Reacciones por la renuncia de Evo Morales


 
Destacados domingo, 10 noviembre, 2019 04:34 PM

El ex Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien el pasado viernes recuperó su libertad tras pasar 580 días en la cárcel, lamentóeste domingo el “golpe de Estado”que llevó a renunciaral mandatario boliviano, Evo Morales. Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el mandatario boliviano renunció para “no exponer al pueblo a la violencia”.

“Acabó de saber que hubo un golpe de Estado en Bolivia” y que “el compañero” Morales “fue obligado a renunciar”, escribió Lula en su perfil de la red social Twitter.

“Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa convivir con la democracia y con la inclusión social de los más pobres”, añadió el exmandatario, que gobernó Brasil entre 2003 y 2011 y convivió parte de ese tiempo en el poder con Morales, quien estaba en el cargo desde enero de 2006.

Lula, líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT), recuperó este viernes su libertad tras pasar un año y siete meses en prisión, condenado a ocho años por corrupción, gracias a un cambio en la jurisprudencia decidido por la Corte Suprema.

Por su parte, el Presidentede México Andrés Manuel López Obradorindicó que el día de mañana dará a conocer su postura respecto a la renuncia de Evo Morales, sin embargo, calificó como “responsable” la actitud del mandatario boliviano al renunciar.

En un mensaje compartido en su cuenta de Twitter, el tabasqueño afirmó que Morales “prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia”.

La manifestación de Lula sobre la renuncia de Morales siguió a la reacción de lapresidenta del PT,la Diputada Gleisi Hoffmann,quien también condenó lo que calificó de “golpe” en Bolivia.

“La derecha no combina con la democracia. Otro golpe en América Latina”, escribió Hoffmann, también en su cuenta de Twitter, cuando aún Morales se dirigía a los bolivianos para informar sobre su decisión de dimitir.

BOLSONARO NIEGA “GOLPE DE ESTADO”

El Presidentebrasileño, Jair Bolsonaro,rechazó este domingo en declaraciones al diario O Globoque los hechos que llevaron a la renuncia del gobernante boliviano Evo Morales sean considerados como un “golpe” de Estado.

“La palabra golpe es usada mucho cuando la izquierda pierde. Cuando ellos ganan, es legítimo, pero cuando pierden es golpe. Yo no voy a entrar en esa narrativa”, declaró Bolsonaro al periódico.

Poco antes, en un mensaje en su perfil en la red social Twitter, Bolsonaro había asegurado que “las denuncias de fraudes” fueron las que precipitaron la dimisión de Morales y agregó que la “lección” que deja lo ocurrido es que los votos “deben ser auditados”.

El líder de la ultraderecha brasileña acompañó su mensaje con una foto del momento en que Evo Morales le felicita durante el acto de su investidura, el pasado 1 de enero en Brasilia.

“La lección que queda para nosotros es la necesidad de que, en nombre de la democracia y la transparencia, se haga un recuento de los votos” y que “puedan ser auditados”, indicó.

En ese marco, agregó que “el voto impreso es señal de claridad para Brasil”, en alusión a una demanda que ha presentado desde que, hace más de dos décadas, las elecciones en Brasil se realizan en urnas electrónicas.

A pesar de los abismos ideológicos que los separan, Bolsonaro y Morales mantuvieron una relación cordial, que los analistas siempre atribuyeron al hecho de que Brasil es uno de los principales clientes del gas boliviano, del que es hasta dependiente en algunas zonas del país.

Este domingo, en medio de las turbulencias que sacudían al país andino, Bolsonaro reunió en su residencia oficial a varios de sus ministros más cercanos, a fin de analizar la situación en una nación que para Brasil tiene carácter estratégico.

En Brasil, sin embargo, el más firme aliado político de Morales ha sido desde siempre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien recuperó la libertad este viernes tras haber pasado un año y siete meses en la cárcel, condenado por corrupción.

REACCIONES EN MÉXICO

La Senadora mexicana Yeidckol Polevnsky,presidenta del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que lidera el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “un duro golpe a la democracia en América Latina”, la renuncia a la presidencia del boliviano Evo Morales.

“Duro golpe a la democracia en América Latina el golpe de Estado en contra el presidente Evo Morales”, escribió Polenvsky en un mensaje en Twitter.

“Es un regreso a la violencia. Exigimos respeto a la vida, la libertad y la integridad de los bolivianos”, añadió.

No fue distinto el sentido del mensaje de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum,quien también llegó al cargo como representante de Morena.

“Cuando son las fuerzas armadas las que piden que un presidente renuncie, nunca es buena noticia. Evo renuncia para evitar mayor violencia”, apuntó la alcaldesa.

“Es un acto de cordura y responsabilidad. No olvidemos que él es quien llamó a nuevas elecciones”, agregó Sheinbaum.

Mientras que el antes gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI)apuntó: “Desde el PRI esperamos el pronto restablecimiento de la estabilidad y la paz en Bolivia a través del diálogo y la búsqueda de consensos”.

“Estamos seguros que con el fortalecimiento de la democracia y con transparencia en las instituciones electorales se contribuirá a este fin”, añadieron en su mensaje.

En tanto, el mensaje del presidente del derechista Partido Acción Nacional (PAN) Marko Cortés,señaló que la renuncia de Morales “marca el fin de una era de autoritarismo”.

Dijo que “es hora de reconciliación social y trabajo para restaurar la democracia en Bolivia. Esperamos que en América Latina se restablezcan los contrapesos democráticos, el orden y Estado de Derecho”.

Morales renunció en medio de violentas protestas por supuestos fraudes en las elecciones del pasado 20 de octubre, y horas después de haber convocado otros comicios, como recomendó la Organización de Estados Americanos (OEA), que dijo haber detectado irregularidades graves en el cómputo de los resultados.

“Sacar a Evo de la presidencia, desconocer el resultado de las elecciones y no se someter a otra es típico de la élite atrasada y sumisa al capital”, agregó Hoffmann, quien alertó de que “ahora van a quitarle los derechos” al pueblo boliviano.

“Ya conocemos ese ‘script’”, indicó la diputada, en una aparente alusión al proceso que, en 2016, condujo a la destitución de la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff, también del PT y una suerte de ahijada política de LulaZETA/SinEmbargo

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio