Impunidad: asesinan 24 mujeres por mes en BC

Foto: Tomada de InternetEjecutan a mujer en la colonia Sánchez Taboada, fue el lunes 18
Edición Impresa lunes, 25 enero, 2021 1:00 PM

2021 inició con dos mujeres asesinadas por día. Entre 2019 y 2020, un total de 572 féminas fueron víctimas de muertes violentas en Baja California. Golpeadas, torturadas y baleadas. En el mismo periodo, solo 35 carpetas de investigación por estos delitos se consignaron con detenido. Después de un año, finalmente la decisión de Alerta de Género llega a manos de la Secretaría de Gobernación

Foto: Tomada de InternetCarolina y su hermana, 16 de mayo

A Patricia, de 26 años, la mataron a balazos a las dos de la madrugada del jueves 21 de enero de 2021. Estaba con José Ernesto en el domicilio ubicado en el número 1417 de la calle Chichen Itzá, Fraccionamiento Baja Malibú.

El martes 19 de enero le dispararon a la cabeza a otra joven de 20 años en un cerro de la colonia Altiplano, y el domingo 17, una señora que empujaba un carrito vendiendo paletas en la colonia Sánchez Taboada, pereció baleada en medio dela calle Sexta. Todo en Tijuana.

Sin datos en las carpetas, las autoridades consideran de inicio las pugnas por la venta de droga al menudeo como móvil.

Veinte mujeres fueron víctimas de muertes violentas en los primeros diez días de 2021: doce en Tijuana, tres en Ensenada, dos en Mexicali y Tecate, respectivamente, y una en Rosarito. A esta cifra se suman las 287 asesinadas en 2020, y las 265 que perdieron la vida en 2019.

Con más de 552 expedientes de mujeres victimadas, en casi 25 meses, solo se han procesado 35 carpetas de investigación con detenido, 20 por homicidio calificado y 15 por feminicidio.

De acuerdo con estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE), tratándose de muertes contra las mujeres, el último año de administración del panista Francisco Vega de Lamadrid, fue muy similar al primero del morenista Jaime Bonilla Valdez.

Durante 2020 se registraron 255 asesinatos violentos más 32 femicidios, en total 17 carpetas fueron consignadas con detenidos, y el año previo, mataron a 242 féminas, se sumaron 23 feminicidios y solo 18 carpetas se consignaron con detenido. En ambos años, los asesinatos de mujeres han representado el 10% de los homicidios totales en Baja California.

Con estos datos, el Informe de Violencia contra la Mujer, publicado por el Secretariado Ejecutivo Nacional del Sistema Nacional de Seguridad Pública en noviembre de 2020, colocó a cuatro de los cinco municipios de BC entre las 100 entidades -México tiene 2 mil 446 municipalidades- con más feminicidios en el país.

Tijuana en el segundo lugar, Ensenada en el puesto 22, Mexicali en el 26 y Rosarito en el 86. Como Estado, Baja California ocupa el cuarto lugar nacional en muertes violentas de mujeres.

“El criterio de la Corte es, cuando haya una muerte violenta de mujer, independientemente de cualquier elemento, la autoridad lo inicie como feminicidio, esa es la perspectiva y en la investigación lo descartes si lo tienes que reclasificar como homicidio. Pero no al revés”, recordó Miguel Mora Marrufo, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC).

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Miguel Angel Mora Marrufo.- Presidente estatal de los Derechos Humanos

Esta clasificación es importante en la región, ya que, de acuerdo con las estadísticas, al comparar impunidades, resulta que la FGE resuelve el 32% de los feminicidios, pero no muestra el mismo interés tratándose de muertes dolosas de mujeres, porque solo tiene éxito en el 5% de las investigaciones.

“En esa conducta se ha avanzado un poco, antes todo se bateaba a menos que fuera muy obvio el feminicidio”, manifestó Mora, recordando que, de 8 feminicidios clasificados en 2018, aumentó a 23 en 2019 y a 32 en 2020.

“Se avanzó un poco en ese sentido, pero no en la impartición de justicia, el reto persiste”, agregó el ombudsman bajacaliforniano.

 

FGE: MÁS MUJERES EN DELINCUENCIA, MÁS ASESINATOS

Consultados en diferentes momentos, el fiscal central Hiram Sánchez y el fiscal de Homicidios, Enrique Sánchez, coincidieron en reiterar que los principales móviles en las muertes dolosas de mujeres en BC son la violencia intrafamiliar y la incursión en actividades delictivas, principalmente narcomenudeo, privaciones de la libertad y homicidios.

El discurso es general, y de acuerdo con los elementos expuestos por las autoridades, es una postura oficial.

El fiscal general Guillermo Ruiz Hernández ha declarado que los homicidios de mujeres se cometen en el contexto de las pugnas de los grupos criminales por la venta de droga y al aumento de la presencia de la mujer en el crimen. Isaías Bertín Sandoval, representante de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal en Baja California, también ha reiterado ante la prensa local que por lo menos el 30% de los asesinatos de damas el año pasado, fue por su vinculación al tema del narcotráfico.

Actualmente, hay 633 mujeres internas en los tres Centros de Reinserción Social (Cereso), las féminas representan el 5% de los 12 mil 485 integrantes de la población penitenciaria, sin embargo, suman el 10% de las víctimas de asesinatos violentos.

El Cereso de Mexicali alberga a 198 mujeres, la mayoría por transporte de droga (mulas), robo con violencia, delincuencia organizada y homicidio, en ese orden. En Tijuana hay 329 internas, la mayoría por homicidio calificado, robo calificado, robo con violencia, secuestro, transporte de droga y posesión. En el penal de Ensenada residen 106, los principales delitos cometidos por cantidad; homicidio calificado, secuestros, robo con violencia, robo de auto y transporte de droga.

Tratándose de adolescentes, de 45 menores internos, solo cuatro son mujeres.

Con motivo de la solicitud de Alerta de Género para Baja California, realizada a principios del año pasado, la CEDHBC hizo un estudio con los siguientes resultados:

“En 2018 hubo 288 mujeres asesinadas, casi el 90% en Tijuana, pero solamente ocho carpetas fueron tipificadas como feminicidio. El discurso es que (el resto) están relacionadas con actividades de narcomenudeo y narcotráfico. Lo que nosotros estudiamos fue el perfil de esas víctimas, porque el 60% de ellas eran mujeres muy jóvenes, sin educación formal y sin trabajo. Detectamos cuatro colonias muy identificadas donde (los homicidios) sucedían en Tijuana, esa información la entregamos para que se tomaran decisiones para acotar ese trabajo Lo que intenta la Comisión es desvirtuar ese discurso de que les pasa porque andaban en malos pasos”, afirmó el comisionado Mora Marrufo.

“El protocolo ahí está, se debe seguir, no es discrecional… el problema es la impunidad”, reclamó por su parte Rebeca Maltos directora general del colectivo Gente Diversa.

“La mujer no tiene acceso a la justicia, no se atiende con la celeridad y eficiencia que se requiere, quiere decir que se está tolerando, porque implica desarticular todo un sistema patriarcal, machista, que todavía piensa culturalmente en algún rinconcito de su cerebro, de funcionarias y funcionarios, que las mujeres son responsables de esta violencia”, sentenció.

 

LA MUERTAS DE BC: DE AVANCES E IMPUNIDAD

Para generar una idea del trabajo realizado por la FGE en materia de homicidios cometidos en contra de mujeres, ZETA eligió algunos casos al azar y solicitó información de los avances a la fiscalía.

En Tijuana se preguntó por tres carpetas:

Foto: Eduardo Villa.-Rebeca Maltos, presidenta de la
agrupacion Gente Diversa

El domingo 20 de diciembre 2020, tres mujeres fueron asesinadas. A Patricia Gabriela Jovel Delgadillo, de 61 años, la balearon en Papelería Elsy (Número 20501), Calle Mexicali, Buenos Aires Norte, Cerro Colorado. Una mujer de 30 a 35 años, que estaba en compañía de un hombre, fue acribillada en Calle Juan Álvarez, Lote 5 del fraccionamiento Mariano Matamoros, Delegación El Florido. Y Erika del Carmen Mora, de 41 años, fue asesinada en el hotel Aranda en la calle Primera de la Zona Norte.

Respecto a este último caso, a pesar que al momento de ser baleada, la mujer identificada como “La Weked” estaba acompañada de un hombre que solo resultó lesionados, no registra avances. Por dichos de conocidos de la víctima, las autoridades solo saben que Mora consumía droga, vivía en el hotel Encanto, había sido deportada 10 años atrás, que en Estados Unidos estuvo presa en tres ocasiones por pandillerismo, otras dos en la Penitenciaría de La Mesa en Tijuana -se ignora el delito-, y que los sospechosos eran dos hombres vestidos de negro.

Gabriela Flores Vázquez, de 31 años, recibió una descarga de balas el 5 de enero de 2021 mientras estaba en un auto en la gasolinera BP de la colonia el Mirador. Le acompañaban sus dos hijos menores. Ella huyó herida y quedó muerta a la altura del Cañón del Matadero.  A pesar de los videos en la escena del crimen, los autores no han sido identificados. La familia declaró que consumía drogas y llevaba cuatro años separada de su esposo, de apellidos Arellano Sillas.

Andrea Ibarra, joven identificada como modelo, fue baleada el sábado 9 de enero frente a un domicilio ubicado en el Paseo Playas de Tijuana, Sección Jardines. Esa noche, la muchacha estaba en una reunión social con su pareja, Valentín Camargo, y otros compañeros. Decidió salir a cenar con una amiga, regresaron porque su novio “tenía que cruzar la camioneta -en la que ellas se transportaban- a Estados Unidos” y, cuando regresaron a la casa, fue baleada.

Personas cercanas a Andrea señalaron que su novio andaba en malos pasos, tiene antecedentes por droga en Estados Unidos, pero al ser entrevistado, el hombre negó conocer el móvil del crimen. Dijo que la joven era una “acompañante” que conocía y siempre andaba con “malandros y mañosos”, por eso habían tenido problemas.

En Tecate se revisaron dos casos:

Del triple homicidio de veinteañeros en el que murieron el albañil Rosendo Olivares, el acordeonista del grupo de narcocorridos Máximo Impacto, Gabino Ayala Rodríguez y su pareja Rosario Olivares, todos baleados a bordo de un auto en Plaza Los Encinos de Tecate el 22 de diciembre de 2020, Leopoldo Daniel, de 42 años y tío de los jóvenes, sobrevivió al ataque, pero dijo que no vio nada. Solo escuchó los balazos e intentó protegerse; 32 casquillo fueron encontrados en la escena del crimen. No hay avances.

En el caso del cadáver de la joven encontrada el 3 de enero con huellas de tortura y asesinada con un tiro calibre .40 en la cabeza, en el Nido de las Águilas, nadie se ha presentado a reconocerla o reclamar el cuerpo.

En cuanto al seguimiento de dos muertes en Rosarito:

El 25 de abril de 2020, una mujer y cinco hombres fueron baleados en una casa del Ejido Primo Tapia, no hay líneas de investigación, sospechosos o detenidos. El espacio fue identificado como punto de venta de droga y picadero. Antes que terminara ese mes, delincuentes que tampoco han sido identificados, quemaron el inmueble.

En el caso del homicidio de Norelia Miguel Murillo, de 44 años -con antecedente de un atentado homicida en semanas previas-, fue asesinada el 13 de octubre en un terreno de la calle Artículo Tercero y José Haros Aguilar, Colonia Villa Turística. El homicida fue detenido minutos después en flagrancia delictiva y posteriormente procesado, pero las autoridades no han avanzado en el tema del móvil.

En los tres expedientes de Ensenada:

También hubo detenidas. En el caso de Yesenia Villalobos Meza y Elizabeth Meza Villegas, asesinadas el 28 de agosto de 2020 en un camino vecinal entre Rancho Sandoval y La Encantada, donde fueron encontradas después que las mataran a golpes y acomodaran sus cuerpos para arrollarlos, como presuntas responsables fueron capturadas Ileana Flores, Leiza Cerda y Danna Ramírez.

La noche previa, las mujeres habían estado bebiendo y compartiendo en la casa de una de las víctimas, alrededor de las 5:00 horas del día 28, no dejaban dormir al marido y les dijo que se fueran a seguirla a otro lado. Se dirigieron al lote donde las víctimas fueron localizadas, allí bebieron y dejaron muchas latas de cerveza. Una vez ebrias, pelearon porque la pareja de una de ellas se había metido con una de las amigas presentes, y las primas terminaron asesinadas.

Foto: Cristian Torres.- Canal reforma 2 de enero, Mexicali

Vecinos de la zona reportaron que unas mujeres estaban siendo pateadas, cuando los policías llegaban a la zona del crimen, las victimarias huían con la ropa ensangrentada, fueron por ellas a sus casas, lo negaron, pero los peritos les encontraron encima y en el auto de huida, sangre, ADN y cabellos de las víctimas.

Respecto al homicidio de Aurora Díaz Lozano, cirujano dentista asesinada con arma blanca la mañana del lunes 14 de diciembre de 2020 en su domicilio de la colonia Márquez de León en Ensenada, las autoridades investigan el dinero y su herencia como móvil del crimen. Su hijo, el doctor Joshua Díaz, falleció mese antes por cáncer de estómago.

La familia informó a las autoridades que el bolso de la víctima y dos autos habían sido robados, los investigadores siguen dos rastros: buscan evidencias en uno de los carros, localizado en Tijuana en el lote de arrastre de la empresa Transpeninsular de Tijuana; y siguen los registros de algunos retiros de su tarjeta hechos posterior a su muerte.

De Zaira Elena Márquez Sánchez, asesinada con arma de fuego el 2 de enero de 2021 en las calles A y L de la colonia Ex Ejido Ruiz Cortines, al recoger su cuerpo, su familia dijo que estaba soltera, desempleada y consumía droga. El caso tampoco registra avances.

En la actualización de tres feminicidios en Mexicali:

A Carolina Gutiérrez, de 16 años, la golpearon y asfixiaron hasta morir en su casa localizada en Avenida Asís del fraccionamiento Gran Venecia el jueves 16 de mayo de 2020, en las horas previas a su asesinato estuvo bebiendo y drogándose -dio positiva a marihuana y cocaína- con su hermana también menor de edad durante varias horas.

Las jóvenes se trasmitieron vía Facebook mientras se intoxicaban, hablaban y peleaban con otras personas por teléfono o internet. También se grabaron mientras empezaban a insultarse, pelearse y golpearse.

Por entrevistas y pruebas electrónicas, los investigadores han podido determinar que las hermanas estaban solas al momento del asesinato, y que el novio de la sobreviviente, fue a recogerla después que Carolina ya había sido ultimada. La presunta responsable tiene orden de aprehensión y huyó a Yuma, Arizona.

Con antecedentes de violencia intrafamiliar, Verónica García Martínez, de 45 años, fue asesinada a golpes y puñaladas el 6 de octubre de 2020 en su domicilio en el fraccionamiento Parajes de Puebla, mientras su hijo la escuchaba discutir con su pareja, Luis Lugo (peruano), quien fue detenido y aún no ha sido sentenciado.

A María de Jesús Flores Martínez, de 51 años la mataron de un golpe, traumatismo craneoencefálico, después tiraron su cuerpo desnudo y envuelto en una cobija en el Canal Reforma del fraccionamiento Viñas del Sol. No hay ni línea de investigación, ni sospechosos responsables del homicidio.

 

DELITOS COMETIDOS CONTRA MUJERES

En cuanto a otros delitos cometidos contra mujeres, a pesar de la pandemia de coronavirus, los números oficiales facilitados a ZETA por la FGE, revelan que no ha habido mucha diferencia entre 2019 y 2020, pero las cantidades siguen siendo altas y alarmantes.

El abuso sexual pasó de 1332 a 1237, las denuncias por delitos de lesiones también se redujeron levemente de 6569 a 6391; y las violaciones de 1129 a 995.

Las denuncias por violencia intrafamiliar aumentaron con la cuarentena, de 9541 a 9673, pero el año antepasado, 1047 agresores fueron detenidos, a 686 se les vinculó a proceso. Mientras que, en 2020, las aprehensiones de presuntos responsables se redujeron a 965 y los vinculados a proceso bajaron a 437.

Entonces, con los morenistas, en 2020 atendieron 132 denuncias más por violencia intrafamiliar que el año previo, pero tuvieron 82 detenidos menos por el mismo delito

Estadísticas de la FGE indican que solo el 10% de los responsables de violencia intrafamiliar son detenidos, y únicamente el 5%, sometido a proceso.

En los primeros diez días de 2021 la FGE registró 19 denuncias por abuso sexual, 199 por lesiones, 18 por violación y 246 por violencia intrafamiliar, en este último caso, 21 agresores fueron detenidos, ocho de estos vinculados a proceso.

 

ALERTA DE GÉNERO

Miguel Mora Marrufo, de la CEDHBC, recordó que el primer antecedente en el tema de la Alerta de Género le correspondió en 2019 con Melba Olvera, su antecesora, “antes de irse emitió la Recomendación General Número 1, dirigida a todas las autoridades para que se detuviera toda la violencia contra las mujeres, especialmente la violencia feminicida.

“El 26 de febrero de 2020, ya siendo titular tu servidor, solicitamos la Alerta de Género ante Conavim (Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres),  entidad del Gobierno Federal, para todo Baja California, haciendo énfasis en Tijuana y Mexicali. El 3 de marzo se admitió la documentación y solicitud, y la mandan al Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (Sistema PASE), que es donde se inicia formalmente el proceso para la alerta”, explicó.

Del 26 de junio al 3 de julio, Conavim emitió una convocatoria pública y conformó un grupo de trabajo que continúa con sus labores. En octubre la Federación hizo del conocimiento del Poder Ejecutivo estatal, la admisión de la solicitud y la conformación del grupo de trabajo para que el gobierno local designe un enlace (que fue Bárbara Pacheco).

A partir de ahí se inició el estudio: “Hicieron las primeras visitas antes de que concluyera el año, coincidieron con el asesinato de Lucero Rubí Ojeda Huerta”, promotora social en el Centro de Salud de la colonia Vicente Guerrero en San Quintín, quien perdiera la vida el 24 de septiembre de 2020, en su lugar de trabajo, a manos de su ex pareja, Pedro Martínez, quien entró disfrazado de enfermero. Un día antes, Rubí había estado en las oficinas de la FGE para solicitar información de los avances en las cuatro denuncias que había puesto en el transcurso del año contra su victimario por lesiones y agresiones.

“Eso llamó la atención y permitió que se le diera celeridad al caso Baja California. Con esta urgencia, el grupo de trabajo solicitó a la Secretaría de Gobernación medidas provisionales, previa a finalizar el estudio, peor acordaron que no eran procedentes porque en teoría, las autoridades estaban respondiendo”, expuso Mora Marrufo.

“El 23 de diciembre se instaló una mesa del Grupo de Trabajo Conavim con la FGE para dar seguimiento a los casos de feminicidios. Y tienen hasta el último día de enero de 2021 para entregar el resultado de los estudios a la Secretaría de Gobernación, quien será responsable de admitir o rechazar la solicitud de Alerta de Género”, agregó.

El problema es que en este punto, la Federación no tiene un plazo para responder.

Baja California ya tuvo una mala experiencia en enero de 2015, cuando Meritxell Calderón Vargas, de la Red Iberoamericana Pro Derechos Humanos, Asociación Civil, solicitó la Alerta de Género, la cual fue rechazada por el Conavim. A cambio de no emitirla, el gobierno panista de Francisco Vega de Lamadrid se comprometió a atender 14 recomendaciones, pero no fue así. Antes de irse, en el tercer trimestre del año, presentaron un informe falso, enlistando en cumplimiento, generando el rechazo de la sociedad y reclamos públicos por las mentiras.

Comentarios

Tipo de Cambio