En Tecate no buscan candidatos para ganar, sino para perder menos mal.

Benjamín Gómez / Patricia Ramírez / Zulema Adams
 
Cuentahiloz lunes, 21 enero, 2019 01:00 PM

Más que escasez, los partidos políticos saben que simplemente no tienen a quién postular como candidatos en Tecate. Simplemente no hay quién. Los que eran los “grandes partidos”, PRI y el PAN, ruegan porque alguien cargue con el desprestigio que han regado por todo el pueblo. Y pocos aspiran a tal hazaña.

Por ejemplo, pese a mantener el gobierno municipal, en el Partido Revolucionario Institucional no tienen a quién postular a la alcaldía. Hace unos meses, la alcaldesa Nereida Fuentes juraba que podría reelegirse, aunque luego se le vinieron encima las ocho semanas de paro de labores en el conflicto laboral que nunca quiso atender. Ahora, con dos gramos de sensatez, la señora presidenta o su partido saben que ni de chiste puede ser electoralmente competitiva. Así que el PRI optará por entregar la candidatura a un hombre y dejar fuera a Fuentes para intentar no arrastrar con sus pésimos resultados en materia de servicios, de obras públicas, de inseguridad y abusos por parte de la Dirección de Seguridad Pública. En una palabra, con su desgobierno.

El actual diputado priista Benjamín Gómez, otro anodino personaje de Tecate, será quien entre al quite. Y no por tener posibilidades de triunfo, sino porque el partido cree tener cierto control sobre él y la campaña. La derrota la huelen inminente.

En el Partido Acción Nacional, las cosas no son distintas. A Tecate lo apartaron para una mujer y no tienen de dónde escoger. El PAN intentará sacar a una de tantas candidatas perdedoras y reciclar a su candidata que a priori la saben arruinada. En ese sentido o irá Patricia Ramírez, directora de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate y ex candidata fracasada en 2013. O Lucía Rodríguez, candidata igualmente aplastada en 2016.

Fuera de estas dos mujeres, el PAN tiene un panorama aún más desolador. Han pensado en desempolvar a la ex legisladora Rosa María Castillo, cuya capacidad quedó más que expuesta en su paso por la malograda candidatura a la diputación hace tres años.

Hay quien ha pensado incluso en la regidora Raquel Quintero, que ni parece representar al PAN en Cabildo, sin posicionamientos ni oposición, nada más para cobrar religiosamente sus catorcenas.

Movimiento Regeneración Nacional tampoco tiene a una gran figura. Al igual que el PAN, le apostó a  una mujer. No hay mucha opción, todos voltean a ver a su actual regidora Zulema Adams, conocida más por sus escándalos personales que por su carrera política. No ha sabido ser oposición en el Cabildo, al no encabezar temas o denuncias al gobierno, ni movilizaciones. Como tampoco tiene estructura, ni capacidad de discurso.

De ese nivel están los partidos en Tecate.

 

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio