22.3 C
Tijuana
viernes, julio 12, 2024
Publicidad

Aclara

Semanario ZETA

Lic. Adela Navarro y/o a quien corresponda.

 

Por medio de la presente, y de conformidad con las publicaciones del medio de comunicación que Usted representa, precisamente periódico ZETA de la semana del 21 al 27 de junio de 2024, en la cuales relacionan a mi persona así como a la de mi hijo y de mi esposa, de nombres Alfredo Gómez Peralta y Berenisse Peralta Padilla, quiero hacer de su conocimiento lo siguiente:

El suscrito, Alfredo Gómez, así como mi hijo Alfredo Gómez Peralta y mi señora esposa Berenisse Peralta Padilla, somos ciudadanos de Mexicali desde hace mucho tiempo, ciudad en la que el suscrito se ha emprendido como empresario en el ramo constructor, desde mi padre y ahora mi hijo, también aquí en la localidad, en donde hemos participado en varias obras de infraestructura de importancia en la ciudad de Mexicali como en varias partes del Estado, tanto obra pública como particulares; inclusive he sido presidente de la cámara mexicana de la industria de la construcción (CMIC).

Nuestros ingresos de nuestros negocios son plenamente legítimos y dados de alta ante las autoridades fiscales y administrativas relacionadas con el ramo constructor; asimismo somos personas de arraigo en esta ciudad y conocidas por gran parte del medio empresarial.

En atención a lo anterior, estamos verdaderamente sorprendidos por las publicaciones hechas por la editorial a su cargo, en la cual se mencionan nuestros nombres y ubicaciones de algunos domicilios que fueron propiedad nuestra y actual, los cuales los relacionan a algunos cárteles criminales de la región; además aseveran que mi hijo, de nombre Alfredo Gómez Padilla, es propietario registrado públicamente de algunos bienes que mencionan, lo cual es totalmente falso.

Respecto a lo anterior mencionado, mi hijo Alfredo Gómez Padilla no tiene ni ha tenido ninguna propiedad registrada a su nombre, situación que es comprobable ante el Registro Público del Estado.

De igual manera quiero informarles que la propiedad a la que hacen mención, la cual es identificada con su ubicación en Cerrada Arcángeles número 1275, del fraccionamiento Privada San Miguel, fue una propiedad que adquirió mi madre en abril del año 2007, en la cual el suscrito construí mi casa, en donde habité con mi familia hasta marzo de 2017, fecha en que fue vendida a una tercera persona, tal y como se demuestra ante el Registro Público de la Propiedad y de Comercio de la ciudad de Mexicali. Y en la actualidad, es la casa ubicada 2854 de la calle quinta Montecarlo del fraccionamiento Balboa, el domicilio en el que estamos residiendo, y que se encuentra a nombre de mi esposa; fue legítimamente adquirida, como se puede observar con la información ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Por lo anterior expuesto, en estos momentos mi familia se encuentra temerosa de cualquier situación, ya que somos totalmente ajenos a cualquier grupo criminal, y dicha información se encuentra afectando tanto mi prestigio como el de mi familia, y nos pone en un estado de inseguridad por las aseveraciones hechas en la publicación.

Es por eso que me pongo a su disposición y ante cualquier autoridad investigadora para disipar dudas y aclarar cualquier situación que ponga en riesgo nuestro prestigio y seguridad.

 

Atentamente,

Alfredo Gómez Ramírez.

Mexicali, B.C.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas