22.3 C
Tijuana
viernes, julio 12, 2024
Publicidad

Ratifican medida contra toma de nota de Aldrete; no he sido notificado, dice dirigente de burócratas

 

Una jueza federal determinó que el Tribunal de Arbitraje del Estado incumplió con la medida cautelar otorgada en un juicio de amparo promovido por Humberto Murillo González, para que no se concediera la toma de nota a José Guillermo Aldrete Casarín como secretario general del Comité Seccional del Sindicato de los Burócratas de Tijuana.

Así lo informó Alfonso Vargas Silva, abogado de Murillo González, quien señaló que la determinación de la jueza Ana Cecilia Morales Ahumada del 6 de junio de 2024 deja sin efectos la toma de nota de Aldrete Casarín, puesto que la jueza ordena al Tribunal de Arbitraje a que, dentro de tres días legalmente computado, deje sin efectos su determinación del 2 de mayo y emita un nuevo acuerdo que acate la medida cautelar.

“Hasta ahorita se ha dado cumplimiento a cabalidad con el mandato del juez federal y el Tribunal de Arbitraje ya anuló ese acuerdo y en consecuencia no hay ninguna falta y jurídicamente nosotros seguimos estando al frente de nuestro sindicato”, aseveró Aldrete Casarín este 21 de junio de 2024.

Consideró como un “error de interpretación” los señalamientos de la defensa legal de Murillo González, ya que -dijo- en el recurso que ellos presentaron solicitaron que no le fuera entregada la constancia de la elección, pero “no solicitan que no tomen nota del nacimiento de mi Comité, sino simplemente que no me otorguen el documento”.

El Tribunal de Arbitraje les admitió su recurso señalando que se iba a abstener de entregarme el documento que acredita la conformación del Comité 2023-2026, “más no dice que no lo va a registrar”. Posteriormente, el Tribunal de Arbitraje se contradice con un segundo acuerdo en el que señala que sí va a admitir el recurso de Murillo pero que sí me va a entregar la constancia y mi registro. Ante este segundo acuerdo Murillo presentó el amparo, explicó Aldrete Casarín.

El dirigente sindical aseguró que a él “no se le ha notificado” de la resolución de la jueza que estableció el incumplimiento de la medida cautelar por parte del Tribunal de Arbitraje. Esto porque, aclaró, el procedimiento no es contra su persona, sino contra el Tribunal de Arbitraje. “Si el juez ya le informó algo al tribunal yo desconozco por no ser parte directa del procedimiento, entonces no estoy enterado de esa parte”.

Aldrete Casarín señaló que en esta disputa legal aún falta por resolverse la demanda de nulidad de la elección en el Tribunal de Arbitraje (bajo el expediente 123/2023-5) presentada por Murillo cuando se le impidió ser candidato en la elección de 2023 por no reunir los requisitos.

“El estatuto es muy claro (de que) para poder contender para secretario general (Murillo) debió de haber sido previamente titular de una cartera, de un comité sindical. Situación que nunca, nunca el señor ha ostentado, en consecuencia, no reunió el requisito para poder ser candidato”.

El Consejo Electoral que realizó la elección de 2023 “obró conforme a derecho” y toda vez que no se cumplía con los estatutos no procedía el otorgamiento de su nombramiento como candidato, agregó.

LEER NOTA RELACIONADA:

Aldrete minimiza resolución que deja sin efectos su toma de nota en Sindicato de Burócratas en Tijuana

CRONOLOGÍA DE LA BATALLA LEGAL

La batalla legal por la dirigencia del Sindicato de los Burócratas en Tijuana inició cuando a Murillo González, que encabezaba la planilla negra, se le negó el registro como candidato para competir en las elecciones del 2 de febrero de 2023, en las que resultó electo Aldrete Casarín con 2 mil 630 votos.

Después de las elecciones, Murillo González presentó una demanda de nulidad de la elección en el Tribunal de Arbitraje, bajo el expediente 123/2023-5. Ese Tribunal le concedió el 9 de febrero de 2023 una medida cautelar que consiste en que el Tribunal de Arbitraje suspenda la toma de nota a la planilla verde de Aldrete Casarín hasta en tanto se resolviera en definitiva ese juicio de nulidad.

Posteriormente, el 9 de marzo de 2024, el Tribunal de Arbitraje de muto propio revocó la medida cautelar que había concedido a Murillo González, y días después, el 13, otorgó la toma de nota de Aldrete Casarín.

Entonces Murillo presentó un juicio de amparo indirecto 414/2023. En agosto de 2023, un juez auxiliar radicado en Culiacán falló a su favor sentenciando al Tribunal de Arbitraje a volver a otorgar la medida cautelar que ya había otorgado a Murillo González y que suspendía la toma de nota de Aldrete.

Posteriormente, Aldrete Casarín en su calidad de secretario general del Sindicato de los Burócratas seccional y estatal apeló ese fallo bajo el expediente 482/2023 (para que se revisara el amparo) y más recientemente, 11 de abril de 2024, los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado del Decimoquinto Circuito confirmaron la sentencia de amparo a favor de Murillo González.

Con ello, el Tribunal de Arbitraje tendrá que emitir una nueva resolución en el juicio de nulidad en la que subsista “incólume” la medida cautelar que había otorgado el 9 de febrero de 2023.

 

Autor(a)

Julieta Aragón
Julieta Aragón
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco. Cursé la maestría de Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y sigo en proceso de tesis. Soy reportera de ZETA desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas