14.1 C
Tijuana
martes, mayo 28, 2024
Publicidad

Directora de DEA acusa a Gobierno de AMLO de no dar visas a sus agentes para operar en MX

Anne Milgram, directora de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unido -desde el 28 de junio de 2021-, denunció, el 7 de mayo de 2024, que el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador no había aprobado las visas de trabajo, para que 13 agentes de dicha institución del Departamento de Justicia estadounidense, operaran en territorio mexicano.

Durante una audiencia en la Cámara de Representantes de EE.UU., la funcionaria federal estadounidense confirmó que en uno de los 13 casos, el Gobierno mexicano llevaba 8 meses sin aprobar una solicitud de visa para un agente de la DEA, lo que había complicado el trabajo para atacar al Cártel de Sinaloa y al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).


Publicidad


“Hemos estado esperando ocho meses por una visa y sabemos el costo que eso significa para nosotros en términos de nuestra capacidad para trabajar”, dijo Milgram a pregunta expresa del presidente del Subcomité de Gastos de Justicia de la Cámara Baja de EE.UU., el congresista republicano Hal Rogers.

“Cada año en Estados Unidos perdemos a más de 100 mil estadounidenses [por sobredosis de drogas]. El tiempo importa, y no podría hablar con suficiente urgencia sobre lo importante que es para nosotros lograr que esos 13 agentes y analistas de inteligencia ingresen a ese país”, insistió la directora de la Administración para el Control de Drogas de EE.UU.

“Estamos esperando esas 13 visas. Creo que uno lleva pendiente unos 8 meses. Y desafortunadamente todos los que estamos sentados en esta sala sabemos el precio que pagamos como País cuando esperamos tanto tiempo”, aseguró Milgram.


Publicidad

 


Durante su intervención, el congresista Rogers recordó que las reformas promulgadas por el Gobierno encabezado por López Obrador, a la Ley de Seguridad Nacional mexicana, en enero de 2021, establecieron restricciones burocráticas a los agentes de la DEA, para operar dentro de territorio mexicano

“Lo que sí sé es que el Procurador General de Justicia [Merrick Garland] y la Subprocuradora General Adjunta [Lisa Monaco] han ido con frecuencia a México y con frecuencia abogan en nuestro nombre por visas para extradiciones y por nuestra capacidad de trabajar juntos en operaciones”, justificó Milgram.

Además, el congresista Rogers cuestionó sin éxito, en varias ocasiones, a la directora de la DEA, respecto a si podía decir si estaba satisfecha con la colaboración del Gobierno mexicano en la lucha contra el tráfico de drogas, particularmente el fentanilo, producido con precursores químicos importados desde China.

“Déjeme decirle cuando estaré satisfecha: estaré satisfecha cuando no haya más muertes estadounidenses por fentanilo. Y entonces creo que todos podremos decir que lo hemos logrado”, enfatizó Milgram, quien insistió en colocar al Cártel de Sinaloa y al CJNG, como los principales fabricantes de drogas ilegales.

Cuestionada respecto a si el flujo de precursores químicos desde China para la fabricación en México del fentanilo, habían bajado tras la reunión en noviembre del presidente estadounidense Joseph Biden y su contraparte chino Xi Jinping, la directora de la DEA aseguró que la fabricación fentanilo en México seguían estando a niveles catastróficos.

Asimismo, Milgram respaldó los comentarios del director del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), Chris Wray, quien durante otra comparecencia en abril de 2024, calificó la colaboración antidrogas de México como desigual.

Durante la comparecencia enfocada en el presupuesto de la DEA para el año fiscal 2025, el congresista Rogers reveló que el Gobierno mexicano mantenía sin aprobar la extradición de 13 solicitudes de extradición de líderes del narcotráfico mexicano.

El 30 de noviembre del 2021, se conoció que el Gobierno de México había aprobado visas para que agentes de la DEA operaran en territorio mexicano, según lo aseguró Todd Robinson, subsecretario de Estado de EE.UU. para Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley.

“Ellos [los mexicanos] recién accedieron a más visas para agentes de la DEA en México”, dijo Robinson al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense. Además, agregó que el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador accedió a trabajar más de cerca con agencias de EE.UU.

Entre ellas la propia DEA y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), luego de que el 8 de octubre del 2021, durante el Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS), ambos gobiernos pusieron fin a la Iniciativa Mérida y dieron comienzo a un nuevo plan conjunto llamado Entendimiento Bicentenario.

“Ellos [los mexicanos] han accedido a un acuerdo que presenta una lista de una serie de cosas que vamos a hacer, incluyendo mayor cooperación en intercambio de inteligencia y trabajar más cercanamente con nuestros socios en otras agencias [de EE.UU.], como el FBI, la DEA”, enfatizó Robinson ante el Comité legislativo.

“Ya hemos visto progreso en esa área en términos de cooperación más cercana, mejor acceso para agentes de nuestras agencias de aplicación de la ley”, dijo, por su parte, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, quien también participó en la misma audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.

Tras la detención, el 15 de octubre del 2020, de Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico, el Gobierno de México revisó la forma en que permitía operar a la DEA en territorio mexicano y no había aprobado las visas para agentes estadounidenses durante el 2021.

“México no ha aprobado visas para agentes de la DEA este año […] Normalmente, el proceso para obtener visas toma alrededor de un mes, pero muchos de estos agentes de la DEA han estado esperando más de seis meses”, dijeron fuentes citadas por la cadena de noticias estadounidense CNN, el 7 de octubre del 2021.

AMLO PIDE A DEA INFORMAR RESPECTO A CIFRA DE 45 MIL EMPLEADOS DE CÁRTELES MEXICANOS EN EL MUNDO

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió, el 28 de julio de 2023, a Anne Milgram, directora de la Administración de Control de Drogas​ (DEA por sus siglas en inglés), informer respecto a de dónde obtuvo la cifra de que los cárteles mexicanos de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación (CJNG), tenían alrededor de 44 mil 800 miembros en 100 países.

“Pues no tenemos nosotros esa información, no sé de dónde la sacó la señora de la DEA, ojalá y nos dieran más detalles. Creo que habló de que el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco tienen 40 mil, en 100 países 40 mil elementos, 20 mil del Cártel de Sinaloa y 20 mil de Jalisco, que nos digan cuáles son las pruebas que tienen”, indicó el político tabasqueño.

Durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde las instalaciones de la 13 Zona Militar de Tepic, Nayarit-, el titular del Poder Ejecutivo Federal dijo que dicha información no fue compartida en la reunión bilateral que sostuvo -el 25 de julio de 2023-, con la asesora en seguridad nacional de la Casa Blanca, Elizabeth Sherwood-Randall.

Reunión a la cual también asistieron la fiscal general adjunta de EE.UU., Lisa O. Monaco; la subsecretaria interina de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kristie Canegallo; Richard Verma, subsecretario de Estado de Gestión de Riesgos; Katie Tobin, asistente especial presidencial y directora senior de Asuntos Transfronterizos del Consejo de Seguridad Nacional; y, Blas Núñez-Neto, secretario adjunto interino para Políticas Fronterizas y Migración del Departamento de Seguridad Nacional.

Así como Kemp Chester, asesor especial de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas; Josh Handel, consejero principal del Departamento de Justicia; Mark C. Johnson, jefe adjunto de misión en México; Dani Schulkin, asesor senior del Consejo de Seguridad Nacional; Sean Torriente, agregado del Departamento de Justicia; entre otros.

“Acaban de estar la asesora en materia de seguridad de la Casa Blanca, la vice fiscal del gobierno de Estados Unidos, el subsecretario del Departamento de Estado para la Seguridad y no hubo ninguna información al respecto. Entonces, hay coordinación, por eso sería bueno que la señora informara de dónde obtuvo la información”, insistió el mandatario mexicano.

López Obrador aseguró que, “con todo respeto”, el Gobierno de Estados Unidos tenía el problema de que no había coordinación entre las agencias de seguridad y sugirió poner orden, ya que, según dijo, “si cada quien actúa por su cuenta, pues no hay avances”.

“No, no, no, ese es un problema que tienen, con todo respeto lo digo, en el Gobierno de Estados Unidos, es que no hay coordinación entre ellos […] No, no, es que hace falta poner orden, la política es, entre otras cosas, poner orden en el caos. Si cada quien actúa por su cuenta, pues no hay avances”, dijo.

Por último, el presidente mexicano rechazó que los cárteles de la droga mexicanos tuvieran presencia en 21 estados del país, ya que el Gobierno de México tenía información de dónde actuaban dichos grupos delictivos, según los resultados de los delitos cometidos.

“En una ocasión dijo un militar del Pentágono [Glen David VanHerck, jefe del Comando Norte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos], que había 30 estados dominados por la delincuencia organizada en México, ¿no? General [Luis Crescencio Sandoval González], en 33 por ciento del territorio. Se les aclaró, es que no tienen buena información”, finalizó el político tabasqueño.

EL CÁRTEL DE SINALOA Y EL CJNG TIENEN CASI 45 MIL MIEMBROS EN 100 PAÍSES, SEGÚN LA DEA

Anne Milgram, directora de la Administración de Control de Drogas​ (DEA por sus siglas en inglés) afirmó, el 27 de marzo de 2023, que los cárteles mexicanos de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación (CJNG), tienen alrededor de 44 mil 800 miembros en 100 países.

“Como agencia de misión única encargada de hacer cumplir las leyes antidroga de nuestra nación, la principal prioridad operativa de la DEA es perseguir y derrotar implacablemente a los dos cárteles mexicanos de la droga, que son los principales responsables de la actual intoxicación por fentanilo y drogas”, testificó Milgram, durante una audiencia ante el Subcomité Judicial sobre Delitos y Vigilancia del Gobierno Federal de EE.UU., en la Cámara de Representantes estadounidense.

El 12 de julio de 2023, también durante una comparecencia en la Cámara baja de Estados Unidos -difundida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés), la DEA detalló que el Cártel de Sinaloa disponía de alrededor de 26 mil elementos, mientras que el CJNG contaba con cerca de 18 mil 800.

Por ello, Milgram dijo que puso en marcha dos equipos interinstitucionales, conformados por agentes especiales, analistas, científicos de datos y especialistas digitales, con el objetivo de ejecutar una estrategia contra estas organizaciones criminales mexicanas, cuyas redes estarían completamente mapeadas. Uno de esos equipos está concentrado en el CJNG y el otro, en el Cártel de Sinaloa.

La funcionaria federal estadounidense detalló que la DEA “opera 30 divisiones de campo con 241 oficinas nacionales, 93 oficinas en el extranjero en 69 países y nueve laboratorios forenses. La sólida presencia nacional e internacional de la DEA le permite mapear y apuntar a todas las redes del Cártel de Sinaloa y del Cártel de Jalisco”.

Milgram agregó que había un tercer equipo centrado en rastrear las finanzas de los cárteles mexicanos y que se estaba obteniendo “información selectiva” de cada miembro, no sólo de sus liderazgos. Al mismo tiempo, la DEA estaba rastreando también a otros grupos delictivos menores, como el del Noreste, o el del Golfo que también trabajarían con el CJNG y el de Sinaloa.

Según la directora de la DEA, los equipos analizaban las redes y desarrollaban información focalizada sobre los miembros de los cárteles mexicanos, dondequiera que operaran alrededor del mundo. También indicó que se tenían informes de que las dos organizaciones criminales operaban en más de 40 países.

La funcionaria federal aseguró que el Cártel de Sinaloa tenía la presencia más amplia entre todos los cárteles del narcotráfico mexicano, pero advirtió que el CJNG tiene miembros en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Asimismo, Milgram enfatizó que el Cártel de Sinaloa tendría presencia en 19 de los 32 estados mexicanos, mientras que el CJNG se hallaría en 21 entidades del territorio de México.

La directora de la DEA también señaló que a los cárteles mexicanos les costaba tan sólo 10 centavos producir una píldora recetada falsa mezclada con fentanilo, que se vendería en EE.UU. por entre 10 y 30 dólares por pastilla.

Además, Milgram mencionó que la DEA estaba combatiendo la venta de fentanilo en redes sociales, debido a que los narcotraficantes estaban utilizando las mismas, “para reclutar asociados, encontrar clientes y vender fentanilo y otras drogas mortales”.

“Hemos podido identificar no solo a los miembros de esos cárteles, sino también a los facilitadores, los mayoristas, los lavadores de dinero y también a las personas de nuestras comunidades, que son esa última milla las que están poniendo ese fentanilo en manos de un estadounidense”, añadió la directora de la DEA.

DEA ASEGURA SEGUIRÁ EVIDENCIAS DE CORRUPCIÓN EN MÉXICO, INCLUIDA LA OBTENIDAS EN CASO VS ‘LOS CHAPITOS’

Anne Milgram, directora de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unido -desde el 28 de junio de 2021-, aseguró, el 27 de abril de 2023, que seguirá toda la evidencia que obtenga dentro de sus investigaciones que la institución a su cargo llevaba a cabo, incluyendo casos de corrupción en México.

Durante una audiencia ante el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes de EE.UU., la funcionaria estadounidense dijo que así como habían investigado casos de corrupción en otras partes de Latinoamérica, se daría seguimiento a las pistas que obtuvieron durante la infiltración dentro del grupo de “Los Chapitos”, “Los Menores” y/o “Los Chiquillos”, y que reveló que la organización criminal ha proliferado en el tráfico de fentanilo, debido, en gran parte, a la corrupción en México.

“La DEA no se echará atrás al hacer ese tipo de trabajo y seguiremos siguiendo los hechos y evidencia a donde sea que nos lleve. Como parte de la acusación de ‘Los Chapitos’, hablamos de corrupción, de la corrupción que alimenta el tráfico de narcóticos en México y globalmente. Así que de nuevo le digo: iremos hasta donde sea nos lleven las evidencias y los hechos”, dijo la directora de la DEA, ante los legisladores estadounidenses.

El congresista Jake Ellzey cuestionó a Milgram si el Gobierno mexicano estaba cooperando al máximo en el combate al tráfico de drogas, o si la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. había identificado a funcionarios de México con quienes no querían trabajar, debido a que eran corruptos.

A lo que la directora de la agencia del Departamento de Justicia de EE.UU. se limitó a decir que darían seguimiento a todas las pistas respecto a la corrupción en gobiernos, como ha ocurrido en el caso de Juan Orlando Hernández Alvarado, de Honduras, y Nicolás Maduro Moros, de Venezuela. acusaciones que están en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

“¿Hay actores en el gobierno con los que [la DEA] no quiere tratar porque sabe que son corruptos?”, preguntó el legislador. “Congresista, nosotros seguimos la evidencia a donde quiera que vaya y la corrupción es parte de ello. Hicimos una investigación, arresto y extradición de Juan Orlando Hernández, el ex presidente de Honduras, y seguimos la evidencia, también acusamos a Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela”, señaló Milgram.

“¿México está cooperando con su misión, o están estorbando o son tan corruptos?, lo que quiero saber es si son un narcoestado fallido?”, preguntó Ellzey a la directora de la DEA, a lo que la funcionaria estadunidense dijo que esperaba que tanto las autoridades de EE.UU., como las mexicanas, hicieran más.

“Todos tenemos que hacer más. Trabajamos para hacer más y queremos que los mexicanos trabajen con nosotros y queremos que hagan más, porque como vimos con ‘Los Chapitos’, los mexicanos también están muriendo”, concluyó Milgram.

DEA COLABORÓ CON EL GOBIERNO DE MÉXICO PARA INFILTRAR A “LOS CHAPITOS”, CONFIRMA EMBAJADOR DE EU

La operación realizada por la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), en la que se lograron infiltrar al interior de la estructura de los jóvenes sinaloenses conocidos como “Los Chapitos”, “Los Menores” y/o “Los Chiquillos” -liderada por Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias “El Chapito” y “El Alfredillo”, así como Joaquín y Ovidio Guzmán López, “El Güero Moreno” y “El Ratón”, todos hijos del capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, de 40, 37, 36 y 33 años de edad, respectivamente-, fue realizada con colaboración internacional, incluida la de agencias mexicanas, informó, el 20 de abril de 2023, Keneth Lee Salazar, titular de la Embajada de Estados Unidos en México.

Durante una conferencia de prensa, el diplomático estadounidense señaló que en el combate al crimen organizado, los gobiernos de México y Estados Unidos colaboran como socios y trabajan en distintos niveles, ya que el narcotráfico es un problema que va más allá de los dos países.

“La investigación, que llegó a un buen resultado, fue una investigación mundial: en China, en Guatemala, en los Estados Unidos. Los esfuerzos fueron grandes, entonces, los detalles de las operaciones, de cómo ocurrieron, es lo de menos, el resultado es que personas delincuentes, muy malas, ya están en proceso”, agregó el embajador estadounidense.

“Y eso lo hicimos en los Estados Unidos, lo hicimos en otros lugares, con las operaciones que hacemos nosotros, operaciones también que trabajamos con el Gobierno de México, no voy a detallar las operaciones, pero siguen”, dijo Salazar.

Asimismo, el titular de la Embajada de Estados Unidos en México sostuvo que existía colaboración entre los gobiernos de ambos países, con múltiples agencias, para frenar el tráfico de drogas de sur a norte y el envío de armas en viceversa.

“Estamos trabajando todos estos esfuerzos mundiales, eso es parte del diálogo entre el fiscal [Merrick] Garland y el fiscal [Alejandro] Gertz [Manero], en la seguridad hay más resultados cuando hay más confianza”, enfatizó el diplomático estadounidense.

Salazar ejemplificó que parte de la colaboración y la confianza existentes entre ambos gobiernos era la visita que la próxima semana harían a México, Almirante Linda L. Fagan, comandante de la Guardia Costera de EE.UU. y distintos integrantes del Departamento de Defensa estadounidense, quienes se reunirán con sus homólogos mexicanos, así como 40 representantes del sector privado.

La visita de los funcionarios estadounidenses será para asistir a la Feria Aeroespacial México, que tendrá lugar en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Zumpango de Ocampo, en el Estado de México. También sostendrán una reunión con los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina (SEMAR), el general Luis Crescencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán, respectivamente.

Por otra parte, el titular de la Embajada de EE.UU. en México anunció que autoridades de lugares como Monterrey, Nuevo León, o la Ciudad de México, tendrán una reunión en Colorado, Estados Unidos, con el secretario de Estado de dicho país, Antony Blinken, también la próxima semana.

‘INTROMISIÓN PREPOTENTE’, CALIFICA AMLO, LA INFILTRACIÓN DE LA DEA EN ESTRUCTURA DE ‘LOS CHAPITOS’

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, el 17 de abril de 2023, que México no estaba al tanto de la operación de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), en la que se lograron infiltrar al interior de la estructura de los jóvenes sinaloenses conocidos como “Los Chapitos”, “Los Menores” y/o “Los Chiquillos”.

Liderada por Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias “El Chapito” y “El Alfredillo”, así como Joaquín y Ovidio Guzmán López, “El Güero Moreno” y “El Ratón”, todos hijos del capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, de 40, 37, 36 y 33 años de edad, respectivamente.

Asimismo, durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional-, el titular del Poder Ejecutivo Federal calificó las acciones de la agencia del Departamento de Justicia de EE.UU., como una “intromisión abusiva” y “prepotente”, que no debió de haberse aceptado.

Al ser cuestionado por una periodista respecto si se realizó el operativo sin el conocimiento de México, el mandatario nacional contestó: “Sí, seguramente […] No pueden haber agentes extranjeros en nuestro país […] No se pueden estar utilizando actos de espionaje, nada más para saber qué están haciendo nuestras instituciones de seguridad”.

“Nosotros hemos sostenido, primero, que en México no se produce el fentanilo, que se importa de Asia y que llega a México, llega a Estados Unidos y llega a Canadá, de Asia. Y hemos sostenido y ahora se refrendó en el encuentro que tuvieron en Estados Unidos integrantes de México y Estados Unidos que vamos a cooperar con autoridades de Estados Unidos, porque es muy grave lo que les está sucediendo”, refirió el político tabasqueño.

El 7 de marzo de 2023, Rogelio Díaz Villarreal, juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal, con residencia en Almoloya de Juárez, Estado de México, notificó, a Ovidio Guzmán López la solicitud de extradición que realizó el Departamento de Justicia del Gobierno de EE.UU, para que sea juzgado en las Cortes Federales de los Distritos Norte de Illinois y Sur de Nueva York, por 11 cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero, entre ellos el delito de asociación delictuosa para distribuir cocaína, metanfetamina y mariguana.

En dicha audiencia también se informó que con tres infiltrados que en México y Estados Unidos grabaron reuniones, además de que conocieron laboratorios de fentanilo y atestiguaron el negocio criminal de “Los Chapitos”, la DEA pudo conformar las principales acusaciones contra el Cártel de Sinaloa.

La DEA tuvo esas fuentes de información en el círculo cercano de los hijos de “El Chapo”, al menos hasta mayo de 2021. Los tres entregaron fotografías y detalles de la distribución en EE.UU., de 2017 a 2022, además de que todas sus conversaciones electrónicas y telefónicas eran vigiladas.

Uno era Miguel Alonso Payán, miembro del grupo de seguridad de “El Ratón”. Otro era Juan Carlos Arce Cabrera, distribuidor de narcóticos, y un tercer sujeto que sólo fue identificado con las claves “NN”, quien fungía como administrador de las bodegas de droga del Cártel en California.

Los dos primeros eran miembros de “Los Chapitos” y en el expediente no se aclaró si entregaron información a la DEA hasta que fueron detenidos para negociar sus condenas. Al menos uno de ellos ya fue sentenciado. Del tercero, fue elemento externo colocado por la DEA en las redes del Cártel de Sinaloa, ya que fue el único cuya identidad no fue revelada al Gobierno de México en el expediente de extradición.

La infiltración de “Los Chapitos”, fue un caso que trabajó David J. Robles, fiscal del Distrito Sur de Nueva York, con el apoyo técnico de la DEA, y por el que la Corte Federal de la misma demarcación, ordenó las capturas de los hijos de “El Chapo”, el 25 de enero de 2023, el mismo día en que un Gran Jurado presentó la acusación.

Payán, originario de Culiacán y quien trabajó en la vigilancia de los laboratorios de fentanilo, declaró que el Cártel de Sinaloa enviaba hasta 500 mil pastillas mensualmente del opioide a Estados Unidos. Además, ofreció a la DEA, los detalles de cómo en Aguapetito, poblado de Navolato, la “cocina” de drogas se hacía en un sótano, al que sólo se podía acceder en un elevador, y del cual salían diariamente decenas de barriles de 200 litros de la droga sintética.

“La entrada del laboratorio podía ser cubierta con tierra y ramas, tenía estufas y prensas para hacer kilos de pastillas de fentanilo. Se enviaban de 400 mil a 500 mil píldoras de fentanilo en aviones pequeños a la frontera”, informó Alonso Payán.

En 2019, al lastimarse un brazo y ya no poder seguir en tareas de seguridad, dicho infiltrado recibió instrucciones para transportar pastillas de fentanilo ocultas en sillones y asientos de autobuses, desde Sinaloa a Tijuana, Mexicali, San Luis Río Colorado, Nogales y Sonoita, en Sonora.

Alonso Payán declaró que en los cuatro años que trabajó para “Los Chapitos” sólo vio en dos ocasiones a “El Ratón”. La primera vez fue en 2020, cuando él y su primo Jimmy Loera, lo visitaron en el rancho de La Anona. Este último trabajó dos años con el hijo de “El Chapo”, como responsable de una casa de seguridad ubicada en el fraccionamiento Montebello, de Culiacán, donde el grupo delictivo almacenaba drogas y armas.

Loera le confirmó en una ocasión a Alonso Payán, que “Los Chapitos” enviaban mensualmente de 400 a 500 mil pastillas de fentanilo a la frontera con Estados Unidos. Las comunicaciones por teléfono entre ambos, estuvieron monitoreadas por la DEA.

La segunda ocasión que Alonso Payaán vio a “El Ratón” fue en Jesús María, localidad del municipio de Culiacán. Aquella vez el hijo de “El Chapo” portaba una pistola que tenía grabadas las iniciales JGL de su padre. El 5 de enero de 2023, Guzmán López fue detenido en ese mismo lugar.

Alonso Payán -quien dejó de trabajar para los “Chapitos” en 2021- entregó a la DEA fotografías de laboratorios, dinero y autobuses que transportaban fentanilo. La agencia del Departamento de Justicia de EE.UU. también tiene fotografías de su infiltrado, en las que aparece disparando o portando un rifle de asalto AK-47 -también conocido como “cuerno de chivo”- y una granada.

Por su parte, “NN”, testificó, el 27 de enero de 2023, en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, que entre 2017 y 2022, “Los Chapitos” vendieron en Los Ángeles, California, alrededor de 80 kilos de fentanilo mensuales, a un precio de entre 13 mil y 30 mil dólares cada uno, y usaron empresas de transporte para distribuir la droga también a Ohio, Michigan, Minnesota, Nueva York y Massachusetts.

Uno sólo de los distribuidores de los hijos de “El Chapo”, identificado como “NN”, dijo haber tenido ganancias de 24 millones de dólares por la venta de droga en seis estados de EE.UU., aunque también relató que surtía fentanilo a sus clientes por el servicio de correos.

Asimismo, “NN” dijo haber enviado 9 millones de dólares en ganancias a “Los Chapitos”, a través de operaciones “espejo”, es decir, entregas de dinero en efectivo que podían ser cobradas en tiempo real en México, sin pasar por el sistema bancario.

Otros 9 millones de dólares, “NN” los entregó a personas que llevaban el dinero en llantas de vehículos, y el resto, 6 millones de dólares, a individuos que lavaban el dinero en operaciones para facilitar el movimiento de fondos a México.

El mismo 27 de enero de 2023, Juan Carlos Arce Cabrera declaró que un año antes se encontró con “El Ratón”, en uno de sus ranchos, ubicado en la localidad de La Anona, en Culiacán, para pedirle que le vendiera 2 millones 400 mil dólares de fentanilo.

Según el testimonio de Arce Cabrera, él fue uno de los que fue abastecido por los hijos de Guzmán Loera, con 80 kilos de fentanilo, valuados en 30 mil dólares cada uno. El testigo narró que para lograr sentarse con “El Ratón”, primero tuvo que viajar a la Ciudad de México el 26 de mayo de 2022, donde mantuvo una entrevista con uno de los emisarios del Cártel de Sinaloa.

Ese mismo día, la DEA interceptó las comunicaciones electrónicas entre el enviado de “Los Chapitos” y otros miembros de dicha organización criminal. En esa llamada, los integrantes del cártel concertaron el encuentro entre Arce Cabrera y el hijo de Guzmán Loera, para una semana después.

La cita fue el 31 de mayo de 2022, en una gasolinera de Culiacán, a donde Arce Cabrera llegó y se encontró un vehículo que lo trasladó hasta un rancho en La Anona. A pesar de que aseguró que le pidieron dejar su teléfono, el hombre dijo que lo conservó, por lo que logró tomar fotografías del lugar.

“Había 40 pistoleros uniformados, y con armas de uso militar, seis camionetas blindadas con metralletas en el techo. Los sicarios iban armados con AK-47 y rifles con lanzagranadas […] Ovidio Guzmán llevaba cinturón y pistola en la cadera”, recordó Arce Cabrera.

En aquella ocasión, según apuntó el testigo, Ovidio Gumzán López le dijo que había narcotraficantes que fabricaban fentanilo de manera inadecuada, y que ponían en riesgo la vida de los consumidores. “Pueden morir si se mezcla el fentanilo de cierta manera”, les aseguró, según Arce Cabrera.

“Acaba con esos fabricantes y centraliza la producción en Sinaloa”, le aconsejó uno de los presentes al hijo de “El Chapo”. Según la declaración del comprador, Guzmán López autorizó venderle cinco kilos de fentanilo en Los Ángeles, California. Sin embargo, Arce Cabrera aseguró que le contestó que necesitaría de 80 a 100 kilos. Según el diario Reforma, que informó del hecho, dicho testigo entregó fotografías del rancho de “El Ratón” a la DEA.

DEA SEÑALA A CÁRTELES DE SINALOA Y JALISCO NUEVA GENERACIÓN, COMO PRINCIPALES AMENAZAS DE EE.UU.

La Administración de Control de Drogas​ (DEA por sus siglas en inglés) señaló, el 24 de marzo de 2023, a los cárteles mexicanos de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación (CJNG), como las principales amenazas “para la salud y las comunidades” en territorio estadounidense.

En el informe titulado ‘Equipo de Revisión de Operaciones Extranjeras’, la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, recordó que en septiembre del 2022 creó una unidad dedicada exclusivamente a perseguir y desmantelar los esfuerzos de esas dos organizaciones “transnacionales”, para traficar con “fentanilo y metanfetaminas” a EE.UU.

La Administración de Control de Drogas​ “ha adoptado un enfoque de ‘Una DEA’ como prioridad para compartir información y mejorar la coordinación en toda la agencia para adaptarse a las amenazas de drogas en rápida evolución que enfrenta nuestra nación”.

“La DEA ha identificado a los Cárteles de Sinaloa y Jalisco como las principales amenazas globales contra los Estados Unidos en la actualidad y creó equipos contra amenazas dirigidos a estos dos cárteles, para que toda la DEA pueda trabajar sin descanso para derrotarlos”, agregó el informe firmado por Anne Milgram, directora de la agencia.

El informe se desarrolló luego que en 2021, la DEA solicitó una revisión exhaustiva, que estuvo dirigida por Jack Lawn -director de dicha agencia entre el 26 de julio de 1985 y el 23 de marzo de 1990- y Boyd Johnson, ex fiscal federal en el Distrito Sur de Nueva York, donde dirigió la Unidad de Narcotráfico Internacional y la Unidad de Integridad Pública.

Con dicho informe, la DEA buscaba maximizar el impacto de su trabajo en 69 países de todo el mundo. En un comunicado, la actual administradora de la DEA, Anne Milgram, señaló que la misión de la agencia era “proteger la salud y la seguridad de los estadounidenses”.

“Los cárteles de Sinaloa y Jalisco están operando en más de 40 países alrededor del mundo y traficando fentanilo y metanfetamina que están causando daños catastróficos en comunidades de todo Estados Unidos. Las operaciones internacionales de la DEA son críticas para derrotar esta amenaza”, señaló la agencia.

“Y esperamos implementar las recomendaciones del equipo de revisión independiente para actuar de la manera más efectiva y con la mayor integridad posible. La DEA aprecia el trabajo del equipo de revisión independiente, que se basó en los esfuerzos de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia”, señaló el comunicado.

La agencia del Departamento de Justicia de EE.UU. detalló que los equipos “contra amenazas” comenzaron sus funciones en 19 de septiembre de 2022, y estaban utilizando nuevos métodos y herramientas para explotar datos e información que se recopilaba a través de la DEA.

Entre ellas: identificar, mapear y apuntar a las redes criminales completas de cada cártel; desarrollar e implementar un plan estratégico para la selección global de miembros del cártel y asociados; así como proporcionar paquetes de objetivos integrales a oficinas de campo de la DEA (tanto nacionales como extranjeras) sobre miembros clave de las redes.

Además, la DEA refirió que a medida que las redes transnacionales del crimen organizado como el Cártel de Sinaloa y CJNG se modernizaban y digitalizaron sus operaciones para adaptarse a la economía global, la agencia debía adaptar su asignaciones en el extranjero para hacer frente a dichas amenazas en rápida evolución.

DEA PIDE A MX QUE ‘HAGA MÁS’ CONTRA CÁRTELES DE SINALOA Y CJNG, POR TRÁFICO DE FENTANILO

La Administración de Control de Drogas​ de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) pidió, el 15 de febrero de 2023, al Gobierno de México, que “haga más” contra el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a los que responsabiliza de las miles de muertes por sobredosis de fentanilo en EE.UU.

“Creemos que México tiene que hacer más para detener el daño que se está causando. Estos dos cárteles mexicanos, el de Sinaloa y el de Jalisco, dominan la cadena de suministro global de fentanilo”, señaló Anne Milgram, directora de la DEA, en una comparecencia ante el Senado estadounidense.

La funcionaria criticó que México no compartía con Estados Unidos suficiente información respecto a la incautación de fentanilo y sus precursores, además de que no perseguía lo suficiente a los laboratorios clandestinos de drogas, ni extraditaba a suficientes narcotraficantes.

Según la DEA, el Cártel de Sinaloa opera en al menos 19 de los 32 estados mexicanos, mientras que el CJNG lo hace en 23 entidades. Por ello, Milgram instó al Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, a que estableciera como su “mayor prioridad”, derrotar a ambas organizaciones, como ya hizo la Administración de Enrique Peña Nieto con los Zetas, en su lucha contra dicho cártel entre 2012 y 2015.

“Queremos que México haga lo mismo que entonces”, afirmó la directora de la DEA, quien puso como un ejemplo a seguir el juicio que se está llevando a cabo en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, contra Genaro García Luna -ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, acusado por Estados Unidos de haber recibido sobornos y colaborado con los cárteles de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva.

“Algo que estamos buscando es que México arreste y extradite a más personas a Estados Unidos”, explicó Milgram, quien también citó acciones específicas donde la agencia antidrogas estadounidense quisiera ver más compromiso por parte del Gobierno de López Obrador.

“La primera es el intercambio de información. No estamos recibiendo información sobre las incautaciones de fentanilo. No estamos recibiendo información de incautaciones ni de precursores químicos y ese tipo de información, como bien dices, es vital para ambos países, tanto para México como para EU”, dijo Milgram.

“En segundo lugar, estamos muy preocupados por los laboratorios clandestinos en México y hemos ofrecido, continuamos ofreciendo y estamos listos para trabajar juntos con las autoridades mexicanas para desmantelar y acabar esos laboratorios clandestinos en todo el país de manera conjunta”, abundó la funcionaria.

“El año pasado, México extraditó a 24 acusados relacionados con las drogas a los EU, pero hay 232 acusados relacionados con las drogas que están esperando la extradición”, detalló la funcionaria. Por su parte, Todd Robinson, encargado de la oficina antidrogas del Departamento de Estado de EE.UU., afirmó ante el Senado, el mismo 15 de febrero de 2023, que en las conversaciones que había tenido con sus homólogos mexicanos, “se ha expresado que quiere hacer más”.

“Lo que hemos estado pidiendo a México es que ponga más recursos en este esfuerzo”, insistió Robinson. Según Rahul Gupta, director de la política antidrogas de la Casa Blanca, Estados Unidos está sufriendo “la mayor crisis de drogas” de la historia, con 107 mil fallecidos por sobredosis el año pasado. “Muere un estadounidense cada cinco minutos. Esto es inaceptable”, afirmó.

El fentanilo es un opioide sintético 50 veces más potente que la morfina, que es mezclado con otras drogas para potenciar su efecto. Se fabrica en México a partir de precursores importados desde China y luego se trafica a Estados Unidos.

DEA DESTITUYÓ A SU DIRECTOR EN MÉXICO, POR “MALA CONDUCTA”, REPORTAN WP Y AP

La oficina de México de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), “estuvo en crisis durante más de seis meses con un director llamado a Washington mientras los investigadores investigaban su conducta, según funcionarios estadounidenses actuales y anteriores”, según reportó, el 27 de enero de 2023, la periodista Mary Beth Sheridan, corresponsal para México y Centroamérica del diario estadounidense The Washington Post (WP).

El 25 de enero de 2023, el organismo de control del Departamento de Justicia de EE.UU. reveló que un director regional de la DEA -que supervisaba a agentes en México, América Central y Canadá-, había sido descubierto haciendo uso indebido de fondos de dicha agencia, para adquirir artículos para su fiesta de cumpleaños, así como “artículos no permitidos” durante viajes del “máximo responsable de la agencia”.

Publicidad

La Oficina del Inspector General indicó, de manera oficial, que el director fue “destituido de la DEA” a raíz de una segunda investigación, pero no reveló el nombre del funcionario federal. Sin embargo, Nick Palmeri, reveló al The Washington Post, a través de la aplicación de mensajería WhatsApp, que el comunicado se refería a él e hizo una anotación “afirma erróneamente que fui removido de la DEA”.

Palmeri también dijo al citado rotativo, que su salida “debería considerarse como una jubilación forzosa” y que la investigación sobre sus gastos se usó como “parte de una narrativa mal concebida para apartarme de mi puesto”, por una disputa interna en la agencia.

“La DEA exige a sus 10 mil empleados los más altos niveles de conducta y profesionalidad. Cuando se descubre que un empleado no ha estado a la altura de esos estándares, la DEA toma medidas decisivas, incluida la expulsión de la agencia”, mencionó la agencia, consultada por el diario.

Publicidad

“La agitación en una de las oficinas más importantes de la DEA fue una distracción vergonzosa cuando los agentes intentaron trabajar con las agencias de seguridad de México, plagadas de corrupción, para disuadir el narcotráfico, según varios funcionarios estadounidenses que trabajaron en el país en los últimos años”, señaló el reportaje publicado en el WP, firmado por Sheridan.

“No puedes arreglar lo que está mal en el Gobierno mexicano, si tu propia casa está en llamas”, dijo un ex agente de la DEA al citado rotativo, que al igual que otros funcionarios estadounidenses actuales y anteriores, habló bajo condición de anonimato.

Según el mismo diario estadounidense, Palmeri es un ex oficial de Policía de la ciudad de Nueva York que había trabajado en la oficina de la DEA en Guadalajara y que luego ocupó un alto cargo en la oficina de la agencia en NY, “era conocido como un investigador talentoso”, que comenzó como director regional en la Ciudad de México a principios de 2020.

“El virus [COVID-19] se extendió por la oficina de la DEA en la ciudad de Mazatlán, en la costa del Pacífico, México, luego de que los empleados de la agencia celebraran reuniones en violación de los protocolos de salud de la embajada, según cuatro funcionarios estadounidenses actuales y anteriores. Dos agentes de la DEA se enfermaron tanto que fueron trasladados a Estados Unidos, dijeron”, agregó el WP.

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “basura”, el 26 de septiembre del 2022, el expediente que la DEA, integró en contra de Salvador Cienfuegos Zepeda, General de División en Retiro, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“En medio de la turbulencia, los funcionarios de la sede de la DEA comenzaron a recibir informes de supuesta mala gestión en la oficina de México. En junio de 2021, se ordenó a Palmeri que regresara a Washington mientras los investigadores investigaban las acusaciones”, reveló el diario estadounidense.

En el resumen del informe publicado el 26 de enero de 2023, la oficina del inspector general del Departamento de Justicia de EE.UU. dijo que el director regional había usado fondos de la DEA destinados a reuniones profesionales para una actividad inapropiada: su propia fiesta de cumpleaños.

Según el mismo Gobierno de Estados Unidos, el Palmeri también aprobó el pago de “artículos no permitidos”, mismos que no describió, durante los viajes del alto funcionario de la DEA, recurriendo a fondos que se suponía que se utilizarían para investigaciones delicadas de drogas.

“Entre los incidentes que los investigadores analizaron estuvo una fiesta en un yate organizada por el entonces administrador interino de la DEA, Timothy Shea, durante una visita a Panamá, según agentes actuales y anteriores de la DEA”, agregó el reportaje del WP.

“No estaba claro si los investigadores encontraron alguna irregularidad; Shea, una persona designada por Trump, se negó a comentar. Palmeri dijo que alquilar el yate fue ‘100% justificado y profesional’ y que ‘los resultados y las relaciones cultivadas’ bajo su mandato con ‘gastos mínimos’ valieron la pena. Otro exagente de la DEA dijo que el yate fue alquilado porque los restaurantes en Panamá estaban prohibidos durante la pandemia”, indicó el citado diario.

“La oficina del inspector general decidió no buscar un proceso penal, dijo en su comunicado. Pero la DEA había abierto una segunda investigación sobre varias otras preguntas, incluso si Palmeri tenía relaciones indebidas con los abogados defensores de los narcotraficantes, según funcionarios estadounidenses actuales y anteriores con conocimiento de la investigación”, narró el WP.

No obstante, Palmeri dijo que nunca se involucró en ningún comportamiento poco ético. “Niego enérgicamente el contacto inapropiado con los abogados defensores”, dijo al diario, además de que culpó de la investigación a una “venganza personal” de otro funcionario de la DEA, a quien se negó a identificar. Asimismo, dijo que la investigación había concluido con una recomendación de que “me despidan”.

En cuanto al informe del inspector general, Palmeri -que dejó la DEA en marzo de 2022- insistió que los elementos fueron “sacados de contexto”, ya que, según él, sus gastos en actividades con funcionarios mexicanos “fueron profesionales” y beneficiaron al gobierno de EE. UU., dijo, y cualquier violación de procedimiento menor “se resolvió con mayor frecuencia con acciones correctivas”.

“Uno de los antiguos colegas de Palmeri dijo que era un investigador destacado, pero que tenía el estilo despreocupado y grandioso de muchos agentes de la DEA que habían construido sus carreras en Nueva York. ‘Estaban programados de manera diferente’”, con papeles importantes en algunos de los casos de drogas más importantes del país, organizados por fiscales muy agresivos, dijo el exfuncionario. ‘Estaba bien quedarse al límite’”, agregó el WP.

Mientras Palmeri estaba fuera de México y bajo investigación, dijeron las autoridades, la DEA enviaba “periódicamente a un alto funcionario respetado, Paul Knierim, para reemplazarlo. En noviembre de 2021 se nombró un reemplazo permanente. Pero ese nuevo director, Todd Zimmerman, no se movió. al país a tiempo completo hasta mediados de 2022, según un funcionario del Departamento de Estado, que habló bajo condición de anonimato para discutir asuntos de personal”, abundó el reportaje del citado diario.

“La socialización y las vacaciones de Nicholas Palmeri con abogados antidrogas de Miami, detalladas en registros confidenciales vistos por The Associated Press, provocaron su caída final después de solo un año como el poderoso director regional de la DEA que supervisaba a docenas de agentes”, indicó, por su parte, la agencia estadounidense AP.

“Pero investigaciones internas separadas generaron otras señales de alerta, incluidas las quejas sobre el manejo laxo de la pandemia de coronavirus que resultó en que dos agentes enfermos tuvieran que ser trasladados en avión fuera del país. Y otro divulgado la semana pasada encontró que Palmeri aprobó el uso de fondos de lucha contra las drogas para fines inapropiados y buscó un reembolso para pagar su propia fiesta de cumpleaños”, confirmó The Associated Press.

“El puesto de director regional en México es el más importante en las operaciones extranjeras de la DEA, y cuando sucede algo así, es disruptivo”, dijo Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, a la citada agencia estadounidense.

“Es aún más crítico debido al deterioro de la situación con México. Si no tenemos un director regional fuerte o un agente a cargo allí, va en contra de las operaciones generales de la agencia porque todo transita por México, ya sea que provenga de Colombia o el fentanilo que ingresa a través de China. No se puede tomar a la ligera”, agregó Phil Jordan, ex director del Centro de Inteligencia de El Paso, Texas, de la DEA, a The Associated Press.

“El caso de Palmeri se suma a una creciente letanía de mala conducta que afecta a la principal agencia de aplicación de la ley de narcóticos del país en un momento en que sus operaciones extranjeras en expansión, que abarcan 69 países, están bajo el escrutinio de una revisión externa ordenada por la administradora de la DEA, Anne Milgram”, señaló AP.

“Esa revisión se produjo en respuesta al caso de José Irizarry, un exagente caído en desgracia que ahora cumple una sentencia de prisión federal de 12 años después de confesar haber lavado dinero para los cárteles de la droga colombianos y sustraer millones de incautaciones para financiar un viaje de placer internacional del jet-set, fiestas y prostitutas”, dijo la agencia estadounidense.

Registros internos del Gobierno estadounidense muestran que el litigante David Macey recibió a Palmeri y a su esposa nacida en México, durante dos días en su casa en los Cayos de Florida, un viaje que, según la DEA, no tuvo un propósito laboral útil y violó las reglas que rigen las interacciones con los abogados, mismas que están diseñadas para evitar incluso la apariencia de incorrección.

Palmeri, de 52 años de edad, reconoció a los investigadores que se quedó en la casa de descanso de Macey, que su esposa trabajaba como traductora para otro destacado abogado de traficantes, Rubén Oliva, y que hizo un viaje no autorizado a Miami, junto a su cónyuge, en febrero de 2021.

Según Palmeri, el supuesto propósito del viaje a Miami había sido “interrogar” a una fuente confidencial. Pero tuvo lugar en una casa privada donde el ex director regional de la DEA apareció con su esposa y una botella de vino, tal como reveló el informe interno.

“La reunión tuvo la apariencia de una interacción social con una fuente confidencial”, escribieron los investigadores, “y no hubo documentación oficial contemporánea de la DEA sobre el contenido del informe, los cuales violan la política de la DEA”.

“Esas violaciones provocaron la transferencia abrupta de Palmeri a la sede de Washington en mayo de 2021 antes de que finalmente renunciara en marzo pasado. La DEA no discutió los detalles de la destitución de Palmeri o por qué se le permitió retirarse en lugar de ser despedido. Pero un funcionario dijo que la agencia ‘no tolera los contactos inapropiados entre los abogados defensores y los empleados de la DEA’”, agregó The Associated Press.

“La DEA investiga agresivamente esta grave falta y toma medidas decisivas, incluida la expulsión, contra los empleados que participen en ella”, dijo el funcionario a AP. Sin embargo, Palmeri describió las investigaciones por mala conducta como una “cacería de brujas” provocada por celos personales y profesionales que se negó a especificar y “una narrativa mal concebida para destituirme de mi cargo”.

Palmeri agregó que todos sus gastos en México fueron “prudentes” y beneficiaron al gobierno de los Estados Unidos, y que cualquier violación fue menor y fácil de corregir. “Es irónico”, escribió en un correo electrónico a AP, “que el Departamento de ‘Justicia’ cometa esta injusticia con el país”.

“Ex oficial de policía de la ciudad de Nueva York, Palmeri llamó la atención desde el momento en que llegó a México en 2020, y algunos agentes dijeron que no estaba calificado para el puesto principal, ascendió a través de sus conexiones con la sede e incluso se presentó en la Embajada de los EE. UU. en pantalones de chándal”, agregó AP, en un despacho distribuido el 27 de enero de 2023.

“Otros se quejaron de su casi obsesión por capturar a Rafael Caro Quintero, el infame capo de la droga detrás del asesinato de un agente de la DEA estadounidense en 1985. Palmeri priorizó la captura de Quintero sobre los esfuerzos menos llamativos de la agencia para detener el flujo de precursores químicos chinos utilizados para fabricar el fentanilo ahora inunda la frontera. Quintero finalmente fue detenido el verano pasado, meses después de que la DEA llamara a Palmeri a Washington”, señaló AP.

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó, el 18 de julio del 2022, que ningún agente de la DEA participó en la captura del capo sinaloense Rafael Caro Quintero, alias “El Príncipe”. También aseguró que el arresto del fundador del extinto Cártel de Guadalajara, no fue un tema que abordó durante su reunión com Joseph Biden en la Casa Blanca.

Asimismo, el mandatario nacional respaldó lo dicho por Keneth Lee Salazar, titular de la Embajada de EE.UU. en México, de que ningún funcionario o agente del Gobierno de Estados Unidos participó en el operativo que resultó en el arresto del capo sinaloense, quien según el político tabasqueño, tramitó amparos, desde el 16 de julio del 2022, contra su orden de aprehensión.

Anne Milgram, directora de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) aseguró, la noche del 15 de julio de 2022, que dicha institución estadounidense colaboró en la detención del fundador del extinto Cártel de Guadalajara, junto a elementos de la Secretaría de Marina (SEMAR).

“Chris Landau, quien supervisó a Palmeri como embajador de EE.UU. en México durante la administración Trump, dijo que el enfoque singular en Quintero y otros arrestos similares que acaparan los titulares es característico de las fallas más amplias de la DEA en la guerra contra las drogas”, enfatizó la agencia estadounidense.

“Desafortunadamente, en ausencia de una estrategia más amplia, la DEA está manejando el autobús de la política antinarcóticos de EE. UU. y es un camino muy estrecho por el que conducen”, dijo Landau a AP. “No va a mover la aguja en términos de detener el flujo de drogas hacia los EE.UU. y con frecuencia tiene consecuencias devastadoras en la política exterior”, insistió el ex embajador estadounidense.

“Palmeri también fue criticado por su manejo de los procedimientos de coronavirus en 2020, cuando los agentes federales tenían órdenes de evitar reuniones en persona y viajes innecesarios. Varios agentes bajo el mando de Palmeri, incluido un subdirector regional, contrajeron COVID-19 luego de una reunión en la oficina de la DEA en el balneario de Mazatlán, donde algunos agentes dicen que fueron amonestados o ridiculizados por usar máscaras”, indicó The Associated Press.

Dos agentes se enfermaron tanto que tuvieron que ser trasladados en avión fuera de México, según dos ex funcionarios estadounidenses que no estaban autorizados a discutir la controversia y hablaron con AP bajo condición de anonimato.

UNIDAD DE ÉLITE, QUE TRABAJABA CON DEA, FUE INFILTRADA POR EL CRIMEN, DICE AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, el 21 de abril del 2022, que la delincuencia organizada infiltró a la unidad antinarcóticos de élite, que durante casi 25 años trabajó junto a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

“En este caso, que se ha manejado por nuestros adversarios, hasta [Enrique] Krauze [Kleinbort] se quejaba de que cómo íbamos a cancelar un grupo que se dedicaba a enfrentar a la delincuencia, como si nosotros no estuviésemos haciendo nada o fuésemos cómplices, paleros, chalanes”, indicó el mandatario nacional.

“No, les falta información. Eso se hizo hace como un año y se demostró que ese grupo estaba infiltrado por la delincuencia, que inclusive uno de sus jefes está siendo juzgado en Estados Unidos. Ese grupo, que supuestamente era de muy alto nivel estratégico, estaba infiltrado y sus jefes están siendo investigados”, comentó el político tabasqueño.

Cuestionado respecto a si ese “jefe” era Genaro García Luna, ex titular de la extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el presidente aclaró que se trata de otra persona, en referencia a Iván Reyes Arzate, alias “La Reina”, ex director de la División Antidrogas de la Policía Federal.

Dicho ex funcionario federal se entregó en febrero del 2017 al Gobierno de EE.UU. y en mayo del 2018 fue sentenciado en Illinois a 40 meses por cargos de obstrucción de justicia y por vender información confidencial a una facción del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por 3 millones de dólares.

El 9 de febrero del 2022, en la sala 8D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, el juez Brian M. Cogan sentenció a 10 años de prisión, a Reyes Arzate, preso en el Centro Correccional Metropolitano (MCC, por sus siglas en inglés), ubicado en Brooklyn, acusado de conspirar para distribuir, poseer e importar 450 kilos de cocaína a Estados Unidos, cargo que aceptó el 19 de octubre del 2021.

“Ese grupo que supuestamente era de muy alto nivel, estratégico, estaba infiltrado y sus jefes están siendo investigados, y hay presos de ese grupo. Nosotros decidimos que se suspendiera eso […] es algo que respetuosamente recomendamos al Gobierno de EE.UU. porque tiene que hacer orden y confianza”, refirió López Obrador.

“Hay cosas que llevan a cabo agentes abajo sin el conocimiento de las autoridades del Gobierno de Estados Unidos de mayor nivel, que tienen que ver con la procuración de justicia, y eso es muy delicado, porque tienen informantes que se quedan en los grupos de la delincuencia”, declaró.

“Nosotros hemos hecho un llamado respetuosos a que pongan orden, porque son asuntos muy delicados, se tiene que saber y evitar desde luego el contubernio de autoridades con la delincuencia”, mencionó el presidente, quien dijo que su Gobierno aún mantiene cooperación con organismos internacionales, pero procura que se respete la soberanía de México.

“No, miren, eso [de la DEA] sucedió hace más de un año, ya con el cambio de política, porque nosotros mantenemos cooperación con organismos internacionales encargados de seguridad, pero procuramos que se respete nuestra soberanía”, abundó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Ya saben ustedes que se puso orden y se tiene una relación de cooperación, pero con respeto a la soberanía. Es buena la relación, pero con respeto, ya no es el tiempo en que estaba [Felipe] Calderón [Hinojosa] y [José] Sarukhán [Kérmez] de embajador y entraban y metían hasta armas. Ya no es el tiempo de los operativos esos, como el rápido y furioso, imagínense”, añadió.

“Es de las cosas que crecieron mucho en el periodo neoliberal. Ellos [las agencias extranjeras] mandaban, porque se les permitió, que eso es otro asunto pendiente de que Calderón debe explicar, por qué permitió que instituciones del Estado mexicano se pusieran al servicio de agencias extranjeras”, insistió el mandatario nacional.

El 19 de abril del 2022, la agencia británica Reuters informó en un despacho en el que citó a dos fuentes, que el grupo disuelto por López Obrador era una de las unidades de investigaciones especiales (SIU, en inglés), mismas que operan en unos 15 países y “que los funcionarios estadounidenses consideran invaluables para desmantelar poderosas redes de contrabando y atrapar a innumerables capos de la droga en todo el mundo”.

Según las mismas fuentes, las SIU son entrenadas por la DEA, pero están bajo el control de los gobiernos nacionales. “En México, los más de 50 oficiales de esa unidad policial fueron considerados entre los mejores del país y trabajaron en los casos más importantes”, como la captura de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, entonces líder del Cártel de Sinaloa, en un motel del municipio de Los Mochis.

El Gobierno encabezado por el presidente López Obrador notificó formalmente a la Agencia antinarcóticos de EE.UU., en abril del año pasado, que la unidad había sido clausurada, según un agente de la DEA con conocimiento del asunto, mismo que se negó a ser identificado porque no estaba autorizado a hablar sobre el tema. Una segunda fuente familiarizada con la situación confirmó el cierre del grupo, según confirmó Reuters.

“La Secretaría de Seguridad Pública y de Protección Ciudadana [SSPC] de México no respondió a reiteradas solicitudes de comentarios. La DEA se negó a hablar de la cuestión. Nadie había informado hasta ahora sobre la clausura de la dependencia. Reuters no pudo averiguar por qué el Gobierno mexicano no lo anunció públicamente en su momento”, detalló la agencia británica.

Sin embargo, según Reuters, una segunda unidad mexicana de la SIU, con sede dentro de la oficina del titular de la Fiscalía General de la República (FGR) -Alejandro Gertz Manero- e independiente del Gobierno Federal, continúa operando.

“‘La estrangularon’, afirmó el agente, refiriéndose a la unidad. ‘Hace añicos los puentes que tardamos décadas en armar’. El equipo de élite, fundado en 1997, fue el principal conducto para que la DEA compartiera con el Gobierno de México pistas sobre envíos de drogas e indicios obtenidos en suelo estadounidense”, indicó la agencia británica.

“La agencia antidrogas de Estados Unidos habría llevado a los nuevos integrantes mexicanos de la unidad policial a sus instalaciones de última generación en Quantico, Virginia, para capacitarlos en las últimas técnicas de vigilancia. Les habrían examinado, incluso con pruebas de polígrafo”, señaló Reuters.

La agencia británica citó Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, quien dijo que el cierre de la SIU y la restricción de la cooperación en seguridad por parte de López Obrador, dañarán a ambos países. “Significará más drogas yendo a Estados Unidos y más violencia en México”, advirtió. “México se está disparando en el pie”, sentenció.

“En privado, los funcionarios estadounidenses señalan que el papel vital de México en el bloqueo del flujo de migrantes de América Latina, una prioridad para Washington, les deja una influencia limitada para presionar a López Obrador en otros temas, como la cooperación en seguridad”, insistió Reuters en su despacho.

La agencia británica dijo que la reputación de la SIU -que en México operaba dentro de la ahora extinta Policía Federal (PF)- quedó “dañada”, Iván Reyes Arzate, alias “La Reina”, ex director de la División Antidrogas de dicha institución, quien se entregó en febrero del 2017 al Gobierno de EE.UU. y en mayo del 2018 fue sentenciado en Illinois a 40 meses por cargos de obstrucción de justicia y por vender información confidencial a una facción del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por 3 millones de dólares.

El 9 de febrero del 2022, en la sala 8D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, el juez Brian M. Cogan sentenció a 10 años de prisión, a Reyes Arzate, preso en el Centro Correccional Metropolitano (MCC, por sus siglas en inglés), ubicado en Brooklyn, acusado de conspirar para distribuir, poseer e importar 450 kilos de cocaína a Estados Unidos, cargo que aceptó el 19 de octubre del 2021.

“Los agentes de la DEA siguieron trabajando con sus homólogos mexicanos durante un tiempo, especialmente en el aeropuerto de Ciudad de México, donde los integrantes del grupo interceptaban el contrabando de fentanilo, una droga sintética hiperpotente a la que se atribuye el aumento vertiginoso de las sobredosis en Estados Unidos”, agregó Reuters.

La agencia británica recordó que la cooperación en materia de seguridad entre la DEA y México se desplomó a “un nuevo mínimo” el 15 de octubre del 2020, cuando fue detenido en Los Ángeles, California, Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico.

“Los fiscales estadounidenses liberaron rápidamente a Cienfuegos, citando consideraciones de política exterior ‘sensibles’, pero López Obrador acusó a la DEA de tener ‘poco profesionalismo’ y de fabricar pruebas en el caso. En diciembre de 2020, el Gobierno mexicano despojó a los agentes extranjeros de la inmunidad diplomática y obligó a los funcionarios locales a redactar informes sobre interacciones con agentes de seguridad del exterior”, recordó Reuters.

“‘Ese fue el clavo en el ataúd’, consideró el agente de la DEA. Meses después se cerró la SIU. Para el momento en que la unidad se disolvió formalmente, según esa fuente, ya había estado inoperativa durante algún tiempo porque la Guardia Nacional de México antepuso la disuasión de la violencia a las investigaciones de los cárteles de la droga”, aseveró la agencia británica.

GOBIERNO DE AMLO YA APROBÓ VISAS PARA QUE AGENTES DE LA DEA TRABAJEN EN MÉXICO, AFIRMA FUNCIONARIO

El 30 de noviembre del 2021, se conoció que el Gobierno de México había aprobado visas para que agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) operen en territorio mexicano, según lo aseguró Todd Robinson, subsecretario de Estado de EE.UU. para Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley.

“Ellos [los mexicanos] recién accedieron a más visas para agentes de la DEA en México”, dijo Robinson al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense. Además, agregó que el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador accedió a trabajar más de cerca con agencias de EE.UU.

Entre ellas la propia DEA y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), luego de que el 8 de octubre del 2021, durante el Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS), ambos gobiernos pusieron fin a la Iniciativa Mérida y dieron comienzo a un nuevo plan conjunto llamado Entendimiento Bicentenario.

“Ellos [los mexicanos] han accedido a un acuerdo que presenta una lista de una serie de cosas que vamos a hacer, incluyendo mayor cooperación en intercambio de inteligencia y trabajar más cercanamente con nuestros socios en otras agencias [de EE.UU.], como el FBI, la DEA”, enfatizó Robinson ante el Comité legislativo.

“Ya hemos visto progreso en esa área en términos de cooperación más cercana, mejor acceso para agentes de nuestras agencias de aplicación de la ley”, dijo, por su parte, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, quien también participó en la misma audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.

MÉXICO HA ATRASADO APROBACIÓN DE VISAS PARA AGENTES DE LA DEA, INFORMA CNN

Tras la detención, el 15 de octubre del 2020, de Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico, el Gobierno de México revisó la forma en que permitía operar a la DEA en territorio mexicano y no había aprobado las visas para agentes estadounidenses durante el 2021.

“México no ha aprobado visas para agentes de la DEA este año […] Normalmente, el proceso para obtener visas toma alrededor de un mes, pero muchos de estos agentes de la DEA han estado esperando más de seis meses”, dijeron fuentes citadas por la cadena de noticias estadounidense CNN, el 7 de octubre del 2021.


Publicidad_


Según el medio extranjero, el Gobierno de México tomó “represalias” tras la detención de Cienfuegos Zepeda, suspendiendo en gran medida las operaciones de la DEA en territorio mexicano. Además, CNN citó a funcionarios federales que indicaron que las autoridades mexicanas “amenazaron con retirarse de los acuerdos migratorios que la Administración [encabezada por Donald] Trump consideraba clave para frenar los cruces fronterizos”.

Por otra parte, un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. dijo a CNN que “México sigue siendo un socio de seguridad fundamental de Estados Unidos y estamos comprometidos a trabajar con la Administración de [Andrés Manuel] López Obrador para promover prioridades compartidas”.

Así como para “fortalecer la capacidad de México para combatir la corrupción y la impunidad e implementar estrategias más efectivas para desmantelar el crimen organizado transnacional, incluso a través de la cooperación operativa en materia de aplicación de la ley en México”.

Los mismos funcionarios detallaron a CNN que a un año de la detención de Cienfuegos Zepeda en Estados Unidos, “la DEA aún no puede realizar la mayoría de las operaciones en México, y el tema ha sido discutido en conversaciones entre altos funcionarios de los dos países en los últimos meses”.

Según la cadena estadounidense, la Agencia antinarcóticos había extendido las estadías de algunos agentes que ya se encontraban en México, pero el problema del visado afectaba a casi dos docenas de sus elementos y dificulta labores de inteligencia, como el trabajo con informantes.

La negativa de México a otorgar visas a los agentes de la DEA era un punto “que está contribuyendo a una decadencia en la relación de seguridad entre los países limítrofes”, abundó CNN. Una semana antes, Anne Milgram, directora de la Agencia Antinarcóticas de EE.UU., pidió a Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), permitirles colaborar en operaciones con policías mexicanas.

Según Milgram, la operación de la DEA en México era una de la lista de peticiones entregadas por ella misma a Gertz Manero, cuando éste viajo a Washington, a principios de octubre del 2021, para una visita de trabajo con el Fiscal General de EE.UU., Merrick Garland.

Consultado sobre el bloqueo a la renovación de visas de los agentes de la DEA, el Secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, evitó responder directamente sobre el tema durante un viaje de trabajo por Francia, asegurando que se debía esperar a los resultados del DSAN, que se llevó a cabo el 8 de octubre del 2021, en la Ciudad de México.

En este primer encuentro, participaron, por parte de México, además del canciller; Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación (SEGOB); Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC); el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; y, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina.

Mientras que la delegación estadounidense estuvo compuesta por los secretarios de Estado, Antony Blinken; Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas; y, de Justicia, Merrick Garland. En 2022 el DANS tendrá un segundo capítulo en Estados Unidos, en el que se revisarán los avances de la agenda que será acordada en México.

Por su parte, el 5 de octubre del 2021, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), indicó que México ya tenía definidas sus prioridades para dicho DSAN: que Estados Unidos contribuyera a la reducción de homicidios dolosos, que hubiera corresponsabilidad en el control del tráfico de armas y cooperación para extradiciones.

DEA ACUERDA CON GOBIERNO DE MÉXICO MEJORAR INTERCAMBIO DE INTELIGENCIA PARA COMBATIR AL NARCO

El 1 de julio del 2021, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) acordó, durante una reunión con autoridades mexicanas, encabezadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), mejorar el intercambio de inteligencia para combatir a los cárteles del narcotráfico.

“De manera específica, las autoridades de ambos países abordaron la colaboración entre el gobierno de México y la Administración de Control de Drogas para reducir los daños del consumo y tráfico de drogas en la región. Ambas delegaciones coincidieron en establecer como una prioridad bilateral mejorar los mecanismos para compartir inteligencia contra el crimen organizado”, indicó la SRE en un comunicado.

Durante la reunión bilateral, las autoridades estadounidenses compartieron con sus homólogos mexicanos, datos e información respecto a las tendencias actuales del consumo y producción de drogas, así como las distintas estrategias para la reducción del consumo de estas sustancias.

“El intercambio fue siempre respetuoso de nuestra soberanía. Un diálogo que busca estrechar la cooperación para enfrentar al crimen organizado trasnacional de manera efectiva entre ambos países”, señaló el jefe de la Unidad para América del Norte de la SRE, Roberto Velasco Álvarez.

Por su parte, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno Federal, destacó que las actividades criminales en México y Estados Unidos estaban “profundamente” interconectadas.

“Trabajamos de manera coordinada y respetuosa con las autoridades de Estados Unidos para compartir mejores prácticas e inteligencia y, de este modo, disminuir los crímenes violentos que afectan nuestras sociedades”, explicó Mejía Berdeja.

En el encuentro -que se llevó a cabo en el edificio central de la Cancillería, ubicado en avenida Juárez, en la colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México-, participó por parte de la delegación estadounidense: Amanda Liskamm, fiscal general asistente adjunta de EE.UU.; así como Anthony Nardozzi, jefe adjunto de litigio, narcóticos y drogas peligrosas de la DEA; además de de Michael Cabral, jefe de sección de la División de Operaciones Extranjeras de la Agencia Antinarcoticos estadounidense.

Además, estuvieron presentes, John Creamer, encargado de negocios en la Embajada de Estados Unidos; Christina Vejar, agregada del Departamento de Justicia de EE.UU.; Matt Allen, director regional adjunto de la DEA; Rocío Zamudio, agregada adjunta del Departamento de Justicia; y Lori Antolinez, subdirectora de la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley.

Por parte de México también estuvieron presentes mandos de las secretarías de Defensa Nacional (SEDENA) y de Marina (SEMAR), así como de la la Guardia Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia; además de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), y, Gady Zabicky Sirot, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC).

Antes, el 30 de junio del 2021, se efectuó otra reunión bilateral, entre las autoridades mexicanas con la fiscal general asistente adjunta de EE.UU., Amanda Liskamm; y con Calvin A. Shivers, subdirector del Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), en la cual los funcionarios de Estados Unidos compartieron estrategias de cooperación para la reducción de la violencia en México, con un enfoque menos punitivo.

COOPERACIÓN BILATERAL DE EU Y MX PARA COMBATIR AL NARCO, ESTÁ DETENIDA, ACUSA LA DEA

El 4 de mayo del 2021, Matthew Donahue, subjefe de Operaciones Antinarcóticos de la DEA, denunció que las operaciones binacionales conjuntas de inteligencia en contra de los cárteles del narcotráfico mexicano, estaban paralizadas.

“Estamos dispuestos a compartir [inteligencia] con nuestras contrapartes en México, pero ellos mismos tienen demasiado miedo de siquiera involucrarse con nosotros”, dijo el funcionario de la DEA, en entrevista con la cadena estadounidense de radio pública NPR.

“Esto debido a las repercusiones [que pudieran sufrir] por parte de su propio Gobierno si los cachan trabajando con la DEA […] En este momento, [los cárteles del narcotráfico] no le temen a ningún tipo de policía o ejército dentro de México”, añadió el subjefe de Operaciones Antinarcóticos de la DEA.

“Las operaciones se han paralizado, básicamente […] Lo que Estados Unidos había construido en términos de buenas relaciones con partes del Estado mexicano ha desaparecido”, indicó, además, Falko Ernst, analista del International Crisis Group, citado por NPR.

LANDAU ASEGURA QUE AMLO DEJA OPERAR A CÁRTELES POR CONSIDERARLOS “UNA DISTRACCIÓN”

El 27 de abril del 2021, durante una reunión organizada por el Consejo de Embajadores Estadounidenses (CAA, por sus siglas en inglés), Christopher Landau, ex representante diplomático de EE.UU. en México, consideró que el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano asumía una actitud pasiva frente al crimen organizado y optaba por no enfrentarlos.

Según el diplomático que dejó el cargo en enero del 201, López Obrador consideraba que enfocarse en el combate a los cárteles del narcotráfico era una distracción parecida a lo que fue la Guerra de Vietnam para el ex presidente estadounidense Lyndon Johnson, en la década de 1960.

“Ha adoptado básicamente una actitud de ‘laissez fair’ [dejar hacer] ante los cárteles, lo cual es obviamente problemático para nuestro Gobierno. Es un gran problema para México […] Él ve a los cárteles como su Vietnam. Tal como lo fue para sus antecesores”, dijo Landau.

“Andrés Manuel López Obrador es muy insistente en intentar evitar ese tipo de conflicto”, dijo el ex embajador, quien aseguró, además, que los cálculos del Gobierno estadounidense son que los cárteles del narcotráfico controlan entre 35 y 40 por ciento del territorio mexicano. “Pienso que no hay duda de que juegan un papel amplio en la gobernanza de México”, insistió.

“[El Gobierno de López Obrador] dejó ir [a Ovidio Guzmán López, alias ‘El Ratón’] porque no quería tener un derramamiento de sangre más generalizado en Culiacán. Fue simplemente un momento terrible. La verdad es que el Ejército mexicano fue superado en armas [el 17 de octubre del 2019]”, aseguró el diplomático.

“Nunca había habido un ataque tan descarado como [el del Cártel Jalisco Nueva Generación contra Omar Hamid García Harfuch] en el corazón de la Ciudad de México [el 26 de junio del 2020]. Y, para mi sorpresa, ¡el Gobierno central mexicano básicamente no hizo nada! No dijo: ‘¡Ya fue suficiente! ¡No vamos a tolerar que ocurra una cosa así!’”, añadió Landau.

Por otra parte, el ex embajador calificó como desastrosa la captura el 15 de octubre del 2020, Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico y su eventual liberación un mes después tras un acuerdo con México.

“En retrospectiva, desearía haber luchado y haber acudido con el Fiscal General [de EE.UU., Bill Barr], para pararlo”, insistió Landau, refiriéndose al episodio cuando al llegar al cargo de embajador en México, en agosto del 2019, fue informado de la investigación abierta por fiscales federales de Estados Unidos.

“Los intereses más amplios de nuestra cooperación en aplicación de la Ley son más grandes que este personaje”, añadió Landau, quien aseguró, además, que el Gobierno estadounidense mismo debe de replantearse su estrategia de combate antinarcóticos que incluya más articulación entre las agencias.

“Probablemente mi mayor frustración fue en el área antinarcóticos. Ese es un tema muy complicado. Estoy muy frustrado con nuestro Gobierno. Creo que no tiene una estrategia integral para enfrentar este problema”, enfatizó el ex embajador.

ESTADOS UNIDOS OFRECIÓ A MÉXICO REPLANTEAR LUCHA CONTRA EL NARCO

El 3 de marzo del 2021, durante una llamada telefónica sostenida entre Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la SRE y el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, el director senior para el Hemisferio Oeste del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense, Juan González, dijo a sus contrapartes mexicanas que había aspectos clave de la lucha contra el narcotráfico de los dos países, que no estaban funcionando.

Sin embargo, según personas con conocimiento del mensaje, que pidieron el anonimato porque las pláticas eran privadas, el alto funcionario de la Casa Blanca añadió que Estados Unidos estaba abierto a buscar nuevas estrategias junto con México, ya que las tácticas usadas en años recientes no habían producido resultados que ambos lados querían y que necesitaban adaptarse a los nuevos retos.

COOPERACIÓN BINACIONAL ENTRE EU Y MEX PARA COMBATIR AL NARCO, DETENIDA DESDE ENERO: REUTERS

“Los esfuerzos de Estados Unidos para combatir a los cárteles de la droga desde el interior de México están detenidos desde enero, ya que las tensas relaciones entre ambos países han congelado los intentos de acorralar a los capos del narcotráfico, según altos funcionarios de las actuales administraciones -y de anteriores- de las dos naciones”, indicó la agencia británica Reuters, en un amplio despacho, publicado el 31 de marzo del 2021.

La información de inteligencia que ambos países compartían de “manera rutinaria, aunque con cautela”, se paralizó luego de que el 15 de enero del 2021 entraron en vigor las reformas a Ley de Seguridad Nacional (LSN), propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que buscaban regular la operación de agentes extranjeros en México y la actuación de sus agencias en territorio mexicano, siempre que se realizaran en el marco de convenios bilaterales en materia de cooperación internacional.

“Hasta hace poco, las autoridades de Estados Unidos y México compartían de manera rutinaria, aunque con cautela, inteligencia sobre casos importantes. Pero en diciembre, México promulgó una ley que requiere que las autoridades estadounidenses informen sobre sus contactos policiales en el país al Gobierno mexicano, que los investigadores estadounidenses consideran ampliamente como corruptos”, indicó Reuters.

“La nueva política ha llevado a los investigadores de ambos lados de la frontera a poner en pausa su cooperación, temerosos de que las nuevas reglas puedan comprometer los casos o, peor aún, la posibilidad de conseguir informantes”, abundó la agencia británica.

Según dos fuentes de Reuters, “familiarizadas con el asunto”, las operaciones sobre el terreno, incluidas redadas en laboratorios de drogas mexicanos, habían cesado en gran medida, por lo que las autoridades estadounidenses luchaban por rastrear los movimientos de cocaína con destino a Estados Unidos desde Venezuela y Colombia, a través de Centroamérica y hacia México.

“Algunos agentes antidrogas estadounidenses que trabajaban en México informaron que habían sido seguidos por la policía local, lo que generó alarmas sobre su seguridad. Y decenas de agentes del orden de Estados Unidos no pueden obtener visas para trabajar en México”, abundó la agencia británica.

“La mayoría de nuestros casos más importantes están paralizados […] Si tenemos que informar nuestras fuentes a su Ministerio de Relaciones Exteriores, se ponen en peligro nuestras fuentes y métodos. El sistema está configurado intencionalmente ahora para que la policía mexicana no pueda ayudarnos”, dijo a Reuters un alto funcionario policial de EE.UU.

Por otra parte, un alto funcionario militar mexicano dijo que México no había realizado prácticamente ningún esfuerzo antidrogas con Estados Unidos desde que se aprobó la LSN. “Sin el apoyo de Estados Unidos, en tecnología e inteligencia, será más difícil contener el crimen”, dijo a Reuters.

“Los grandes ganadores son los cárteles”, dijo a la agencia británica, Timothy Shea, quien renunció en enero del 2021, como director de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés). “Es justo lo que querían los cárteles para poder expandir su alcance y pasar de contrabando más drogas mortales a Estados Unidos”, agregó.

“No sabes en quién puedes confiar”, dijo Mark Morgan, quien dirigió la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), hasta enero del 2021. “No sabes quién es corrupto. Y eso es un desafío”. Si los investigadores estadounidenses se ven obligados a revelar las fuentes al Gobierno mexicano, dijo, “existe una gran probabilidad de que esas fuentes terminen muertas”.

Dos altos funcionarios estadounidenses indicaron a la agencia británica que la DEA no era la única afectada y que el problema no se limitaba a los casos de drogas, ya que la LSN “ha interrumpido los casos transnacionales manejados por otras agencias federales estadounidenses.

Sin embargo, a través de comunicado citado por Reuters, la portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Nicole Navas Oxman, enfatizó que “continúa la cooperación activa y efectiva en materia de aplicación de la ley entre Estados Unidos y México”.

REFORMAS QUE REGULAN LA OPERACIÓN DE AGENTES EXTRANJEROS EN MÉXICO

El 15 de enero del 2021, entraron en vigor las reformas a Ley de Seguridad Nacional (LSN), propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobadas por el Congreso de la Unión, que buscaban regular la operación de agentes extranjeros en México.

Según lo publicado el 14 de enero del 2021, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por el titular del Poder Ejecutivo Federal, entraron en vigor las fracciones IV y V de la Ley de Seguridad Nacional y a la cual se le adicionó la fracción VI.

Así como un Título Séptimo denominado “De la Cooperación con los Gobiernos Extranjeros en Materia de Seguridad que Contribuyan a Preservar la Seguridad Nacional”, conformado por dos capítulos y los artículos 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75 y 76.

La iniciativa de reformas a la LSN, aprobada por el Congreso de la Unión el 15 de diciembre del 2020, busca regular la presencia de agentes extranjeros en México y la actuación de sus agencias en territorio mexicano, siempre que se realice en el marco de convenios bilaterales en materia de cooperación internacional.

Asimismo, dispone que las Representaciones Diplomáticas acreditadas en nuestro país, deben informar a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) los hechos que conozcan en el desempeño de las funciones de sus agentes.

Además, se plantea que la Cancillería mexicana -previo acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la Defensa Nacional (SEDENA) y de Marina (SEMAR)- acreditará a dichos agentes extranjeros y establecerá su circunscripción territorial.

Aunado a lo anterior, la iniciativa establece que los servidores públicos de los tres Poderes de la Unión, de los organismos autónomos, así como de las entidades federativas y municipios, deben apegarse a la LSN cuando se relacionen con agentes extranjeros, so pena de sanciones administrativas o penales.

Estos funcionarios deben entregar a la SRE y a la SSPC, un informe por escrito cuando celebren alguna reunión, haya intercambio de información, realicen llamadas telefónicas o intercambien comunicaciones con agentes extranjeros, lo anterior en un periodo no mayor a tres días, después de establecido dicho contacto y/o intercambio de información.

La iniciativa también prohíbe a los agentes extranjeros ejercer facultades reservadas a las autoridades mexicanas y se les obliga a informar al Estado mexicano respecto a todos los datos que recopilen en el ejercicio de sus funciones en México.

Asimismo, señala que los agentes extranjeros no tendrán ninguna inmunidad si incurren en la comisión de delitos; y en caso de que se compruebe algún incumplimiento por parte de dichos agentes, se solicitará al gobierno de origen el retiro de sus funcionarios y se suspenderán los convenios de cooperación.

Por último, la iniciativa establece un Grupo de Alto Nivel de Seguridad como órgano auxiliar del Consejo de Seguridad Nacional, para la atención y gestión de los convenios de cooperación internacional, integrado por los representantes de las instituciones y autoridades que determinen.

Foto: Cuenta en X de la DEA

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas