Tras 26 años, sale Romero Deschamps de Pemex

Foto: Internet
 
Negocioz lunes, 21 octubre, 2019 12:00 PM

“Se ha recrudecido la antigua posición de vernos como contrarios y no como complementó en la tarea de respaldar a Pemex”, manifestó Carlos Antonio Romero Deschamps sobre su renuncia a la Secretaría General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), dada a conocer el 16 de octubre, luego de ocupar el puesto desde el 22 de junio de 1993.

El relevo del tamaulipeco de 76 años de edad, acusado de encarnar el “sindicalismo charro” en México, es Manuel Limón Hernández, actual diputado federal priista y tesorero de Deschamps durante el periodo 2007-2018. En su carácter de secretario general interino, Limón Hernández emitirá la convocatoria para que en un plazo de 90 días los trabajadores elijan una nueva dirigencia.

La dimisión de Romero Deschamps evoca la salida de su antecesor Joaquín Hernández Galicia “La Quina” en 1989, luego de que durante la conferencia matutina del miércoles 16 de octubre, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informara que su gobierno presentó dos denuncias ante la Fiscalía General de la República relacionadas con los ingresos del dos veces senador y diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional en tres ocasiones.

Previamente el periódico Reforma había publicado que Romero Deschamps sumaba nueve denuncias ante la Fiscalía General de la República y una ante la Secretaría de la Función Pública. Datos referirían que la Unidad de Inteligencia Financiera presentó sus querellas por presunto lavado de dinero contra Romero Deschamps y algunos de sus familiares por alrededor de 74 millones de pesos.

En la sesión extraordinaria del STPRM, celebrada en la sede de la organización gremial en la Capital mexicana, Romero Deschamps habría dejado la dirigencia del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex) en medio de protestas que le exigían resistir a los embates del gobierno lopezobradorista.

En su carta de renuncia, Carlos Antonio Romero Deschamps adujo “razones poco claras” para no observar “la cooperación que debe existir entre trabajadores y administración para impulsar proyectos que permitan el verdadero avance de Pemex”, y ante lo que definió como “un escenario poco favorable” para el cabal cumplimiento de su responsabilidad decidió dimitir.

De acuerdo con versiones periodísticas, el mensaje presidencial que sugirió a Deschamps que era tiempo de dejar al sindicato de Pemex le fue dado días antes por conducto de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Cuestionada al respecto, la funcionaria federal indicó: “Creo que (Romero Deschamps) se separó del cargo para hacerse cargo de las denuncias en su contra, no tenemos conocimiento de algún aseguramiento de cuentas, las investigaciones se hacen en la mayor secrecía”.

Romero Deschamps ha estado en el ojo del huracán a lo largo de su carrera política por vivir en la opulencia, al ser propietario de departamentos en Miami y Cancún, un yate y relojes de lujo. En 2000 fue acusado de desviar 500 millones de pesos a la campaña del entonces candidato presidencial Francisco Labastida Ochoa en el llamado “Pemexgate”, entre otros escándalos.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio