Élmer Mendoza en Tijuana

Foto: Enrique Mendoza Hernández
 
Cultura Lunes, 23 Abril, 2018 12:00 PM

La gira del escritor sinaloense incluye Guadalajara, León y España, para presentar su más reciente novela “Asesinato en el Parque Sinaloa” (Literatura Random House, 2017). “Yo lo que quiero es contar novelas muy bien escritas, que lo que estoy contando y la forma en que lo estoy contando sea algo que provoque mucha emoción”, expresó el narrador a ZETA

Una de las figuras de la literatura mexicana que participará en la XXXVI Feria del Libro de Tijuana es el escritor sinaloense Élmer Mendoza, quien compartirá el martes 29 de mayo, su más reciente novela “Asesinato en el Parque Sinaloa” (Literatura Random House, 2017), confirmó a este Semanario el reconocido narrador.

Internet

De manera tal que luego de presentarse en la Ciudad de México, Mérida, Culiacán y La Paz, Élmer Mendoza también participará en la Feria Nacional del Libro de León (FENAL) que será del viernes 27 de abril al domingo 6 de mayo, acontecimiento editorial donde incursionará el viernes 4 de mayo en la mesa redonda “Novela negra en México”, a las 16:00 horas, para posteriormente compartir su más reciente libro a las 18:00 horas.

El tour literario de Élmer Mendoza pasa también por la Feria Municipal del Libro de Guadalajara, que ocurrirá del viernes 4 al domingo 20 de mayo, en la que el autor sinaloense impartirá una conferencia el día 5, y 6 del mismo mes presentará “Asesinato en el Parque Sinaloa”.

Después, el narrador mexicano partirá a tierras ibéricas para dar a conocer también su nueva novela en el Festival de Novela Policíaca de Madrid “Getafe Negro”, que se desarrollará del 15 al 21 de octubre de 2018, acontecimiento donde, por cierto, México fungirá como País Invitado.

En todo caso, antes de sus próximas presentaciones y de su arribo a Tijuana, Élmer Mendoza se mostró muy satisfecho por el recibimiento de “Asesinato en el Parque Sinaloa” por sus lectores: “En mi ciudad se ha dado un fenómeno muy curioso: he firmado más libros que nunca, incluso, es primera vez que alguien me manda libros a mi casa para que se los firme; eso me gusta mucho porque eso quiere decir que ahora estoy teniendo más lectores”, expresó a ZETA el narrador para posteriormente compartir otros pormenores de su propuesta literaria.

 

Sucedió en Los Mochis

Por los días en que Joaquín “El Chapo” Guzmán fue acorralado y finalmente aprehendido por elementos de la Secretaría de Marina, el 8 de enero de 2016, en Los Mochis, Élmer Mendoza estaba escribiendo una nueva novela, cuyo escenario principal era precisamente el célebre jardín botánico, localizado en esa ciudad sinaloense:

“Yo quería escribir una novela sobre la ciudad de Los Mochis, concretamente sobre el Parque Sinaloa, que me gusta mucho; y también tenía que meter la parte de la violencia. Desde que terminé ‘Besar al detective’ (Literatura Random House, 2015), tenía muy clara la parte del ‘Zurdo’, es decir, que iba a haber una novela que iba a desarrollar en Los Mochis y por qué iba a entrar ‘El Zurdo’ si ya se estaba retirando, ya lo habían dejado sin empleo”, contó a ZETA Élmer Mendoza.

Pero un día, el maestro que entrenó a Edgar Mendieta en la policía, Abel Sánchez, lo buscó repentinamente porque su hijo Pedro Sánchez había sido asesinado en el Parque Sinaloa de Los Mochis. Entonces, el mentor retirado le pide a su ex alumno, “El Zurdo”, que lo ayude a investigar el caso que la policía mochitense misteriosamente había dado carpetazo.

Entonces, el detective no se puede negar ante la petición de su padrino y es así como empieza una nueva peripecia del “Zurdo” Mendieta y que Élmer Mendoza cuenta en “Asesinato en el Parque Sinaloa”, quinta entrega detectivesca que el escritor sinaloense inició con “Balas de plata” (Tusquets, 2008), “La prueba del ácido” (Tusquets, 2011), “Nombre de perro” (Tusquets, 2012) y “Besar al detective” (Literatura Random House, 2015).

Foto: Enrique Mendoza

Escribir para “encontrar al México herido, al México que duele”

Cuando “El Zurdo” Mendieta y su equipo de periciales indagaban la sospechosa muerte de Pedro Sánchez, las investigaciones apuntaban hacia unos matones (Minero y Valente) del narcotraficante más importante de México y catalogado como “el más buscado” por las autoridades del “otro lado”, conocido como “El Perro Laveaga”, capo que en ese momento tenía su escondite en Los Mochis; es así como Élmer Mendoza desarrolla dos historias en su nueva propuesta literaria.

“La historia alternativa que tiene que ver con el narco, son cosas que me gustan; estuve buscando si metía otro delito y llegué a la conclusión que no, porque Sinaloa sigue siendo una región donde hay mucho movimiento todavía en eso; quizá no tanto con el trasiego, pero todavía los grupos están ahí, los matan o la gente habla de ellos; entonces decidí hacer también un registro de eso; pero en Los Mochis no estaba muy seguro, porque es una ciudad más o menos pacífica; es una ciudad de tránsito, como que no tenía una cabeza notable, digamos, como las otras ciudades que siempre hay un personaje ahí, pero acá en Los Mochis no pasaba eso”, confesó Élmer Mendoza a este Semanario.

“Empecé a escribir y entonces ocurre la captura del ‘Chapo’ Guzmán, me quedé así como quieto. ‘¿Qué es esto?’ Me quedé pensando unos días: ‘¿Qué hago? ¿Lo cambio?, ¡por qué lo voy a cambiar si es un proyecto que yo ya tenía!’”.

Es así como Élmer Mendoza propone “Asesinato en el Parque Sinaloa”, narrativa de capítulos vertiginosos, entrelazados con la investigación de “El Zurdo” y las fechorías de los sicarios de “El Perro Laveaga”.

En la ficción de Élmer Mendoza, el más escrupuloso lector podría encontrar algunos paralelismos entre “Asesinato en el Parque Sinaloa” con la vida real en tiempos del narcotráfico en México, entre ellos posiblemente reconozca a Joaquín “El Chapo” Guzmán y sus amoríos o momentos clave, como cuando un empleado del capo compra cientos de tacos de carne asada, lo cual sirve como pista para los marinos que les permite dar con el paradero del narcotraficante: “‘Asesinato en el Parque Sinaloa’ no es la historia de ellos, es mi historia”, advirtió Mendoza.

En cualquier caso, más allá de los paralelismos entre la ficción y la realidad, Élmer Mendoza argumentó:

“Yo lo que quiero es contar novelas muy bien escritas, que lo que estoy contando y la forma en que lo estoy contando sea algo que provoque mucha emoción. Las historias al final se parecen un poco que el lector tiene que descubrir”.

Finalmente, sentenció Élmer Mendoza: “‘Asesinato en el parque Sinaloa’ es una novela distinta, van a encontrarse una propuesta, van a encontrar al México herido, al México que duele”.

 

Al inglés y francés

Durante la entrevista con ZETA, Élmer Mendoza también confesó algunos pormenores de sus traducciones, tanto al inglés, como al francés.

Internet

Para empezar, cabe recordar que “Balas de plata” (Premio Tusquets Editores de Novela 2008) fue publicada en inglés por MacLehose Press, traducida por  Mark Fried como “Silver bullets”; además, el traductor también llevó al inglés “La prueba del ácido” (Tusquets, 2011), como “The acid test” (MacLehose Press, 2016).

Mendoza informó a este Semanario que desde este año circula en el mundo anglosajón “Nombre de perro” (Tusquets, 2012):

“Mi editor de inglés acaba de lanzar ‘Nombre de perro’, está como ‘Name of the dog’ (MacLehose Press, 2018)  y están traduciendo ya ‘Besar al detective’.

“Compraron los derechos de ‘El amante de Janis Joplin’ (Tusquets, 2001); hasta donde sé, están trabajando en eso también. Lo más curioso es que mi editora francesa va a lanzar primero ‘El amante de Janis Joplin’ que ‘Besar al detective’, hasta ahorita es la información que me ha pasado mi agente”, concluyó Élmer Mendoza.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio