“La nueva normalidad” mexicana, hasta el 1 de junio


 
Destacadas BCS viernes, 15 mayo, 2020 05:07 PM

Los sectores “esenciales”, minería, autopartes y construcción, regresarán gradualmente a sus actividades no a partir del 18 de mayo, sino hasta el 1 de junio, como se publicó en el DOF y según precisó el jueves la Secretaría de Salud, rectificando lo dicho por el Presidente de México el miércoles 13 al presentar su plan de reactivación económica. López Obrador y en especial su funcionario estrella Hugo López-Gatell, han sido severamente cuestionados por medios internacionales, los cuales afirman que el país está ocultando las cifras reales de las defunciones por COVID-19

 

 

 

El martes 12 de mayo por la noche, el Gobierno de México anunció que, a partir de un Acuerdo con el Consejo de Salubridad General, el país reabriría su industria automotriz, minera y de la construcción a partir del 18 de mayo. La fecha quedó estipulada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el siguiente día.

Sin embargo, el documento fue cambiado antes del mediodía del miércoles 13 de mayo, estipulando que la reapertura de esas actividades será hasta el 1 de junio. La modificación se explicó a través de la cuenta de  Twitter oficial del DOF,  en la cual se detalló que al publicar la versión digital en su portal de internet, se habían incluido “imágenes incorrectas, por lo que algunos usuarios, al consultar la edición y confrontarla con las imágenes de las páginas del DOF también publicadas, se percataron de que observaban diferencias”.

Al respecto, la Secretaría de Economía del Gobierno de México reportó que se trataba de un borrador y que la versión definitiva se publicaría la tarde del miércoles 13 de mayo.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López -Gatell Ramírez, habló del tema durante la conferencia vespertina.

“No quiero decir que el 18 de mayo empiezan a trabajar estas tres nuevas esenciales, no. Empezarán a trabajar a toda fuerza y a toda capacidad después del primero de junio. Lo que sí, es que tienen que prepararse para esa situación, las que están operando y son esenciales, están operando con las medidas de la Jornada de la Sana Distancia, pero estas tres no”, comentó el funcionario federal.

De igual forma, se informó que se establecerá un sistema de semáforo, en el cual se dará a conocer periódicamente en qué color se ubica cada entidad. En una primera etapa el 18 de mayo, con los denominados Municipios de la Esperanza, que son 269 en 15 estados, con el reinicio de actividades escolares y laborales monitoreados con un cerco sanitario.

La segunda etapa será del 18 al 31 de mayo, con la elaboración de protocolos, capacitación, readecuación de espacios, filtros de ingreso y sanitización en empresas. La tercera comenzará el 1 de junio, con un sistema de semáforo para la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas a nivel nacional.

El semáforo es cambiante y se irá presentando durante las conferencias del Gobierno de México. La Secretaría de Salud anunciará semanalmente qué entidad está en cuál color. Cuando el semáforo esté en Rojo, solo se permitirán actividades esenciales, agregando minería, construcción y fabricación de transporte.

En Naranja se permitirán actividades esenciales y no esenciales, con espacio laboral y público reducidas. En Amarillo podrán operar todas las actividades esenciales y no esenciales sin restricción, aunque sí las habrá en espacios abiertos y cerrados.

Cuando se encuentre en Verde habrá vuelta a clases, siguiendo las medidas impuestas por las secretarías de Salud Pública y del Trabajo y Previsión Social, por lo que se permitirán todas las actividades esenciales y no esenciales.

“Queremos que todos nos aprendamos de memoria este plan. Que se conozca ampliamente”, explicó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su mañanera del miércoles 13 de mayo. “La gente es la que permite que se tengan buenos resultados. Con el pueblo todo, sin el pueblo nada”, indicó.

 

Tomada de Internet: Industria automotriz MX

 

 

“NO HABRÁ PELEAS, DIVISIÓN NI CONTROVERSIAS”: AMLO

López Obrador aseguró que no habrá controversia, pleito ni división con los municipios o estados que no se apeguen al plan de tres etapas que vivirá el país a partir del 18 de mayo.

“Si hay una autoridad municipal, estatal, que, de acuerdo a las características propias de cada región, de cada Estado, decide que no va a acatar este plan, no habrá controversia, no vamos a pelearnos, no vamos a dividirnos, no vamos a apostar a la separación. Aunque el plan ha sido consensuado de manera general también admite la discrepancia, el derecho a disentir”, aseveró el titular del Poder Ejecutivo federal.

“También es importante que mantengamos la postura de no imponer nada, que no haya medidas coercitivas, como se decidió desde el principio, la apuesta es esa. Nuestro pueblo es muy consciente y participativo, estamos en un momento estelar de la democracia en México, por eso no vamos, en esta etapa, a variar”.

Además, consideró que acostumbrarse a este plan de reactivación llevará algún tiempo, pero “ya está la luz que indica que vamos a salir del túnel en que estuvimos y todavía nos encontramos. Ya hay la esperanza de que vamos a caminar hacia adelante y la esperanza es una fuerza muy poderosa”, confió el político tabasqueño.

 

SANA DISTANCIA FINALIZARÁ EL 30 DE MAYO: LÓPEZ-GATELL

La Jornada Nacional de Sana Distancia, iniciada el 23 de marzo, finalizará el próximo 30 de mayo, aunque las medidas de prevención contra el coronavirus persistirán, declaró Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“No vamos a regresar a las condiciones previas a la epidemia. Vamos a regresar al final de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que será el próximo 30 de mayo, a unas condiciones particulares, donde debemos seguir con estrictas medidas de prevención de seguridad sanitaria”.

Con la finalización de dicha jornada, concluirán también las medidas nacionales para combatir el coronavirus y será tarea de cada uno de los estados reportar el avance con relación a la mitigación de la pandemia, “el cambio fundamental es que las medidas nacionales que implica dicha jornada llegan a su fin, pero dada la heterogeneidad de la transmisión, ciudades, estados, metrópolis y zonas de alta transmisión, esos lugares no podrán relajar las medidas de confinamiento y deberán aplicarlas de manera local”, mencionó el funcionario federal durante la conferencia vespertina del 12 de mayo, para informar respecto a los avances de la epidemia en México.

 

FOTO: LEONARDO GARZA TREVIÑO /CUARTOSCURO.COM

 

 

CUESTIONAMIENTOS INTERNACIONALES AL GOBIERNO DE AMLO

La Ciudad de México tendría tres veces más muertos a causa de SARS-CoV-2 (COVID-19), que las cifras reconocidas públicamente por el Gobierno de México, según una investigación realizada por el diario estadounidense The New York Times (NYT), firmada por su jefe de corresponsales Azam Ahmed.

El rotativo extranjero recordó que funcionarios de Ciudad de México han tabulado más de 2 mil 500 muertes por el virus, así como por otras enfermedades respiratorias graves que los médicos sospechan están relacionadas con COVID-19, según muestran los datos revisados por el NYT. “Sin embargo, el Gobierno Federal informa sobre unos 700 decesos en el área que incluye a Ciudad de México y los municipios de sus alrededores”, recalcó el diario.

“A nivel nacional, el Gobierno Federal ha reportado menos de 3 mil muertes por el virus confirmadas, además de casi 250 que se sospecha están relacionadas, en un país con más de 120 millones de personas. Pero los expertos dicen que México sólo tiene un panorama mínimo de la escala real de la epidemia porque está haciendo pruebas a muy pocas personas”, abundó el medio de comunicación.

Por otra parte, recordó que sólo 0.4 personas de cada mil en México se hacen la prueba del coronavirus, de lejos la proporción más baja entre las decenas de naciones de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que promedian unas 23 pruebas por cada mil personas.

El 8 de mayo, Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia de la República, aseguró que el Gobierno de México no oculta cifras ni información sobre contagios o fallecimientos por coronavirus, además de garantizar “transparencia total y datos abiertos” respecto al número de casos.

“El Gobierno de México no oculta información sobre contagios o fallecimientos por COVID-19, como suponen algunos medios. Las cifras de casos que presentamos todos los días son producto del trabajo de decenas de científicos y nuestra política es de datos abiertos y transparencia total”, reviró.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, aseveró el mismo día en dos tuits, que ha estado en “coordinación permanente” con el Gobierno de México “desde el inicio de la pandemia, informando a la ciudadanía todos los días”.

“Hace unos días salió en el New York Time (sic) una nota sobre el ocultamiento de muertos. Lo mismo que han sostenido algunos medios en México. Nada más que ahora es el New York Time. El New York Time es un periódico famoso, pero con poca ética”, indicó el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina del 11 de mayo.

“En este caso es evidente que no hicieron un buen trabajo, que actuaron de manera tendenciosa, faltó ética, entonces, no nos dejemos apantallar. Si actuamos con apego a la verdad y no mentimos, no robamos, no traicionamos al pueblo, pues no hay nada que temer, aunque se trate del New York Time”, argumentó AMLO.

“(Sale) Esa nota en el New York Times, y como en cadena, empiezan a retuitear todos los conservadores de México o sus voceros, pero así periodistas, intelectuales orgánicos, políticos corruptos, todos”, abundó el titular del Poder Ejecutivo.

“Yo creo que hasta sabían, eso lo podría saber el New York Time, sabían que venía el reportaje porque inmediatamente que aparece, lo que llaman ‘nado sincronizado’, se lanzan todos, pero no hay que alarmarse, es normal”, recalcó el Presidente.

 

FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

 

Antes, el 8 de mayo, Hugo López-Gatell Ramírez negó “rotundamente” que el Gobierno de México oculta cifras o información respecto a los contagios o fallecimientos por coronavirus, tal como lo señalaron medios extranjeros como el norteamericano The Wall Street Journal (WSJ) y el ibérico El País.

El mismo día, en un artículo publicado en su plataforma digital el diario estadounidense WSJ afirmó que diversos certificados de defunción apuntan a un número mucho mayor de casos en México, ya que a muchos pacientes no se les realiza la prueba del coronavirus, incluso si fallecen de complicaciones.

“El Gobierno (de México) agregó una nueva estadística de muertes que podrían haber sido causadas por coronavirus, una admisión tácita de que no está probando a todos los que mueren”, expuso el medio estadounidense.

“El propio Gobierno (Federal) aceptó desde un inicio que el número de casos confirmados mediante pruebas diagnósticas sólo representaba una parte de la epidemia. Hasta hace unas semanas ofrecía su propia estimación de la dimensión verdadera, realizada con el sistema Centinela de vigilancia epidemiológica instalado en administraciones anteriores”, señaló El País.

“Sin embargo, en los últimos días, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, cara visible de la gestión de la crisis sanitaria en el país, le ha venido restando importancia a dicha estimación, implicando (sin afirmarlo directamente) que el grado de difusión del virus la hace, si no imposible, sí secundaria como herramienta”, abundó el rotativo europeo.

“Al igual que con el número de pruebas diagnósticas para detectar al virus, el gobierno mexicano ha transmitido la sensación de que calibrar el tamaño de la epidemia nunca ha sido una prioridad. Pero una parte importante de la ciudadanía, además de la comunidad científica, sigue aspirando a tener una estimación sobre la magnitud del fenómeno”, complementaría la investigación.

“Hay varios aspectos que, inevitablemente, aportan cierta dosis de incertidumbre y confusión sobre el devenir de la pandemia en el país latinoamericano. Por un lado, la falta de pruebas: México se encuentra a la cola de los países del continente (…) El tan alabado hasta ahora sistema Centinela ha dado paso a un modelo matemático, desarrollado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), aunque de este último tampoco se ha ofrecido mayor información hasta el momento, insistió la publicación.

“Además, López-Gatell ha admitido esta semana que puede haber una subestimación del número de muertos. De hacer públicos los datos de mortalidad por causas para 2020, sería factible identificar aquellos fallecidos por síntomas similares a la COVID-19 y reproducir el ejercicio de comparación con la media de años anteriores”.

Partiendo de una estimación estadística propia, El País calcula que México tendría entre 620 mil y 730 mil casos sintomáticos acumulados desde el inicio de la pandemia. “La inmensa mayoría de ellos lo han cursado, naturalmente, de forma leve”, sostiene el medio español.

En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga para Grupo Fórmula, el subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez respondió a los medios extranjeros respecto al número de casos, que son todos esos contagios: “Pienso que se queda corto El País cuando habla de estos 620 mil a 730 mil, posiblemente tengamos más”.

Y agregó:

“No es posible decir una cifra. No es que no sepa, es que no es posible, pero si fueran 2 millones 500 (mil) o 6 millones de personas contagiadas, no me extrañaría. Si fueran 25 millones de personas infectadas, que no tengan la enfermedad, es decir, tienen la infección por el virus, pero no desarrollan síntomas, el gran conjunto.

“Lo que queremos es que ese conjunto sea enorme, ese conjunto llegue al 7% de la población, porque esta infección, en la medida que pueda dejar inmunidad, y que la inmunidad sea de larga duración, situación que todavía no está demostrada científicamente, pero todos pensamos que así ocurrirá, nos va a permitir que ya no haya contagios”.

Por último, argumentó que el Gobierno de México busca que la mayoría de esos infectados sean menores de edad o adultos jóvenes, que tienen bajo riesgo de complicarse, pero son el segmento mayoritario de la población y ello derive en la “inmunidad de rebaño”, en el cual las personas hacen “una barrera demográfica”.

 

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio