Las afectaciones del TLCAN en BC

Foto: Tomada de Internet
 
Edición Impresa Lunes, 29 Enero, 2018 12:00 PM

La economía local crecerá 4 por ciento en 2018, 0.5% menos que en 2017. La industria aeroespacial de BC exporta cerca de 2 mil millones de dólares al país vecino, sin embargo, Chihuahua y Guanajuato tiene más IED. China prevé que se mantendrán las inversiones  

Las exportaciones anuales de Baja California ascienden a 44 mil millones de dólares, y pese a que 90 por ciento tiene como destino Estados Unidos, la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco) anticipa pocas afectaciones a la economía local en caso de que se cancele el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Sin embargo, expertos pintan un panorama menos alentador, sobre todo considerando que el Producto Interno Bruto (PIB) proyectado para 2018 va a la baja.

Roberto Iván Fuentes Contreras, director de Planeación Estadística de la Sedeco, consideró que Estados Unidos seguirá siendo el principal socio comercial de Baja California, puesto que “la relación con esa nación va más allá del TLCAN, y se debe a la confianza que tienen los empresarios estadounidenses hacia México”.

Dijo que de cancelarse el acuerdo comercial se contraería el número de exportaciones e inversiones estadounidenses, pero no en la medida que se planteó en enero de 2017 con el arribo a la presidencia de Donald Trump, por lo que descartó un éxodo de empresas.

Sin embargo, la estimación del crecimiento económico del Estado es de 4% del PIB para 2018, aseguró el funcionario, quien reconoció que este pronóstico es inferior al proyectado para 2017, de 4.5%.

De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, Baja California creció a tasa anual 4.8% del PIB al segundo trimestre de 2017.

Esta cifra también es menor a la registrada en otros estados con importante presencia de la industria, como Puebla, que tuvo un crecimiento de 8.6%, Coahuila (5.7%) y Guanajuato (5.3%). Y es mínima ante el incremento de 12.6% en la actividad económica de Baja California Sur, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para José Luis Contreras Valenzuela, integrante del consejo directivo del Colegio Nacional de Economistas, el que la economía bajacaliforniana crezca menos que otros estados, sobre todo los del Bajío, se debe a múltiples factores entre los que destacan la pérdida de competitividad que el Estado ha tenido en los últimos años, y al grave rezago en inversión pública en infraestructura.

Foto: Jorge Dueñes

Consideró difícil que Estados Unidos se retire del TLCAN, pues aun cuando así lo decidiera Trump, su propuesta podría ser derrotada en el Congreso, ya que “cada vez sus declaraciones tienen menos efecto en el mercado cambiario y diversas cámaras empresariales estadounidenses han manifestado las afectaciones que tendrían”.

En caso de darse la cancelación del Tratado, según el especialista esto podría afectar el crecimiento económico del Estado hasta en un punto porcentual. “Eso significa que en el corto plazo la economía bajacaliforniana crecería al 3% del PIB, y con las presiones que tenemos de flujos migratorios hacia el Estado sería insuficiente para poder mantener o dar ocupación a la población”.

 

CHIHUAHUA Y GUANAJUATO SUPERAN A BC EN IED

Baja California recibió mil 188.2 millones de dólares de enero a septiembre de 2017; es decir, más que en el mismo periodo del año anterior, cuando se captaron mil 077.1 millones de dólares, según el Informe Estadístico sobre el Comportamiento de la Inversión Extranjera Directa (IED) de la Secretaría de Economía.

En el mismo lapso de 2017, la entidad se sitúa en la quinta posición entre los estados destinatarios para la IED, ya que representó 5.5% de la aportación total al país. No obstante, el monto vuelve a ser inferior al captado por Chihuahua y Guanajuato, ambos estados con industria aeroespacial y automotriz.

En el documento también se detalla que en el mismo lapso, la fabricación de equipo de computación y medición es el principal subsector receptor de la IED en Baja California.

Roberto Iván Fuentes Contreras, director de Planeación Estadística de la Sedeco, precisó que durante ese periodo el sector electrónico recibió 118.01 millones de dólares, cifra menor a la percibida en el mismo lapso de 2016.

En tanto, el sector de fabricación de trasporte obtuvo 190.71 millones de dólares. En este rubro el sector aeroespacial captó 25.27 millones de dólares, y el automotriz, 165.44 millones de dólares.

Cabe señalar que a nivel nacional, el sector de fabricación de equipo de transporte es el principal subsector receptor de la IED en ocho estados del país, entre los que no se encuentra Baja California. Esas entidades son: Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Morelos, Puebla, Querétaro, y San Luis Potosí.

Respecto a la IED, Contreras Valenzuela reflexionó sobre la importancia de analizar con cuidado el comportamiento de las exportaciones y la llegada de la IED, puesto que ésta se debe a una situación coyuntural, “estamos creciendo de manera inercial en función del crecimiento del mercado mundial”.

Otro elemento importante es que a partir del inicio de la renegociación del TLCAN se observó un incremento en las exportaciones. “La industria automotriz, sobre todo, aumentó la compra de productos manufacturados en México, porque de esa manera pudo adquirir el producto mexicano barato antes de que se pudiera encarecer”.

Por lo que, dijo, es indispensable que el país no solo vea hacia otros mercados internacionales y diversifique su comercio, sino también mire hacia adentro e incentive el mercado interno.

“Hay un mercado de más de 50 millones de pobres, nuestro potencial de crecimiento puede ser muy importante; es una estrategia que hizo China y otras economías emergentes, nosotros también podríamos seguirla”, estimó.

 

INDUSTRIA AEROESPACIAL DE BC EXPORTA 2 MIL MDD; 90% A EU

Tomás Sibaja, presidente del clúster aeroespacial de Baja California, comparte la perspectiva de que la estrecha relación entre los empresarios de México y Estados Unidos seguirá aun si fracasa la renegociación del TLCAN.

Foto: Jorge Dueñes

En entrevista con ZETA, el empresario explicó que nuestro país es parte del engranaje industrial del vecino del norte, debido a que su producción depende de las piezas que maquila el sector aeroespacial mexicano.

“La dinámica de la industria aeroespacial ha cambiado. Antes era una industria cerrada, muy conservadora y centrada en mercados maduros, Estados Unidos y Europa; pero se dieron cuenta del problema demográfico del Viejo Continente, donde la población joven escasea, así como del número insuficiente de jóvenes interesados en las ingenierías en Estados Unidos”.

De modo que desarrollaron operaciones vinculadas al uso de mano de obra intensiva en países como México, una nación aliada, confiable y que fabrica productos de alta calidad, explicó.

Fue así como el clúster aeroespacial del Estado, establecido hace más de 50 años, aumentó su fortaleza y, al censo de 2017, empleó directamente a 35 mil personas. Además, cuenta con 110 empresas que exportaron 2 mil millones de dólares en 2016.

Aun cuando 90% de esas exportaciones fueron a Estados Unidos, el número de compañías de origen distinto al norteamericano ha crecido, destacó Sibaja. Actualmente 60% de las empresas procede del país del norte; 30% de Francia y 20% de México.

Por otro lado, “la apuesta que hace el sector aeroespacial en cualquier país es de largo plazo, porque las certificaciones para ser exportador son muy estrictas, prácticamente generan anclas”, indicó.

Además, los contratos duran en promedio entre 10 y 15 años. “A muchos de estos proyectos que tiene el clúster de Baja California todavía les faltan diez años, y no hay que olvidar que muchos de ellos se renuevan de forma automática porque son plantas vinculadas a sus corporativos, principalmente en EU”, apuntó.

Si bien no se puede olvidar que el acuerdo comercial motivó y contribuyó para que las empresas, principalmente las estadounidenses y canadienses, tuvieran seguridad jurídica y certidumbre para establecerse en nuestro país, el TLCAN también ha ayudado a nuestra nación a desarrollar competencias que le puedan servir a otros mercados.

“Lo estamos haciendo con Europa y Sudamérica, donde están muy interesados en nuestra región”, afirmó, y se pronunció a favor de desarrollar la propia industria mexicana con proyectos que innoven, pues de otro modo no se generará riqueza.

“La innovación no se va a dar en la maquila, porque esta tiene una función, que es atender un requerimiento que viene del extranjero a través de un corporativo que decidió poner una filial en México”.

Así que el sector tiene la obligación de generar proyectos que se puedan llevar a cabo mediante el Programa de Estímulo a la Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), los fondos estatales y federales, agregó.

En ese sentido, el economista Contreras Valenzuela señaló que ha habido un descuido irresponsable del sector educativo y a la inversión en la investigación científica y tecnológica.

Las autoridades aún no entienden que “una sociedad que no le invierte a la ciencia y a la tecnología no puede crecer. Estos son los graves problemas que cargamos a nivel nacional y Baja California no es la excepción”.

 

DIVERSIFICACIÓN DE MERCADOS

Sobre la oportunidad de negocio que representa Baja California para inversionistas de otros países, el cónsul general de la República Popular de China en Tijuana, Yu Bo, comentó que las inversiones de la nación oriental en el Estado han sobrepasado los 50 millones de dólares y generado más de tres mil empleos.

Pese a la incertidumbre que genera la renegociación del TLCAN, que ya es estudiada por empresarios chinos para determinar la estrategia de negocio que seguirán, el funcionario confió en que las inversiones no solo se mantendrán, sino que aumentarán.

Detalló que mediante la implantación de la plataforma de la Franja y la Ruta, América Latina y China podrán aumentar sus lazos comerciales con el fin de tener un desarrollo común, por medio de una sinergia más profunda y amplia.

Entre los sectores en los que habría más inversión están el de infraestructura, con obras hidráulicas, el de energía, telecomunicaciones y producción industrial, particularmente en el sector electrónico. En este “participan empresas como TCL, TPV y Hisense, que es el fabricante número uno de televisiones más modernas de China, con una proyección de tres millones de aparatos”.

Por otro lado, citó que existen diversas áreas de oportunidad para la cooperación e intercambio comercial entre ambas naciones, entre estas el sector aeroespacial, pues tal sector industrial chino se ubica dentro de los mejores del mundo, debido a la tecnología avanzada y a la capacidad de producción con que cuenta.

Yu Bo recordó que en 2017 se firmó un convenio para fomentar el gobierno electrónico entre autoridades de México y la compañía Alibaba. “Un solo día de facturación de esa empresa ya sobrepasó los 46 mil millones de dólares, así que creo que en este sector existe una gran oportunidad”.

No obstante, consideró que hace falta fomentar más conocimiento e intercambios entre ambas naciones para que los empresarios mexicanos y chinos conozcan las áreas de oportunidad.

 

LÍDERES EMPRESARIALES A FAVOR DE CONTINUIDAD DEL TLCAN

Líderes de 25 cámaras empresariales de México, Estados Unidos y Canadá, firmaron una declaración en la que se manifiestan a favor de que se mantenga el libre comercio entre los tres países mediante la actualización del TLCAN, así lo informó Mario Escobedo Carignan, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Tijuana, quien asistió a la reunión previa a la sexta ronda de negociaciones del Tratado, donde se analizaron los beneficios y riesgos de la posible cancelación del acuerdo.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio