Va SSPM contra “policías auxiliares” que buscan amparo


 
Noticias del día miércoles, 10 septiembre, 2014 04:18 AM

Desde que en marzo de 2014, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de Tijuana, integró a policías auxiliares –antes parte de una asociación civil que prestaba servicios de vigilancia a comercios y colonias– a su corporación, 300 elementos manifestaron su inconformidad con el cambio y se opusieron a cambiar de filas. Mediante un amparo colectivo, la asociación civil “Profesional al Servicio del Público” mantiene a sus elementos portando uniformes de policías auxiliares y entregando recibos a nombre del Ayuntamiento de Tijuana. Al hacerlo, argumenta la Secretaría, incurren en el delito de usurpación de funciones. De hecho, el 3 de julio de 2014, Rogelio Rentería Ramos y Roberto Mojica Molina, quienes trabajaban para la asociación civil, fueron detenidos en posesión de indumentaria de la policía comercial y de la policía auxiliar de Tijuana en la colonia Villas del Sol. Policías municipales de la delegación la Presa, les encontraron dos cachuchas de ambas corporaciones, 37 proyectiles calibre .380, una fornitura y una pistola de utilería. De los sujetos no se encontró registro en la SSPM. Fueron turnados al Ministerio Público Federal, por posesión de cartuchos y accesorios policiacos, y usurpación de funciones. En circunstancias similares la policía municipal de Tijuana ha arrestado a siete miembros de la asociación civil por usurpación de funciones: portaban uniforme de policía auxiliar, solicitaban pago de cuota en colonias. José Antonio Oviedo Martínez, director de Servicios de Vigilancia Auxiliar (integrada por la policía comercial y vigilancia auxiliar), explica que es complicado controlar el cobro de cuotas por la cantidad de personas amparadas. No obstante, desestima que sean realmente 300 los inconformes: “Tienen cuatro amparos y 300 firmantes, pero muchos están con nosotros, algunos firmaban lista de asistencia y fue la que presentaron para el amparo”. Laguna legal No obstante los intentos de la Secretaría de Seguridad Pública por regular el trabajo de los policías auxiliares, la abogada Sara Villegas lleva los amparos de quienes no aceptaron la transición, en los juzgados Primero y Segundo de lo Civil.   Señala que la suspensión provisional que otorga el recurso legal, establece que la policía auxiliar, desde su asociación civil,  puede continuar con su trabajo como lo hacía hasta antes de la creación de los Servicios Auxiliares de la SSPM, situación que, argumenta, les permite portar uniformes, placas, pedir cuotas y emitir recibos. Además, sostiene que el reglamento de la SSPM no establece la eliminación de la policía auxiliar, argumento base en la presentación de su inconformidad. Sin embargo, de esta forma se mantiene una laguna legal, ya que los amparados no están constituidos como una empresa de seguridad privada ni pertenecen a la corporación policial, pero continúan trabajando en las delegaciones de La Mesa y Playas de Tijuana, principalmente. Autoridades municipales saben que debido a la suspensión provisional, no es posible evitar que estos elementos coordinados por la asociación civil “Profesional al Servicio del Público” sigan realizando recorridos en colonias de la ciudad pidiendo cuotas, así lo declaró el titular de la SSPM, Alejandro Lares. Pero también saben que estos individuos incurren en el delito de usurpación de funciones cuando justifican su colecta ostentándose como Policías Auxiliares con placa, con uniforme  y entregando recibos expedidos por el Ayuntamiento de Tijuana, recursos que no van al municipio.  De hecho, los vigilantes auxiliares, que trabajan con el reconocimiento del Ayuntamiento de Tijuana, no están facultados para cobrar cuotas en las colonias ni comercios que vigilan. Eso lo cobra directamente el Ayuntamiento. Con la credencialización de 459 vigilantes auxiliares en Tijuana, no solo se consolida su integración a la SSPM, también se pretende identificar, mediante revisiones en las calles, a elementos que sin ser parte de la corporación, trabajan como tales y cobran cuotas a la ciudadanía.   El vigilante auxiliar y ex empleado de la asociación civil, José Rubén Anguiano, explica que anteriormente estaba obligado a trabajar jornadas de hasta 15 horas para dar a “Profesional al Servicio del Público” entre 2 mil y 3 mil pesos a la semana, de donde salía su sueldo. Anguiano relata que el dinero era entregado su jefe inmediato a media jornada, luego de eso continuaba con su turno. Con su credencial emitida por el Ayuntamiento en mano, el vigilante comenta que como él, muchos de sus compañeros prefirieron entrar a la SSPM por la estabilidad económica –están añadidos a la nómina municipal– y el reconocimiento oficial de sus labores. Desde su ingreso a la SSPM, frustró el escape de un automovilista ebrio después de que arrollara a un motociclista, quien perdió la vida. La madrugada del 3 de agosto, Anguiano salía de su turno en el fraccionamiento Villa del Álamo cuando los hechos ocurrieron. Algunos inconformes con antecedentes criminales Las detenciones de ex policías auxiliares inconformes con el nuevo sistema de vigilancia auxiliar, iniciaron en marzo de 2014, cuando éste se creó y ellos decidieron permanecer en la asociación civil. Oviedo Martínez relata que en aquel mes, un grupo de seis integrantes de la anterior policía auxiliar, fue sorprendido en posesión de una patrulla y cuatro archivos del inventario municipal vacíos en la calle Séptima del Centro de Tijuana. “Pedimos apoyo a la policía activa, los presentaron con el juez, aunque tenían amparo, estaban robando” Además, del análisis que la Secretaría ha hecho entre las 300 personas amparadas contra el esquema de Servicios de Vigilancia Auxiliar, han destacado nueve nombres con diversos antecedentes como abuso de autoridad, lesiones, riña, extorsión, entre otros. Sus nombres son Tomás Torres López, Gustavo Lizárraga Palacios, Luis Alberto Xotla Sánchez, Felipe Muñoz Zarate, Israel Hernández Vázquez, Francisco Parra Hernández, Héctor Ramos Vela, Roberto Ríos Becerra y Alberto Cueto Cano. Los avances Actualmente la SSPM cuenta con 459 vigilantes auxiliares de 600 espacios disponibles. La dirección de Servicios de Vigilancia Auxiliar cuenta con un presupuesto (solo destinado a nómina) de 117 millones de pesos, 57 para este año y 60 millones para el 2015. Sin embargo, apenas el 50 por ciento de los actuales vigilantes auxiliares podrían, en un futuro, escalar peldaños hasta llegar a la policía activa. Esto porque solamente esta cantidad, cumple con los criterios de edad, estatura y escolaridad requeridos. Por lo que para poder ascender a las filas de los elementos activos, necesitan primero aprobar los criterios de control y confianza como lo ha especificado el secretario de Seguridad Pública, Alejandro Lares Valladares. Entre los puntos de vigilancia para estos elementos, se encuentran de manera permanente en la garita de San Ysidro con 50 elementos, en 20 fraccionamientos de la ciudad y 43 empresas entre centros comerciales y maquiladoras. Hasta el 20 de agosto de 2014, la SSPM ha rehabilitado cuatro casetas en diversas zonas de la ciudad, como el fraccionamiento Mariano Matamoros, la colonia Villas del Álamo y la colonia Montes Olímpicos. De hecho, el 6 de agosto, policías auxiliares detuvieron a dos presuntos asaltantes. Lorenzo Esponda Estrada y Christian Alejandro Solís Gutiérrez, de 30 y 25 años de edad, intentaron robar una tienda de autoservicio con un revólver calibre .22 abastecido con cinco proyectiles. Los agentes se encontraban asignados a la caseta de la colonia Villa del Álamo, hasta donde acudieron vecinos para reportar los hechos. Desde que fueron integrados a la SSPM, los vigilantes cuentan con radios de frecuencia para comunicarse con sus supervisores, quienes inmediatamente informan a la policía activa para que atiendan el reporte. Para el director de vigilancia auxiliar, José Antonio Oviedo, la presencia de agentes en colonias con casetas abandonadas, refuerza la vigilancia en la periferia de Tijuana y brinda seguridad a los vecinos. Al mismo tiempo, la Secretaría seguirá buscando a aquellos agentes que sin formar parte de ella, continúan ostentándose como vigilantes auxiliares, para presentarlos ante la autoridad competente por el delito de usurpación de funciones.  Desmienten acusaciones de delitos Ante los señalamientos de que elementos de la Dirección de Servicios de Protección Comercial y Vigilancia Auxiliar, incluidos José Antonio Oviedo Martínez y Alejandro Selim Spohn Wehber -director y subdirector de la corporación, respectivamente-, cuentan con antecedentes penales, los acusados mostraron documentos a ZETA que indican lo contrario. A través de la Subsecretaría del Sistema Estatal Penitenciario, a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), se establece que en la revisión de archivos “no se encontró ningún antecedente penal del fuero común por delito de carácter doloso” relativo a los señalados. Tanto Oviedo Martínez como Spohn Wehber, exhibieron los documentos arriba referidos que los identifican con una fotografía. Lo mismo que Alejandro Carbajal Cortez, José Rubén Anguiano Colmenares, Juan Carlos Ramírez Quintero y Josué Quiroga Sánchez, vigilantes auxiliares adscritos a la SSPM. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio