Las alianzas por el poder

Foto: Internet/En una democracia real donde lo que importa es defender causas, PAN y PRI nunca se hubieran juntado
Opinionez lunes, 11 enero, 2021 12:00 PM

En este 2021 vamos acudir los mexicanos a las urnas en medio de la crisis de salud más grave en la historia moderna generada por el COVID-19. Hay infinidad de cargos de elección popular en juego por lo que intereses de partidos y grupos estarán pendiendo de un hilo.

Varios institutos políticos han iniciado con sus procesos donde se elegirán principalmente a candidatos a mandatarios (as) estatales. Algunos tendrán elecciones internas, otros son los nombramientos vía encuestas y por últimos habrá designaciones (dedazo) por parte de las dirigencias nacionales.

Pero más allá de hablar de candidatos, en estos momentos los partidos están en la discusión de construir alianzas, los debates sobre este tema están a la orden del día.

Sin lugar a dudas, la alianza que más llama la atención es la que mantienen el PAN-PRI y PRD. Nadie en su sano juicio se hubiera imaginado está posibilidad y no hablo del PRD que se ha convertido en una rémora de quien se deje sino del PAN y el PRI. Ambos partidos políticos se dieron cuenta que solos no les alcanza para derrotar a Morena en los comicios de este año, por lo que decidieron unirse en varias gubernaturas y distritos federales.

Por más que traten de explicar que su alianza tendrá una plataforma de principios y un proyecto de nación, lo cierto es que eso es lo que menos les importa; lo que buscan es vencer a Morena a como dé lugar. Recuperar espacios alcanzados por el partido del presidente López Obrador es su prioridad. La discusión y la interrogante que surge es si lo anterior es válido, aunque se alíen con quien fue su peor enemigo político en décadas.

En una real democracia donde lo que importa es defender causas, el PAN y el PRI nunca se hubiera juntado, así les costara décadas regresar al poder; pero en un pragmatismo como el que vivimos hoy en día, les aseguro que no les costó más de 3 o 4 reuniones entre las dirigencias para ponerse de acuerdo.

Las coaliciones o alianzas han existido siempre, antes se tenía un poco más de cuidado sobre que institutos políticos las conformaban, mínimo existía más decoro. Hoy todos los partidos se reúnen con quien sea contar de subsistir, la “orgía” política es el pan nuestro de cada día.

Morena no se queda atrás, se reúne con partidos impresentables como por ejemplo el PT o ahora están por anunciar una alianza con el Partido Verde, el partido más “prostituido” de México.

El Partido Verde en su momento decidió que la mejor opción era el PAN (remontémonos a los tiempos de Vicente Fox), después “descubrió” que el PRI era lo que México necesitaba (se aliaron con Enrique Peña Nieto) y ahora buscan a cualquier precio tener como aliado a Morena principalmente en la elección de diputados federales, pero también en algunas gubernaturas.

Estamos en tiempos difíciles en nuestro país, nos debatimos entre la vida y la muerte con la llegada de este virus que a todos sorprendió. En un símil bastante cruel los partidos políticos también se encuentran entre la posibilidad de subsistir, quedar relegados o desparecer del escenario nacional.

Todos aquellos agravios que en el pasado existieron entre unos y otros deberán quedarse en el olvido o esperar un mejor momento; hoy su prioridad se convirtió en un simple cálculo de sumas y restas.

Los partidos políticos -todos sin excepción- han demostrado una vez más que están muy lejos de los retos que el país demanda. Lo importante es llegar o perpetuarse en el poder, lo demás puede esperar.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas y comunicación; socio fundador de la empresa CAUDAE. @CasoAlejandro

Comentarios

Tipo de Cambio