Moreno, de la Comisión de Asuntos Históricos de SLRC; el Prof. Severiano García Barba; Georges Chavez desde Yuma; y el Prof. Federico Iglesias Serafín, investigador que dio a conocer el dato de la Primer Misa en el Río Colorado, en su obra Puerto Isabel.

Recordemos que la Primera Misa en 1605, fue un 25 de enero, en lo que es Villa Koipal, en el Ej. El Doctor; en este universo natural enmarcado por las sierras Cucapah Indígena, de Juárez y de San Pedro Mártir. Sin duda, los frailes franciscanos pudieran haber visto nevado el Picacho del Diablo, frente a Villa Koipal (el pico más alto de la región con 3,180 metros de altura), en lo que hoy es el admirable paisaje del Observatorio Astronómico de la UNAM, y por el que hay que llegar camino, pavimentado ya; cerca del rancho Melling o el Coyote, delante de Ensenada rumbo a Colonet, en Baja California.

 

Germán Orozco Mora reside en Mexicali.

Correo: saeta87@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio