26 C
Tijuana
miércoles, julio 24, 2024
Publicidad

Sueldazos en el Congreso

Documentos en poder de ZETA demuestran que, en diciembre de 2018, legisladores incrementaron el presupuesto anual que pasó de 105 millones a 220 millones para 2019 creando “gratificaciones”, bonos bimestrales, trimestrales, gastos de representación y ahorros para el retiro

El Congreso de Baja California Sur no se ha distinguido por su trabajo legislativo ni iniciativas, menos aún por su productividad ni por la “austeridad republicana”.

Documentos en poder de ZETA demuestran que, en diciembre de 2018, legisladores incrementaron el presupuesto anual que pasó de 105 a 220 millones para 2019, a fin de crear  “gratificaciones”, bonos bimestrales, trimestrales, gastos de representación y ahorros para el retiro.

En su Artículo 9, la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur no permite bonos no previstos. A la letra dice:

Ningún servidor público como tal, puede recibir más remuneración que la que sea retribución de servicios públicos y esté fijada en el respectivo presupuesto. Los presupuestos de egresos no contemplarán compensaciones, bonos o incentivos económicos, durante el encargo o por conclusión del mandato o gestión de los servidores públicos que presten sus servicios ni podrán ser modificados para cubrirlas. Este supuesto no aplica para los servidores públicos de base”.

Cada diputado actualmente percibe  entre 213 mil y 346 mil pesos por mes en sus diversas prestaciones adicionales, bonos y apoyos asistenciales.

Por ejemplo, los 21 diputados tienen un sueldo nominal de 96 mil 702 pesos y 34 centavos, menos el descuento de ISR/ISSSTE de 8 mil 702 pesos y 34 centavos, lo que da un total de 88 mil pesos.

Separando a cada uno de los grupos, los siete diputados, la mayoría emanados de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), perciben sueldo mensual de 88 mil pesos y adicionalmente para su actividad legislativa reciben:

* 20 mil pesos para combustibles y lubricantes

* 70 mil para gastos legislativos

* 35 mil en apoyos asistenciales.

Además, la bancada de Morena recibe 100 mil pesos de estímulo bimestral y 100 mil de forma trimestral. Según el portal del Congreso del Estado, este recurso es retenido por Finanzas del Gobierno del Estado. Asimismo, se les otorgan 51 mil 710 pesos y 66 centavos por concepto de prestaciones de retiro.

Diputada Milena Quiroga Romero dijo que ha sido una campaña de desprestigio en su contra, aunque en documentos se confirme que recibió recursos superiores a los 350 mil pesos en diciembre de 2018

Por otro lado, 14 diputados que actualmente mantienen el control del Congreso local, reciben 88 mil pesos de salario, entre otros bonos bimestrales y trimestrales:

*20 mil pesos para combustibles y lubricantes

*70 mil para gastos legislativos

* 35 mil de apoyos asistenciales

* 50 mil en prestaciones de retiro

* 100 mil de estímulo bimestral

´* 100 mil de estímulo trimestral.

En rueda de prensa celebrada el 17 de julio, los diputados Milena Quiroga Romero, Petra Juárez Maceda, Rosalba Rodríguez López, Soledad Saldaña Bañalez, Marcelo Armenta, Homero González Medrano, Esteban Ojeda Ramírez y Humberto Arce Cordero, acompañados del entonces dirigente de partido, Alberto Rentería Santana, “evidenciaron” a sus compañeros por recibir recursos por encima de los 88 mil pesos y bonos adicionales.

Pero entre este grupo de ocho, sale sobrando Soledad Saldaña Bañales, quien para esos días habría solicitado a Finanzas le restablecieran todos sus bonos y prestaciones. Aun a sabiendas de eso, los diputados de Morena salieron en una obvia y marcada simulación de austeridad.

En suma, los 21 legisladores perciben entre 213 mil y 346 mil pesos, confirmados por el área de Transparencia del Congreso de Baja California Sur, al menos así lo plasmaron en su portal, además de separar en dos grupos, uno de siete y otro de catorce. El primero supuestamente renunció a ciertos privilegios, pero conservó otros; mientras que el segundo, continúa con los recursos y bonos para apoyo de su distrito.

En su Artículo 11, la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur señala:

Ninguna remuneración será superior al monto máximo autorizado en el Presupuesto Estatal para la remuneración del Gobernador del Estado y la remuneración de éste a su vez, no será mayor que la del Presidente la República”.

El trabajo legislativo de BCS siempre ha permanecido en la oscuridad, donde iniciativas son retiradas por presión, algunas bloqueadas por las mismas fracciones en el “poder” de la mayoría, pero lo que siempre se ha mantenido en el anonimato bajo una densa cortina de opacidad es el tema de los sueldos, prestaciones y bonos a los que se hacen acreedores los legisladores.

Mediante una solicitud de Transparencia al Congreso local que llevó varios meses, ZETA tuvo acceso a pólizas de cheques de Grupo Financiero Banorte, donde el Reporte de Transmisión de Archivo de Pagos evidenció recursos que rebasan la “austeridad legislativa”.

Un pago generado el 14 de diciembre de 2018 evidenció 19 movimientos de transferencia de la cuenta de cargo 0563579069, en favor de los siguientes diputados:

  1. Humberto Arce Cordero, Morena
  2. Esteban Ojeda Ramírez, Morena
  3. Marcelo Armenta, Morena
  4. Anita Beltrán Peralta, PRI
  5. Perla Guadalupe Flores Leyva, PES
  6. Homero González Medrano, independiente.
  7. María Petra Juárez Maceda, Morena
  8. Sandra Guadalupe Moreno Vázquez, Grupo Parlamentario “Juntos Haremos Historia”.
  9. Lorenia Lineth Montaño Ruiz, PES
  10. Héctor Manuel Ortega Pillado, Grupo Parlamentario “Juntos Haremos Historia”
  11. María Mercedes Maciel Ortiz, PT
  12. José Luis Perpuli Drew, Partido de Renovación Sudcaliforniana.
  13. Elizabeth Rocha Torres, PAN.
  14. María Rosalba Rodríguez López, Morena
  15. Daniela Viviana Rubio Avilés, Partido Humanista.
  16. Ramiro Ruiz Flores, Grupo Parlamentario “Juntos Haremos Historia”.
  17. Soledad Saldaña Bañalez, independiente
  18. Carlos José Van Wormer Ruiz, Grupo Parlamentario “Juntos Haremos Historia”
  19. Milena Paola Quiroga Romero, Morena.

A cada uno se le generó un pago de 100 mil pesos en la primera quincena de diciembre de 2018 por concepto de “gratificación”, lo que bien podría tomarse como un “bono navideño”.

En la documentación en poder de ZETA también se pudo encontrar que de septiembre a diciembre de 2018 los legisladores cobraron 40 mil pesos mensuales por concepto de Fondo de Ahorro.

El 15 de enero, los 21 legisladores -según los movimientos de las cuentas – cobraron 15 mil pesos por el Fondo de Ahorro, y el día 30, Finanzas del Congreso les hizo llegar un cheque por 50 mil pesos, mismo concepto, lo que significa que de un mes a otro aumentaron este rubro de 40 mil a 65 mil pesos.

La situación no es muy clara, pues se detectaron recursos con otro nombre y el concepto cambió: 15 mil de Fondo de Ahorro, 50 mil de Prestaciones para el Retiro, y otros 20 mil pesos al Fondo de Ahorro solo en enero.

Cuando en la bancada de Morena siete de ocho legisladores anunciaron su renuncia a algunos de los “privilegios”, a finales de febrero, el Fondo de Ahorro y Prestaciones para el Retiro bajó a 26 mil 644 pesos. El resto de la legislatura recibieron cheque por 50 mil pesos.

 

AUSTERIDAD EN EL OLVIDO

Tras los señalamientos de corrupción de la diputada morenista Milena Quiroga, la diputada Elizabeth Rocha Torres, del Partido Acción Nacional, aclaró que los bonos a los que renunciaron parcialmente “van directamente para apoyar a nuestros distritos, si ellos no están dispuestos a apoyar a sus distritos es su problema, no nuestro”.

Asimismo, expuso que no se debe escupir al aire y decir que hay corrupción en otros diputados cuando no se predica con el ejemplo, hablando de los recursos a los que llegan a acceder, que no son 88 mil pesos como lo han mencionado.

“Es muy fácil, como decía la diputada Milena, hablar de adentro para fuera, y en su caso no aplicar, porque aplicar para otros y no lo aplicas contigo, quien habla con honestidad no tiene que esconder nada y ella escondió algunas situaciones, porque bien pudo haber renunciado a los bonos, como también debió haber renunciado a los beneficios que tenía como presidenta a la Junta o haber reducido los gastos de la presidencia de la Junta”.

En una solicitud que hiciera Elizabeth Rocha Torres desde hace un año, apenas le respondieron, en ella considera “los recursos que recibió la diputada Milena Quiroga al frente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política”.

La Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Baja California Sur no permite que servidores públicos se otorguen bonos o remuneraciones que no sean consideradas, además que no deben ganar más que el Gobernador y el Presidente de México

El registro al que tuvo acceso ZETA, indica  que la legisladora morenista obtuvo recursos por el orden de 150 mil por presidir la Junta, 12 mil semanales para gastos de representación y 24 mil pesos en vales de gasolina adicionales a los que recibe como diputada. Cabe aclarar que el 14 de abril de 2019, los doce diputados que no renunciaron a bonos bimestrales y trimestrales recibieron de la misma cuenta de cargo del H. Congreso del Estado de Baja California Sur, 100 mil pesos de “gratificación” (cuenta 0563579069).

. “Ellos hablan mucho de honestidad, de hablarle al pueblo de frente, ser honestos y no, eso no es, cuando estamos viendo otras cosas. Se dieron de alta seis asesores más, que sus asesores debieron haberlos puesto de su bolsa, sin embargo, se contrataron seis asesores con un pago directo del Congreso”, lanzó Elizabeth Rocha.

La diputada Milena Quiroga hizo una acusación a través de redes sociales en la que menciona sobornos en el Congreso de Baja California Sur, refiriendo que se trata de una campaña de la legisladora del PAN en contra de su persona.

“Es una campaña de desprestigio. El gasto que comenta Elizabeth Rocha, además de que la información es incorrecta, los números no son correctos, no corresponden a la verdad, además, si hubiera un gasto de la Junta de Gobierno, es de la Junta de Gobierno por gasto corriente, hay personal que trabaja en la Junta, hay proveedores, prestadores de servicio, se les paga directamente desde Finanzas del Congreso del Estado”, reconoció.

Aunque el documento, firmado desde luego por la directora de Administración y Finanzas, María Francisca Covarrubias Sánchez, señala que el recurso fue entregado y para su administración a la morenista, “la campaña la hizo ella, porque se subió a tribuna e hizo estas cosas, cuando en realidad no es algo que yo recibiera y pues se molestan, entiendo porque nosotros en Morena hemos estado exhortando y diciendo, en verdad cómo pueden decir esto, si les importa tanto el recurso. Que renuncien a los bonos, ya llevan más de un millón cobrado en bonos y Fondo, a los cuales nosotros renunciamos”, sostuvo Quiroga Romero.

Aunque queda claro que no renunciaron del todo, incluso una de las diputadas de la bancada de Morena solicitó que se le restablecieran los bonos.

Ante dichos señalamientos de soborno, el representante regional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Fabricio González, invitó a los servidores públicos a denunciar en instancias legales, no vía redes sociales.

“Los legisladores están precisamente para producir leyes, que obedezcan al sentimiento y sentir de la ciudadanía, número uno; número dos, si existen actos de soborno, de corrupción, definitivamente no puede quedar en el simple señalamiento, y además en el ámbito político, como lo están manejando partidario, ese tipo de señalamientos tienen que devengar en denuncias públicas y denuncias judiciales”, reflexionó el titular de Coparmex BCS.

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas