Julio, Agatón y Fausto 

Foto: Internet/Dip. Julio César Vázquez
Dichoz y Hechoz lunes, 4 enero, 2021 12:00 PM

En Baja California, con frecuencia los partidos satélite se vuelven negocios familiares en los que las mismas personas se benefician para ocupar cargos de elección popular, sin importarles realmente formar un partido sólido que sirva para implementar políticas públicas. Así funcionan los partidos del Trabajo y Verde Ecologista de México, que se han convertido en comparsas de los institutos políticos “grandes”, para que sus dirigentes se mantengan aferrados en la nómina gubernamental. Para la elección de 2021, ambos van en alianza con Morena, como lo hicieran en 2018 y 2019, pero a diferencia de otros comicios, decidieron hacer una coalición mixta, donde en algunos cargos sean aliados y en otros contrincantes. Esto con el argumento de que los partidos pequeños buscarán recabar más sufragios para no perder el registro. Lo interesante es que las posiciones que solicitaron son nada menos que las que corresponden a los distritos 6, 7 y 16, representados por los legisladores Fausto Gallardo, Julio César Vázquez Castillo y la petista Claudia Agatón, respectivamente. Los legisladores buscaron la reelección bajo el respaldo de la coalición “Juntos Haremos Historia por Baja California” con el objetivo de amarrar el escaño y apoyarán a Morena en los distritos 3, 4, 5 y 17.

Sin embargo, en el resto de los espacios buscarán candidatos del partido o ajenos para cubrir las vacantes correspondientes, con el objetivo de que se sacrifiquen por votos que les permitan mantener el registro. En otras palabras, Fausto, Julio y Claudia no tienen interés en representar a su partido de forma digna, sino de amarrar el “hueso” y dejar que otros se maten por mantener el registro de sus partidos, del cual seguirán beneficiándose. La última referencia que se tiene de una coalición mixta se remonta a 2012, cuando los candidatos priistas al Senado, Nancy Sánchez y Eligio Valencia Roque -ambos ahora en los servicios del gobernador Jaime Bonilla Valdez- compitieron separados del PVEM, el cual conformaba la coalición con el PRI en el resto de los escaños. El resultado fue una derrota de dichos candidatos, al generar más de 100 mil votos nulos.

Comentarios

Tipo de Cambio