21.5 C
Tijuana
jueves, julio 25, 2024
Publicidad

“No me meto en decisiones del actual Ayuntamiento”: Ismael Burgueño, alcalde electo

El alcalde electo de Tijuana, Ismael Burgueño Ruiz, negó tener que ver en la situación de tensión que existe entre los regidores del Cabildo y la aún presidenta municipal, Montserrat Caballero Ramírez, pues aseguró que no se mete en las decisiones de la actual administración.

“No me meto en esas decisiones del actual Ayuntamiento, soy muy respetuoso. Lo que está sucediendo en el Cabildo yo creo que es una situación que tienen que seguir atendiendo de manera interna”, mencionó a medios tras su participación en la sesión de este 6 de julio en Grupo Político de Tijuana.

Ello luego de que 11 regidores específicamente: Mónica Lucero Vásquez, Marisol Hernández Sotelo, Miriam Patricia Echeverría, Juan Carlos Hank, Edgar Montiel, Enrique Anaya, Erwin Areizaga, Rogelia Arzola, Alejandro Cabrera y Claudia Casas, decidieron no asistir a las sesiones del lunes 24 de junio y del miércoles 3 de julio, en las que se votarían algunos proyectos de la alcaldesa, como la compra del predio para la Estación No.1 de Bomberos por 11 mdp.

Lo anterior en razón de que los ediles se niegan a celebrar una sesión de Cabildo si su todavía presidenta no llega a un acuerdo con el alcalde electo para arrancar desde ya los trabajos de transición, que por ley inician 60 días antes de que Caballero deje el cargo, es decir el 1 de agosto.

Y es que Óscar Manuel Montes de Oca, regidor presidente de la Comisión de Gobernación, Regulación y Mejora Regulatoria, así como coordinador de la fracción de Morena en el Cabildo de Tijuana, leyó el pasado miércoles una serie de peticiones para Caballero Ramírez en las que le solicitaba lo anterior:

1.- “Le pido a los dos equipos de transición para que, a la mayor brevedad posible, se sienten, quien designe Ismael Burgueño para estos comicios, y la persona que designe nuestra alcaldesa Monserrat Caballero, para que en un término de 24 a 48 horas se sienten, para que se pongan de acuerdo para una sesión de cabildo de los temas pendientes que debemos de sacar y que los dos estén de acuerdo a las formalidades y a los intereses que cada uno de ellos va a representar en su momento”.

2.- “Hay temas que entre los mismos equipos de transición podrán definir para llevar a cabo una sesión tranquila y ordenada, esa sesión de cabildo una vez que ya tengamos la definición entre ambos equipos, qué es lo que falta, lo de Bomberos etc, que se pongan de acuerdo ellos y sacar consensada esa sesión de cabildo que se ha estado prorrogando, pero por desconfianza o por falta de información no se ha podido llevar a cabo por la situación que está pasando”.

3.-“Quisiera pedirle de manera muy respetuosa a nuestra alcaldesa Montserrat Caballeros Ramírez si pudiera reprogramar la sesión de hoy para que primero consense y podamos definir la ruta para la cual vamos a llevar a cabo esa sesión de cabildo, va a ser muy difícil, ojalá y que mi alcaldesa con la madurez política que tiene y podemos hacer para tranquilizar esto y ver que todo se está llevando conforme a derecho y que todo se va a llevar conforme a las reglas establecidas en la misma ley para la transición”.

Al cuestionarlo sobre la actitud de sus compañeros ediles, quienes convocaron el mismo 3 de julio a una conferencia de prensa para brindar detalles de la situación al interior del Cabildo, a la cual sí se presentaron, pero se fueron sin dar explicaciones ni declaraciones para más tarde enviar un comunicado en el que aseguraban habían debido retirarse por “presiones y amenazas”, el regidor comentó:

“Debemos entender que es el cierre de una administración y el comienzo de otra, y habrá posibilidades de personajes que quieran quedar bien con el nuevo; es normal. En el cierre de una administración siempre pasa lo mismo: todos los que te juraron lealtad, te traicionan, y todos los que no te juraron, pues ya no están”, dijo. Dejando entrever que la actitud de los ediles se debe a que buscan la aprobación o alguna otra cosa del presidente electo en retribución por forzar a Caballero a llevar desde ahora un cogobierno.

La teoría anterior se refuerza luego de que Ismael Burgueño informó que le entregó un oficio a la alcaldesa en el que se le notifica que no podrá hacer uso del presupuesto para adquisiciones, contrataciones, basificaciones y demás, sin antes consultarle, lo que justificó argumentando así lo marca la ley.

“Iniciando los 90 días ya no pueden tomar las decisiones por sí solos, ocupan del acompañamiento de la administración entrante. Con ese oficio no es que yo le esté prohibiendo, nada más cité la ley para decirles que a partir de antier -4 de julio- ya no pueden tomar ese tipo de decisiones sin que estuviera presente la persona que asigne como testigo (Alejandro Rivero)”, expresó.

No obstante, el Artículo 17 del Capítulo Tercero del Reglamento de Entrega y Recepción de los Asuntos y Recursos Públicos para el Municipio de Tijuana, que habla de la coordinación entre autoridades salientes y entrantes, indica que las comisiones de enlace para los trabajos de transición deben establecerse y comenzar a trabajar conjuntamente, no bajo subordinación, 60 días antes, no 90, de que la actual primera edil deje el cargo, o sea a partir del 1 de agosto.

Autor(a)

Ana Karen Ortiz
Ana Karen Ortiz
Licenciada en Comunicación por la UABC con diplomado en Periodismo de Investigación por Voces Emergentes. Me interesan los temas de protesta social. Reportera desde 2021 en Tijuana, Baja California.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas