20.1 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

The Last Stop in Yuma County

Vaya, qué película tan entretenida donde entre más mal le va a los personajes mejor se pone la cosa. Escrita y dirigida por Francis Galluppi, la cinta tiene como lugar una gasolinera y una cafetería adyacente, en un rincón de Arizona hace unos 50 años.

Vernon (Faizon Love) es el dueño de la gasolinera que nunca tiene combustible porque el suministro siempre está demorado, y como la siguiente estación está a cuatro horas del desolado lugar, recomienda a los viajeros esperar en el pequeño restaurante, en donde tendrán que batallar con el calorón del desierto. No sirve el aire acondicionado.


Publicidad


Ese es el escenario con el que se encuentra un vendedor de cuchillos (Jim Cummings) que quiere ir a Calabasas, California, para visitar a su hija. Mientras tanto, debe esperar, como todos, el servicio en el café, que en su caso es atendido por Charlotte (Jocelin Donahue), una mesera casada con el alguacil Charlie (Michael Abott Jr.).

Mientras Charlotte y el comerciante conversan llegan Travis (Richard Brake) y Beau (Nicolas Logan), dos asaltabancos buscados por medio mundo; violentos y sádicos, que pronto se toparán con pared en este poblado en medio de la nada, habitado por locos que se distinguen por las armas que poseen.

Sin embargo, de todos los personajes que por aquí desfilan, y con todos los actores que los interpretan, el liderazgo es de Cummings, quien sostiene bien este filme, aun cuando hay huecos en una historia que se prolonga un poco a medida que el realizador decide llevarla hasta el extremo de la comedia negra. En la recta final hay esperanza y no una pérdida total de tiempo frente a la pantalla. ** y media.


Publicidad

 


Punto final.- “Abigail”, interesante la premisa, pero mucha sangre… Demasiada.

Autor(a)

Gabriela Olivares
Gabriela Olivares
gabriela@zeta.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas