Vigilan protocolos COVID en comercios y restaurantes, en BCS

Cambió la forma en que se sirven los platillos, por el bien de los comensales y mantener abierta la economía
 
BCS sábado, 17 octubre, 2020 03:32 PM

Solo 21 verificadores en La Paz realizan visitas e imponen sanciones cuando negocios, empresas y restaurantes incumplen las medidas sanitarias requeridas. Aun así, Jesús Alfredo Mora Famanía, subcomisionado de Operación Sanitaria de la Coepris, confirma a ZETA que han evaluado 2 mil 374 establecimientos y ordenado 198 suspensiones a la fecha

 

Con apenas 21 verificadores en La Paz, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) hace frente a la pandemia para que el sector restaurantero y comercios en general respeten los protocolos de salud. Son 87 en todo Baja California Sur para atender 4 mil 750 comercios establecidos y registrados ante el organismo.

“Estamos realizando visitas de verificación con base a la emergencia sanitaria, iniciamos desde el 7 de febrero a la fecha con visitas de verificación del establecimiento. Estamos vigilando que se cumpla la aplicación de los protocolos”, comentó Jesús Alfredo Mora Famanía, subcomisionado de Operación Sanitaria de la Coepris.

Las verificaciones son constantes, la mayoría son por sorpresa, ya que algunas tienen que ver con servicios como las condiciones de los equipos de ventilación, áreas de trabajo y materiales que utilizan para la preparación.

En caso de los protocolos a seguir en materia de seguridad y protección por la pandemia, se realizan visitas sorpresa, se revisa que haya el aforo permitido, medidas de higiene, sana distancia y acomodo del mobiliario.

BCS puso en marcha el Programa de Monitoreo Epidemiológico Covid-19 en los sectores productivos con muestreo masivo

“En este periodo de pandemia, tenemos evaluaciones que hemos hecho en 2 mil 374 establecimientos; verificaciones hemos hecho 9  mil 049; sanciones y suspensiones, 198; oficios de recomendaciones, hemos mandado 2 mil 612; acciones de fomento sanitario en los establecimientos, que son de corrección inmediata, como es de limpieza inmediata el establecimiento, 9 mil 472; hemos entregado material de fomento sanitario, que son trípticos, plata coloidal y cloro, a 6 mil 762 unidades. También estamos monitoreando a la red de cloro municipal, hemos realizado 4 mil 079 tomas de muestra de cloro residual en la red municipal”, cuantificó Mora Famanía.

Una de las principales exigencias, es que los negocios que se dedican a la venta de comida cumplan con el permiso, y de ofrecer bebidas embriagantes, se les exige vender alimentos como principal producto y que la bebida sea secundaria.

“Ahorita prácticamente los restaurantes que están operando, deben vender alimentos pero no las bebidas alcohólicas solas, no pueden vender nada más bebidas alcohólicas, lo principal deben ser alimentos, es lo que estamos verificando, aparte que ese tipo de establecimientos debe haber una persona responsable de COVID, es la que se va a encargar de verificar que haya un tapete sanitario, que una persona esté checando la temperatura a los usuarios, así como el mismo personal y que la gente cuente con la sana distancia en el establecimiento. Ahorita tenemos un aforo el 50% en cada establecimiento”, afirmó el funcionario de la Coepris.

La SSA da continuidad al combate al Dengue, Zika y Chikungunya, aún con la pandemia encima

SE RESISTEN A CUMPLIR

Las sanciones por no cumplir los lineamientos sanitarios fueron establecidas, no habrá consideración a ninguna empresa que esté fuera de reglamento: si no cumplen, serán sancionados.

La instrucción fue hacer cumplir los protocolos por el bien de la población, de otra manera sería solo simulación, “cuando un restaurantero no cumple con los lineamientos, hacemos el levantamiento de un proceso administrativo, se hace de inmediato cuando vemos que no está cumpliendo, procedemos a la suspensión de actividades, de productos y servicios, para que corrijan las anomalías detectadas”, detalló Jesús Alfredo Mora Famanía.

Una denuncia por parte de restaurantes que cumplen con medidas en horarios y venta de alcohol, es que algunos de sus compañeros no están cumpliendo, por ello denunciaron la venta indiscriminada de alcohol. Como el restaurant bar Morelos Litros & Kitchen Pino Payas, que distribuye alcohol por una puerta secundaria, “la venden a sobreprecio y fuera de horario, y no hay autoridad que atienda”, denunciaron ante ZETA.

Justamente la Coepris reconoció que tienen problemas en este cumplimiento, los encargados de restaurantes, ya que quizá el propio personal no está respetando las indicaciones emitidas por el Comité Estatal de Seguridad en Salud.

“Ahorita hemos tenido problemas en los restaurantes que tiene también giro de bar, que hemos verificado y hemos observado que en algunos no están respetando la venta de alimentos, venden puro alcohol, entonces se procede de inmediato a la suspensión de actividades y servicios”, lanzó Mora Famanía.

Cambió la forma en que se sirven los platillos, por el bien de los comensales y mantener abierta la economía

Una multa por incumplimiento de medidas sanitarias impuesta por la Coepris ronda entre los 43 mil 440 y los 52 mil 128 pesos. De no acatar las disposiciones y violar las recomendaciones, los negocios serán suspendidos y podrían llegar a una clausura total, es decir, no se podrá abrir nuevamente el giro comercial.

“Dependiendo de la falta, si es una falta de que hizo caso omiso a las indicaciones sobre esta emergencia sanitaria, ya viene en salarios mínimos, Unidades de Medida y Actualización (UMA), de 500 o 600 UMA. Si es un caso ya de rebeldía, de reincidir, ya no va a ser una sanción económica, sino de suspensión, y cuando ya se hace caso omiso a las indicaciones y es en rebeldía, ya es clausura, ya no van a poder volver a abrir. Cuando se menciona que es clausura, ya no volverán a operar en el establecimiento, es la sanción más fuerte que tenemos”, advirtió el subcomisionado de Operación Sanitaria de la Coepris en Baja California Sur.

Mientras tanto, verificadores de la Comisión se encuentran realizando visitas nuevamente a los gimnasios que acaban de abrir, y, según el Sistema de Alerta Sanitaria, son pocos establecimientos que cumplen con los espacios y adecuaciones.

Por ello se está vigilando de cerca para que cumplan y no haya más contagios.

“Ahorita estamos atendiendo las solicitudes de los gimnasios, que nos están pidiendo volver a verificar, están pidiendo que se vayan a evaluar de nuevo, estamos rehabilitando también las áreas de cine. Estamos verificando, evaluando también los templos católicos, apostólicos”, complementó el funcionario estatal.

Rigurosos protocolos deben cumplir los trabajadores de restaurantes en BCS, equipamiento y sanidad

ESTRICTOS REQUISITOS PARA RESTAURANTEROS

En la Cámara Nacional de la Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) prevalece el descontento, argumentando que las verificaciones no son igualitarias. Mientras hay una serie de protocolos que se exigen a restaurantes establecidos, a los informales solo les piden que no vendan comida para comer en el sitio.

“No solamente análisis clínicos del agua con la que se cocina, donde se lavan los trastes, las manos las personas; tenemos certificados de fumigación, la certificación de que la empresa que está fumigando está avalada y registrada ante la Coepris, que los químicos que están utilizando para la fumigación sean aptos, la programación de la fumigación, la limpieza, la certificación de las tarjetas de salud de los manejadores de alimentos que están aptos para manejar alimentos, que han pasado los cursos de capacitación del manejo higiénico de los alimentos. Es todo un proceso que siempre hemos tenido, pero que hoy con lo de COVID se han recrecido más los protocolos”, lamentó Lorena Hinojosa, titular de la Canirac.

La presión es mucha, ya que no solo deben preocuparse por pagar salarios, servicios y comprar insumos para operar, sino cumplir con cada uno de los protocolos, comprar equipos extraordinarios para vender comida.

Hinojosa ejemplificó su caso, en el que opera el servicio de buffet, por lo que debió comprar una especie de vitrina anti estornudos, con el afán de contar con estándares de salud para brindar seguridad a los comensales.

“Nos sentimos a veces ahogados por tanta responsabilidad, de estas exigencias, y, por otro lado, también nos sentimos satisfechos de ser empresas que cumplen con todo para el bien de nosotros y para el bien de quienes nos visitan”, celebró.

Aumentó un 13.61% el número de defunciones por coronavirus en los primeros días de octubre

No obstante, reconoce que, con la pandemia, las indicaciones hacia la Canirac son más rigurosas, “es la parte lamentable para la comunidad en general, porque a unos, los establecidos, se nos exigen unos protocolos muy estrictos y específicos desde siempre, pero ahora más recrudecidos con la crisis sanitaria, y nos ha costado no solo esfuerzo físico, sino económico. Con  la circunstancia, con muy poco trabajo se nos ha hecho muy difícil poderlo adecuar y cumplir, pero lo estamos haciendo cabalmente. Lo que se nos hace injusto es que en el (sector) informal no pasa nada, no hay exigencia con ellos, esa es en la parte en la que estamos inconformes”.

Por ahora los restaurantes en BCS cuentan con garantías respecto al agua que utilizan para lavarse las manos, “hoy por hoy estamos satisfechos de estar cumpliendo con esos protocolos, por seguridad de las personas que trabajamos en la empresa, pero también por quienes nos visitan, que el cliente sepa, el consumidor sepa, que está entrando a un lugar donde está seguro, donde los alimentos están preparados bajo normas específicas vigiladas y en su momento sancionado por la autoridad de Coepris. Eso nos llena de satisfacción, pero cuando volteas y ves que la taquería que está a un lado, que ha crecido como espuma la venta de alimentos en estos sistemas de comunicación de telefonía, y que no sabes de dónde salen esos preparadores de alimentos, que no son de negocios, no se ha tenido ninguna seguridad o certeza de que se estén manejando con protocolos específicos para ello”, reiteró la titular de Canirac en el Estado.

 Comerciantes de la CANIRAC aseguran que mantener medidas sanitarias extremas, ha servido para reactivar la economía, pues ellos compran a productores locales

237 RESTAURANTES EN QUIEBRA

En cuanto al sector turismo, se estiman pérdidas de más de 30 mil millones de pesos entre negocios que cerraron y 237 restaurantes que ya no abrirán. Esto lo confirmó Lorena Hinojosa Oliva, quien estimó que un 15% de restaurantes ya no abrirán sus puertas y hay riesgo de que la cifra aumente.

“Éramos mil 580 empresas restauranteras en el Estado, de estas, mil 580 cerraron al principio de esta pandemia, en el mes de abril, 25%, algunas en forma definitiva, otras temporalmente, esperando a que llegara el mes de noviembre para abrir. De ese 25%, un 15% ya no volvió a abrir, hasta ahorita del 10% restante, para completar ese 25%, ha estado abriendo ya a partir de octubre, esperemos que no rebasemos ese 15% de empresas que ya no van a volver a abrir”, confió.

Fueron tres meses desastrosos, nadie tenía ventas y tuvieron que mantener a sus trabajadores, algunos los despidieron o congelaron la actividad por falta de recursos.

Desde julio, la actividad restaurantera se ha reactivado de manera parcial, primero con venta únicamente para llevar, ahora ya con un aforo del 50% en los locales, sin embargo, no se han recuperado del todo.

“Esto ha ido mejorando, de empezar no vendiendo ni el 10% de lo que vendíamos, hoy ya estamos rebasando el 30%, si bien es cierto no hemos llegado al límite de decir ‘ya cubrimos todos los gastos fijos de la empresa’, vamos caminando hacia ello, ya vamos viendo pasos que son más seguros, sintiéndonos que ya no nos sentimos tan agobiados porque no tenemos para pagar el sueldo a los trabajadores. Esto va mejorando poco a poco, y esperemos que vayamos a mejorar y no caigamos en un retroceso, que perjudicaría muchísimo”, reflexionó.

 COEPRIS vigila el uso de tapetes sanitarios, gel antibacterial y uso adecuado de cubrebocas en locales

Sin duda, el cambio del nivel de alerta sanitaria favorece, pero la línea es muy delgada entre seguir aumentando el aforo o volver al confinamiento parcial o total.

“En el caso específico de los restaurantes, somos la rama productiva que más impacta en las demás ramas productivas, somos el generador de empleo más grande, después del gobierno, incluso puedo decir que generamos más empleo que la educación, que la cuestión de salud, de la construcción, porque impactamos más nosotros, contratamos personas que maquilen uniformes, que nos maquile manteles, le compramos al pescador, al carnicero, a la tortillería, panadería, vegetales, al electricista, al plomero… La cadena productiva es muy grande, detrás de cada platillo preparado, hay una gran cantidad de derrama económica hacia muchísimas familias”, exaltó la empresaria restaurantera.

Hinojosa extiende la invitación a la población a consumir productos en restaurantes locales con las debidas medidas sanitarias.

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios realiza recorridos de inspección en más de cuatro mil comercios con 87 inspectores

NORMAS PARA EL PERSONAL

El Comité Estatal de Seguridad en Salud emitió recomendaciones y protocolos que deben seguirse por el bien de todos, activando un protocolo para que los comercios los sigan en caso de algún sospechoso.

Deben contar con los equipos necesarios de protección, y, en caso de algún sospechoso a COVID, hay pasos a seguir que se pueden consultar en www.saludbcs.gob.mx/pruebasCovid.

“El personal de la venta de comida, como lo marca la Norma 251, debe usar su vestimenta como mandil, cubre bocas que cubra bien nariz y boca, un gorro para el manejo de alimentos y su respectivo el guante de ser necesario, que son también a quienes procesan los alimentos. En el caso los meseros, debe usar su mandil, cubre bocas y su cubre pelo”, especificó Jesús Alfredo Mora Famanía, subcomisionado de Operación Sanitaria de la Coepris.

En caso que un trabajador resulte positivo, se debe aplicar cuarentena a todo aquel que haya tenido contacto directo con el enfermo, aislarse durante 14 días y realizarse una prueba. El resto del personal deberá estar en vigilancia, asegurando el uso de equipo de protección (mascarilla o cubre bocas, goggles, careta, guantes, según corresponda) y se recomienda llevar una bitácora diaria.

“Al principio la pandemia, y eso lo eliminaron porque no había suficiente material donde comprarlo, teníamos que entregarle a cada colaborador para que llevara en forma personal, su equipo, su termómetro personal, su careta, lentes protectores, su cubre bocas, su gel antibacterial. Después la Coepris, viendo que no había termómetros en la ciudad suficientes, dijeron ‘está bien, ya no lo entreguen, pero no va a poder entrar ningún colaborador si no hay una bitácora diaria del ingreso, para tomar su temperatura, para ver su aspecto que se viera saludable, que viene limpio’. En la salida era lo mismo, y vigilarlos en el horario de trabajo”, explicó Lorena Hinojosa Oliva, titular de la Canirac.

En caso de haber dos o más infecciones, el Comité determinó que se declare brote y la empresa deberá suspender actividades durante 14 días.

“No está permitido el consumo de alimentos en el lugar de la venta en aquellos comercios en la vía pública, solo para llevar por el riesgo que implica. Está permitido el consumo con el aforo del 50% en aquellos locales establecidos, que cuenten con agua entubada, servicio de drenaje, techo, paredes y piso. Esos son los locales que están permitidos para el consumo en el sitio”, remató Mora Famanía.

Asegura COEPRIS que hay restaurant-bar que no están respetando los protocolos, venden alcohol sin vender comida como se había acordado

BCS SIGUE EN NIVEL 3 DE ALERTA SANITARIA

Baja California Sur se mantiene en el Nivel 3 del Sistema de Alerta Sanitaria, permitiendo un aforo del 50% en los comercios, donde el distanciamiento social exige que haya una persona por cada tres metros cuadrados, pese a que a la fecha se registra una movilidad superior al 80% en las calles.

“Desde que iniciaron estas actividades el aumento, gracias al Sistema de Alerta Sanitaria, esperábamos que por la movilidad comentaron 15%, no llegamos más que el 13.75%, pero algo mejor que eso, es que no solamente no llegamos a lo estimado ,sino que a pesar de eso y la movilidad que hemos tenido, hemos seguido disminuyendo y cada semana, con esta semana que cierra (38), tenemos una tercer semana con tendencia de disminución, esperamos siga así”, declaró Juan Luna Carballo, subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSA).

Según el Comité Estatal de Seguridad en Salud, uno de los factores que determinó la reapertura y avanzar en el nivel del Sistema de Alerta Sanitaria, fue la baja en la cifra de contagios, la ocupación hospitalaria y las defunciones.

En julio, cuando iniciaron las reaperturas, las muertes por COVID-19 llegaron a 128 en el mes; para agosto contabilizaron 176.

“Tenemos 124 defunciones para la semana 28 a la 31, que es el mes de julio; para agosto, que son de la semana 32 a la 35, 176 defunciones; en septiembre no lo hemos cerrado, por el tema de las personas fallecidas que no se estableció su fallecimiento, que está pendiente por clasificar porque al momento de fallecer tenía prueba negativa, pero no se ha confirmado el virus. Esas defunciones se someten a un comité de expertos donde se da la clasificación si murió por COVID-19 u otra enfermedad”, aclaró el epidemiólogo.

Registros obtenidos por ZETA refieren que en septiembre se sumaron 128 defunciones, es decir, 4.26 muertes al día por coronavirus.

Al 13 de octubre, fecha en que se cerró la contabilización de casos para esta edición, se tienen 63 muertes por coronavirus (4.84 por día), lo que significa un aumento del 13.61% en cuanto a decesos por COVID en los primeros días del mes en curso.

“Tuvimos una reunión con representantes de bares de La Paz, se les explicó la logística que se llevó a cabo desde el punto de vista del equipo técnico conformado por el comité técnico del Comité Estatal Seguridad Salud, cómo se llevó a cabo la selección de estos giros y el riesgo que implica cada una de esas actividades”, argumentó Blanca Pulido, comisionada estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

“Los que se presentaron en la reunión, aceptaron que hay un trabajo técnico profesional, comprometido por instituciones de salud, que está comprometido a que no estemos afectando a la población; y la otra, que no se tenga tantas muertes, se les solicitó esperar”, agregó.

Aun con las cifras oficiales, las autoridades siguen recibiendo peticiones para abrir giros comerciales no permitidas en el Nivel 3 de alerta sanitaria.

Restauranteros de la CANIRAC han invertido en equipos para su barra de menús para brindar seguridad a los comensales

Bares y cantinas de La Paz insisten reactivarse con las debidas precauciones, pero las autoridades sanitarias insisten: los ciudadanos intoxicados con alcohol no tienen la misma conciencia para respetar los protocolos de salud, lo cual implica un riesgo.

“Hicieron una petición de ver si se trabajaban los bares como trabajamos con los gimnasios y hacer una clasificación tipo A, tipo B. Nos comprometimos a estructurar un protocolo de reestructuración y reclasificación, y en este momento no hay reapertura de bares y cantinas”, sostuvo Pulido.

Mientras que el director de Servicios de Salud de la SSA, externó una recomendación final:

“Queremos pedirles, solicitarles y rogarles, que sigamos con las medidas básicas de atención, que sigamos lavándonos las manos, utilizando el cubre bocas sobre todo en aquellos lugares donde no se garantice la sana distancia, como es el transporte público, donde hay más aglomeraciones de las normales”.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio