Sin acuerdo BCS con INSABI

Foto: Antonio de Jesús Cervantes G.
 
Edición Impresa martes, 11 febrero, 2020 01:00 PM

Entre los ocho gobernadores del PAN que no llegaron a un acuerdo con el Presidente de la República sobre el Instituto de Salud para el Bienestar, se encuentra Carlos Mendoza Davis, quien no está de acuerdo con los servicios de salud centralizados, y asegura no descuidará este sector en BCS. “Lo que necesitamos -dice el secretario general Álvaro de la Peña- es un traje a la medida”

Ante la premisa del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a los gobernadores, de adherirse o rechazar el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el gobierno de Baja California Sur, junto con otros siete estados de la República, se reservaron esa decisión.

La diputada local del Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado, Elizabeth Rocha, dijo que lamentablemente los afectados son los ciudadanos y eso no lo ve el Gobierno Federal. Opina que debe existir un marco normativo claro y eficaz, sobre todo que garantice el abasto de medicamentos.

“Todos los asuntos (casos de desabasto) en el Estado, cuando se dio el cierre del Seguro Popular, fueron canalizados, en este caso al Sector Salud, todos esos asuntos los vio Víctor George (secretario de Salud estatal) a raíz de eso, por eso el gobernador decía que si no firmaban ellos en un momento dado el convenio colaboración -que hoy ya lo firmaron, pero con reserva-s, nadie firma un contrato si no ve que todas las cláusulas estén bien establecidas”, cuestionó la diputada.

En respuesta de la reunión con gobernadores del PAN, López Obrador reacción: “Comimos y tratamos asuntos de interés público con los gobernadores del PAN. Tenemos relaciones de respeto y el deber de trabajar juntos en beneficio de la gente”.

Mandatarios emanados de Acción Nacional, incluido Carlos Mendoza Davis por Baja California Sur, reconocen que se llegó al interés común de firmar el convenio, manifestando que se tendrá una coordinación no centralizada.

Dicho acuerdo se logró en coordinación con el gabinete federal de Salud, pero al momento de la firma, el Presidente cambió de opinión y, sin oportunidad de echarse para atrás, ignoró el convenio previo.

“No ratificó el acuerdo de coordinación no centralizada, que previamente firmó el gabinete federal en materia de salud, donde se garantizaba la prestación gratuita, progresiva y de calidad de los servicios de salud. La propuesta que hicimos junto con los gobiernos de ocho entidades, resaltaba la importancia de que se brindara certeza presupuestal y financiera a los estados para avanzar de manera gradual en la gratuidad de servicios para personas que carecen de derechohabiencia asistencial”, señaló Mendoza Davis.

El Ejecutivo sudcaliforniano confirmó que la única postura del gobierno mexicano fue “adherirse o rechazar el modelo original del INSABI en su totalidad”. Externó que revalorarán una nueva postura: “En el gobierno de Baja California Sur realizaremos una valoración para tomar una decisión al respecto”.

Por su parte, el secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, reiteró que no adherirse al INSABI no debe significar problema alguno para BCS, ya que se puede trabajar de manera coordinada, respetando la autonomía de cada Estado.

“Continuaremos brindando el servicio como se venía haciendo en el Seguro Popular. Se va a continuar brindando el servicio a la ciudadanía y esto no rompe con el federalismo, pero no estamos de acuerdo en que se tenga que adherir a un sistema centralizado”.

Y refrendó:

“En Baja California Sur requerimos un traje hecho a la medida en el tema de salud, como en otros temas más. En salud requerimos tomar en cuenta la particularidad de la problemática que tenemos aquí, estamos seguros de que en muchos estados del país también consideran lo mismo, puesto que hay ocho gobernadores con la misma visión de que el sistema de salud no sea centralizado, que sea tomado en cuenta cada Estado del país de acuerdo a su propia particularidad y a las necesidades de cada región.

“Estamos por supuesto en total acuerdo con el gobernador, lo que él ha expresado y públicamente lo reiteramos, puesto que todos los que vivimos en el Estado de Baja California Sur sabemos que ha funcionado bien el sistema como se ha venido desarrollando, y vamos a seguir brindando los servicios como se venía haciendo en el Seguro Popular, independiente de lo que se pueda llegar a acordar con el Gobierno Federal”.

Para rematar, expuso:

“Lamentamos mucho que no se haya tomado en cuenta la opinión y la propuesta de los ocho gobernadores, Baja California Sur seguirá brindando los servicios de salud, reitero, a todas y todos los sudcalifornianos”.

Por su parte, el coordinador de Programas Federales, Víctor Castro Cosío, indicó que el Estado en algún momento tendrá que integrarse al INSABI completamente.

“Tiene que haber este acuerdo por el bien de los sudcalifornianos, la salud ahora sí es determinante que nos pongamos de acuerdo, se tiene que superar esto; lo que plantea el Presidente es muy claro, no se tienen que dar acuerdos parciales, tiene que ser integral, las diferencias que hay en la compra de medicamentos, en seguir manejando los recursos para infraestructura, no se puede dar a medias; el Presidente ha planteado que no vamos a andar a medias tintas, creo que llegó el momento de que se garantice la gratuidad de la salud”, compuso.

En su opinión, no se ha tenido la voluntad esperada de colaborar por parte de algunos gobiernos, incluido el de BCS, e invitó a que haya intención de solucionar el problema, dejando de lado sesgos políticos.

“Debe haber una voluntad grande, sigo confiando en que se va a lograr ese acuerdo, para que no tengamos dificultades para atender la salud; tiene que ser gratuita la salud y de calidad para toda la gente, quiero pensar de verdad que habrá acuerdo y finalmente Baja California Sur tendrá que entrar en el concierto, que no sea la política la que haga diferencias”, apuntó Castro Cosío.

En respuesta al coordinador de Programas Federales, Carlos Mendoza Davis declaró que se tiene que garantizar la gratuidad, pero solo de manera coordinada, no a través del convenio INSABI. En pocas palabras, trabajar coordinados, no así adheridos al Gobierno Federal.

“Lo que queremos el gobierno Federal y el estatal es, garantizar la gratuidad de la salud. La idea es adherirnos y no entregar nuestros servicios, tenemos que tener un convenio de coordinación, porque de todas maneras habremos de acceder a recursos federales, y para eso tenemos que coordinarnos. Lo que estamos planteando los gobernadores del PAN, es coordinarnos sin adherirnos, y trabajar de manera coordinada buscando los mismos fines”, finalizó el mandatario sudcaliforniano.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio