20.9 C
Tijuana
lunes, junio 24, 2024
Publicidad

Y la criminalidad electoral siguió…

La violencia vinculada al proceso electoral 2024 no dio tregua ni antes, durante o después de realizados los comicios, y acrecentó el saldo de políticos y candidatos asesinados en México. La espiral criminal poselectoral terminó con la vida de la alcaldesa de Cotija, Michoacán, Yolanda Sánchez Figueroa, quien de alguna forma ya se encontraba sentenciada a muerte por un grupo delictivo que en septiembre de 2023 la secuestró en Zapopan, Jalisco y después la liberó con alguna condición.

El aterrador homicidio de la munícipe se registró la noche del lunes siguiente de las elecciones, a las 21:00 horas, por la calle Javier Mina de Cotija, prácticamente en la esquina de la plaza principal y a unos metros de la Presidencia Municipal y de la Comisaría de la Policía local. No sólo murió Sánchez, también uno de sus escoltas. Sicarios dispararon con armas largas de alto poder desde una camioneta en movimiento.


Publicidad


Alcaldesa de Cotija, Yolanda Sánchez, Foto: Juan Joséestrada Serafín/Cuartoscuro.com

Sánchez Figueroa recibió por lo menos 19 disparos de arma de fuego y, aunque fue llevada de urgencia al Hospital Regional del vecino municipio de Los Reyes, dejó de existir cuando recibía la atención médica. Presuntamente, miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación, mismo grupo criminal que la privó de la libertad en Jalisco el sábado 23 de septiembre del año pasado, se atribuyeron la autoría del asesinato.

Ese sería el remate de tan violento proceso electoral que inició el día 7 de ese mes y año con las precampañas y que, en apariencia, concluyó el 2 de junio último. Previo a las votaciones del domingo, y ya cerradas las campañas, el viernes 31 de mayo fue acribillado a tiros Jorge Luis Huerta Cabrera, candidato a regidor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en Izúcar de Matamoros, Puebla. El presunto autor del crimen: Willibaldo Reyes, contendiente a suplente a regidor en la planilla del candidato a la presidencia municipal por el PAN, PRI y PRD, Lorenzo Suárez.

Tampoco pudo llegar a contender electoralmente, Israel Delgado Vega, de 35 años, candidato a síndico por la coalición Sigamos Haciendo Historia en el municipio de Cuitzeo, Michoacán, quien fue asesinado a balazos la noche del sábado 1 de junio en las inmediaciones de su domicilio.


Publicidad

 


Formaba parte de la planilla de la alcaldesa con licencia Rosa Elia Milán Pintor, candidata para reelección en la presidencia de Cuitzeo, por la coalición Morena-PT-PVEM. Los sicarios utilizaron por lo menos un arma calibre .223 para perpetrar el atentado a las 23:00 horas.

La noche de la mismísima fecha de los comicios, a cinco horas de cerradas las casillas, fue asesinado a balazos dentro de su casa Yonis Atenógenes Baños Bustos, candidato del Partido Revolucionario Institucional a la alcaldía de Santo Domingo Armenta, Oaxaca. Presuntamente los agresores le dispararon con armas de fuego desde una ventana del domicilio ubicado en Barrio Nuevo. Autoridades ministeriales expresaron no contar aún con elementos para encuadrar el hecho dentro de la violencia electoral, pero ya están investigando.

Además de los candidatos privados de la vida, ocurrieron hechos delictivos, entre estos, homicidios de otras personas, quema de urnas o casillas, agresiones y secuestros durante la jornada electoral. El saldo de víctimas de asesinato ese domingo 2 de junio en todo el país, según reportes de las fiscalías estatales y dependencias federales al Gabinete de Seguridad, fue de 62 muertos, al menos 10 de ellos ligados a los comicios o en su entorno.

En pleno día de elecciones, autoridades de Jalisco recibieron el reporte de un enfrentamiento entre grupos criminales en la comunidad de Huascato en Santa María de los Ángeles, un municipio de la zona Norte, limítrofe con Zacatecas. Acudieron policías de diversos municipios de la región a verificar y fueron atacados con explosivos lanzados desde drones. Resultaron heridos el comisario de la Policía de Villa Guerrero y el comisario de Totatiche. También fueron lesionados tres policías de los municipios de Totatiche, Colotlán y Huejucar. Los agresores escaparon.

Los sujetos armados que se trasladaban en una camioneta, la atacaron con el vehículo en movimiento, lo que provocó que los escoltas de la presidenta municipal repelieran la agresión.

En Jiquipilco, Estado de México, dos hombres simpatizantes de Movimiento Ciudadano fueron victimados a tiros cuando reclamaban compra de votos por parte de presuntos seguidores priistas. En Tepezintla, municipio de Tlapanalá, Puebla, sujetos armados llegaron a una casilla para llevarse urnas y boletas, tiroteándose con la Policía. En una camioneta Ford Ranger fue localizada una mujer sin vida, quien al parecer acompañaba a los delincuentes electorales. En Coyomeapan, también en Puebla, sujetos dispararon contra votantes en una casilla ubicada en una escuela. Un militante del Partido del Trabajo murió y otra persona resultó herida.

El lunes 3 de junio, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, desestimó los hechos de violencia ocurridos durante las elecciones: “Decir que la jornada electoral se desarrolló de manera pacífica, con incidentes mínimos. Contrario a lo que se decía, la jornada electoral se desarrolló de manera pacífica, fue una fiesta cívica en paz y con problemas menores. Fue una jornada histórica y ejemplar. En general podemos informar, reiterar, que los comicios de ayer transcurrieron con tranquilidad”.

Autor(a)

Luis Carlos Sáinz
Luis Carlos Sáinz
Reportero desde 1989 en W Radio, Promomedios Radio, TV Azteca, Canal Ocho, Grupo ACIR, Ocho Columnas, Associated Press y ZETA; Consejero Editorial en Mural 2010-2011. Autor del libro Rejas Rotas.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas