Inexplicable costo de la luz en BC

Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com
 
Edición Impresa Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

Los cálculos con los que se multiplican las tarifas y los costos de energía son incomprensibles. CFE emite actualización de tarifas; empresarios bajacalifornianos esperarán respuesta oficial, reiteran que alzas desproporcionadas afectarán a la economía del Estado

El incremento en el costo de la energía eléctrica que se registró en la facturación de diciembre de 2017 para los sectores industriales y comerciales de Baja California, sigue sin explicación, aun después de la reunión que líderes empresariales y autoridades del gobierno del Estado mantuvieron con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y con el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Ignacio García Alcocer, el pasado 11 de enero.

ZETA entrevistó por separado a cuatro líderes empresariales, quienes coincidieron en decir que las autoridades federales fueron sensibles al escuchar su preocupación por los casos en los que el costo de energía eléctrica se elevó hasta 300%. Asimismo dijeron que la Federación mostró voluntad para solucionar esa situación a la brevedad de forma momentánea, mientras se trabaja en una alternativa definitiva.

Por esta razón, después de instalarse una mesa de trabajo, la CRE determinó volver a facturar el consumo de diez mil empresas, de media y alta tensión, tomando en cuenta el costo que tuvieron en noviembre de 2017, más un 4.7%, porcentaje que corresponde al aumento del promedio nacional que generó la implementación de un nuevo método en la facturación de diciembre.

Marcello Hinojosa Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Tijuana, comentó que en el encuentro no se buscó la causa o el responsable, “más bien se les explicó con recibos el gran impacto negativo que tendría la industria y las finanzas públicas del Estado de esos excesivos cobros”.

Aunque no hay consenso entre los entrevistados de si se trató de un error que reconoció la autoridad, todos señalan que la variación de los recibos de luz de noviembre a diciembre no correspondió a la realidad de Baja California ni a la del país.

 

La complejidad de los cálculos tarifarios

De acuerdo con el documento “Memoria de cálculo usada para determinar la tarifa que aplicará la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por el servicio público de Distribución de energía durante el periodo tarifario inicial que comprende del 1 de enero de 2016 y hasta el 31 de enero de 2018”, de la CRE, la tarifa eléctrica se modificará a partir de 2017 tomando en cuenta el Ingreso Requerido (RI).

Foto: Agustín Reyes.- Kurt Honold Morales, Presidente coordinador CCE Tijuana

Este (RI) contempla dos conceptos: el costo de explotación de la CFE, en 2014, y proyectado a 2016, el cual fue asignado a las 16 divisiones de distribución (regiones en las que se dividió al país). Además, está el costo de capital atribuible al servicio de distribución en cada una de las divisiones.

A partir de 2018, al Ingreso Requerido se le suma un porcentaje de sendero de eficiencia en costos de explotación y de pérdidas no técnicas para cada división.

Llama la atención que para determinar el Ingreso Requerido, la CRE consideró en los costos de exploración Base 2014: 34 mil 919 millones de pesos por dicho concepto (costos OMA) y administrativos; 4 mil 447  millones por costos corporativos; asimismo 18 mil 189 millones de pesos por pasivo laboral. Con ello, el costo total de explotación asciende a 57 millones 555 mil pesos.

Este costo de explotación y el de capital dan como resultado el costo total del Ingreso Requerido Base 2014, por un monto de 90 mil 099 millones de pesos.

Al ser dividido en las áreas de distribución, se establece que el Ingreso Requerido de Baja California da un total de 4 mil 926 millones de pesos, cifra similar a la del Centro Occidente, Valle de México Norte y Valle de México Sur.

Por otro lado, para determinar la tarifa eléctrica se consideró la metodología de asignación de picos no coincidentes, que es aquella por la cual se reparten los costos a pagar según la demanda máxima de potencia de las distintas categorías tarifarias, tanto en baja tensión como en la mediana tensión.

Siguiendo esa lógica, la CRE estableció en el Acuerdo A/074/2015 las siguientes tarifas:

Doméstico Baja Tensión hasta 150 KWH/mes:                    0.62 centavos

Doméstico Baja Tensión mayor a 150 KWH/mes:               0.71 centavos

Pequeña Demanda Baja Tensión hasta 25 KW/mes:            0.57 centavos

Pequeña Demanda Baja Tensión hasta 25 KW/mes:            164.20 pesos

Gran Demanda en Media Tensión KW/mes:                        76.40 pesos

Los montos de esas tarifas se multiplican de acuerdo con las tarifas base, intermedia y pico, dependiendo del consumo de energía en determinada hora del día, explicó Jorge Eduardo Cortés Ríos, presidente de Canacintra Ensenada.

Detalló que el cálculo de ese rubro no sufrió cambios con la nueva facturación, por lo que al parecer, el problema estuvo en el componente de la demanda, que en la fórmula anterior consistía en la capacidad que tenía la Comisión para proveer la electricidad.

Con la nueva facturación, dicho concepto se dividió en dos: capacidad y distribución. “En teoría, si se suman ambos rubros, debería resultar el mismo número que daba antes, pero ahí hubo un error en la metodología, en algún multiplicador; ya que por ese rubro, el costo de energía se disparó en el recibo de luz de diciembre”.

El empresario detalló que antes de que llegara el recibo de luz en enero, Canacintra Nacional ya había identificado el problema que se creía, afectaría a todo el país, y se había acercado a las autoridades. Sin embargo, después se supo que solo perjudicó a Baja California.

Cortés Ríos agregó que otro rubro presenta mayor distorsión, el cual fue el de la eficiencia, sin embargo, en el mismo documento, la CRE indica que Baja California es la tercera zona de distribución con mejor eficiencia. De ahí que no haya una explicación del por qué si el Estado genera electricidad para exportación, esto no se vea reflejado en el recibo de luz.

“La gente de la CRE al parecer no sabía de la eficiencia de Baja California, porque por ahí salió un comentario de que había plantas de combustóleo que no tenemos. El Estado tiene plantas muy eficientes, comparables con una hidroeléctrica”, puntualizó.

Indicó que el sector empresarial está “muy pendiente para cuidar que bajo ningún motivo nos suba la electricidad de este tipo de tarifas más de 4.3%, que es en lo que Canacintra, nación, ha pedido desde el principio”.

Respecto a la posibilidad de que el alza en el costo de la electricidad sea debido a que Baja California no esté conectada a la red nacional, Cortés Ríos dijo que es un tema propio de la autoridad, pero que los bajacalifornianos tampoco tendrían por qué pagar por ello.

Cabe señalar que en noviembre de 2017 se emitieron las bases de licitación para la construcción de nuevas líneas de transmisión eléctrica en México, según informó la Secretaría de Energía. Entre los proyectos se encuentra la interconexión submarina entre Baja California y Sonora, así como la conexión de Tamaulipas con Estados Unidos. Por lo que se prevé que para 2022 ya se cuente con ella.

No obstante, el titular de Canacintra Ensenada consideró que hacen falta más proyectos “como los de la Ciudad de México y el Estado de México, en donde se están haciendo inversiones grandísimas para hacer unas híper conducciones -creo que les llaman ellos- de estados productores que no tienen casi consumo, como Chiapas y Oaxaca, al centro de la República para disminuir los costos de la energía”.

Para Kurt Honold Morales, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana, la fórmula es tan compleja como alguna del científico alemán Albert Einstein.

“A mí me la enseñaban y no la entiendo. Entiendo por lógica lo que se están diciendo, pero no queda claro rubro por rubro. No funciona como tú quisieras o como yo quisiera”. Por lo cual, dijo, la autoridad está abocada a hacer un sinfín de ejercicios para encontrar el porcentaje correcto.

En ese sentido, confió en que cada vez haya más inversiones en energías limpias para generar electricidad que haga posible que los costos de la luz se reduzcan. Eso es una tarea de todos, apostarle a instaurar infraestructura con tecnología verde, agregó.

Este Semanario buscó una entrevista con algún funcionario de la CRE para conocer su postura sin que al momento del cierre de la edición se tuviera respuesta.

 

CFE PUBLICA NUEVAS TARIFAS EN EL DOF

Este jueves 18 de enero, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la actualización de las tarifas que aplicará en el servicio público de distribución de energía durante el periodo que comprende del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018.

Para Baja California establece las siguientes:

Doméstico Baja Tensión hasta 150 KWH/mes:                    0.6829 centavos

Doméstico Baja Tensión mayor a 150 KWH/mes:               0.7782 centavos

Pequeña Demanda Baja Tensión hasta 25 KW/mes:            0.6250 centavos

Gran Demanda Baja Tensión mayor a 25 KW/mes:             180.50 pesos

Gran Demanda en Media Tensión kW/mes:                         83.98 pesos

Cuestionado sobre esta publicación, Hinojosa Jiménez comentó que los empresarios bajacalifornianos esperan una reunión próxima con las autoridades federales para saber el resultado de la mesa de trabajo permanente, la cual determinará una nueva formulación, así como el impacto que tendría en el costo de la energía eléctrica.

 

AFECTACIÓN A LA INDUSTRIA Y AL COMERCIO DEL ESTADO

Aunque la CFE anunció un aumento de entre 8.1% y 10.3% para los sectores industrial y comercial en diciembre de 2017; desde el 10 de enero, los empresarios bajacalifornianos alertaron sobre los aumentos excesivos que alcanzaban hasta 300% con respecto a la facturación hecha en noviembre.

Rafael Crosthwaite, presidente del CCE en Playas de Rosarito, dijo que ese incremento era desproporcionado e inconstitucional conforme a lo reportado a nivel nacional y además le iba a pegar fuertemente a la inflación, misma que disminuye el poder adquisitivo de los ciudadanos.

En el caso del municipio, la mayor repercusión la tenían los hoteles, locales que además han sufrido los incrementos del gas LP y del agua, la cual subió 24% para los sectores comercial e industrial. De modo que un alza sustancial en la electricidad pondría en riesgo su operación y desincentivaría las nuevas inversiones.

En ese sentido, pugnó porque las autoridades estén muy pendientes en apoyar al sector industrial y al comercio. “Si se están considerando aumentos, porque sabemos que los insumos aumentan, que sea proporcional, paulatino y no de golpe como se dio al comienzo de 2018”.

Por lo tanto confió en que el recibo de luz que se facture en enero, tendrá un costo de electricidad similar a la refacturación de diciembre.

 

Gasolinas suben $6.20 y $7.40 en lo que va del sexenio

 Desde diciembre de 2012 al 17 de enero de 2018, el precio de la gasolina de bajo octanaje (Magna) aumentó 6.20 pesos en Tijuana, lo que significa que un residente de esta ciudad fronteriza llenó un tanque de 50 litros con 539 pesos.

Con esa cantidad, el mismo usuario solo pudo adquirir 31.72 litros el miércoles pasado, cuando el hidrocarburo se comercializó en 16.99 pesos en promedio.

El mayor incremento durante el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto se dio en la gasolina de alto octanaje, también conocida como Premium. Este combustible se encareció 7.40 pesos al pasar de un promedio de 11.35 pesos a 18.75 pesos durante el mismo lapso.

Es decir, con 567.5 pesos con los que se llenaba un tanque en diciembre de 2012, el miércoles pasado solo pudo comprar 30.26 litros.

José Luis Noriega Guzmán, presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana (Apegt), señaló que a partir del anuncio hecho por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el 29 de diciembre de 2017, sobre el incremento al IEPS, el precio de las gasolinas ha aumentado 1.4% al 17 de enero de 2018. Con lo que la Magna pasó de 16.49 a 16.99; y la Premium 18.30 a 18.75 pesos.

El empresario dijo que Tijuana es el lugar donde el precio de las gasolinas es más alto que el resto de la zona fronteriza norte, debido a que el total de los combustibles se importa de California, Estado de la Unión Americana con los precios más caros de esa nación.

Detalló que por esa razón, los más de 80 millones de litros que se consumen al mes en Tijuana y que llegan por buque a Rosarito, tienen un sobreprecio que lo hace menos competitivo que en el resto de la República Mexicana.

Para que la operación sea más eficiente y se refleje en el costo del combustible, es necesario contar con un poliducto adicional a los que se tienen (que van de Rosarito a Ensenada y de Rosarito a Mexicali), el cual proporcione combustible de alguna refinería de Estados Unidos; sin embargo, no se tiene planeado ningún proyecto para la región, agregó.

Según información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se están construyendo cuatro ductos con una inversión de dos mil 300 millones de dólares para abastecer combustible a la Ciudad de México, Nuevo León y el Bajío. La entrada en operación de los mismos durante el primer semestre de este año beneficiará el precio de los hidrocarburos en esas regiones.

Noriega Guzmán recordó que, aunado al costo de logística y distribución, el precio de las gasolinas se ve afectado por el precio promedio del petróleo y el tipo de cambio. Si bien, previó que las variaciones no serán tan grandes durante el primer semestre de 2018 en Tijuana, el encarecimiento del crudo a nivel mundial enciende un foco amarillo.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio