Incrementan 60% los homicidios en Tecate

Foto: Jorge Dueñes
Edición Impresa lunes, 11 enero, 2021 1:00 PM

Con relación al año anterior, la mayoría de los asesinatos tuvieron lugar en las colonias de la periferia del Pueblo Mágico, en la zona rural. El origen de la violencia es la pugna entre los cárteles CJNG y CDS. El municipio ha tenido tres directores de Policía en el último año y poca o nula coordinación con la FGE

A nivel estatal, uno de los municipios más azotados por la violencia en 2020 fue Tecate, con un incremento de 60% en el número de homicidios perpetrados en comparación con el año anterior.

Al cierre de 2019, el saldo fue 96 muertes violentas, mientras que en el año que recién culminó, se contabilizaron 165 ejecuciones, cerrando como el más violento en su historia, de acuerdo con estadísticas de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI).

La ola de violencia que azotó al único Pueblo Mágico de Baja California se presentó principalmente en las zonas rurales del municipio, como Cerro Azul, El Hongo, Paso del Águila, Valle de las Palmas y Nueva Colonia Hindú, conforme a reportes policiacos e investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Además, durante la actual administración municipal ha habido tres directores de la Policía Municipal: Marco Antonio Bazo Soto (1 de octubre de 2019-20 de mayo de 2020), Orlando Hernández Porras (22 de mayo-28 de agosto de 2020) y Antonio Alfredo Ortega Félix (2 de septiembre de 2020). Los dos últimos se comprometieron a reducir la incidencia delictiva, pero no lo lograron.

La falta de coordinación con la FGE, a cargo de Guillermo Ruiz Hernández, cercano del gobernador Jaime Bonilla Valdez, fue punto clave tanto para policías municipales como ministeriales para trabajar por separado, teniendo como consecuencia un repunte en los homicidios.

El descontento político entre el gobernador y la alcaldesa de Tecate, Olga Zulema Adams Pereyra, generó un terreno hostil para la coordinación entre ambas corporaciones, generando mayor espacio para los delincuentes, como lo confirmaron en entrevista para ZETA el fiscal regional, Marco Antonio López Valdez, y el ex director de la Policía, Orlando Porras.

El crimen organizado es el principal detonador de la violencia en Tecate. La pugna por el territorio entre los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de Sinaloa (CDS, liderado en esta zona por José Ángel Yocupicio “El Cabezón”), fue lo que calentó los accesos a Tecate por las zonas rurales, como Cerro Azul, El Hongo, Paso del Águila y Valle de las Palmas.

El reacomodo de la plaza luego de la detención de Flavio Roberto Ortiz Muñoz “Basuras” y/o “Flavio” -presunto líder de sicarios del CJNG- el 8 de julio por elementos de la GESI y la Secretaría de Marina en la colonia Nueva Hindú; y la de Ismael Gómez “El Chiquilín” -ex policía municipal identificado como el número dos dentro de la estructura criminal de Jalisco en Tecate-, el 6 julio de 2020, desató la violencia.

De acuerdo con Hernández Porras, a raíz de la caída de este capo, “los homicidios se nos fueron a 17 muertos, ahorita ya bajamos a once, en julio bajamos a once y ahorita llevamos tres”, declaró el 17 de agosto del año pasado.

Sin embargo, el municipio no solo enfrenta el reacomodo de la plaza y los enfrentamientos entre Sinaloa y Jalisco, sino que ahora también es el campo de batalla de la división que se generó dentro del CJNG, de acuerdo con fuentes en el Grupo Coordinación para la Seguridad y la Paz de Baja California.

La organización criminal fracturada tras la detención del “Basuras” y “El Chiquilín”, había quedado en manos de Danny Isaac Ortiz Covarrubias “El Moreno” en Tecate. Comandados por Jesús Alfonso Trapero Ibarra “El Trapero”, con el supuesto apoyo de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, integrantes del CJNG comenzaron una pelea por el control del cártel.

Entre los hechos violentos más relevantes de 2020 en Tecate, se enlista el homicidio del activista Kumiai, Óscar Eyraud Adams, ocurrido el 24 de septiembre. Fue acribillado por la espalda con armas de alto calibre por un comando armado de doce personas, a un par de calles del Palacio Municipal y frente a su casa, sin que hubiera detenidos.

El jueves 5 de noviembre se registró un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y un grupo armado durante un recorrido de vigilancia que hacían los soldados en el poblado del Ejido Jacume. No hubo heridos o fallecidos en el lugar, tampoco detenidos, pero sí dejaron una camioneta blanca GMC Yukon con cuatro armas calibre AK-47.

El martes 3 de noviembre, la GESI capturó en Tecate al sicario del CJNG, José Guadalupe Zavala Ramírez “Pinocho”, con orden de aprehensión por homicidio calificado con ventaja en grado de tentativa bajo la causa penal 0445/2020. Con él, también fue detenido el agente municipal José Valladolid Andrade, tratando de ayudarlo a evadir la captura usando una patrulla. Hasta el día de su aprehensión, el uniformado se desempeñaba como escolta de Roberto Moreno Hernández, subcomandante de la zona rural en Tecate.

“El Pinocho” era considerado un sujeto altamente violento, por lo cual, haciendo uso de sus recursos, lograba cooptar a distintos servidores públicos municipales con el fin de que le brindaran protección, como ocurriría con el subcomandante de la Zona Rural en Tecate.

Para dar protección al ahora detenido y otros miembros delincuenciales, el policía municipal recibía pagos mensuales en efectivo que oscilaban entre 10 mil y 40 mil pesos. Además, hacía uso de las unidades oficiales de la corporación para trasladar de manera segura a los integrantes de la delincuencia organizada, así como para el envío y recepción de numerario, droga y armas de fuego.

Otro de los hechos más recientes y destacados fue el caso del asesinato de un joven de 15 años, inicialmente baleado en un camino vecinal en Paso del Águila y posteriormente asesinado en el Hospital General de Tecate el 13 de diciembre. De acuerdo con información de la Agencia de Investigación, se trató de un ajuste de cuentas entre sicarios de Jalisco y Sinaloa. (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP) 

 

VIOLENCIA IMPARABLE EN 2021: 14 ASESINATOS EN SEIS DÍAS

Pese a que tanto la FGE y la Dirección de Policía Municipal en Tecate se comprometieron a la reducción de la violencia en el Pueblo Mágico, este año que inicia los hechos de sangre no solamente continuaron igual, sino que incrementaron: en apenas seis días se registraron 14 homicidios.

En menos de 48 horas se ejecutó a 12 personas, además de que se perpetraron agresiones a elementos policiacos y se quemaron unidades de la FGE en Tecate.

La mañana del miércoles 6 de enero, Isaías Bertín Sandoval, secretario técnico de la Mesa de Seguridad, informó que se implementarán operativos especiales en coordinación con la FGE, GESI, Sedena y Guardia Nacional.

FALTA DE COORDINACIÓN Y DÉFICIT DE ELEMENTOS DE SEGURIDAD: PALACOT ANDRADE

ZETA entrevistó a Manuel Palacot Andrade, presidente del Comité Ciudadano de Seguridad Pública de Tecate, acerca del contexto de violencia que azota al municipio:

– ¿En qué escenario se encuentra Tecate con el aumento de violencia?

“Desafortunadamente vivimos una etapa que nunca antes se había visto en Tecate, de ser un pueblo con una tranquilidad envidiada por todos los municipios de alrededor y por la gente del Sur de California, nos despertamos con esta ola de violencia insospechada, misma que se ha desatado y que a los ciudadanos nos tiene aterrorizados con lo que está sucediendo”.

– ¿Cuáles han sido los principales delitos que incrementaron?

“El principal es el homicidio, las víctimas de homicidio doloso, las ejecuciones, levantamientos, desapariciones… todo eso estamos viviendo día con día aquí los ciudadanos de Tecate. El comparativo que tenemos es hasta noviembre de 2020 y es un comparativo contra 2019, vemos que las víctimas de homicidio doloso incrementaron un 56.81%, según cifras de la fiscalía”.

– ¿Fue 2020 el año más violento de Tecate?

“Por muchísimo es el año más violento que ha vivido Tecate. Podemos ver que uno de los principales problemas que tiene no solo Tecate, sino todas las ciudades fronterizas y toda la República Mexicana, es la falta de policías, la falta de inversión hacia la seguridad y Tecate no ha incrementado su número de policías”.

– Por último, ¿qué otros factores han incidido para el incremento delictivo?

“Lo que percibimos es la falta de coordinación por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno, porque no podemos echarle la culpa solo a la Policía Municipal, ya que ellos son preventivos, y el número de policías que se tiene es muy poco para cubrir todo eso. Se supone que el faltante se debe complementar con lo que es la Guardia Nacional y la Policía Estatal”.

 

Comentarios

Tipo de Cambio