Mireles lucha por su vida y está en terapia intensiva por complicaciones del COVID-19, informa su esposa

Destacados viernes, 20 noviembre, 2020 11:43 AM

José Manuel Mireles Valverde, subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Michoacán, fue ingresado de nueva cuenta al área de terapia intensiva de un Hospital de Alta Especialidad de dicha institución, ubicado en el municipio de Charo, tras haberse contagiado del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desde el pasado 3 de noviembre.

Dos días después, Mireles Valverde fue ingresado a por primera vez al área de terapia intensiva de esa clínica de especialidades del ISSSTE. Desde entonces el funcionario federal continúa hospitalizado por las complicaciones que le ha causado la evolución de la enfermedad en su organismo.

Un familiar del ex vocero de las autodefensas michoacanas informó a través de las redes sociales, que el funcionario federal fue ingresado alrededor de las 04:00 horas de este viernes, de nueva cuenta a terapia intensiva.

Mientras que en su cuenta de la red social Facebook, Estephania Valdés, esposa de Mireles Valverde, afirmó que el subdelegado del ISSSTE en Michoacán continúa luchando por su vida. “Agradezco infinitamente las muestras de cariño y apoyo hacia mi esposo el Dr. José Manuel Mireles Valverde”, publicó.

“Deseo manifestarles por este medio que mi esposo se encuentra delicado de salud, pero continúa dándole batalla a la enfermedad y luchando por su vida como todo un guerrero que es”, indicó la esposa del subdelegado del ISSSTE en Michoacán, quien el pasado 9 de marzo, fue sancionado con una suspensión de cinco días y una amonestación pública, por haber usado expresiones misóginas, según lo informó la Secretaría de la Función Pública (SFP).

A través de un comunicado, la SFP informó que el Órgano Interno de Control (OIC) en el ISSSTE consideró que Mireles Valverde violó la Ley General de Responsabilidades Administrativas y el Código de Ética del Gobierno Federal, al emplear de manera reiterada palabras despectivas y denigrantes (“piruja” y “nalguita”), contra derechohabientes y mujeres en general.

“[…] el Código de Ética mandata brindar un trato igualitario a todas las mujeres y hombres, evitando cualquier menoscabo a la dignidad humana, los derechos y libertades o que constituya alguna forma de discriminación”, indicó la SFP.

“Asimismo, establece que las personas servidoras públicas deberán eliminar cualquier uso de lenguaje discriminatorio basado en estereotipos de género y fomentar una cultura igualitaria e incluyente”, indicó la Secretaría cuya titular es Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, y que aseguró que durante el proceso de integración del expediente, que duró seis meses, el OIC garantizó el derecho de audiencia de Mireles Valverde.

“La Función Pública tiene como uno de sus propósitos fomentar una nueva ética, con perspectiva de género, en el servicio público, para garantizar la integridad y los derechos humanos de las mujeres, y hace un llamado a las personas servidoras públicas a cumplir con la obligación de observar disciplina y respeto hacia la ciudadanía durante el desempeño de sus funciones”, indicó la SFP.

El pasado 11 de septiembre, la Secretaría de la Función Pública informó que inició una investigación sobre las expresiones usadas por Mireles Valverde, actual subdelegado del ISSSTE en Michoacán, que pudieran constituir conductas irregulares.

Mireles Valverde, quien estuvo preso casi tres años acusado por porte de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, utilizó la palabra “nalguita” para referirse a una mujer. Según un video difundido en las diversas redes sociales, el funcionario federal usó este término el pasado 4 de septiembre, al contar una anécdota acontecida en el municipio de Uruapan, sobre que un presunto líder sindical intentó extorsionarlo.

La SFP agregó que indagaba presuntas violaciones al Código de Ética de las Personas Servidoras Públicas del Gobierno Federal, por parte de Mireles Valverde, al tiempo que refrendó su compromiso con la igualdad de género y el respeto a los derechos de las mujeres.

Por su parte, la titular de la SFP reafirmó el compromiso de fomentar una nueva ética en el servicio público, uno de cuyos elementos fundamentales es la perspectiva de género y el respeto a los derechos humanos de las mujeres, además de que llamó a los servidores públicos a cumplir con la obligación de observar disciplina y respeto hacia la ciudadanía durante el desempeño de sus funciones.

El martes 10 de septiembre, el subdelegado del ISSSTE en Michoacán, se disculpó ahora por utilizar la palabra “nalguita” para referirse a una mujer. A través de un comunicado, difundido en su cuenta de la red social twitter, el ex líder de las autodefensas en Tepalcatepec afirmó que no evade su responsabilidad y que no volverá a emitir ese tipo de comentarios.

“No evado mi responsabilidad, la asumo y con el corazón en la mano ¡lo siento! y ofrezco una disculpa a todas las personas que se sintieron agraviadas por mis palabras, tengan la seguridad que nunca más volverá a suceder”, expresó Mireles Valverde.

“Me apena profundamente que citar y ejemplificar la lucha contra los actos de corrupción, fuera interpretado como un ataque a las causas feministas, a las que he apoyado en el transcurso de mi vida”, manifestó el funcionario federal en su comunicado.

“Vamos a pedirle que, desde ahora, que hoy mismo ofrezca una disculpa pública; y que no sólo exprese eso, no, es decir: ‘Yo ofrezco una disculpa si ofendí a las mujeres como es evidente, sino hago el compromiso sincero de actuar con respeto a las mujeres y al mismo tiempo me comprometo a nunca jamás volverlo a hacer’. Algo así, o sea, sincero”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado lunes 9 de septiembre, durante su conferencia de prensa matutina.

“Hubo otro más, se creyó más inteligente, me amenazó con llevarme 15 mil personas a tomar la delegación si no le daba una base porque había conocido a una nalguita nueva […] Son palabras de él, no mías, yo le llamó de otra cosa, a lo mejor más feas, pero son palabras mías”, indicó el subdelegado del ISSSTE, rodeado de personal médico.

“Dice ‘oiga necesito que me dé una base porque acabo de conocer así y así, y así es como se hacen las cosas aquí’. Le dije ‘está usted equivocado, conmigo nunca va a pasar eso’”, abundó el ex líder y fundador de las autodefensas en Tepalcatepec, Michoacán.

El mismo 4 de septiembre, Mireles Valverde llamó “pirujas” a las parejas sentimentales o concubinas de derechohabientes que exigen el servicio sin pagar la cuota correspondiente. El adjetivo utilizado por el funcionario federal, quedó registrado en un video grabado al interior de una clínica de Apatzingán, cuando el ex líder y fundador de las autodefensas se quejaba de las exigencias de los beneficiarios de dicho servicio de salud.

“Algunos necesitan hemodiálisis dos o tres veces por semana, si afuera cuesta mil 200 pesos, aquí está pagando 490 pesos al mes, y aparte de atender a este señor con hemodiálisis, tenemos que atender a toda su familia, y atender a, yo diría de otra manera, soy tierracalenteño, a la primera piruja, la segunda, la tercera, la cuarta y hasta la quinta”, dijo el médico de profesión, lo que provocó risas de algunos otros funcionarios.

“Ahora resulta que están viendo la forma de que atendamos al novio de los hijos del derechohabiente o a la novia de las hijas del derechohabiente, por favor, pero no aportan más, y por los mismos 429 quieren que atendamos a todo su clan, no es justo, no es justo”, abundó el subdelegado del ISSSTE en Michoacán.

De 498 mil derechohabientes que existen en Michoacán, solo 90 mil dan una aportación mensual, detalló Mireles Valverde, quien asumió dicho cargo el pasado 1 de agosto, cuando afirmó que tenía como principal eje de trabajo darle a las personas un adecuado acceso a la salud.

Además, Mireles Valverde reclamó que apenas un mes tenía encabezando la subdelegación del ISSSTE en Michoacán, y ya había inconformes que intentaron en siete ocasiones tomar las instalaciones de la institución. “Si esa es la única forma que tienen de conseguir lo que quieren, tengan, aquí están las llaves de la delegación, no me amenacen, yo las amenazas las resuelvo de otra manera y ya se los demostré, se los dije así a algunos líderes sindicales”, comentó.

Un día después, el 5 de septiembre, el funcionario federal ofreció una disculpa a través de un video difundido en su cuenta de la red social Twitter, en el que indicó que los comentarios dichos por él no fueron correctos. “Errar es de humanos, rectificar también. vivan nuestras mujeres”, escribió Mireles Valverde al margen del tuit.

“Hice comentarios alusivos en forma indebida a la última línea de la derechohabiencia de nuestra institución, por tal motivo ofrezco disculpas de todo corazón”, explicó el subdelegado, quien insistió que su forma de expresarse fue indebida. “Algunas veces se me escapan malos términos, pero no es mi intención ofender a nadie”, puntualizó.

“No nada más porque yo salí de una mujer, sino porque la mujer es la puerta de nuestra vida, la mujer es alegría de nuestras naciones y también, porque fue una mujer la que nos enseñó nuestros primeros pasos”, expresó Mireles Valverde, quien en el año 2013 organizó el levantamiento de armas en poblaciones de la Tierra Caliente michoacana para enfrentar la violencia ejercida por el grupo criminal de Los Caballeros Templarios.

En julio del 2017, Mireles Valverde convocó de nueva cuenta a las autodefensas a armarse y dirigirse hacia Tepalcatepec, para apoyar a los pobladores. El hombre, de 60 años de edad, alertó en ese entonces, que militares habían sitiado dicho municipio michoacano, “con fines de invadirlo totalmente y acabar con los grupo de autodefensas de nuestra comunidad”.

El médico de profesión también compartió un video en el que se muestran a militares rodeados de habitantes de Tepalcatepec, quienes acusaron al Ejército de iniciar una persecución en contra de Juan José Farías Álvarez, alias “El Abuelo”, uno de los ex líderes de las autodefensas, quien sufrió un atentado el 9 de marzo de ese mismo año.

En agosto del 2018, Mireles Valverde abandonó en Morelia uno de los Foros de Escucha para la Ruta de Pacificación y Reconciliación Nacional de México -que organizaba entonces el equipo de trabajo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador-, porque, dijo, “son una farsa”.

“Estos foros son una charlatanería y pura política. Son una farsa porque no hay ningún luchador social ahí enfrente en el presídium, como los que entregamos nuestra sangre por cambiar las cosas. Ahí no está Semeí, no está Hipólito. Esto es una farsa”, indicó el también ex vocero del Consejo de Autodefensas de Michoacán.

Mireles Valverde afirmó, además, que él le entregó en sus manos a López Obrador, el proyecto de Pacificación Nacional. “Estas son cosas que pone el sistema [los foros], a modo. Y estoy decepcionado porque no hay luchadores sociales ahí”, abundó.

“La manera de pacificar al país, según lo expuesto hoy en Michoacán no incluye participación de luchadores sociales ni de víctimas, el diagnóstico empleado dista de la realidad; es un acto artificial sólo para cumplir con el compromiso. Soy hombre de ley y preocupado por México”, dijo el ex líder de las autodefensas de Tepalcatepec, horas después, en un tuit.

Comentarios

Tipo de Cambio