Fallan cateos de la FGE contra municipales

Foto: Cortesía
Edición Impresa lunes, 25 enero, 2021 1:00 PM

Tres agentes en activo de Ensenada fueron puestos bajo arresto en los últimos meses, los demás temen ser relacionados con células delictivas por la Unidad Mixta. Pese a que los uniformados fueron liberados y en sus áreas de servicio mantienen pleitos abiertos por daños, Sindicatura no tiene quejas sobre ellos

En los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021, la Fiscalía General del Estado (FGE) montó operativos por separado en Ensenada, donde arrestó a tres policías municipales que fueron calificados como objetivos prioritarios en la estrategia contra el crimen organizado, sin embargo, todos están en libertad ante la falta de evidencias.

2020 fue uno de los años más complicados en materia de seguridad para las corporaciones policiacas, cuando por lo menos cinco policías municipales y estatales fueron asesinados por sus nexos con el crimen organizado o por investigar asuntos de narcomenudeo.

Bajo esta premisa y sin revelar identidad, agentes agrupados en las tres asociaciones compartieron con ZETA su respaldo a los compañeros y temor a ser relacionados con células delictivas en la ciudad.

El primer arresto fue efectuado por la FGE el 4 de diciembre, en contra de la agente municipal Elizadem Andreina Meneses Sánchez, junto a once sujetos más. En ese momento la corporación aseguró que “asestó otro contundente golpe a la delincuencia en Ensenada”.

Foto: Cortesía.- Arresto del policía municipal Antonio Cota Sillas

El fiscal central Hiram Sánchez Zamora informó en rueda de prensa que 150 elementos participaron en el operativo por la Unidad Mixta creada entre las fiscalías de Delitos contra la Vida, Narcomenudeo y Unidades Especiales.

A través de comunicados oficiales, la FGE dio a conocer que se trataba de una célula delictiva y que en los domicilios decomisaron 22 armas de fuego, seis kilogramos de metanfetamina y 1664 cartuchos de diversos calibres.

La oficial Meneses fue trasladada a Tijuana y horas después, puesta en libertad al no haber pruebas para imputar el delito del cual fue acusada. Sindicatura Municipal reveló que no hay una investigación en su contra, ni tampoco será llevada a la Comisión de Honor y Justicia.

El mismo 4 de diciembre, José Alejandro Banderas Pérez, también agente y ex pareja de Elizadem Andreina, fue detenido por agentes de la FGE en el edificio de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ubicada en Calle Novena y Espinoza de la Zona Centro.

Debido a la falta de pruebas por el arresto, horas después fue liberado y de inmediato se integró a la operatividad, sin que Sindicatura Municipal continúe investigación en su contra; tampoco será llevado ante la Comisión de Honor y Justicia.

En otro hecho, el 8 de enero, el oficial Antonio Cota Sillas fue detenido por posesión de arma de fuego. De acuerdo con la tarjeta informativa de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), tiene nexos con una célula del Cártel de Sinaloa.

La FGE turnó el caso a la Fiscalía General de la República (FGR), donde un juez le otorgó la libertad por no ser un delito grave y no tener suficientes elementos para un castigo mayor.

CONTRADEMANDA A LA AUTORIDAD

Agente activo, Cota Sillas interpuso una demanda contra quien resulte responsable por el daño moral y físico que enfrentó durante su arresto en Ensenada, ocurrido en Avenida Real del Castillo, esquina con Calle Valle de la Trinidad, Colonia Durango en Maneadero.

Dos costillas fracturadas más golpes contusos en distintas partes del cuerpo, son parte del daño físico que presenta el oficial, quien solicitó incapacidad debido a las lesiones que le impiden trabajar.

Otra denuncia que presentó fue robo, ya que al momento que su domicilio fue cateado, pertenencias personales fueron presuntamente tomadas por elementos que participaron en el operativo.

Según la GESI, Guardia Nacional y Secretaría de Marina, a Cota se le incautaron dos armas cortas calibre 9 y .38 milímetros, tres de calibre .22 milímetros y 547 cartuchos de diversos calibres. Ningún arma larga.

El policía se está defendiendo legalmente de las acusaciones que las corporaciones estatales y federales le han atribuido, como la de ser el presunto responsable de comercializar armas y cartuchos para la delincuencia organizada y que tomó poder de la zona, ascendiendo dentro de la organización y como colaborador de una célula del Cártel de Sinaloa.

Sindicatura Municipal confirmó que existe una investigación abierta en la FGE, pero aclararon que por su parte no existe una queja, por lo que Antonio Cota Sillas no será llevado a Honor y Justicia.

Las averiguaciones abiertas son por supuesto abuso de autoridad en 2010; despojo de cosas e inmuebles en 2011; expedientes de investigación del Nuevo Sistema de Justicia Penal por abuso de autoridad en 2017 y 2019; y detención por diversas faltas administrativas en 2017 y 2019.

DSPM REINSTALA A SUS POLICÍAS

El director de Seguridad Pública Municipal, David Armando Sánchez González, informó a través de su vocero, Edgar Salgado, que cuando sucedió la detención de los elementos sí dieron vista a Sindicatura Municipal.

Conforme al reglamento del Bando de Policía, se les puede requerir y posteriormente llevar a la Comisión, donde podrían recibir una amonestación o posterior suspensión.

En el caso de los compañeros, todos están trabajando en las mismas comisiones que tenían antes de que sucedieran los cateos. Se les brindó atención psicológica u otro tipo de apoyo, sin embargo, ninguno solicitó la ayuda.

“Una situación de esta naturaleza es estresante no solo para los policías, sino para la familia, porque estuvieron privados de la libertad, por eso es necesario un seguimiento”, sostuvo el oficial Salgado.

Comentarios

Tipo de Cambio