Denuncia abuso policial, pone queja ante PGJE y Sindicatura; y lo ignoran


 
Ezenario Lunes, 8 Septiembre, 2014 07:00 PM

El viernes 14 de marzo de 2014, Migue Ángel Paredes Espejo realizó un reporte al C-4, luego de que un policía municipal lo encañonó por el simple hecho de ver una patrulla y echarse a correr. “Solo se hizo del delito” fue la excusa de la acción del agente municipal. Pero no es la primera vez que el residente de la colonia Reacomodo Sánchez Taboada tiene un desencuentro con agentes municipales, en otra ocasión, relata el ciudadano, iba caminando sobre unas canchas deportivas, ahí se encontró con un conocido, por lo que empezaron a platicar. En ese momento una patrulla que circulaba por el sitio los abordó y, sin explicación, los detuvo. Además de recibir agresiones verbales por parte de los uniformados, le fueron “desaparecidos” dos teléfonos celulares al momento de su irregular detención. De ambos casos, Paredes Espejo levantó un reporte ante el director de Quejas de Servicios Públicos Municipales de la Sindicatura Social del XXI Ayuntamiento de Tijuana, Gustavo Ley Ruiz, quedando registradas en el expediente 000039; así como en Sindicatura Procuradora. También interpuso una denuncia ante el Ministerio Público, la1878/14/206/AP, por el delito de abuso de autoridad contra quien resulte responsable. “En uno de los hechos me encontraba al exterior de mi domicilio en la calle Rotulistas de la colonia Reacomodo Sánchez Taboada, al ver que una patrulla venía a exceso de velocidad, corrí a meterme al negocio de abarrotes que tiene mi mamá al frente de la casa. De la unidad 0853, uno de los agentes se bajó y me apuntó con la pistola en la cabeza, mientras otro oficial me sacó de la casa sin motivo alguno, y me dijo ‘no andes corriendo, hijo de tu puta madre’, entre otras groserías”, dijo el joven, quien desde 2005 pertenece a una red ciudadana de Seguridad Pública y Convivencia Social de la colonia Sánchez Taboada. Paredes comentó que su madre, una persona enferma, se puso muy nerviosa por el actuar de los policías contra su hijo, ya que no era la primera vez que tenía un altercado con municipales. “Yo puedo reconocer a los policías, pues eran robustos de tez morena. Me acusaban de que yo llevaba droga, pero eso es negativo. No pueden comprobar porque no es cierto.  Y no me levantaron porque no estaba haciendo nada”. El colono mencionó que pese a las denuncias interpuestas ante las Sindicaturas municipales y en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), es fecha que no hay respuesta de su caso. En repetidas ocasiones ha pedido apoyo a las dependencias municipales, pero se siente ignorado. “Solo quiero que (los policías) se eduquen, que no se dirijan a nosotros los ciudadanos con tanta grosería, agresividad y prepotencia; y además son mentirosos, porque dicen lo que quieren sin comprobarlo”. Por último, Paredes Espejo solicitó una audiencia con el secretario de Seguridad Pública, Alejandro Lares Valladares, para exponer su caso y que escuche su queja.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio