Impunes, asesinos a sueldo


 
Noticias del día jueves, 26 febrero, 2015 08:00 PM

El pago por asesinar a un vendedor de drogas varía entre 2 mil 500 y 20 mil pesos, según la célula criminal que ordene el crimen. Matones detenidos han revelado a la autoridad que los Uriarte, encabezados por Javier Mendoza Uriarte “El Chapito”, pariente de Raydel López Uriarte “El Muletas”, y que representan lo que queda de “Los Teos”, les pagan entre 2 mil 500 y 3 mil pesos a la semana, sin importar cuántos operativos homicidas realicen. En el lado contrario, los asesinos de los hermanos Arzate García, “Los Aquiles”, principales representantes del Cártel de Sinaloa, han declarado recibir 20 mil pesos por un solo muerto. De acuerdo a cifras oficiales de 2014, en Tijuana se comete el 64.70 por ciento de los homicidios que ocurren en Baja California, y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) logra capturar homicidas, solo en tres de cada 10 casos. El año pasado se cometieron 492 asesinatos en Tijuana, la autoridad abrió 462 actas -algunas con víctimas múltiples- y el Ministerio Público del Fuero Común logró consignar 133 averiguaciones previas, lo que significa una efectividad del 29%, y que en 2.9 de cada 10 casos hubo capturas, aunque eso no garantiza que todos los involucrados en el homicidio hayan sido detenidos. Los mismos números indican que en Tijuana, en 329 actas con persona asesinadas no hubo avance y los homicidas continúan libres e impunes. Si se considera una productividad similar en el resto de Baja California, significa que de los 714 homicidios cometidos en la región en 2014, en 500 expedientes los matones continúan en libertad y solo hay detenidos en 214 casos. El problema es que la impunidad de los homicidas llega más lejos, ejemplo reciente fue la liberación, a mediados de enero de 2015, de los homicidas materiales del ejidatario Pablo Arce, asesinado en febrero de 2014. Agustín Martín Ortiz y Christian Alberto Hurtado, quedaron en libertad pese a estar identificados plenamente con videos, recibos y ADN. Primero fueron favorecidos con el suicidio, en abril de 2014 -que la familia del muerto denunció como sospechoso-, de su cómplice Manuel Erasmo Valdés, el conductor el día del crimen y quien había confesado los hechos, señalando a los detenidos y a otros dos sujetos prófugos, como los autores intelectuales. Tras el “oportuno suicidio”, la principal testigo ocular que había identificado plenamente a los matones en la escena del crimen, se negó a confirmar su versión, le ofrecieron protección pero, sin decir razones, no quiso saber más. Después un policía ministerial de Rosarito, de quién los investigadores involucrados sospechan recibió dinero, dijo que él no lo había detenido como decía el reporte -versión verdadera-, sino que se lo habían entregado elementos de la Subprocuraduría de Delincuencia Organizada, y por la discrepancia del parte informativo, los homicidas quedaron libres. ZETA preguntó en la Procuraduría cuántos de los homicidas detenidos han sido liberados como Ortiz y Hurtado, pero no pudieron dar una cifra, aunque aseguraron que son casos excepcionales. Estadísticas facilitadas a este Semanario, que incluyen datos de la efectividad de la PGJE en Baja California en los últimos cuatro años, muestran un patrón similar en los resultados: * En 2013 la efectividad en la resolución de casos de homicidios fue del 23 por ciento. * En 2012, subió a 36.79%. * En 2011, fue  también del 29%. Impunes desde la pugna 2008 -2012 Como parte de ese grupo impune, plenamente identificado por el Consejo Estatal de Seguridad Pública del Estado como los líderes de grupos homicidas que operan en el estado, principalmente en Tijuana, y que han sido detenidos y liberados, están también: Luis Toscano Rodríguez “El Mono”, cabecilla de “Los Pelones”, ex del Cártel Arellano Félix, ahora con Sinaloa y en este mismo grupo: Manuel Martín Cárdenas Meza y Alberto Ávila Alvarado “El Chacal; y Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado de Alfonso Lira “El Atlante”. Operadores de “El Tigre”: Javier Adrián Beltrán Cabrera “El R4” (tomó apodo de su hermano muerto), Salvador Eduardo Zavala Narváez “El Chava”, Aldo Arellano Rodríguez “El Gerber” y “Los Erres”; José Ángel Lozoya Verdugo, Mario Alberto González “El Chichi”, Daniel Iván Machado Gálvez “El Chico”, Arturo Odilón Juárez Ramírez “El Halcón”, Édgar Gabriel Miramontes Ordaz “El Flaco”, Juan César Ramírez “El Forrest”, Omar Martínez Salazar “El Omarcillo”, Sair (Said)  Aceves Lares “El Mojarra”, Armando Miramontes Ordaz “El Coco” y Santos Cháirez Velázquez. Y de parte de “Los Aquiles”, René Arzate García “La Rana”. Los cabecillas de matones detenidos en 2014 fueron: Alfonso Lira “El Atlante”, José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas” y Francisco Javier Flores Hernández “El Lentes”. Quienes no han pisado la cárcel son los líderes Alfonso Arzate “El Aquiles”, sobre quien ya existe orden de aprehensión por secuestro y su matón, Abelardo Arzate “El Mostro”; José Antonio Soto Gastélum “El Tigre”, quien se quedó con los restos de “Los Teos” que no tiene orden de aprehensión, y  Cenobio Flores Pacheco “El Checo”, líder y representante único del Cártel de Sinaloa en Mexicali, quien según algunos homicidas recientemente detenidos, ha extendido su operación a Tijuana. Presentados apenas el 1 de febrero de 2015, Juan Osuna y Manuel García quedaron consignados por el homicidio de otro líder de asesinos, Rogelio Alonso Castillo González  “El 300”, cometido el 10 de marzo de 2014, también fueron acusados de otros tres homicidios: Víctor Reyes Aguilera el 13 de febrero 2014,  Miguel Sánchez el 25 de mayo de 2014, y Ulises Agni Tapia el 28 de mayo del mismo año. Su socio criminal, Gustavo Hernández, había sido capturado en mayo de 2014, y en sus declaraciones confesó que le pagaban por matar, que su jefe era “El Checo”, quien por cierto, había ordenado la muerte de Agni Tapia en Tijuana. Casos relevantes de 2014 estancados Para tener una idea de los avances, ZETA solicitó información actualizada de una serie de homicidios que llamaron la atención de la opinión pública. Enero 2014 En el restaurante Tapanco, ubicado en el Bulevar Popotla de Rosarito, mientras desayunaba, al ex miembro del CAF y ministerial Francisco Manzo Morán “El Negro” y/o “El Billy”- previamente detenido y liberado como secuestrador-. No se dio seguimiento, no hay detenidos y el caso permanece abierto. El ex policía municipal de Tijuana Carlos Enrique Gavarain Rebollar fue asesinado mientras circulaba en su auto por el fraccionamiento Yamile de Tijuana, se descartó que el homicidio haya estado relacionado con la acusación de violación que recibió tres meses antes de renunciar a la Policía, pero no se mencionó otra línea de investigación. Caso estancado. El 21 de enero, en Mexicali, dos hombres fueron acribillados en el restaurante Chayos de la colonia Esperanza, por un par de hombres que levantaron a otro y lo ejecutaron cuatro cuadras adelante. Se determinó que el abogado que secuestraron y mataron no tenía nada que ver, y que a los dos sujetos del restaurante los mataron por drogas. Hay un detenido que se encuentra en prisión preventiva y, a pesar de que ha transcurrido más de un año, debido a que varios trámites se han pospuesto, el proceso que se sigue por el Nuevo Sistema de Justicia Penal, sigue en etapa intermedia. Febrero 2014 Asesinan en Rosarito al secretario del Ejido Mazatlán, Pablo Arce Mayoral. Los homicidas fueron detenidos, oficialmente uno se suicidó en la cárcel y los otros dos fueron recientemente liberados por inconsistencia en el parte informativo. Marzo 2014 En la colonia 20 de Noviembre, Delegación La Mesa de Tijuana, localizaron el cadáver del ex comandante de la Policía Federal en el aeropuerto de la capital del país, Fernando Camp Rodríguez. Las indagatorias locales indican que una célula criminal de ex policías liados con agentes que iniciaron actividades delictivas con el Cártel Arellano Félix, lo secuestraron, cobraron un rescate por su vida y de todos modos lo mataron “porque los reconoció”. Se trata de aquel grupo en el que fueron detenidos, en octubre de 2014, dos ex miembros del CAF y el ex perito José Daniel Canales Rodríguez “Ramsés”. La PGJE entregó a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) varios expedientes de secuestro ligados a esta célula. En las declaraciones de Canales se había mencionado la participación de una veintena de policía corruptos, de los ex policías José Luis Chávez “Ramiro” y Jaime Verduzco “El Lic”, así como del líder criminal Lorenzo Hernández “El Viejón”. La PGR tomó el caso para detenerlos, pero al final, secuestradores y homicidas siguen libres.    Como resultado de una balacera en la zona de Los Arenales, en Primo Tapia, en Rosarito, cuatro personas fueron asesinadas -incluido un niño de 11 años- y siete resultaron heridas. Según la PGJE, no se trató de un pleito incidental, los homicidas iban por el joven Tomás Llamas García, emparentado con ex miembros del Cártel Arellano, quien al morir estaba acompañado de sus amigos Bryan Fernández Morales (yerno de Hernando Durán, ex director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana), Rubén Sánchez Castañeda (hijo de Rubén Sánchez Madero, ex delegado de Santo Tomás en Ensenada) y Javier Vázquez Roble, que intentaron salvar su vida. El caso no registra avances. Abril 2014 El empresario Jaime García Arteaga, propietario del Club Marena en la delegación Primo Tapia en Rosarito, sobre la Carretera Escénica -a la altura del poblado Primo Tapia-. En la reconstrucción de hechos, la PGJE le mostró a Carlos Mijes, socio de la víctima, quien lo acompañaba el día que lo mataron, que las evidencias no coincidían con sus declaraciones. Sin embargo, el testigo se sostuvo en su versión la de un tirador fantasma. La Procuraduría investiga el móvil laboral, la principal línea es que lo asesinaron por cuestiones relacionadas con el dinero y las empresas que poseía. También revisan la línea de que pidió dinero al prestamista equivocado. Pero no ha habido avances. Junio 2014 En la colonia Leyes de Reforma de Rosarito se registró una balacera donde murieron cuatro personas, las autoridades tienen identificado como presunto responsable de esta balacera al traficante y sicario Javier Flores Hernández “El Lentes”. De hecho la Policía Estatal Preventiva lo detuvo por posesión de armas y drogas el mismo mes; sin embargo, la PGJE no ha podido fincarle cargos por estos homicidios Julio 2014 Una madre de familia y su hijo fueron asesinados mientras estaban en su domicilio, en la colonia Obrera de Tijuana. Los agresores fueron entregados por miembros del crimen organizado a la Policía Ministerial, confesaron y siguen bajo proceso. La novedad en el caso es que Eligio Martínez Camacho, el padre de esa familia que había sobrevivido al ataque, apareció asesinado en enero de 2015 por un pleito de narcomenudeo.   Agosto 2014 Un hombre de aproximadamente 70 años de edad, fue asesinado con arma de fuego en la colonia Dávila, cerca de la taquería conocida como Las Ahumaderas. El caso sigue sin detenidos, ni sospechoso identificado por nombre. Solo tienen fortalecida una línea de investigación, datos de que el occiso intentaba vender un programa con patente, para detectar petróleo. Noviembre 2014 Fernando Ávila Valenzuela, identificado como líder criminal en el Cártel Arellano Félix, fue asesinado a tiros en el interior de un pick-up color blanco en la colonia Empleado Postal de Tijuana. La familia dijo que no querían saber nada de la investigación, para poder recuperar el cuerpo para velarlo, un hermano de la víctima se acercó a la PGJE y reconoció que el muerto estaba en el afiche de Los Más Buscados del gobierno de Estado Unidos, que “trabajó” con los hermanos Arellano Félix, que tuvo rango, pero que no sabían nada. Esta indagatoria también se encuentra estancada. Se suman asesinos en tiempos de Lares Tras el homicidio del ex director del Instituto Municipal del Deporte de Tijuana (IMDET), Arturo Hachadur Kaloyán, en diciembre de 2013, estrenando al alcalde Jorge Astiazarán y al secretario Alejandro Lares, los presuntos homicidas del funcionario identificados por la PGJE siguen libres, han cometido más asesinatos y controlan ciertas zonas de la ciudad. Se trata de Dalia Rodelo “La Prima” y Julián López “El Chino”, quienes durante 14 meses han estado entre los más buscados en Tijuana. Se sabe que tienen casas en Rosarito, pero no han podido detenerlos. Ahora como parte de esta lista de matones clave, el Municipio colocó a partir del 4 de febrero de 2015 a Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”. En conferencia de prensa, el secretario Lares mostró la cara del matón que ya había sido publicada por ZETA en noviembre y diciembre de 2014. Lo hizo cuando presentó a cuatro de los socios criminales detenidos por un homicidio cometido en febrero, otro en 2015, y uno más de en septiembre de 2014. De este grupo destaca la violencia ejercida en contra de sus víctimas, al que mataron el año pasado lo descuartizaron y al de enero lo torturaron en sus partes nobles antes de asesinarlo. Conforme al organigrama en poder del Consejo Estatal de Seguridad, para los asesinatos,  “El Moreno”  está asociado con  Susano Lobato Godínez “El Susano”, Israel Angulo Quiñonez  “El Wimer” y los hermanos Dávalos Magaña, Hugo Gerardo y Jonathan Alfredo; y para el secuestro, con Florentino Sánchez Hernández “El Michoacano”, Junior Belem Sánchez Hernández y Reyver Sánchez Sánchez. También en febrero 2015, pero el día 13, la PGJE presentó detenido a José Tinoco y Jorge Ramírez por el homicidio en Tijuana de  Marco Antonio Zambrano Anaya “El Sargentito”, hijastro de Manuel García Morales “El Sargento”, asesinado con su hija de 9 años en abril de 2013. Como presunto responsable de este homicidio aparecía José Antonio Beltrán Cabrera “El R4”, mano derecha de José Soto “El Tigre”. Fue acribillado el 11 de mayo de 2013 en Mexicali. Según los detenidos, su jefe, quien les ordena los homicidios -les imputaron cuatro en total- es “El Cuate” (sin mayor identificación) y delinque para René Arzate “La Rana”, de “Los Aquiles”. Homicidios 2015 De acuerdo a datos de la Procuraduría del Estado, del 1 de enero al 18 de febrero, en Baja California se han cometido 81 homicidios dolosos: 54 en Tijuana, 29 en Mexicali y tres en Rosarito, Tecate y Ensenada, respectivamente. En el mismo tiempo, conforme a los boletines de la PGJE, han sido detenidos 15 homicidas comprendidos en nueve actas, que incluyen a 15 personas asesinadas; nueve de esos asesinatos se cometieron en 2015, todos en Tijuana. En Mexicali también hubo asesinos capturados, fueron cuatro. Tres por crímenes cometidos entre 2013 y 2014, y Emanuel López Espinoza detenido por la violación y asesinato de la niña Janeth Lizeth, de 12 años.

Comentarios

comentarios


Tipo de Cambio