19.2 C
Tijuana
domingo, julio 14, 2024
Publicidad

“Choyero Fest”, despilfarro y desorden

Para la primera edición del denominado “Choyero Fest Música del Mar”, desarrollado los días 13 y 14 de abril de 2024, se gastaron más de 12 millones de pesos en la organización y ejecución de las actividades, y sólo lograron recaudar tres millones 650 mil pesos.

Esto una vez recibida la documentación correspondiente por parte de trabajadores del Instituto Sudcaliforniano de Cultura. El evento se presentó como una plataforma musical “dedicado a la expresión y difusión cultural y talento local y nacional, que busca conectar al público con su artista favorito y al artista con su comunidad”, pero que, a su vez, desde el Instituto Sudcaliforniano de Cultura se buscó establecer un “negocio”, y de esta manera lucrar con la venta de boletos y bebidas embriagantes.

Precios de lista del Choyero Fest, el más caro costaba $3,600 pesos

La cartelera estuvo variada entre artistas locales y una cartelera nacional, entre los que destacan Caifanes, Caloncho e Isaías Lucero, Leonardo de Lozanne, Hello Seahorse y Lalo Mora Jr., entre muchos otros. La expectativa era que la cartelera reventara la sede del estadio Guaycura en el municipio de La Paz.

Según Víctor Hugo Caballero, director general del Instituto, se esperaba una asistencia de más de ocho mil personas en los dos días de festival, así como una inversión de 10 millones de pesos en la organización, contrato de artistas y logística, además de una utilidad neta de seis millones de pesos en ganancias.

Sin embargo, el costo total fue de 12 millones 107 mil 750.20 pesos, 20 por ciento por encima de lo presupuestado y con pérdidas de más del 70 por ciento y una muy baja asistencia. Los precios para acudir al festival se vendieron mediante “la plataforma de Ticketmaster, con un costo de entrada a partir de los mil 800 pesos en espacio de gradas; sección general dos mil 400 pesos, y zona fan tres mil 600 pesos”, detalló Víctor Hugo Caballero.

La agrupación Caifanes también criticó el alto costo de los boletos, que obligó a entregar cortesías

Tan mala fue la asistencia al evento por el alto costo de los boletos, que en el segundo día de conciertos, los organizadores del Choyero Fest pusieron en remate la venta de boletos el domingo 14 de abril; aun así, el evento lució desolado en gran parte de las presentaciones durante el día.

“En un foro tan grande para La Paz, debieron haber cobrado mucho menos, mucha gente se quedó con ganas de ir, pero los precios estaban exorbitantes; imagina, una familia dos personas casi siete mil pesos, te la pasas a pura Maruchan. Si ya tenían el presupuesto pagado para Caifanes, con más razón debieron haber considerado precio accesible, muchos que tocaron ayer, a foro vacío”, señaló Héctor mediante la publicación del Instituto.

 

POCOS INGRESOS

La recaudación total del festival Choyero fue de tres millones 250 mil 593.09 pesos por la venta total de boletos, que sumaron 710 mil de entrada general, un millón 741 mil 500 en gradas, y sólo 945 mil pesos en la Zona Fan, menos las comisiones de Ticketmaster. También se incluyó la venta de boletos en taquilla.

Además, la documentación entregada por los empleados del ISC confirma que se tuvo un ingreso total por la venta de permisos para venta de alimentos y bebidas por 402 mil 600.96 pesos. Pero de todo el recurso adquirido por la organización del Choyero Fest no fue suficiente ni siquiera para pagar la parte técnica y operativa del evento, como la renta de mobiliario, luz y sonido, alimentación y transporte.

En lo que tiene que ver con el costo de operación, en la renta del templete, escenario y luces y sonido, el servicio fue prestado por Cover Production por un monto de dos millones 489 mil 128 pesos; en lo que refiere al servicio de renta, montaje y desmontaje de piso portante “portafloor” y “sheetfloor” fue de un millón 200 mil 078 pesos que se trajo desde Cuautitlán, Estado de México.

También se gastó 289 mil 966 pesos en el arrendamiento de mobiliario como sillas, camerinos y baños, servicio prestado por El Chigüili. Las irregularidades se presentaron al declarar que supuestamente montaron 13 mil 660 sillas blancas de plástico, aparte de los asientos en las tres gradas disponibles del estadio, pero sólo esperaban la asistencia de ocho mil asistentes, lo cual descuadra entre lo proyectado y lo facturado.

Por otro lado, la renta de autos también estuvo inflada. Por ejemplo, se rentaron cinco unidades Suburbans por tres días cada una; el precio por día fue de ocho mil 433.33 pesos por los tres días, costando cada unidad 25 mil 300 pesos; y por los cinco vehículos se pagó 126 mil 500 pesos a la empresa Innova Car Rent de México, misma empresa que ya había sido señalada por vender las trompetas más caras del mundo, en más de tres millones de pesos para las competencias de surf en los nacionales CONADE en el 2022.

Caifanes y su equipo, así como artistas locales sacaron la casta para que los asistentes se divirtieran pese a la mala organización

Una vez consultado con arrendadoras de vehículos, ZETA pudo constatar que la renta de una Suburban ronda entre los ocho mil 500 pesos y los 10 mil  por los tres días cada una, y no 25 mil (como le fue facturado al ISC), lo cual demuestra que la empresa que vende trompetas de aire comprimido millonarias, también podría estar inflando los precios en la renta de vehículos de transporte.

Otro de los proveedores en los que los trabajadores pusieron énfasis en que se revisara, es en Alan Joshimar Haro Amador, proveedor que estaría relacionado directamente con el área de administración del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, y a quien se le ha visto en otras áreas de gobierno, como salud, ayuntamientos, prestando servicios de suministros médicos, libros y demás.

En esta ocasión, para el Choyero Fest Música del Mar, Haro prestó el servicio de suministro de cafetería en 35 ocasiones por un valor unitario de dos mil 800 pesos; así como 392 suministros de alimentos preparados por un costo de 300 pesos el platillo más IVA. En total, el festival Choyero le pagó -a través del ISC- 250 mil 96 pesos por el concepto de comidas y servicio de cafetería.

Por otro lado, la empresa Construcciones Puerto Cortés, S.A. de C.V., dedicada -según su acta constitutiva- a prestar el servicio de construcción, compra, venta y explotación de bienes inmuebles, así como la prestación de servicios de administración, operación, asesoramiento, mercadotecnia, programación y cobranzas a desarrollo inmobiliarios, constructores, empresas industriales, comerciales y de servicios en México o el extranjero, brindó el servicio de limpieza del estadio antes, durante y después del evento.

La empresa, en la que aparecen como socios Carlos Jordán Juárez, José Gustavo Díaz Tronco y Joaquín Diestro Montaño, recibió por concepto de limpieza de las instalaciones los días 13 y 14 de abril un monto de 120 mil 640 pesos, en el que incluye el servicio y el personal dedicado a ello que, a decir de los asistentes, fue un servicio módico, y el pago para los trabajadores también.

 

BAJA ASISTENCIA

Desde que inicialmente se anunciara la presencia de Caifanes al “Choyero Fest 2024”, junto con los precios de las entradas a mediados del mes de febrero de este año, muchos de sus fans se decepcionaron y publicaron, por ejemplo “soy muy fan de Caifanes y siempre deseé verlos en vivo, pero esta vez me quedaré con las ganas, están muy caros lo boletos”, y desde ese momento el festival fue visto con otros ojos.

Muchos de los fanáticos de la banda de rock externaron su preocupación por el alto costo de los boletos. “¿Hasta adelante $3,600 más cargos? ¿Pueden imaginar eso? ¿En esta crisis?… Y en Baja California Sur todo es más caro… Con tres mil 600 se compra una despensa para dos semanas”, denunció a través de redes sociales Diana Irasema.

Asistentes dieron cuenta de lo vacío que estaban las gradas, allá lejos donde los boletos costaban $1,800 pesos

La queja fue muy sentida, que incluso llegó hasta los oídos de la agrupación mexicana, quienes de inmediato empatizaron con los fans y mostraron su indignación por lo costoso de las entradas para participar en el festival.

Mediante su cuenta de Instagram @caifanesmex, hicieron pública su inconformidad.

“Te invitamos. Llega a formarte temprano, al lado de la taquilla, habrá un letrero que dice ‘Caifanes’; ahí Caifanes entregará un número limitado de boletos. A nosotros nos parece carísimo el costo”, expresaron mediante sus redes.

Debido a los señalamientos de los fans de Caifanes y de la propia agrupación, el Instituto se vio obligado junto con los representantes del grupo, a entregar cortesías a los primeros asistentes que llegaran al concierto, siendo mil entradas para la Zona Fan y 900 para la Zona General.

Al final, la asistencia total por los dos días, confirmó el Instituto Sudcaliforniano de Cultura, que fue de cuatro mil 58 asistentes; sólo el domingo 14 de abril, en la presentación estelar de Caifanes, el aforo fue de tres mil 58 personas, y todo gracias a que el elenco nacional rescató la asistencia con la entrega de cortesías a sus seguidores.

La respuesta fue de inmediato por parte del director de Cultura Estatal, quien acusó al equipo de comunicación de Caifanes, que pese a la queja de los ciudadanos por los precios, dijo que los precios estuvieron acordes a la logística planteada por un evento de tal magnitud.

“No tiene nada que ver con el artista. Es una persona que maneja redes y contesta casi de manera personal. Obviamente, lo que implica movilizar todo un aparato logístico de este festival es imposible para nosotros, como instituto, no poder mediar y buscar un punto de equilibrio entre la recuperación y la proyección de todos los artistas”, refirió a medios de comunicación Víctor Hugo Caballero.

Cortesías entregadas por Caifanes ante la queja por altos costos

Sólo para hacer un comparativo de los precios de las entradas al Estadio Guaycura al Choyero Fest con otras sedes en las que Caifanes se presentará próximamente, como son el Foro Sol y el Palacio de los Deportes en Ciudad de México, o el Auditorio Citibanamex, en Monterrey, Nuevo León:

Los precios según el Guaycura, oscilan entre mil 800 y tres 600 pesos; mientras que el Foro Sol van desde los 854 a mil 830 pesos cada uno; para el Palacio de los Deportes, los precios aún no son visibles, pero la barra de elección está situada en los 549 y los dos mil 135 pesos. En el caso del Auditorio Citibanamex, el precio más bajo es de $976 pesos y los mejores asientos disponibles son de dos mil 196 pesos.

Haciendo una comparativa entre el Choyero, en su primera edición, y espacios ya consolidados en eventos de carácter internacional, el festival tuvo resultados cuestionables a raíz de una mala organización, personal en estado inconveniente en la logística y los altos costos de las entrada.

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas