16.9 C
Tijuana
viernes, junio 14, 2024
Publicidad

Vulnerables ante próximas tormentas

Expertos dijeron a ZETA que prevén que se venga el efecto de Fujiwhara por la Tormenta Tropical “Mario”, que ha permanecido alejada de las costas sudcalifornianas, pero muy cerca; en cambio, “Lorena”  ha bordeado por el macizo hasta llegar a las costas de Baja California Sur

La presencia de dos fenómenos tropicales en las costas del Pacífico pone en alerta a la ciudadanía y autoridades del Estado; es por ello que han intensificado la presencia de los tres niveles en las calles de La Paz y Los Cabos mediante recorridos constantes de la Marina por los Arroyos, así como de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por las calles y zonas de riesgo; qué decir de Policías Municipales, Estatales y hasta Ministeriales, todos bajo alerta para atender la contingencia.


Publicidad


“Nadie está previendo esto, pero si se llega a dar tenemos que tener mucho cuidado; los resultados podrían ser catastróficos, aunque también podrían significar que el fenómeno cercano a la Península de Baja California se puede apartar y recibir menor impacto. Esto está por verse, hay que estar preparados para lo peor -si es que se viene-; de otra manera, de ser menor el impacto, prevenidos ya estamos”, dijo a ZETA el experto del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (Cicese).

El Subsecretario de Protección Civil en el Estado, Carlos Alfredo Godínez León, mencionó que la formación de dichos fenómenos pone en alerta, pero sobre todo los ocupa para aplicar los operativos necesarios para poner a salvo a las familias.

“Estamos alertas, hemos dispuesto de reuniones de planeación para estar prevenidos; de eso se trata la Protección Civil, que con la experiencia aprendamos a cuidarnos, eliminar riesgos y que podamos actuar de manera rápida para cuidar a nuestras familias sudcalifornianas. Nos encontramos en Los Cabos porque será el punto de mayor riesgo, pero estamos al pendiente con todos los Consejos Municipales, llevando una coordinación absoluta”, reveló Godínez León.


Publicidad

 


Sobre el fenómeno meteorológico “Lorena”, dijo que se espera que el fin de semana sea cuando se sientan los embates a las costas del municipio de Los Cabos.

“Es muy probable -como lo dijo la Conagua- que el fenómeno esté afectando la parte sur del Estado, pero eso no significa que el resto los municipios no sientan los efectos -por lo que ya se ha dicho- como desprendimientos nubosos y demás en el resto de las comunidades; por lo tanto, este fenómeno, por su gran núcleo -como se ha visto- es muy probable que no solamente afecte el momento de impacto en la zona de Los Cabos, sino que también deje afectaciones en el resto de los municipios en ese momento debido a los desprendimientos nubosos”, añadió Godínez León.

Los operativos se han distribuido en los diversos arroyos para evitar que haya cruce de personas y puedan resultar arrastradas por las corrientes

Justamente para evitar riesgos en la población y que estén disponibles las escuelas que surgen como refugios temporales, se dispuso la suspensión de clases y servicio de guardería en el municipio de Los Cabos durante el viernes, para que estuvieran disponibles para apoyar a la ciudadanía.

Mencionó que este fenómeno podría ocasionar un oleaje de dos a tres metros, lluvias intensas con valores focalizados y rachas de viento de 120 a 150 kilómetros por hora.

“Una vez que se establecen los protocolos de seguimiento, en base al acercamiento en este caso de Lorena, se activará el sistema de alerta temprana de ciclones en el Pacífico, y estaremos dando información conforme vaya avanzando el informe correspondiente”, refirió Godínez León.

 

PREVÉN IMPACTO

Israel Camacho Gastélum, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Baja California Sur, recomendó estar prevenidos por ambos fenómenos -tanto “Mario” como “Lorena”-, los cuales, en interacción, podrían traer afectaciones; en algunos de los cálculos, hecho por expertos, estiman que “Lorena” atraviese el territorio y deje afectaciones incluso por el lado del Golfo de California.

Desde el jueves por la tarde se restringió la navegación a las embarcaciones, así como el cierre de los puertos, para buscar el resguardo de las estructuras y embarcaciones, para también para evitar que haya riesgo de navegantes y turistas.

“Tenemos dos eventos casi en paralelo y van a tener unas horas contacto; no directo, pero sí indirecto con el macizo continental. ‘Lorena’, como huracán de categoría 1, está en proceso a despegarse del macizo continental, con vientos máximos sostenidos de 120 km por hora; puede ser que baje algunos kilómetros y se convierte en tormenta tropical al subir, pero continuará con rachas de hasta 155 kilómetros por hora”, añadió la Conagua.

Los pronósticos apuntan a que “Lorena” no azotará la Península con toda su potencia; sin embargo, también pronostican que, aunque el ojo del huracán no toque tierra, la parte de la fuerza del núcleo sí deje afectaciones.

“Reproducir que ahorita lo probable es que no impacte el núcleo; hasta ahorita ese es el pronóstico; sin embargo, debido a los desprendimientos nubosos hay un porcentaje muy alto de que el estado sea cubierto por este fenómeno. Viene la tormenta ‘Mario’ y esto puede manifestarse, depende de los factores como una sola masa meteorológica. En un escenario que se pudiera esperar es que se separen, individualicen o formen un solo fenómeno”, confirmó Israel Camacho Gastélum.

La probabilidad apunta a que se pueda dar el efecto de Fujiwhara -o interacción de Fujiwhara-, pero nada está escrito.

Todo puede ocurrir; sobre todo que en las últimas horas previas cambie, pero de momento -al cierre de la edición- las autoridades que conforman el Consejo Estatal y los Municipales de Protección Civil están alerta.

“Los escenarios que se presentan es que se sostenga y nos llegue a esta zona como huracán categoría 1, inmediatamente cuando entra a Los Cabos; pero lo más probable es que se disipe pasando el territorio sudcaliforniano”, menciona la Conagua.

Los efectos se empezarán a sentir desde el viernes, por lo cual los ciudadanos deben estar prevenidos ante cualquier eventualidad que se llegase a dar.

 

EN LOS CABOS HAY TEMOR

“Tenemos una población flotante en Cabo San Lucas que desconocemos; por ello pido que no se cierren las aulas, para atender la necesidad de refugios temporales”, reconoció Armida Castro Guzmán, alcaldesa de Los Cabos.

Desde luego que existe temor en los ciudadanos y en las mismas autoridades, después del Huracán “Odile” en 2014 o la Tormenta Tropical “Lidia” en 2017; los ciudadanos están conscientes de en qué periodo de la temporada se encuentran, la de mayor riesgo.

“Solo estamos esperando que lleguen los transportes, que avisen, para irnos al albergue. Ya no pasaremos más riesgos; en otras ocasiones nos hemos salvado, pero este sí viene cerca. No tenemos necesidad de estar como la vez pasada, con Jesús en la boca, nosotros nos vamos a salir en cuanto haya transporte que nos ayude a mis hijos y a mí”, reconoció Soledad Iturbe Santiago, habitante de la colonia Caribe Bajo.

En la misma sintonía se encuentran los encargados de Protección Civil de Los Cabos, quienes han movilizado a personal por el riesgo que implica el meteoro “Lorena”. Todo apunta que dejará lluvia y fuertes ráfagas de viento.

“Tenemos una ruta de traslado de los habitantes de Puerto Nuevo, incluso se habilitó un camino de acceso para que las personas se puedan encontrar con las camionetas de traslado”, señaló Armida Castro.

Toda la semana se han mantenido con movilizaciones, recorridos de posibles puntos de riesgo, calcular la cantidad de personas en situación de riesgo y la capacidad; todo está previsto para que el fin de semana se ejecute paulatinamente el operativo de protección de ciudadanos.

“Hemos realizado recorridos; estamos trabajando con Seguridad Pública y Tránsito Municipal para hacer llegar la información puntual y hacer las acciones que nos tocan como Protección Civil”, reconoció Erick Santillán Castillo, director de Protección Civil de Los Cabos.

La principal atención se centra en las colonias de alto riesgo por inundaciones, así como aquellas que son invasiones y están en arroyos que en cada temporada provocan graves afectaciones.

Desgracias históricas como la Odile y Lidia son las que se pretenden evitar con el operativo de Protección Civil en La Paz y Los Cabos

Sobre esto último, comentan autoridades que más vale que las casas -la mayoría de cartón y madera- sean arrastradas por los cauces, mientras la vida humana sea puesta a salvo; reconocen que se debe hacer algo para evitar que sigan estrangulando los puntos de riesgo.

“Están poniendo atención a todas las zonas, para nosotros ahorita la realidad es toda la población; sí estamos enfocando en las zonas invasión, las zonas que están catalogadas como de alto riesgo y las históricas, que salieron a relucir ahora con la visita de Andrés Manuel López Obrador (Chula Vista, Puerto Nuevo y Montebello); pero aparte tenemos el Arenal, Caribe Bajo, Tierra y Libertad, Cangrejos, Gastélum en San Lucas; en San José del Cabo, San José Viejo, Guaymitas, Santa Rosa, invasión; tenemos muchas colonias independientemente de lo que viene siendo la Zona Norte, estamos al pendiente en todo el municipio y estamos realizando los recorridos pertinentes”, confirmó el director de Protección Civil Municipal de Los Cabos.

Con la experiencia de eventos catastróficos como “Odile” o “Lidia”, a “Lorena” la consideran de una intensidad menor, pero saben que deben estar muy pendientes ya que existen posibilidades de riesgo. Y es justamente lo que están tratando de evitar, que se registren afectaciones que pudieron haberse evitado.

Los pronósticos señalan que Los Cabos recibirá gran parte del impacto -que pudiera ser vientos y lluvias- y dependiendo de la fuerza que cobre en próximas horas, es la estimación de daños; sin embargo, como bien dice Santillán Castillo, los fenómenos internados en el mar pueden cambiar trayectorias, fuerza y la intensidad.

“Estamos esperando que ‘Lorena’ sea más viento que lluvia, pero pues, bueno, la naturaleza no tiene palabra; entonces estamos preparados para la contingencia como venga y trabajamos ya en facto, de estar haciendo las planeaciones, las activaciones en los refugios -que van a ser necesarios-, el apoyo de transportes para las evacuaciones de las zonas de riesgo y llevarlos a los refugios temporales; estamos concientizando mucho a la gente, va a ser parte importante de lo que es la autoprotección y autoprevención. Si yo sé que estoy en una zona de riesgo, pues vamos alejándonos de la zona de riesgo, busquemos un lugar de alojo -ya sea con amigos, familiares, conocidos, a un refugio temporal-, vamos a darnos tiempo para hacer el trabajo de prevención”, refiere Santillán Castillo.

La movilización ha iniciado, por sí o por no, los protocolos de encuentran activos, lo principal es salvaguardar la vida humana, sobre todo se ha implementado desde temprano debido que, aún con la experiencia, siguen existiendo ciudadanos que no quieren abandonar sus viviendas, hasta que el meteoro está encima y tienen que ser sacados a la fuerza.

“No se está considerando un ‘Odile’, pero no deja de ser un meteoro y, como tal, debemos estar preparados, independientemente de la intensidad o la fuerza, debemos de trabajar ya en autoprotección. Estos son los factores más importantes, que hemos estado luchando durante la treceava administración: la autoprotección y la mecánica de la protección civil hacia y para la comunidad”, finalizó Erick Santillán Castillo.

Los Cabos ya está listo para los embates de “Lorena” y se espera que los ciudadanos le tomen la importancia que merece una contingencia como esta, para que así el trabajo de las autoridades sea más sencillo, se puedan evacuar a todas las familias en situación de riesgo antes del impacto y que fuerzas de seguridad no tengan que movilizarse cuando el meteoro está afectando (porque se ponen en riesgo tanto a los habitantes y como a quienes van en su rescate).

 

SE PREPARAN EN LA PAZ

“Lorena” prevé generar afectaciones en Los Cabos y La Paz en próximas horas, sobre todo por la zona del Pacífico, por lo que se ha desplegado a personal de Protección Civil, de la Policía y diversos elementos militares con el fin de estar prevenidos, en caso de ser necesarios.

En las zonas de riesgo ya hay movilización, con el fin de no pasar a mayores y que haya situaciones que lamentar; de igual forma, se han hecho recorridos en los arroyos para desalojar todo lo que pueda afectar el flujo del agua.

“Entramos a una etapa preventiva: en coordinación con los policías estamos dando recorridos en aquellos puntos que prevemos como posibles puntos de inundación; se ha estado hablando con personas para que -en caso de ser necesario- acudan a los refugios temporales, que es probable que ya estén listos para el sábado. Hay otras familias que dijeron que se irán con familiares a pasar la contingencia; eso es bueno, mientras salgan de los sitios donde puedan quedar expuestos”, dijo Dionisio Silva, director de Protección Civil de La Paz.

La colonia Valle del Mezquite  se encuentra a un costado de un cerro y a escasos metros se edificaron varias viviendas; allí temen los vecinos que, con las lluvias, ocurra un deslave y los deje sepultados.

Los habitantes de la colonia mencionaron que no se sienten seguros en sus viviendas para afrontar el paso de “Lorena”, así que han llamado a Protección Civil para que los apoye y puedan evitar riesgos.

“La verdad, sí nos da mucho miedo porque ya está casi a la mitad el cerro y tememos que se vaya derrumbar”, lanzó Elizabeth Arellano Méndez.

Otras de las vecinas, Marisol Torres y Concepción Ortega Verdugo, opinaron que se puede venir el cerro encima; ya hablaron con la constructora, pero esta ha hecho oídos sordos.

“Yo pienso que los cerros -si es mucha el agua, mucho el aire- sí se pueden llegar a deslavar… La verdad, ya he visto en otras situaciones deslave de cerro; aquí no veo ninguna protección, no le veo ninguna medida de seguridad para los colonos en este caso”, señalaron.

Mencionaron que han sufrido daños en sus viviendas cuando se presenta un fenómeno tropical; en otras ocasiones, a pesar de tratarse de viviendas nuevas, ya han sufrido inundaciones y daños materiales.

Queda claro que en algún momento le permitieron [a la empresa] la construcción de las casas; incluso se sabe que la actual administración ha solicitado mayores medidas de seguridad, pero la constructora se ha amparado con el contrato y permisos otorgados en pasadas administraciones.

Las vecinas recordaron aquellos momentos en que ya han sido afectados por fenómenos tropicales, aunque esperan que “Lorena” no traiga la intensidad que se pronostica.

“Por la puerta de atrás se me mete mucho el agua. Más que nada porque las casas de aquí -del Valle del Mezquite- son muy frágiles, y si a la mayoría de las casas se les mete el agua por las ventanas, se traspasa la humedad. Verdaderamente es un riesgo muy grande el que corren con sus viviendas, con sus pertenencias”, dijeron Elizabeth, Marisol y Concepción.

Al cuestionar cómo se preparan para afrontar la posible llegada de la contingencia climatológica, comentan que el agua es lo primero que resguardan.

“Pues tengo tanques de agua embotelladas, para bañarse; los niños, botes chiquitos. Para tomar agua, más por el niño. Comprar veladoras, porque últimamente con el agua se va la luz; y pues sí, uno siempre tiene que tener su despensita ahí (los víveres) para estar prevenidos”, recomendaron.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas