Abundan drogas sintéticas

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa martes, 26 febrero, 2019 01:00 PM

Según una fuente estatal de las autoridades, 11 empresas de mensajería –entre ellas Paquete Express, FedEx, Baja Pack Express y DHL- están en la mira por posible trasiego de estupefacientes fabricados en laboratorios, desde LSD y fentanilo hasta marihuana. “El destinatario ya está bajo investigación, pues hay cierta relación también con el acceso de otras drogas como tachas, y otras más que se están distribuyendo entre adolescentes, principalmente en la zona centro”, revelaron elementos de seguridad a ZETA

“La droga está llegando por todos lados, la droga está invadiendo a Baja California Sur, al menos así se ha notado los últimos meses, la droga llega a domicilio y tenemos, por lo menos, 11 paqueterías en la mira que reciben constantemente paquetes extraños, cargados con estupefacientes”, refiere el Agente Estatal de Investigación Criminal.

Y no sólo fuerzas estatales, fuentes militares confirmaron que aunque la situación ha bajado, en cuanto a ejecuciones, los cargamentos de droga se han intensificado drásticamente, lanchas rápidas, aeronaves, barcos, vehículos y ahora paqueterías que han sido detectadas transportando droga.

En las últimas horas, dos empresas más forman parte de la estrategia delictiva para hacer llegar “paquetes” a domicilio.

“Realizaba una revisión de rutina a un tracto camión de una empresa de paquetería, que había arribado a la entidad de Topolobampo, Sinaloa, en la revisión un binomio canino de la Sedena advirtió de un paquete sospechoso, el cual al pasarlo por la máquina de rayos X mostró contar con otro paquete en su interior”, refiere el equipo de destacamento en el filtro de revisión secundaria en Puerto de Pichilingue.

En caja de pañales encontraron paquete con drogas que venía desde Mazatlán, Sinaloa a través de una paquetería, el binomio canino de la SEDENA hizo el hallazgo

El hallazgo ocurrió el martes 19 de febrero, el “paquete” una caja de pañales empaquetada como todas, en el interior contaba un doble fondo, allí localizaron “un paquete confeccionado conteniendo una sustancia con características de droga. Cabe destacar que esta es la cuarta ocasión en que personal de destacamento en este punto realiza un decomiso de esta naturaleza”, han ido en aumento.

También en Los Cabos, el Ministerio Público Federal acudió a “la empresa de paquetería DHL ubicada en la Ciudad de Cabo San Lucas en el paseo Leona Vicario, detectaron cinco paquetes, que despedían un olor característico a la droga conocida como marihuana”, expresó la institución federal.

Constantemente se reciben paquetes de apariencia extraña, en la que por mucho tiempo se dejó pasar y no siempre hay presencia militar o de binomios caninos para identificar si hay estupefacientes ingresando, por esos medios es que llegan drogas para “millennials”, diseñadas para jóvenes que buscan otra clase de emociones por estar “de moda”.

Algunas paqueterías ya identificadas con problemas por receptar “paquetes”, son las siguientes: Paquete Express, FedEx, Baja Pack Express, DHL.

Uno de los paquetes interceptados por paquetería iba dirigido a una plaza comercial ubicada en 5 de febrero y Josefa Ortiz de Domínguez, para el local 5, pero en el local 6 se encuentra la negociación Serviexpress Electronik – Hospital de Electrónica, coincidentemente, el paquete era de la droga LSD.

 

ASÍ OPERAN PAQUETERÍAS

La forma de operar de narcotraficantes es utilizar medios “innovadores” para hacer llegar la droga a su destino sin ser detectada.

ZETA ya había revelado la operación en paqueterías y que se ha dado por años, el problema es que hay una gran participación no sólo de agentes de seguridad de la Policía Municipal, Estatal, Ministerial o Federal.

“Hay indicios de agentes aduanales coludidos, que están participando para que de alguna manera pasen los productos, no pueden estar llegando paquetes a manos del último filtro que son los binomios caninos, debieron haberse verificado por la autoridad aduanal y no está ocurriendo, algo pasa y son de las líneas de investigación que se persiguen”, refiere el miembro de la Agencia Estatal de Investigación Criminal.

No hay cuidado en lo que se envía y para los narcotraficantes es más sencillo arriesgar un paquete que evidenciar toda una logística, que implica personal detenido, que puedan hablar sobre el grupo criminal, perder vehículos, dinero e invertir más, por ello mejor la logística es gratis y a un bajo costo.

ZETA tuvo acceso a una ficha de entrega de un “paquete” que compromete la seguridad de sus ciudadanos.

DATOS DEL “PAQUETE”.

Envía: Erik Ramón Palmeros.

Empresa: Erik.

Dirección: Ignacio López Rayón 710. Col. Centro.

Municipio: Isla.

Estado: Veracruz. Código Postal: 95641.

El receptor tranquilamente, sólo debe acudir a la paquetería y apropiarse de la mercancía, como lo ha hecho por años.

Destinatario: Jesus Calvillo. Celular: 612-194-41-4 (último número ilegible).

Empresa: Ocurre.

Dirección: Boulevard 5 de febrero #895. Local 5.

Municipio: La Paz.

Estado: Baja California Sur. Código Postal: 23060

El “paquete” llegó como “Refacciones tecnológicas”, fue recolectado el 19 de enero del 2019.

El aseguramiento estuvo a cargo de la Policía Federal y fue identificado como droga conocida como LSD (dietilamida del ácido lisérgico), la cual es una droga alucinógena. El empaquetado del ácido fue en porciones de hasta 6 por bolsita y era fácil de identificar, la marca es “Proyecto Marte” y cuenta con transportador espacial en blanco y negro.

“Ese destinatario ya está bajo investigación, pues hay cierta relación también con el acceso de otras drogas como tachas, y otras más que están distribuyendo entre adolescentes, principalmente en la zona centro. Estamos invadidos en la zona dorada de esta clase de sustancias que lastiman mucho al cuerpo”, refiere la Agencia Estatal de Investigación Criminal.

Con total tranquilidad jóvenes distribuidores “de caché”, que manejan drogas para la crema y nata de la capital, mantienen operaciones de bajo rango, “paquetes al menudeo”, no son grandes cantidades, pero que han alertado al menos a inteligencia de la Policía Federal, de la Agencia Estatal de Investigación y también a la milicia.

Aunque no ha sido confirmado, de manera extraoficial se sabe que los 630 kilos de cocaína y 15 personas colombianas, ecuatorianas y mexicanas tenían como destino BCS y después Estados Unidos

Mientras pasan grandes paquetes o cargamentos por otros puntos del estado, a través de las paqueterías está ingresando el cáncer del estado, la venda de droga al menudeo.

“Pues más allá de ser un trampolín para la droga como ha ocurrido por décadas, creo que las autoridades se han quedado estancadas, los esfuerzos se dirigen a capturar grandes cargamentos, porque es lo que vende y es lo que a ellos les brinda una palmadita en la espalda, pero lo que realmente nos está afectando a los ciudadanos es la droga que se queda o la que llega confeccionada para su venta en la entidad, es ahí donde no se está poniendo la atención, porque no es la misma capturar a narcomenudistas que capturar la droga antes de llegar, eso les daría más en el bolsillo a los carteles de la droga”, lanzó el experto y representante del Consejo Ciudadano de Atención a Víctimas del Delito.

 

DROGAS DE MARCA A LA VENTA

En un operativo conjunto de eliminación de drogas en las calles del estado, principalmente en Los Cabos y La Paz, más agudo en la capital, se han desplegado diversas persecuciones, al menos 5 persecuciones, balacera y tres detenidos, dos de ellos graves, pues en dos de las 5 persecuciones los autos se estrellaron.

Con dos detenidos la persecución del 12 de febrero, una pareja de narcomenudistas chocaron en Jaime Bravo entre Hidalgo y Morelos en La Paz, ambos fueron trasladados al Hospital, de donde según informes se “fugó” el narcomenudista.

El otro incidente ocurre en Forjadores y Veracruz también en la capital, el narcomenudista “El Michel” León de 23 años, fue perseguido por fuerzas militares y estrelló su auto contra la negociación “Tabú Sushi”, en su poder encontraron:

13 envoltorios de cocaína.

3 conteniendo cristal.

4 envoltorios de cocaína base.

5 envoltorios de marihuana.

Mil 810 pesos en efectivo.

La marca de la droga encontrada fue identificada con “la pirámide con el ojo que todo lo ve”, dicho símbolo se puede encontrar en los billetes de un dólar. Para los masones la pirámide es el símbolo de la construcción, la obra para llegar al Gran Arquitecto o Dios. El ojo, en tanto, es el símbolo de Horus; el ojo de Horus, dios sol, también es utilizado por los cristianos y judíos para hacer referencia a Yahvé.

En otra persecución realizada días atrás, ahora en la carretera a Los Planes, agentes de la Sedena y agentes de la Policía Estatal de reacción inmediata, el 13 de febrero lograron el aseguramiento de 15 kilos de estupefacientes.

La persecución, según los informes oficiales, ya que no hay extraoficiales porque nadie se enteró, relatan que hubo disparos y los agentes de seguridad acudieron al llamado, detectando una camioneta Toyota Sequoia de color gris a bordo dos narcos, por lo que la persecución y balacera culminó en la zona de yonkes.

Casualmente, las dos personas del sexo masculino quienes se estrellaron en un montículo de arena en una terracería aledaña al corralón Magdaleno, descendieron del automóvil realizando disparos contra los efectivos para luego internarse en el monte, ahí se perdieron.

En la camioneta aseguraron:

618 envoltorios de plástico conteniendo cristal.

218 envoltorios de cocaína.

Dos paquetes confeccionados con marihuana, con un peso aproximado de 15 kilogramos.

Dos armas largas calibre 223 de la conocida como R-15.

Dos armas cortas calibre 45 milímetros.

La droga estaba identificada como “Mont Blanc”, una marca peculiar, distribuida por colores, y según la densidad de la droga es el mismo, paquetitos como si fueran dulces de color rojo, amarillo, azul turquesa y azul rey.

Persecución en La Paz terminó con volcadura y dos narcomenudistas lesionados, los perseguía la Marina y Policía Federal, lo que ha demostrado cero tolerancia al narco en BCS.

“Esa droga llevaba como destino el municipio de Los Cabos, los paquetes asegurados se distribuyen en aquella zona, por lo cual fue un duro golpe para narcomenudistas de aquellos puntos, así es como podremos erradicar y bajar los índices, lo que podría provocar ahora una reacción de los grupos criminales, que ya estamos previendo eso, que debido a los golpes constantes que les hemos dado, tengan a mal responder con una agresión”, puntualizó la Agencia Estatal de Investigación Criminal de la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur.

 

DROGA CENTROAMERICANA PARA BCS Y EU

“Se detectó la presencia de la embarcación en los radares, la embarcación con 4 motores se tuvo que contener con la desarticulación de tres de ellos y así conseguir detenerla, de otra manera hubiera sido imposible, su trayecto era y es, una ruta muy marcada, atravesar el Océano Pacífico, pasar por Baja California Sur y quizá hasta Estados Unidos, sobre todo se considera porque es rara la incursión de extranjeros en la venta de drogas en México, pero no en Estados Unidos, por lo que se considera se detuvo un cargamento que podría tener implicaciones bilaterales”, refiere inteligencia militar sobre un aseguramiento importante.

Durante la madrugada del lunes 18 de febrero la Secretaría de Marina Armada de México, en funciones de Guardia Costera, tuvo a la vista una embarcación sospechosa con cuatro motores, al igual o más potentes que las mismas naves interceptoras de la Marina.

El avistamiento se logró frente a las costas de Sinaloa por personal adscrito al Sector Naval de Topolobampo, puerto sinaloense. La nave contaba con 15 tripulantes y aproximadamente 630 kilogramos de cocaína. Los tripulantes eran de distintas nacionalidades, sobresaliendo la colombiana: 8 ecuatorianos, 4 colombianos, 3 mexicanos.

La Marina confirmó el operativo, luego de que ZETA insistiera sobre la incursión de la droga.

“Un avión de la Armada de México avistó navegando a gran velocidad a una embarcación sospechosa, lo que condujo a establecer una operación conjunta entre unidades aeronavales, personal de Infantería de Marina y unidades de superficie (buques), a fin de interceptar la embarcación e inhibir la presunta acción delincuencial. En una acción helitransportada en la que elementos navales de Infantería de Marina realizaron una inserción vertical desde un helicóptero Black Hawk a la presunta embarcación infractora, la cual se encontraba tratando de evadir al helicóptero de Marina. Cabe la mención que este tipo de acciones representan un alto riesgo para el personal naval”, manejaron agentes de Marina.

Sobre la interrogante de si la droga traía destino Baja California Sur, mencionaron que las operaciones de inteligencia mantienen indagatorias para determinar si la entidad estaba en el blanco.

Mientras que información extraoficial consideran su llegada al estado y después a Estados Unidos, como una ruta trazada como “normal”.

De manera sigilosa se ha tratado el aseguramiento, sólo manifiestan que el operativo se dio frente a costas de Sinaloa, pero hay indicios que el cargamento mantenía una desplazamiento distinto a los puntos identificados como acceso a tierras sinaloenses, lo cual da a pensar y con los datos extraoficiales, que los destinos eran más a costas y territorios semidesérticos antes que nada.

La Marina confirmó que el operativo se llevó a cabo con “estricto respeto a los Derechos Humanos y en apego en lo establecido en el Manual de Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas”.

 

LA INCURSIÓN DEL FENTANILO

Una nueva droga que ya amenaza a la frontera de México con Estados Unidos ha sido descubierta con ingreso a Baja California Sur, a mediados de diciembre del 2018, y sin alertar, fue asegurado un cargamento importante con dicha sustancia que es 100 veces más potente que la Heroína y la misma Morfina.

El cargamento fue descubierto con sorpresa cuando elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, detuvieron a un hombre que viajaba a bordo de un tracto-camión rojo en la Carretera Transpeninsular Benito Juárez en su tramo Loreto – Santa Rosalía.

En una primera inspección se pudo localizar tres kilos de Clorhidrato de Metanfetamina, conocida como “cristal” en cuatro de los contenedores del camión, semanas atrás la Procuraduría General de la República (PGR), logró sentenciar al chofer de la unidad por delitos contra la salud, en la modalidad de transporte de los narcóticos con una pena de 13 años y seis meses de prisión en el Centro de Reinserción Social de La Paz, y multa de quince mil noventa y ocho pesos.

Una vez examinado el camión, aseguraron 260 contenedores con lo siguiente:

254 contenedores con clorhidrato de metanfetamina, con un peso neto recibido de 243 kilos 262 gramos.

Seis contenedores con fentanilo con un peso neto recibido de 6,006.7 gramos.

Un contenedor con 49 comprimidos de color azul de la sustancia activa Fentanil.

A finales del mes de enero del 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) incineró narcóticos relacionados con 39 carpetas de investigación y aseguramientos de drogas en Baja California Sur, entre lo destruido destaca 3.6 gramos de clorhidrato de cocaína, 482.547 kg de clorhidrato de metanfetamina, 6.063 kg de fentanilo, 531.858 kg de marihuana, 1.6 gramos de semillas de marihuana, así como 4 mil 553 comprimidos de fentanilo.

Para el gobierno mexicano y el estadounidense es vital destruir dicha droga, pues es altamente peligrosa y ha generado graves afectaciones, es una droga de gran preferencia por la comunidad adolescente de Estados Unidos, por lo cual se ha convertido en un blanco primordial.

De acuerdo a los informes recibidos por ZETA es muy probable que el fentanilo se haya dirigido a Los Cabos, uno de los mejores destinos turísticos para la comunidad estadounidense, además ya se encuentra en puerta el periodo de springbreak, lo cual pudo moverse tanto para atender la demanda de ese periodo.

Según especialistas, el fentanilo “es un agonista narcótico sintético opioide utilizado en medicina por sus acciones de analgesia y anestesia, tiene una potencia superior a la morfina por lo que se emplea a dosis más baja que ésta, siendo el efecto final a dosis equivalentes similar al de la morfina. Se emplea por vía transdérmica en forma de parches, por vía sublingual, en forma de spray nasal, comprimidos para chupar, vía intravenosa y vía epidural”.

Su efecto en el organismo tiene una acción menor a 30 segundos si es vía intravenosa y la alucinación puede durar entre 5 y 10 minutos y extenderse por una hora.

Vía epidural o intradural, el efecto es retardado de 4 a 10 minutos y su efecto es mayor, de media hora y hasta 120 minutos, el riesgo es grande de morir por una sobredosis.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio