Partidos políticos a 2021: fragmentados y con los mismos

Edición Impresa lunes, 7 diciembre, 2020 1:00 PM

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Conflictos por la dirigencia estatal dividen a partidos como Morena y PRD; el PAN lleva a cuestas los señalamientos por desvíos de recursos públicos y actos de corrupción del ex gobernador panista, Francisco Vega de Lamadrid; y el PRI intenta sobrevivir como un partido que al interior va encaminado por una sola corriente a favor de Jorge Hank Ron, única carta fuerte para la siguiente contienda. Mientras que los partidos satélites se aferran a las alianzas para no perder el registro

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/4″][vc_column_text]El escenario que se vive al interior de Morena, Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), no es el más favorecedor a pesar que sus dirigentes afirman que “van fuertes” en el próximo proceso electoral que inicia el domingo 6 de diciembre.

La realidad es distinta. Conflictos por la dirigencia estatal dividen a partidos como Morena y PRD; el PAN se enfrenta a la disyuntiva de ir en coalición con el PRI que históricamente ha sido su antagonista, además de llevar a cuestas los señalamientos por desvíos de recursos públicos y actos de corrupción del ex gobernador panista, Francisco Vega de Lamadrid.

El PRI intenta sobrevivir como un partido que al interior va encaminado por una sola corriente a favor de Jorge Hank Ron, única carta fuerte para la siguiente contienda; de ir solos podrían perder el registro, opinan ex militantes.

Aunque en el siguiente proceso electoral se disputarán los cargos de gobernador, cinco presidentes municipales (con sus respectivos síndicos y regidores), 17 diputaciones de mayoría relativa y ocho diputaciones federales,[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text css=”.vc_custom_1607107378115{padding: 15px !important;background-color: #e8e8e8 !important;}”]

Continúa enfrentamiento Bonilla vs González

La pelea más reciente entre el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, tuvo lugar la tarde del martes 1 de diciembre, cuando el segundo fue citado a declarar por un homicidio en el que fue implicado públicamente por el propio mandatario estatal.

El martes 6 de octubre, en su conferencia vía Facebook Live, Bonilla Valdez transmitió unos audios de Mariano Rafael Soto Cortez, quien fue asesinado dos días antes a bordo de un vehículo en la colonia 20 de Noviembre.

En los audios responsabilizaba a González Cruz y al entonces secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal (SSPCM), Jorge Alberto Ayón Monsalve, al estar presuntamente detrás de un atentado previo; el gobernador pidió que se esclareciera el caso.

El 8 de octubre, de nuevo en su presentación por Facebook Live, Bonilla volvió a la carga y presentó los videos de Soto Cortez acusando al alcalde y a Ayón Monsalve.

Días después, el fiscal central Hiram Sánchez Zamora informó que no había elementos que implicaran a los funcionarios municipales con el asesinato del facebookero, quien cumplía en libertad una condena por extorsión.

Sin embargo, en su transmisión del martes 1 de diciembre, Jaime Bonilla Valdez dio a conocer que González Cruz tenía un citatorio para presentarse a declarar por el asesinato de Mariano Soto.

A la entrada y a la salida de la Fiscalía de Homicidios, González Cruz comentó que el citatorio era una “bajeza” del gobernador, quien está buscando bloquearlo para que no sea el candidato de Morena a la gubernatura en las próximas elecciones.

Agregó que simplemente le preguntaron si conocía al occiso, a lo que respondió no.

“Es una nueva bajeza de este señor, que trata coartar mis derechos políticos”, expresaría el alcalde respecto al titular del Poder Ejecutivo estatal.

En el momento que Arturo González Cruz estaba declarando, un grupo de jóvenes colocaron una enorme manta en un puente peatonal, con las imágenes del alcalde de Tijuana y el titular de SSPCM, responsabilizándolos por los homicidios en la ciudad.

Las personas no quisieron ser entrevistadas, incluso una de ellas murmuró desconocer quién es González. Algunos llevaban cartulinas con la misma tipografía y solo permanecieron alrededor de media hora.

Finalmente, en la transmisión del miércoles 2 de diciembre, Bonilla arremetió de nuevo en contra de Arturo González Cruz, acusándolo de traicionar a la Cuarta Transformación y cometer irregularidades. Incluso lo ridiculizó:

“Yo tengo miedo que Arturo González vaya a salir embarazado, me va a echar la culpa a mí también, es la realidad, lo acusa una persona antes de ser asesinado y dice  que son politiquerías mías”.

El jueves 3 de diciembre, el presidente municipal viajó a Ciudad de México para registrarse de manera formal y buscar la gubernatura de Baja California. Gerardo Andrade[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]las miradas están enfocadas para quien represente el cargo de gobernador.

 

MORENA BC ENTRE BURGUEÑO Y EL PRESIDENTE IMPUESTO POR BONILLA

Desde el 13 de septiembre, Morena vive un jaloneo al interior del partido en Baja California, después que se celebró una asamblea extraordinaria en la que participó el gobernador Jaime Bonilla Valdez en su carácter de consejero del partido, para votar por la destitución del delegado con funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal, Ismael Burgueño, y el presidente del Consejo Estatal, Rafael Figueroa Sánchez, votando por el único candidato a la presidencia del partido en Baja California, César Castro Ponce, quien actualmente se ostenta junto con Burgueño como líder de Morena en la entidad.

En entrevista, Castro Ponce explicó que su elección se dio en un proceso adecuado. Mencionó que la asamblea extraordinaria se efectuó porque había plazas vacantes, toda vez que la figura del delegado con funciones de presidente no figura dentro de los estatutos de Morena.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Sin embargo, indicó que no existe una transición porque están a la espera de los resultados de los recursos de impugnación que fueron presentados ante la Comisión de Honor y Justicia, los que deberán ser respondidos antes de que inicie el proceso electoral para que no se entorpezcan los tiempos del mismo.

“No, no está dividido -el partido-, es normal que se den este tipo de situaciones. En mi caso, puedo decir que tengo muy buena relación con los dos lados que están disputando la presidencia del partido porque no creo que exista esa división”, indicó Castro Ponce.

Sobre las declaraciones del gobernador en contra de alcaldes de Tijuana, Arturo González Cruz y la primera edil de Tecate, Zulema Adams, que emanan del mismo partido, dejó ver su lealtad al mandatario estatal, al desaprobar las declaraciones de González Cruz, pero no las acusaciones de Bonilla Valdez.

“En el caso del alcalde de Tijuana, respeto sus aspiraciones, pero sí señalo y critico el hecho de estar al tú a tú con el gobernador. Hay que recordar que el alcalde de Tijuana no es de Morena, no está afiliado, él recibió una invitación y creo que no se valen los señalamientos que está haciendo en contra del partido o los representantes del partido”, indicó.

En contraste con lo dicho por Castro Ponce, el presidente del Consejo Estatal de Morena en Baja California, Rafael Figueroa Sánchez, aclaró que la votación hecha por una parte de los consejeros para destituirlo a él y al delegado con funciones de presidente, Ismael Burgueño, fue hecha con una serie de irregularidades, como la falta de presencia de la Comisión Nacional de Elecciones, por lo que están en espera de una resolución por la Comisión de Honestidad y Justicia, y hasta entonces ambos son los representantes del partido ante el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena. Resaltó que César Castro Ponce no cuenta con el reconocimiento para ostentarse como presidente del Comité Ejecutivo Estatal.

“El estatuto marca algunas acciones y actividades como sustituir secretarías vacantes, en el caso de Ismael Burgueño no estaba vacante, en mi caso, el estatuto menciona que solo en caso de una falta grave sancionada se me podría destituir o en caso de renuncia o muerte. Los compañeros usaron algún tecnicismo aduciendo que era cambio o sustitución, y es lo que estamos manifestando que se haya aplicado, yo digo que no estuvo bien, ellos dirán lo contrario, pero quien tiene la última palabra es la Comisión de Honor y Justicia”, declaró Figueroa Sánchez.

Además, compartió que existe un sector de morenistas de a pie que se sienten relegados por el actual gobierno, al no haber sido tomados en cuenta para cargos públicos, mientras que se les dio prioridad a personajes provenientes de otros partidos políticos.

Sin embargo, dentro de la militancia, la división es muy notoria, ejemplo de ello es que para la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila, quien representa a Morena en el Estado es César Castro Ponce; mientras que para la senadora Alejandra León Gastélum, el dirigente confirmado por el CEN es Ismael Burgueño Ruiz.

PAN CON UNA MILITANCIA LASTIMADA E INQUIETA

El PAN obtuvo el 23% de votos para gobernador en la contienda de 2019, con lo que quedó como la segunda fuerza en Baja California por detrás de Morena. Desde entonces se convirtió en el partido de oposición como ellos mismos se autoproclaman, después de estar 29 años al frente del gobierno estatal.

Llevan consigo la sombra del ex mandatario estatal, Francisco Vega de Lamadrid, señalado por delitos de corrupción y desvío de recursos públicos, y con quien se registró la tasa de homicidios más alta en la historia de Baja California (más de 2 mil homicidios anuales entre 2017 y 2019).

Rodrigo Robledo Silva, ex presidente del Comité Ejecutivo Municipal del PAN en Tijuana, describió que al interior del partido la militancia se encuentra inquieta sobre las decisiones que se tomarán en el proceso electoral que está por iniciar.

“Hacia el interior está inquieto, bastante inquieto, tenemos un escándalo social por los eventos de las actividades por la administración que concluyó hace un año. Socialmente con descalificativos, asociándonos con los del PRI y realmente no lo veo de esa manera, de esa magnitud, pero estamos pagando los costos del abuso, de la desfachatez, del deber ser de las personas que se dedican a la acción pública”, indicó el ex dirigente municipal.

Sobre la posible alianza con partidos antagonistas[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text css=”.vc_custom_1607108129287{padding-top: 15px !important;padding-right: 15px !important;padding-bottom: 15px !important;padding-left: 15px !important;background-color: #e5e5e5 !important;}”]

Se registran seis por candidatura a gobernador de BC por Morena; solo cuatro serán tomados en cuenta para la encuesta

El viernes 4 de diciembre, es la fecha señalada para el registro de aspirantes a la convocatoria para el proceso de selección de la candidatura a gobernador de Baja California por la Comisión Nacional de Elecciones de Morena en Ciudad de México. De los siete aspirantes iniciales, solo se registrarán seis, y de estos, solo cuatro perfiles serán tomados en cuenta. Siguiendo el tema de paridad de género, tendrían que ser dos hombres y dos mujeres los elegidos para la contienda interna.

El 24 de noviembre, fueron citados a una reunión con el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, para conocer a los interesados a aspirar a la candidatura y acordar si todos se unían para apoyar a quien encabece el proyecto de Morena para el proceso electoral 2020-2021. Acuerdo al que no se llegó, por lo que se someterá a una encuesta.

A la reunión se invitó a los alcaldes de Tijuana, Arturo González Cruz; Mexicali, Marina del Pilar Ávila; y al de Ensenada, Armando Ayala Robles. De igual manera al secretario de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carignan, y a los senadores Alejandra León Gastélum y Gerardo Novelo.

Un día antes de la reunión, el 23 de noviembre, Delgado recibió en sus oficinas a uno de los fundadores de Morena en Baja California, el empresario Pedro Romero Torres Torrija, responsable del Programa de Zona Libre Frontera Norte ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien también mostró interés en participar por la candidatura.

De los siete interesados, Mario Escobedo Carignan decidió dejar sus aspiraciones para unirse a las del alcalde Armando Ayala, a quién dijo, apoyará de resultar candidato para la gubernatura, por lo que en su momento solicitará licencia para separarse del cargo. Según palabras de Escobedo, su decisión se debió a que es buscará un candidato de unidad.

Marina del Pilar Ávila se pronunció respetuosa de la decisión, pero aseguró que continuará en el proceso de registro. De no resultar ganadora en la encuesta interna, apoyará al candidato que sea elegido.

Por su parte, la senadora Alejandro León Gastélum compartió que no ha tenido ningún acercamiento con Ayala para invitarla a sumarse al proyecto, pero adelantó que la invitación de su parte hacia el primer edil y el secretario de Economía es la misma, para que se unan a ella y la apoyen en su aspiración a la candidatura. Resaltó que continuará hasta el final en el proceso, y que esta vez le corresponde a una mujer encabezar el proyecto de Morena en Baja California.

Entrevistado por ZETA, Pedro Romero Torres Torrija mencionó que desde hace seis meses fue invitado por diferentes grupos tanto de Morena como de la sociedad civil para que aceptara la posibilidad de ser candidato a la gubernatura, lo cual aceptó. Recordó que es un fundador del partido en el Estado y actualmente trabaja por encargo del Presidente de la República en el programa de estímulos fiscales de la Zona Libre en la Frontera Norte. Destacó que busca la unión al interior del partido, por lo que se organizó con los senadores Alejandra León y Gerardo Novelo, así como con el alcalde de Tijuana, Arturo González (único aspirante ciudadano al no ser militante del partido), para ir en unidad a registrarse a las oficinas de la Comisión Nacional de Elecciones.

En la convocatoria lanzada el 28 de noviembre, se estipula que de acuerdo con los estatutos de la Comisión Nacional de Elecciones, se aprobarán un máximo de cuatro registros que serán sometidos a una encuesta o estudio de opinión para elegir al candidato, el cual será dado a conocer a más tardar el 1 de febrero de 2021.

Cabe indicar que dicha convocatoria refiere que la decisión final de la candidatura y registros, será de acuerdo a lo establecido en convenios de coalición con otros partidos políticos, en cumplimento con la paridad de género y las disposiciones legales que correspondan. (Uriel Saucedo Ramírez)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]como el PRI, destacó que es de carácter nacional, siguiendo una agenda para contrarrestar las políticas públicas del orden federal.

En su opinión, se da porque hubo un agotamiento de todos los modelos políticos sociales. Enfatizó que la lucha hoy por hoy es “todos contra Morena”, sin embargo, de haber alianza entre PAN y PRI, en un escenario donde el candidato fuera Jorge Hank Ron, aseguró que no votaría por él, y en ese tenor, resaltó la inquietud que existe dentro de la militancia con respecto a cómo llegue Acción Nacional al proceso electoral de 2021.

Por su parte, Enrique Méndez Juárez, presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Baja California, reparó en que están viviendo una “recuperación” después de la derrota que tuvieron en 2019 frente a Morena.

“Encontramos una militancia echada para adelante. Creo que en los momentos difíciles es cuando sale esa esencia panista, sí, una militancia lastimada por los resultados y por algunos errores que se cometieron al interior. Dejamos de priorizar al PAN por atender al gobierno”, refirió Méndez Juárez.

En cuanto al frente político que podría darse con PRD, PBC y PRI, compartió que las pláticas han continuado con todos los dirigentes, y están abiertos a posibles candidatos como Jaime Martínez Veloz que ha sido propuesto por el PRD, así como Héctor Osuna Jaime en cuanto al PBC, así como sus cartas fuertes entre los ex alcaldes Jorge Ramos, Gustavo Sánchez y la senadora Gina Cruz.

En el caso de Hank Rhon, aclaró que no hay comunicación con él, pero sí con la dirigencia del PRI, en la búsqueda de ir en alianza entre varios partidos políticos, tema que deberán revisar primeramente con la militancia del partido.

Foto: Archivo.- Omar Abisaid Sarabia – Abraham Correa, presidente PRD – Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- César Castro Ponce, presidente del comité ejecutivo estatal de Morena

 

“No es fácil, es difícil procesar una decisión de este tipo. Como dirigente, no quiero cerrar la puerta, pero tenemos que escuchar a la militancia, y una decisión de este tipo deberá tener la aprobación de la militancia, no se ve fácil, ya hemos tenido algunos diálogos al interior del partido y se ve complicada la posibilidad de la alianza”, compartió Méndez Juárez, en espera de los acuerdos a los que se lleguen a nivel nacional, donde se prevé una alianza con el PRD, con quienes en el pasado ya han ido en coalición. De igual manera, con el PBC hay un diálogo importante, pero, de ir con el PRI, la candidatura tendría que ser ciudadana.

 

PRI, SIN MILITANCIA NI CANDIDATOS

Datos del Instituto Nacional Electoral (INE) refieren que el PRI cuenta con 3 mil 155 militantes en Baja California, la cifra más baja entre los seis principales partidos políticos en el Estado, y es la cuarta fuerza política por detrás de Morena, PAN y PRD. Además, fue uno de los partidos que sufrió una mayor desbandada de personajes con peso político y militantes, que en el proceso electoral de 2019 decidieron unirse al proyecto de Morena.

Carlos Jiménez, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Baja California, compartió que desde que recibió la dirigencia del partido ha trabajado en hacer una renovación al interior del partido y en cada una de las comisiones que son parte de este en la entidad.

“Hicimos una restructuración prácticamente de todo lo que conforma al PRI tanto a nivel estatal como a nivel municipal, esto nos permite decir que ya estamos listos, que ya completamos el cartel para partir plaza frente al proceso 2021, y eso era muy importante porque le da vigencia en cada uno de los sectores, y para el priismo es importante ordenar la casa, tenerla lista”, destacó Jiménez.

Pese a los datos que refleja el INE, el dirigente priista mencionó que tienen 15 mil militantes en el padrón y que refrendaron su compromiso con el partido, acotando que había recibido un padrón muy inflado y no tenían certeza de quienes estaban dentro del partido, algunas personas no estaban al tanto de su inscripción como militantes, por lo que trabajaron en depurarlo.

Para Jiménez, la salida de Fernando Castro Trenti y Nancy Sánchez, no afectó al PRI; asimismo, dijo que ni Carlos Bustamante Anchondo como tampoco Eligio Valencia, habían renunciado al partido, pese a que desde la campaña de Bonilla Valdez se les vio de cerca al hoy gobernador de Baja California emanado de Morena.

Reconoció que en estos momentos el interés por participar en una alianza con el PAN, PRD y PBC, se debe porque están siguiendo una agenda estatal, pero será decisión del Comité Ejecutivo Nacional, sin embargo, en su caso será un hombre quien los represente en la elección a gobernador.

El nombre más fuerte, afirmó, es el de Jorge Hank Rhon, pero todavía no han tenido acercamientos para hacerle la propuesta. Al preguntar por los nombres fuertes del PRI, Jiménez evadió responder, para no afectar el interés de la militancia en participar.

Sin embargo, Obed Silva Sánchez, quien fue militante del PRI por cerca de 35 años y desde febrero de 2020 fue sacado del partido sin previo aviso, criticó la manera en cómo se está dirigiendo el partido ante el próximo proceso electoral. Considera que el partido busca una alianza con otros partidos políticos como último recurso para no perder el registro.

“El PRI está controlado por una sola corriente política, que es la de Hank, ya no hay expresiones internas que no sean la de esa corriente política y ya no tienen dentro del partido ninguna resistencia, oposición o voz crítica, y eso se refleja en ese interés desmedido que tiene el PRI en Baja California por aliarse con el PAN. Ahora buscan desesperadamente esta alianza, pensando que de alguna manera puedan sobrevivir; hay que recordar que en la última elección de 2019 fue un hecho dramático para el PRI”, enfatizó.

 

DESORGANIZACIÓN Y DIVISIÓN EN PRD

En el PRD como en Morena, existe una división al interior del partido entre el grupo que apoya a Omar Sarabia Esparza y el que representa Abraham Correa Acevedo. Ambos se pronuncian como presidentes del partido en Baja California, sin embargo, el primero ya fue reconocido por la dirigencia nacional del PRD y existe constancia ante el Instituto Estatal Electoral de Baja California, que le reconoce como presidente estatal.

Correa Acevedo denunció que no hubo un proceso adecuado para elegir al dirigente estatal y que no se cubrieron los requisitos para que se diera el proceso electoral interno, razón por la que impugnó dicha elección.

“Nadie se enteró que había un proceso interno del PRD, no hubo registro de candidatos, no hubo precampaña, no hubo campaña, no hubo nada, simplemente un día aparecieron con que ya eran nuevos dirigentes, pero todo ese proceso está en manos del tribunal y no hay definición todavía al respecto, pero todo el proceso lo tenemos impugnado desde el inicio”, aseveró.

La situación se dio a nivel nacional, donde hay alrededor de 250 recursos de impugnación, entre estos el proceso electoral de Baja California, donde intentaron aplicar una plantilla única.

Aun cuando no se ha dado un proceso de transición entre los dirigentes perredistas, Sarabia Esparza compartió que recibió un partido desorganizado y sin vida institucional. Indicó que de los seis grupos que conforman al PRD en el Estado, se encuentran trabajando en conjunto solo cinco, con excepción de la agrupación que encabeza Correa Acevedo.

Pese a estas diferencias, tanto Sarabia como Correa, coinciden en que repetirán la fórmula de candidatos de 2019: Martínez Veloz para la gubernatura y Julián Leyzaola para la alcaldía de Tijuana, en coalición con PAN, PRI y PBC, que ya fue aprobada por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD.[/vc_column_text][vc_separator color=”black” border_width=”5″][vc_column_text]

Arturo González procederá contra reforma de Bonilla la próxima semana

El director jurídico del XXIII Ayuntamiento de Tijuana, Salvador Gómez Ávila, refirió que la controversia constitucional contra la reforma al Artículo 42 de la Ley de Régimen Municipal de Baja California, la cual permite al gobernador Jaime Bonilla Valdez, incidir en el proceso de sustitución de alcaldes, será presentada la próxima semana.

En entrevista con ZETA, Gómez Ávila recordó que en su momento,  la síndico procurador María del Carmen Espinoza, se negó a firmar la demanda, de manera que ha sido imposible remitir el documento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sostuvo que si la funcionaria municipal se mantiene en su postura de rechazo, el alcalde Arturo González Cruz apelará al Artículo 8 de la Ley de Régimen Municipal. “En caso de que el síndico procurador por cualquiera de las causas declare su imposibilidad para ejercer la representación jurídica que ostenta el Ayuntamiento, entonces por acuerdo del Cabildo, el presidente municipal puede ejercer la firma para la presentación de la controversia constitucional”, citó el abogado.

Una vez que el Ayuntamiento de Tijuana, con la excepción de la síndico procurador, aprobó la presentación del recurso el 26 de noviembre, a Espinoza Ochoa se le extendió una prórroga de tres días hábiles para que reconsiderara; sin embargo, para el martes 1 de diciembre no dio señales de cambiar de opinión, motivo por el cual se le extendió otro plazo. Desde un inicio, la funcionaria municipal se abstuvo de avalar la impugnación en vista de considerar como legal la forma en que el Congreso local legisló sobre la iniciativa enviada por Bonilla Valdez.

Como fundamento para presentar la controversia, el director jurídico se refirió al Artículo 115 Constitucional, el cual da facultad al Ayuntamiento de regular y determinar su régimen interno, lo cual tiene que ver con disponer las suplencias de sus órganos internos (regidores, síndicos y presidentes municipales).

Gómez Ávila asentó que el Poder Legislativo no tiene atribuciones para decidir respecto a las licencias de los alcaldes, facultad que adquirió con la aprobación de la enmienda.

El Artículo 27 de la Constitución local solo faculta al Congreso para resolver licencias definitivas de diputados y gobernador, renuncias y remociones de magistrados del Tribunal Superior de Justicia y de los consejeros de la Judicatura designados por los diputados locales, así como de otorgar licencias a legisladores y gobernador para separarse de sus cargos y a los magistrados del Poder Judicial cuando se trate de más de dos meses. No le da facultad para resolver licencias de los munícipes o de los órganos internos de los ayuntamientos.

“Además, hay una cuestión muy importante: las cuestiones de régimen interno del Ayuntamiento, el órgano competente para decidir es el Cabildo, porque es la vida interna del Ayuntamiento y, cuando hay una intromisión como la que se dio, es claro que hay una violación a la autonomía municipal”, detalló el jurídico.

Sobre el tiempo que podría llevar la resolución del recurso, afirmó: “No está en mi determinación prever eso, como se puede tardar dos, tres meses, puede tardar hasta cinco, seis meses”.

Arturo González Cruz figura como aspirante al Gobierno del Estado, condición que lo obliga a solicitar licencia en caso de conseguir la candidatura al cargo. El 14 de noviembre, justo cuando propondría al Cabildo separarse de sus funciones y dejar en lugar de la alcaldesa suplente, Karla Ruiz Macfarland, a un regidor del Partido del Trabajo, el Congreso de BC aprobó la reforma y el mismo día apareció publicada en el Periódico Oficial del Estado. Apenas dos días antes el gobernador la había enviado al Poder Legislativo por conducto del secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano. (Eduardo Andrade Uribe)[/vc_column_text][vc_separator color=”black” border_width=”5″][/vc_column][/vc_row]

Comentarios

Tipo de Cambio