Jóvenes, la mayoría de los asesinados en Ensenada

Foto: Enrique Botello
Edición Impresa lunes, 11 enero, 2021 1:00 PM

En el transcurso de 2020, seis elementos de las fuerzas del orden resultaron muertos, desde policías municipales hasta un fiscal e investigadores; 35 mujeres fueron asesinadas

El crimen organizado asestó un golpe de violencia en una generación de entre 18 a 30 años de edad en Ensenada, donde 66 hombres y mujeres perdieron la vida por disparo de arma de fuego.

La Unidad de Homicidios Dolosos Ensenada de la Fiscalía General del Estado (FGE) cerró 2020 con 424 víctimas que, sumadas a los 276 casos de 2019, implican 700 expedientes en proceso. Un 15% de los asesinados no está identificado, 22% fueron víctimas entre los 18 y 29 años, y el 26% entre 30 y 39 años. El resto fueron personas de más de 40 hasta 70 años.

Del total de casos registrados, la Policía de Investigación pudo detener a 71 de los responsables de estos asesinatos, el resto de los 353 expedientes siguen en proceso de investigación, donde al menos 310 asuntos se investigan bajo el móvil de narcomenudeo.

Las bandas delictivas que disputan el movimiento de droga en pequeña y gran escala son los cabecillas del Cártel de Sinaloa que dominan la zona sur de Ensenada, y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Las áreas donde se han generado más enfrentamientos armados por parte de integrantes de Jalisco Nueva General y el Cártel de Sinaloa son: la Zona Centro, colonia Popular 89, Valle Dorado, Hidalgo, Las Lomitas, Los Encinos, Ex Ejido Chapultepec, así como las delegaciones de Francisco Zarco y Maneadero.

Los agentes policíacos estatales y municipales que fueron blanco de violencia durante el año que concluyó, no han recibido justicia por parte de quienes en su momento fueron sus superiores. Uno de ellos, el ex subdirector operativo de la Policía Municipal, Francisco Chávez Ibarra, asesinado a balazos en marzo de 2020. En mayo mataron al presidente de la Asociación de Policías, Víctor Manuel Ruiz Ponce, y en julio, al agente Juan Martínez Medina.

El agente estatal de Investigación, Manuel Avendaño Rojas, fue acribillado también en mayo, mientras que en abril acribillaron al agente de la FGE, Hiram Rivera Lizárraga; y en julio al elemento de la extinta Policía Estatal Preventiva (PEP), Edmos Sánchez Lizárraga.

Las amenazas y atentados contra el gremio de abogados también fue latente en 2020, cuando el 24 de abril dieron muerte al abogado penalista y defensor de integrantes del crimen organizado en Baja California, Rubén Arenivar Garza, sin que hasta el momento haya detenidos. El bufete de abogados Paz y Asociados, al cual pertenecía, fue amenazado con una narcomanta en la fachada del edificio ubicado en Cortez y Narciso Mendoza: “Les va cargar la verga pinches ratas cambia bandera con el patrón nadie le juega al narco abogado que no se les olvide que son perros del patrón y firma el cartel ensenada”.

Por último, la mañana del jueves 31 de diciembre se reportó el homicidio del abogado Marcial Moran Blanco, de 53 años, en la colonia Márquez de León, una concurrida zona de la ciudad.

 

CIFRA DE HOMICIDIOS PODRÍA ESCALAR

Aunque la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) reportó que oficialmente se registraron 408 homicidios en Ensenada, la estadística podría incrementar conforme avancen las investigaciones.

Un agente explicó a ZETA que hay asuntos que se inician en la Unidad de Homicidios Culposos, pero una vez entregado por el Servicio Médico Forense (Semefo), los resultados de las necropsias se determina remitirlos a Dolosos.

Además, las ejecuciones con arma de fuego y punzocortante incrementaron un 51% en comparación con el año antepasado.

De los 420 homicidios registrados en 2020, 10% corresponde a mujeres, es decir, 40, de las cuales 25 tendrían que ser catalogadas como feminicidios debido a las condiciones en que fueron asesinadas, en su mayoría por familiares o ex parejas.  En 2019, hubo 25 casos de mujeres asesinadas.

 

VÍCTIMAS COLATERALES

Como resultado de las agresiones a mano armada en zonas de alta afluencia de personas en Ensenada, hubo al menos cuatro víctimas colaterales. En enero de 2020, dos menores de 7 y 9 años fueron trasladados de emergencia a un hospital tras recibir heridas de bala cuando se encontraban en una camioneta junto a su padre en Loma Linda; ambos niños se recuperaron.

En mayo, una menor de apenas 2 años recibió un disparo en la cabeza. Estaba en compañía de su madre en una gasolinera de la delegación de Camalú. Aunque la menor sobrevivió, de acuerdo con la fiscalía estatal, quedó con secuelas.

En noviembre, durante un ataque armado en Calle Séptima de la Zona Centro, una mujer de 21 años, identificada como Lisbeth Rocío Palacios Ríos, quien se encontraba platicando en una banqueta a un par de cuadras del lugar de donde se generó el enfrentamiento, murió por el impacto de una bala perdida.

Comentarios

Tipo de Cambio