19.5 C
Tijuana
viernes, septiembre 29, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

El Cristo de Rosarito

Entre Rosarito y Calafia por la carretera transpeninsular de Baja California, mirando las aguas del Pacífico, un monumental Sagrado Corazón de Jesús conmueve a los paseantes frente al mar, por donde anualmente pasan más de 15 mil ballenas grises en su recorrido ida y vuelta de Alaska a la Península. Como el del Corcovado en Río de Janeiro, el de Noas en Torreón, Coahuila; el del Cubilete en Silao, Guanajuato. Son imágenes monumentales de Cristo Rey. El de Rosarito en Baja California, es un gigante Sagrado Corazón de Jesús, que al parecer heredó un señor cuyos restos fueron sepultados un 5 de abril de 2007 a los pies de la enorme estatua. En venta y aparentemente abandonado, el enorme Sagrado Corazón de Jesús, que bendice a los viajeros, turistas y moradores que por aquí cruzan, es un motivo obligado de admiración. Desafortunadamente desaprovechado como santuario, oratorio, no cuenta ni con accesos claros, ni mucho menos es aprovechado como un centro de turismo religioso a la manera de las “colecturías” de San Juan de los Lagos, Sahuayo, Zapopan, la Villa de Guadalupe; es un Cristo monumental abandonado a su suerte y desaprovechado tan solo como mirador al estar ubicado en un sitio privilegiado con vista al Océano. Como sea, Rosarito tiene su Cristo monumental. Realmente nuevo, comparado con el Cristo Rey del Cerro del Cubilete con más historia, incluso bombardeado en dos ocasiones por órdenes del presidente Álvaro Obregón. Del enorme y bello Sagrado Corazón de Jesús, poco se sabe. Al menos en el sitio, sin nomenclatura de acceso en la privilegiada ruta hacia Ensenada y Puerto Nuevo. Tan solo como una obra de arte montada en la cumbre del cerrillo, el Sagrado Corazón de Jesús, tiene su propia espiritualidad y mística, desde que se le reveló a Santa Margarita María Alacoque, religiosa francesa en el siglo XVII. ¿Por qué o para qué se montó en Rosarito, Baja California, esta imagen única en México y quizá en el mundo? No se parece a la monumental Virgen María de Medoujourge que el millonario inventor del código de barras, montó en el fuerte Guachuca, Arizona, allá por Sierra Vista en el histórico Tumbstone. El generoso empresario mariano le construyó una capilla refrigerada para el verano desértico, y le agregó un notable viacrucis para que los que gusten puedan disfrutar de la reflexión religiosa. No así este hermoso Sagrado Corazón de Jesús de Rosarito, B.C., en donde nadie informa nada, nadie se ve por ahí, y ni escaleras de acceso tiene. No es poca cosa haber edificado esta ejemplar imagen que engalana las tierras bajacalifornianas, de por sí hermosas con sus acantilados y océano inmenso. Bajo los pies del Cristo del Cubilete en Silao, Guanajuato, no sólo se encuentra permanentemente la presencia eucarística de Jesús Sacramentado, sino que es un lugar de peregrinaje permanente de católicos de Estados Unidos y de México. Lugar de retiros espirituales y peregrinaciones, el santuario guanajuatense cuenta con puestos de comida sumamente accesibles y sabrosos. Lo mismo el Cristo de Noas en Torreón, es aprovechado como sitio de peregrinaciones religiosas y de admiración secular. No pasará mucho tiempo en que alguien con mística e inteligencia se fije en la monumental imagen del Sagrado Corazón de Jesús de Rosarito, B.C., y lo convierta en un modesto santuario en donde no solo se pueda contemplar a Dios en esa imagen de Cristo, sino en el Océano Pacífico que frente a él expresa la grandeza del Creador.   Germán Orozco Mora reside en Mexicali Correo: saeta87@gmail.com


Publicidad


Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

La responsabilidad del Presidente

Chargers reciben a Raiders

Preparándonos para 2024

Pide ayuda a la gobernadora

-Publicidad -

Destacadas