16.4 C
Tijuana
martes, mayo 28, 2024
Publicidad

No denunciaré, perdono a quienes me han hecho daño y re victimizado, dice obispo emérito

Monseñor Salvador Rangel Mendoza, obispo emérito de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Guerrero, informó, el 8 de mayo de 2024, que no acudiría a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Morelos a presentar una denuncia por haber sido presuntamente secuestrado, golpeado y drogado en dicha entidad.

“Después de haber hecho oración, meditado profundamente y de haber consultado con mis seres queridos, tanto del clero como laicos y, en razón de que lamentablemente mi vida, edad y mi salud están en condiciones desfavorables, siguiendo los principios evangélicos de nuestro Señor Jesucristo, que perdonó a las personas que lo traicionaron, lo vendieron, lo juzgaron, lo torturaron y lo asesinaron, con todo mi corazón perdono a todas las personas que me han hecho daño por los hechos de los que he sido víctima, así como a aquellos que me han victimizado producto de la desinformación”, dijo el religioso católico.


Publicidad


A través de un comunicado, el obispo emérito de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, señaló que, por su edad, lamentablemente su salud estaba en condiciones desfavorables.

“Por lo tanto, en ejercicio de mis derechos constitucionales, no presentaré ninguna denuncia contra las personas que tanto mal me han hecho. Y pido a los medios de comunicación me comprendan y respeten mi decisión encaminada al bien de mi seguridad e integridad física y moral”, abundó Rangel Mendoza.

“Agradezco infinitamente a todas las autoridades, tanto legales como eclesiásticas, que han colaborado en este caso, y de manera muy especial al Mtro. Luis Gasca, quien ha sido mi abogado. Agradezco a todas las personas que se han solidarizado conmigo. Mi especial gratitud a todos aquellos que hicieron oración por mi vida y por mi pronta recuperación#, finalizó el religioso católico.


Publicidad

 


Un día antes, durante una entrevista, monseñor Ramón Castro Castro, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) -institución de la Iglesia católica, conformada por obispos mexicanos colegiados, que realiza funciones pastorales- y obispo de Cuernavaca, reveló que Rangel Mendoza todavía no podía articular palabra.

“Él está bien, está todavía bajo el efecto de tremendas drogas que le han dado. Yo he hablado con él y no puede articular bien las palabras, señaló el obispo de Cuernavaca, quien también indicó que la Fiscalía morelense explicó que Rangel Mendoza fue víctima de un secuestro exprés.

Foto: Fiscalía General del Estado de Morelos

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas