Standard and Poor’s baja a negativa calificación de Pemex y el peso se deprecia


 
Destacados lunes, 4 marzo, 2019 12:06 PM

Standard & Poor’s (S&P) bajó este lunes de “estable” a “negativa” la perspectiva de la calificación crediticia de la empresa paraestatal Petróleos Pemex (Pemex), después de llevar a cabo una acción similar sobre la nota soberana del país. Además, mantuvo en “BBB+” y “A-” las calificaciones de la petrolera en moneda extranjera y local.

“La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años”, indicó la calificadora en un comunicado.

Por otra parte, S&P revisó su evaluación del perfil crediticio individual de la petrolera mexicana (SACP, por sus siglas en inglés) a ‘B-‘ desde ‘bb-‘, debido al continuo deterioro de los perfiles de riesgo de negocio y financiero de la empresa que ha comprometido la recuperación de sus principales líneas de negocio.

“Consideramos que el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital”, señaló la empresa estadounidense de servicios financieros.

S&P refirió que después de su revisión del perfil crediticio individual de Pemex, en agosto de 2018, a “BB-“, la firma esperaba que la empresa implementara diversas iniciativas estratégicas para mejorar la salud de sus operaciones, particularmente mediante asociaciones de inversión con socios privados.

“Bajo nuestro escenario base, asumimos que la empresa lograría contener el descenso en la producción de petróleo crudo y que esta se estabilizara en poco menos de 1.90 millones de barriles diarios […] También indicamos que un factor clave que respaldaba el SACP de PEMEX en ‘BB-‘ era la comparación favorable con sus pares de la industria en términos de escala, volumen de reservas probadas y volúmenes de producción”, indicó.

Pese a ello, S&P confirmó sus calificaciones en escala global de “BBB+” en moneda extranjera y de “A-” en moneda local, así como las calificaciones crediticias de emisor en escala nacional de largo y corto plazo, de “mxAAA” y “mxA-1+”, respectivamente, así como deuda de “mxAAA”.

“Las mayores asignaciones presupuestales para Pemex, en 2019, y las recientes declaraciones públicas del gobierno federal asegurando que la empresa cumplirá de manera puntual con todas sus obligaciones financieras, refuerzan nuestra evaluación de una probabilidad casi cierta de respaldo extraordinario de parte del gobierno mexicano si la empresa afronta dificultades financieras. Por lo tanto, las calificaciones de la petrolera continúan reflejando las calificaciones soberanas de México”, destacó.

EL PESO SE DEPRECIA ANTE PERSPECTIVA CREDITICIA NEGATIVA

El viernes pasado, S&P mantuvo en “BBB+” la nota soberana del país, pero dijo que los planes del presidente Andrés Manuel López Obrador de reducir la participación privada en el sector energético, mientras crecen los gastos de la petrolera estatal Pemex, podrían perjudicar las finanzas públicas de México.

Ante este escenario, el peso mexicano se depreciaba el lunes después de que Standard & Poor’s revisó la perspectiva crediticia de México a “negativa”, aunque el retroceso de la moneda estaba limitado por esperanzas de un acuerdo comercial entre China y Estados Unidos.

También ayudaban a la divisa local noticias sobre negociaciones del senador Ricardo Moreal Ávila, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para buscar un consenso con el sector financiero sobre una propuesta de ley que pretende limitar las comisiones que cobran los bancos en el país.

El peso cotizaba en 19.3300 por dólar, con una pérdida del 0.38 por ciento, o 7.26 centavos, frente a las 19.2574 unidades del precio de referencia del viernes. En operaciones internacionales durante la madrugada, la moneda mexicana llegó a depreciarse hasta 19.3822 por dólar, su nivel más débil en casi tres semanas.

“El peso reacciona al cambio de perspectiva en la deuda soberana de ‘estable’ a ‘negativa’ por parte de S&P el viernes pasado’ […] Aunque soportado por buenas noticias en torno al acuerdo comercial China-EUA, así como por la presentación de una iniciativa de ley respecto a las comisiones bancarias menos agresiva que la original”, escribieron analistas del grupo financiero Banorte en un reporte.

El 29 de enero pasado, Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de Pemex y mantuvo la perspectiva negativa como reflejo del deterioro continuo del perfil crediticio individual de la petrolera; por lo que las notas en moneda extranjera disminuyeron de BBB+ a BBB- (la más baja posible dentro del grado de inversión), y en moneda nacional de AA(mex) a AAA(mex).

En un boletín, la agencia calificadora destacó la inacción continua del Gobierno mexicano para prevenir un deterioro en la calidad crediticia individual de Pemex, que llegó a niveles de CCC en escala internacional, derivado del flujo negativo persistente de fondos libre (FFL) junto con una subinversión en exploración y producción.

Fitch detalló que Pemex reportará un FFL negativo de entre 3 mil y 4 mil millones de dólares para 2018 y 2019, respectivamente. Sin embargo, este déficit está subestimado y sería significativamente mayor, entre 12 mil y 17 mil millones de dólares por año, cantidad que la paraestatal necesitaría invertir para reponer las reservas.

Un día después, el 30 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “hipócrita” a la calificadora Fitch por bajar la calificación de Petróleos Mexicanos, además de señalarlos como “cómplices”, por no haber alertado del saqueo a la paraestatal.

El presidente dijo durante su conferencia matutina que sí le importa la calificación, pero “que [las empresas de servicios financieros] no son jueces, que sean infalibles los técnicos de las calificadoras, y tenemos el derechos a disentir”.

“Guardaron un silencio cómplice y ahora que estamos recuperando a Pemex salen con sus recomendaciones o tratando de calificar el desempeño de Pemex. Los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque es manejada con honestidad”, señaló el mandatario nacional.

“Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada Reforma Energética, que sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex, y que eso fue lo que produjo la caída en la producción, y nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice”, dijo López Obrador.

El presidente criticó que “ahora que estamos recuperando Pemex salen con sus recomendaciones, o tratando de calificar sobre el desempeño de Pemex”. Además, dijo que los “inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya está manejada con honestidad”.

“Yo creo que Pemex está mejor que en los últimos 30 años porque el principal problema de Pemex era la corrupción y ya se está limpiando Pemex de corrupción. Pemex fue una empresa saqueada durante el periodo neoliberal. De las empresas más saqueadas del mundo, de las empresas con más corrupción del mundo”, abundó López Obrador.

“Y se esmeraron en destruir a Pemex. Pero por fortuna, como una bendición, el pueblo de México decidió un cambio para sacar al país de la crisis, para acabar con la corrupción, y para rescatar a Pemex”, dijo el político tabasqueño ante los medios presentes.

“Por eso Pemex tiene mucha fortaleza. No es alcanzó a estos ambiciosos para terminar de destruir a Pemex. Sólo pudieron entregar el 20 por ciento del potencial de Pemex, del potencial que significa la riqueza petrolera de la Nación”, indicó López Obrador.

“Como cuando entra una banda de malhechores a un banco y suena una alarma. Eso fue la elección del 1 de julio del año pasado. No alcanzan a llevarse todo. Lo que dejaron fue suficiente como para sacar adelante a Pemex y al país”, agregó el mandatario nacional.

El presidente cuestionó, también, si Fitch tomó en cuenta que se está ahorrando dinero por el combato al huachicol, que ayer dijo tocó un nuevo mínimo de 6 mil barriles robados. O si tomó en cuenta esa calificadora que por la intervención de su Gobierno se pudo ahorrar el dinero que se tenía que devolver a una empresa por el IVA.

“Tratan de desprestigiarnos cuando ahora México tiene mucha fortaleza por su autoridad moral, en el país, al interior del país la gente se siente orgullosa de que se está enfrentado el problema de la corrupción y en el mundo somos un ejemplo”, añadió el mandatario nacional.

Lopez Obrador también previó que este año México crecerá al doble, y dijo que será un crecimiento del 4 por ciento. “En promedio vamos a creer al doble, es lo que pasa, y se los adelantó, que se tiene que tomar en consideración, sabían que los considerandos de la Ley para permitir la entrega de contratos”, afirmó.

El mandatario nacional cuestionó, además, si los técnicos de Fitch tomaron en cuenta para las proyecciones de la empresa paraestatal Pemex, anteriores la promesa de que para estas fechas se iba a estar produciendo 3 millones de barriles.

“¿Creyeron eso o fueron cómplices del engaño? Resulta que se están extrayendo un millón 720 mil barriles y hay una tendencia a la baja. ¿Qué estamos haciendo, invirtiendo como nunca, y fortaleciendo a Pemex? […] se le quitaban todos sus recursos, ahora se les está reponiendo del presupuesto para que puedan invertir y a parte de lo que le pagaban a Hacienda, ya no lo van a pagar”, indicó.

-Con información de Reuters.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio