20.9 C
Tijuana
lunes, junio 24, 2024
Publicidad

Comondú a merced del narco

Estalló el conflicto en la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Comondú, pues desde el pasado 31 de mayo policías municipales convocaron a una protesta pacífica para exigir la homologación de salarios, bono de útiles escolares, ajuste de calendario y un bono de riesgo para cada elemento de la corporación.

“En todo este año, han golpeado a los compañeros, los han levantado, lleva esto pasando años y todavía no tenemos un bono de riesgo; desde el momento en el que un compañero porta un arma en la calle y los traen trabajando con el crimen organizado, debe haber un bono de riesgo, seguro de vida”, expresó un policía en Comondú.


Publicidad


Según los agentes, desde el inicio del paro el director de la institución, el Capitán de Corbeta de Infantería de Marina, Armando Daniel Reyes, los ha estado presionando y hostigando para desistir de la manifestación; incluso los llamó “borregos” por acudir en grupo a las manifestaciones.

“Seguridad Pública está siendo presionada por el director de Seguridad Pública; ocupamos que nos ayuden”, indicaron los elementos en la manifestación.

El problema llegó a su momento más álgido este lunes 3 de junio, cuando los policías bloquearon el paso a las patrullas municipales que estaban siendo tomadas por efectivos de la Secretaría de Marina por instrucciones desde la dirección.


Publicidad

 


La justificación desde el Ayuntamiento de Comondú es que “la ciudad está desprotegida por el paro”; sin embargo, para confirmar la versión se contactó a Iliana Talamantes Higuera, alcaldesa de aquella localidad, pero no tuvimos respuesta sobre ello.

Parte del enfrentamiento entre marinos y Policías Municipales quedó en video, en el que se aprecia a los agentes persiguiendo a pie las patrullas y bloqueando las salidas aledañas a la Dirección de Seguridad Pública Municipal para impedir el tránsito de las patrullas; del mismo modo, con autos particulares bloquearon los portones de la institución.

Este es parte del intercambio de palabras entre los oficiales militares y civiles.

Mujer policía: “Esas unidades son de nosotros”.

Policía: “¡Bájalo, bájalo! De una vez, órale”.

Mujer policía: “Así no, no tenemos nada contra ti. Estas son nuestras unidades”.

Policía: “¿Por qué te las quieres llevar a la fuerza?”.

Mujer policía: “Si tuvieran las carencias que nosotros, estuvieran en la misma situación”.

Policía: “¿Por qué no fuiste allá donde nos viste que estábamos y nos hubieras dicho que querías llevarte las unidades y con gusto te las dábamos? Pero no a la fuerza”.

Marino: “¿Para qué las ocupan?, las patrullas no son de ustedes y sí las solicitamos.

Policía: “Las patrullas no son tampoco de ustedes, cabrón. No fuiste donde estábamos y nos dijiste que diéramos chances de salir, ¿por qué lo estás haciendo en esta forma?”.

Marino: “Nosotros no queremos problemas”.

Mujer policía: “Nosotros queremos nuestras unidades, esa es nuestra casa. Estamos hartos. Por favor”.

Policías Municipales bajan a Marinos de las patrullas en Comondú, dijeron que las patrullas son de ellos

Los efectivos de la Marina en algún momento hicieron frente a hombre y mujeres policías que, dicho sea de paso, algunos portaban aún el uniforme y otro tanto estaban vestidos de civil; la situación se puso tensa al momento de hacerle frente a la situación.

“Que le baje nomás a la adrenalina, que le baje nomás”, lanzó uno de los marinos uniformado y con arma larga.

Inmediatamente los oficiales trataron de calmar los ánimos, sobre todo por parte de la oficial Maritza Cortez Rojas, quien dejó en claro que la manifestación y el bloqueo de las patrullas es para evitar que los elementos de la Marina desarticularan el método de hacer presión, como inmovilizar a la corporación sin dejar de atender los llamados.

Y es que, a decir de los elementos civiles, la operatividad se sigue atendiendo, como un trabajo bajo protesta; pero, para ellos, entregarles las patrullas a la Marina sería como hacerlos a un lado.

“No tenemos nada contra ustedes compañeros. Se están violando nuestros derechos, no tenemos bono de riesgo, no tenemos muchas prestaciones, ni incrementos salariales”, expuso Cortez.

Sin embargo, dijeron los policías que la intención en todo momento por parte de los elementos enviados por el director de Seguridad Pública Municipal era desarticular la movilización.

Esto detonó la respuesta de los efectivos en el sitio, que se mostraron agresivos hacia los civiles y los encararon.

“Bájenle de huevos”, se le escuchó a lo lejos a uno de los marinos, lo que provocó de inmediato la reacción de los oficiales civiles.

De un momento a otro, los oficiales estuvieron a punto de contestar la agresión, lo que generó un ambiente hostil. Durante un instante se olvidaron de la manifestación y contestaron a los agentes militares, que presuntamente tenían el fin de reventar la manifestación y separar a los líderes más “molestos” de la movilización.

“Que le bajen ellos, esto es lo que está provocando el director de Seguridad Pública. Se burló y se rio de nosotros, se empezó a reír y dijo que estábamos haciendo un pancho; queremos respeto por parte del director, así como nosotros hemos respetado hasta ahorita. Queremos respeto, que no nos diga respeto ni manzanas podridas”, recalcó una de las agentes del plantón civil.

Policías incluso han buscado un canal de comunicación con Roberto Pantoja, el candidato de Morena que se ha colocado como virtual ganador de la contienda, para pedir que resuelva este problema a su llegada, que al cierre de esta edición fue sin éxito.

 

MARINA AL FRENTE DE LA SEGURIDAD

Desde la llegada de los mandos de la Secretaría de Marina a Comondú, al menos en las dos administraciones de la Dirección General de Seguridad Pública, como son Juan Heladio Clavel Nicolás y ahora Armando Daniel Reyes, los municipales sintieron el bajón en la ayuda a los elementos.

Supuestamente porque cada uno de ellos llegó al cargo civil, pero trajeron a sus escoltas y un equipo para dispersarse en cada grupo de policías con operaciones en las calles, dando preferencia a los efectivos militares y haciendo a un lado a los mandos civiles, colocando en puntos clave a los marinos sin luchar por las mejoras a la policía.

“Ahí andamos con un botecito de corcho pidiendo cooperación de 10 a 20 pesitos para una corona digna para los compañeros caídos. A partir de hoy lo vamos a tener por parte nuestra nosotros; es que se van a ir ustedes y van a venir los otros, y vamos a seguir igual”, aseguraron los policías en la manifestación.

Según el director Armando Daniel, las peticiones de la Municipal ya están en el escritorio de la munícipe en espera de ser aprobadas, y que el recurso y prestaciones sean dispersadas, pero que la responsabilidad ya está en otra cancha.

“En el reglamento, la licenciada Liliana se encargó, al igual que con el Síndico y Regidores, de hacer el reglamento; dentro del reglamento incluimos lo que viene siendo el seguro de vida, bono de riesgo, servicios funerarios…”, informó Daniel Reyes.

Pero como todo trámite, éste está detenido y bajo aprobación, lo cual ha generado molestia en los oficiales y ahora las manifestaciones y el trabajo bajo protesta hasta que haya la atención por parte de Presidencia.

Esto es precisamente lo que solicitan, que Iliana Talamantes los reciba y se comprometa en atender la problemática antes de la llegada de la próxima administración.

“El reglamento lo metimos en octubre a revisión con el licenciado; lo revisó, de ahí lo pasamos nosotros a través de un oficio al Ayuntamiento para que su cabildeo. Pero en ese proceso llegó noviembre, y por lo del mes de noviembre que se ajustan y ya hacen cortes para que se ajusten los gastos del Ayuntamiento, se dejó para para este año”, añadió el director de Seguridad Pública.

La actual Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Comondú ha implementado diversos operativos conjuntos con la Secretaría de Marina para desarticular grupos delictivos; la más reciente detención por esta coordinación fue la de Carlos Alfredo Franco Silva, hermano de Juan Manuel el “Alacrán” y Daniel el “Tiburón”.

La detención se llevó a cabo el 9 de mayo en el puente Las Bramonas ubicado en el tramo carretero Ciudad Constitución a Ciudad Insurgentes. Después de un enfrentamiento, detuvieron e hirieron a uno de sus sicarios, asegurándoles un arsenal y dinero en efectivo. Lo que, según militares, hace pensar que pudieran estar coludidos los manifestantes municipales para frenar las actividades de la Marina en Comondú.

“Deja mucho a pensar que, justo esta administración de Seguridad Pública es la que le ha dado golpes duros a miembros de la delincuencia organizada, empezando con las casas aseguradas y por lo menos seis detenidos en este 2024, les ha dolido a los delincuentes porque desde la municipal y acompañamiento de la Marina se ha limitado el actuar de la delincuencia organizada”, afirmó una de las fuentes de la Marina en Ciudad Constitución.

Dicha versión se cruzó con elementos de la Agencia Estatal de Investigación Criminal de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), quienes dejaron entrever que, aunque no está confirmada, tampoco se descarta.

Se han tenido golpes fuertes a quienes distribuyen la droga y que controlan el cobro de piso a los pescadores y comerciantes, y a decir de fuentes de inteligencia militar, esos operativos han mermado en gran medida la impunidad en que operaban en comunidades como Puerto San Carlos y López Mateos, así como La Purísima y San Juanico.

“Lo único que yo me comprometo con ustedes (es) en ver, en gestionar eso, pero necesito que ustedes también tengan el apoyo de ustedes. Yo le reconozco el trabajo que ustedes hacen,; creo que es ustedes, son los policías, porque es la tercera vez que he estado con policía y son los que mejor han trabajado”, afirmó.

Los manifestantes exigen que cese el acoso y violencia que se ejerce desde la Dirección de Seguridad Pública Municipal

PROBLEMAS AÑEJOS EN LA MUNICIPAL

Por años, los municipales han solicitado en cada gobierno de Comondú las mejoras salariales, pero, según ellos, se han tenido que conformar con sólo ver las movilizaciones de los trabajadores del Sindicato de Burócratas, quienes sí han tomado las instalaciones y han conseguido hasta un siete por ciento en incremento salarial, además del mismo aumento en cada uno de los bonos con los que cuentan.

“Todos esos derechos ya están estipulados en una Ley General. ¿Por qué necesitamos que se apruebe un reglamento de Tránsito del municipio, cuando tiene  mayor validez una Ley General? Esos son derechos fundamentales de nosotros, como les dije: es cierto, nos están exigiendo que nosotros estemos y protejamos, ¿y dónde nos están protegiendo a nosotros? Si el día de mañana me matan, si el día de mañana me pasa algo, mi familia se queda desprotegida y nadie se está preocupando por protegerme”, explicó una de las oficiales manifestantes.

Mientras tanto, ellos mismos relataron que han resguardado las manifestaciones para evitar daños en las instalaciones. Y la única respuesta que han recibido es que “luego se atiende” y con el paso de los años siguen operando con equipo deficiente, a veces sin combustible y con pésimos salarios, que algunos llegan a los seis mil pesos mensuales.

“A la ciudadanía, en general, y a muchas personas de las que tengo aquí en mis redes sociales, pues saben a lo que nos dedicamos; somos agentes de seguridad pública, pero ya estamos cansados de que pisoteen nuestros derechos. Sabemos nuestras obligaciones, pero no sabemos nuestros derechos, no los quieren hacer valer. Tenemos un bono miserable de 500 pesos. Arriesgamos la vida todos los días por la ciudadanía, no estamos siendo apoyados por el director de Seguridad Pública…Ya estuvo bueno. Estas instalaciones es nuestra casa, no son de ellos; es nuestra casa, no se ha dejado a la ciudadanía como dicen: a la deriva. Se están atendiendo todos los reportes para no caer en una omisión”, exhibió la agente municipal Maritza Cortez Rojas.

Dentro de las denuncias, además de acoso por parte de la Dirección, los efectivos de la Marina, dicen, se sienten como los encargados de cada cuadrilla en las operaciones en la calle, cuando sólo están para prestar apoyo a los elementos civiles.

También los Policías de Comondú están exigiendo la intervención de la alcaldesa, la cual ha brillado por su ausencia desde que inició la movilización, no los ha recibido en su oficina y mucho menos atendido las demandas. Lo único es el acoso constante de los efectivos, quienes los graban con celulares y muchos de ellos se burlan del movimiento civil.

“Miedo no hay, somos más los buenos. ¿Dónde está la Presidenta Iliana Talamantes?, la queremos en las instalaciones para que dé una explicación. Todo lo que está pasando en Seguridad Pública es responsabilidad del Director Armando Daniel Reyes, ayuden compartiendo. Que quede claro que todo esto que está pasando es responsabilidad del director de Seguridad Pública, que está haciendo las cosas mal; nos dice en nuestra cara que está apoyando y es mentira”, denunció Maritza Cortez, agente de Ciudad Constitución.

A lo dicho por algunos de los que integran la movilización, es que en todo momento los efectivos de la Marina están tratando de sacarlos de quicio para tener un motivo para que se produzcan las agresiones y de alguna manera desacreditar el movimiento.

Por ello, hicieron responsable a la alcaldesa y al Director de la Municipal de cualquier situación que se salga de control, ya que los agentes civiles están muy molestos y los militares los siguen amedrentando y acosando en las manifestaciones.

“Nos echan las patrullas encima porque estamos peleando por ellas, porque son nuestras unidades, nosotros defendemos al pueblo en esas unidades, nosotros estamos bajo el pie de ese señor, ocupamos a la presidenta Iliana Talamantes: nosotros la elegimos como la representante del pueblo ¿y dónde está? Tenemos pisado el pescuezo, estamos haciendo funciones que no nos corresponde”, lanzó Cortez Rojas.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas