“El Chebo”, moneda de cambio (y discordia) para el haber de retiro

Fotos: Tomada de Internet.- El ex secretario del Consejo de la Judicatura José Alberto Torres
 
Edición Impresa lunes, 11 febrero, 2019 01:00 PM

El magistrado Salvador Ortiz Morales tenía que decidir entre mantener una buena relación con su homóloga María Esther Rentería Ibarra, o negociar el haber de retiro con los diputados, lo cual debe reglamentarse antes de concluir el mes de marzo. Uno de los puntos sobre la mesa era la salida de José Alberto Fernández Torres, coinciden varios funcionarios del Poder Judicial y el abogado Juan Manuel Molina. Esto podría generar un gran movimiento en el tablero de ajedrez que es el Tribunal de Justicia

Incertidumbre, es la palabra que reina en el Tribunal Superior de Justicia del Estado en estos momentos.

La salida de José Alberto Fernández Torres, “El Chebo”, de la Secretaría General del Consejo de la Judicatura del Estado, no fue bien vista por su protectora, la magistrada María Esther Rentería Ibarra, lo que temen podría complicar la alianza entre ella y el presidente Salvador Ortiz Morales, la cual resultó fructífera para realizar varios movimientos dentro de la institución.

De hecho, ha sido notorio que desde el viernes 1 de febrero, un día después que se pactara el despido de Fernández Gómez, la magistrada María Esther Rentería no ha acudido -al menos hasta el miércoles 6 de febrero- a las instalaciones del Tribunal. No se ha presentado a su sala, la Primera, donde también despachan los magistrados José Luis Cebreros y Fausto López, y el trabajo se acumula.

El jueves 31 de enero se oficializó la salida de “El Chebo” por remoción libre, y el martes 5 de febrero se le informó de manera oficial al Tribunal Superior de Justicia. En esa sesión no estuvo presente María Esther Rentería. Tampoco la magistrada Columba Amador Guillén, aunque esta última votó a favor de la remoción.

Funcionarios del Poder Judicial entrevistados por ZETA y que pidieron el anonimato, coincidieron en que esto podría representar severos cambios en las votaciones importantes dentro del Tribunal, pues Fernández Torres era considerado un alfil estratégico para Rentería y sus intenciones de preservarse en el poder.

En ese caso, Ortiz Morales por lo menos perdería el apoyo y los votos de Rentería, y a los magistrados Gustavo Medina, Miriam Niebla, Marco Antonio Jiménez Carrillo y Emilio Castellanos, aunque podrían agregarse otros a la lista.

Aunque dichas fuentes consideran que este movimiento probablemente finalizaría la buena relación de ambos, el abogado Juan Manuel Molina García, tiene una visión diferente, pues la salida de Fernández Torres se dio a través de una remoción libre, lo que le da la posibilidad de demandar a la institución donde aún laboran integrantes de su despacho, uno de ellos incluso es subjefe de la Unidad Jurídica, por lo que no descarta que de forma intencional se lleve un mal juicio para beneficiar al ahora ex secretario del Consejo de la Judicatura.

Molina agregó que la salida de “El Chebo” no es una casualidad ni sorpresiva, pues considera que fue uno de los primeros puntos que diputados pusieron sobre la mesa para iniciar las negociaciones del haber de retiro, considerado “el tema de temas” para los magistrados, y que será tratado dentro de dos semanas.

Y es que la situación era insostenible. Según Molina García, Fernández Torres generó un enfrentamiento abierto entre los poderes Legislativo y Judicial en el peor momento, cuando se involucró en una tensa discusión durante la comparecencia de aspirantes a consejeros de la Judicatura en el Congreso del Estado. Aunado a las acusaciones de conflicto de interés que arrastraba y la entrega de documentos importantes que omitió pasar por el Consejo de la Judicatura, eran suficientes motivos para removerlo.

Foto: Cristian Torres .- Salvador Ortiz Morales, presidente del tribunal superior de justicia

ZETA intentó entrevistar a José Alberto Fernández Torres, pero éste se negó a proporcionar alguna declaración sobre el tema. Se limitó a decir que estaba ocupado y no volvió a responder a la solicitud de esta casa editorial.

 

TODO POR EL HABER DE RETIRO

A José Alberto Fernández Torres se le adjudica el recurso interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ordenó al Congreso bajacaliforniano a legislar el haber de retiro en favor de los 17 magistrados.

Curiosamente, su salida del Poder Judicial abrirá las puertas del Legislativo para que Salvador Ortiz Morales pueda negociar con diputados el reglamento que asegurará un buen retiro para los titulares del aparato judicial del Estado.

Dentro de dos semanas el magistrado Presidente presentará su propuesta formal que contempla una jubilación con la mitad del sueldo durante los 15 años posteriores a la salida del Tribunal Superior de Justicia del Estado, y que de ninguna manera sería transferible a parejas, hijos o concubinas.

En entrevista para ZETA, Ortiz Morales afirmó que tanto “El Chebo” como el oficial mayor, Javier Coral -quien renunció el mismo día de la remoción-, son personas brillantes y que su salida se dio con la intención de seguir mejorando los procesos administrativos del Poder Judicial.

Cuestionado sobre los motivos específicos de su salida y la supuesta intervención de diputados en dicha decisión, Ortiz negó tal aseveración y agregó que ni legisladores ni compañeros dentro del tribunal intervinieron para definir que se tomara esta decisión que resultó unánime en el Consejo de la Judicatura.

Sin embargo, tres funcionarios del Poder Judicial consultados por ZETA, afirman que es claro que los errores de “El Chebo”, como enfrentarse con diputados durante una comparecencia pública y las acusaciones de conflicto de interés, jugaron un rol importante en este desenlace, ya que por encima de todas las amistades y grupos, para los 17 magistrados -sobre todo para los más longevos- sacar adelante el haber de retiro es lo más importante, pues al cumplir los 70 años de edad, prácticamente son dejados en la indefensión, según consideran.

Varios ex magistrados han interpuesto amparos, pero todos perdieron, y este año precisamente terminaría su encargo el magistrado de la Cuarta Sala Penal, Emilio Castellanos, el cual podría ser el primero en beneficiarse con el haber de retiro.

Para el abogado Juan Manuel Molina, es imposible entender los mencionados movimientos sin el haber de retiro, sobre todo porque días después de su salida, el Poder Judicial recibió a David de la Rosa Anaya, -hermano del diputado Andrés- como investigador del Instituto de la Judicatura, donde devengará un sueldo de 41 mil pesos mensuales.

Agregó que no es la primera vez que se da un intercambio de esta naturaleza, pues hace meses los diputados José Félix Arango, Triny Vaca Chacón, Eva María Vásquez y Victoria Bentley, solicitaron el ingreso de parientes y compadres a la nómina Poder Judicial, a cambio de algunos votos en favor de un aspirante a magistrado, pero al final se rompió el acuerdo.

Aunque ahora parece que el intercambio tendrá un mejor desenlace, aún hay muchos acuerdos por definir entre magistrados y diputados para sacar adelante el interés del Tribunal Superior de Justicia.

 

DENUNCIA CONTRA “EL CHEBO” SIGUE EN CONTRALORÍA: VÁSQUEZ

Aunque Fernández Torres se encuentra fuera del Poder Judicial, ello no impide que la Contraloría continúe la investigación por la denuncia de supuesto conflicto de interés.

Cabe recordar que su despacho llevó laudos contra el Poder Judicial menos de un año después de salir como director jurídico -lo que estaba prohibido por la entonces vigente Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado- cuando él ya ocupaba el cargo de secretario del Consejo de la Judicatura.

Además, los abogados y socios de “El Chebo” en su despacho, quienes participaron en los litigios contra el tribunal, ocupan cargos en esa institución. Por ejemplo, los de nombres José Cázares Siqueiros, actual analista del Consejo de la Judicatura, y Antonio Serrato Nava, subjefe de la Unidad Jurídica del Poder Judicial, llevaban los juicios con él y siguen en la nómina del Poder Judicial.

Foto: Cristian Torres.- La magistrada María Esther Rentería Ibarra

El magistrado Armando Vásquez afirmó que la denuncia es vinculatoria a los dos juristas, pues también son señalados por incurrir en lo que consideró un acto falto de ética que debe ser sancionado.

Juan Manuel Molina consideró que la presencia de estos abogados dentro del Poder Judicial puede beneficiar a Fernández Torres cuando éste presente la demanda contra el Poder Judicial, pues se enfrentaría a sus mismos compañeros de despacho, causando una derrota intencional y afectaciones al erario.

En su opinión, “El Chebo” se especializa en este tipo de juicios y recientemente ganó indemnizaciones -incluso reinstalaciones- para tres funcionarios del Poder Judicial que su despacho representó. Por ello no descarta que se trate de una salida pactada o negociada con Rentería Ibarra, a quien también le interesa sacar adelante el haber de retiro.

 

LA REMOCIÓN ANUNCIADA

El 19 de octubre de 2018, ZETA publicó un reportaje en su edición impresa titulado “Acusan conflicto de interés en el Poder Judicial”, en el mismo, el magistrado Armando Vásquez acusó a Fernández Torres de llevar juicios -él y su despacho- contra la institución, lo que consideró una falta severa que debía ser sancionada.

En su declaración, “El Chebo” comentó que su labor es meramente administrativa, por lo que no interviene en juicios ni sentencias que su despacho – y no él- lleva contra el Poder Judicial. De hecho, afirmó que por su función no está obligado a dejar de litigar, pero decidió hacerlo de forma directa para evitar malos entendidos.

Por estas acusaciones, el 22 de noviembre fue cuestionado por los diputados Catalino Zavala y Victoria Bentley, durante una comparecencia realizada en la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales, encabezada por Andrés de la Rosa Anaya, cuyo objetivo era seleccionar a dos consejeros de la Judicatura.

Las interrogantes molestaron al ex secretario del Consejo, quien respondió de manera retadora, desencadenando así una batalla verbal con Zavala y Bentley. La situación llegó a tal grado que De la Rosa tuvo que pedir orden y exigió al aspirante evitar rencillas personales fuera del recinto.

A raíz de ese incidente, se dice que diputados cerraron sus puertas para cualquier negociación, mientras dicho abogado permaneciera en ese puesto.

“Mientras estemos aquí, nunca va a ser consejero”, advirtió un legislador el día de la pelea con Fernández Torres.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio