Crack: Cocaína, corrupción y conspiración

Foto: Internet
Cinemazcopio lunes, 18 enero, 2021 12:00 PM

Cuando en 2007 los hermanos Cohen tomaron la estupenda novela de Cormac McCarthy “No es país para viejos” y la llevaron al cine con el título en español “Sin lugar para los débiles”, pusieron el dedo en la llaga: el principio del fin del narcotráfico entre México y Estados Unidos fue la era del Presidente republicano Ronald Reagan. Este documental bien explica por qué.

Enfocándose en los años 80, el filme de Stanley Nelson se va al corazón de una epidemia: el consumo de cocaína y su derivado, el crack. Un punto interesante es cómo se expone que la preocupación del gobierno radicó en un tema racial, se consideraba que estadísticamente la crisis del crack golpeaba a los barrios afroamericanos, por lo tanto, la atención de la autoridad no se concentraba en este asunto.

El resultado fue lo que el realizador califica como un instrumento que el gobierno norteamericano supuestamente utilizó para golpear a las comunidades urbanas más marginales. Así que el oprimente consumo del crack se convirtió en un fenómeno de explotación y manipulación sin precedentes.

Con algunas contradicciones que el director no logró afrontar, el documental, sin embargo, cobra fuerza con cada minuto que avanza, exhibiendo cómo el uso de crack, incluida su comercialización en los barrios populares, tuvo como consecuencia la sobrepoblación carcelaria y el estigma hacia comunidades menos favorecidas.

Queda claro, entonces, que el objetivo de Nelson en este documental fue exponer un sistema hipócrita que terminó por demonizar a la gente partiendo de su perfil racial, el cual vinculó con el crack. Vaya premisa que expone. Razones de sobra para ver este filme. ****

Punto final. – Surgen apps de streaming interesantes, como la de Tv5mondeplus, con excelente selección de cine francés.

Comentarios

Tipo de Cambio