Adiós al “Arquero de la Selva”

Foto: Internet/Pablo Larios
 
Deportez lunes, 4 febrero, 2019 12:00 PM

Pablo Larios Iwazaki, leyenda del Futbol mexicano, murió a los 58 años de edad, luego de ingresar al Hospital General del Norte de Puebla, donde fue intervenido quirúrgicamente tras un paro respiratorio que le paralizó un intestino.

Conocido como “El Arquero de la Selva”, fue uno de los porteros más espectaculares y efectivos del Balompié nacional en la década de los ochenta y principios de los noventa. Con una gran capacidad en las salidas por alto y a la hora de atajar disparos, el oriundo de Zacatepec, Morelos, debutó a los 20 años en Primera División, el 20 de septiembre de 1980, con la “Garra Cañera”, en un empate a cero contra Pumas. Descendió con Cañeros en la campaña 1982-83 y se mantuvo con el equipo en Segunda División; a pesar de ello, el entonces director técnico Bora Milutinovic lo convocó a la Selección Mexicana.

Jugó con Cruz Azul de 1984-85 a 1988-89, siendo subcampeón en dos ocasiones. Con los Cementeros jugó 138 partidos de Primera División, y con la Selección Nacional, debutó el 8 de agosto de 1984 en amistoso contra Irlanda que terminó 0-0. Fue el arquero titular del tricolor en el Mundial México 1986.

En total jugó 42 partidos en el arco nacional, su último fue la semifinal de la Copa Oro 1991 contra Estados Unidos.

Además, Larios fue campeón de liga con Puebla en la campaña 1989-1990 y, en el mismo año, se convirtió en campeón de Copa con los de la Angelópolis. Se retiró con Toros Neza, club al que llegó en 1994-95 y del que se despidió en Verano 98, su última final fue la que perdió ante Chivas en Verano 97 y su último juego fue frente al América, en la fase de repesca celebrada en abril de 1998.

Pablo Larios es considerado uno de los símbolos de Cruz Azul, y para muchas personas, una jugada en especial quedó en la memoria: Pablo se presentó en el juego de ida de la final del Torneo 1986-87 ante Chivas, tapando primero un disparo de Fernando Quirarte y después se levantó con grandes reflejos para tapar un cabezazo de Eduardo de la Torre.

Luego de dejar las canchas profesionales, Larios sufrió golpes muy duros como la muerte de sus padres en un lapso muy corto, de una hermana y de su hijo. En una entrevista con Univisión, “El Arquero de la Selva” contó todas las desgracias que le ocurrieron tras su retiro de las canchas, una de éstas, cuando cayó en las drogas, algo que le dejó fuertes y visibles consecuencias. Según su confesión, consumió cocaína durante tres o cuatro años aproximadamente, lo que provocó que se contagiara de un virus que terminó desfigurándole el rostro, pues tuvo que ser sometido a veinte operaciones.

El también ex portero Jorge Campos se refirió a la pérdida de Larios, a quien considera su ídolo y máxima inspiración para convertirse en arquero: “Se fue el mejor de todos los tiempos aunque le pese a muchos, sobre todo a los que no conocen el arco. Siempre le estaré agradecido por lo que me enseñó. Gracias a él, la gente se acuerda mucho de mí. Creo que fui su obra maestra, por todo lo que me entrenó. Gracias ídolo”,  declaró el ex portero de los Pumas para el comentarista Christian Martinoli, quien tuiteó estas palabras.

“Nos unimos a la pena que embarga a la familia de nuestro exjugador Pablo Larios Iwasaki por su sensible fallecimiento”, señaló “La Máquina”, equipo con el que marcó época en los años ochenta.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio