15.7 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Aprovechados

Funcionarios municipales de Ensenada no desaprovechan, y con la excusa de que “existe un riesgo latente a su integridad”, han dispuesto de los mejores elementos de seguridad para colocarlos como sus acompañantes personales. Para los servidores públicos no es suficiente tenerlos a su cargo mientras están en funciones, la práctica de andar escoltados también la han llevado a las campañas políticas, aprovechando la gran disposición -y poca presencia- del director de Seguridad Pública Municipal, David Armando Sánchez González. Para el actual presidente municipal, Carlos Ibarra, cuando no estaba en funciones, sacaron de operaciones a uno de los mejores elementos de la Unidad de Violencia Intrafamiliar de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, de apellido Marchant, para ponerlo a su disposición y en calidad de guarura. En la misma línea está el secretario del Ayuntamiento (con licencia), Rubén Best Velazco, quien para su campaña a la Sindicatura Municipal en la próxima administración, se llevó al escolta que le asignaron como secretario a la campaña política. Él mismo hizo los trámites ante Oficialía Mayor para solicitar un doble periodo vacacional del 28 de febrero al 26 de abril para su escolta. Al oficial se le puede ver en las fotografías de campaña política de Morena con sombrero campirano, lentes de sol, uniforme guinda y un arma corta fajada en el pantalón, cuando la Ley en Baja California advierte que las armas deben devolverse al banco cuando el agente termine su jornada laboral, esté de permiso, incapacitado o de vacaciones, como es el caso oficialmente. En los últimos años, además del presidente y su suplente, también han recibido protección con escolta la síndico procuradora Elizabeth Muñoz Huerta; el ahora secretario del Ayuntamiento, José Antonio Vázquez; el director de Desarrollo Urbano, Alejandro Palacios; así como directivos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal. Todos, funcionarios vulnerables, si es que acaso están amenazados y no lo han hecho público, o aprovechados del erario para gozar de escolta, a diferencia del ciudadano y el empresario que en Ensenada sí corren verdadero peligro.


Publicidad


Previous article
Next article

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas