24.5 C
Tijuana
sábado, junio 22, 2024
Publicidad

Acusan a Burgueño de lesiones en debate por alcaldía de Tijuana; se dijo dispuesto a denunciar

Luego de que el candidato de Morena-PVEM-Fuerza por México a la alcaldía de Tijuana, Ismael Burgueño Ruiz acusara a su contrincante del PAN, Maricarmen Flores, de representar “al partido más corrupto de Baja California” y replicar la propuesta del exalcalde panista Juan Manuel Gastélum, la contendiente lo acusó de “lesiones” y “violencia familiar”.


Publicidad


Tales acusaciones se hicieron reiterativas a lo largo del encuentro celebrado este domingo 19 de mayo en la Universidad Autónoma de Baja California, bajo la organización del Instituto Estatal Electoral e incluso serían retomadas por el candidato del Partido del Trabajo, Marco Antonio Blásquez, quien acusó a Burgueño Ruiz de sociópata.

“¿Te parece decente Jorge Ramos, que trabajas con él y te parece indecente ‘El Patas’?”, inquirió Blásquez Salinas a Burgueño Ruiz, en alusión al también ex alcalde de Tijuana, quien tras haber renunciado al Partido Acción Nacional, tuvo acercamientos con el oficialismo y actualmente contiende por una diputación local al amparo de la coalición por la que el ex dirigente partidista busca la presidencia municipal.

“¿Cree que una foto del ‘Patas’ me pega? Usted no tiene el valor para decir que golpeó a su mujer”, señaló Flores Ávila, quien para referirse a Gastélum Buenrostro se valió del mote con el que el panista es conocido.


Publicidad

 


Al igual que en los debates de los candidatos a las alcaldías de Rosarito y Ensenada, al encuentro celebrado el día de hoy acudieron todos los candidatos. Además de Burgueño, Flores y Blásquez, participaron Leonel Peiro del Río, del Partido de la Revolución Democrática; Miguel Ángel Badiola Montaño, de Encuentro Solidario; Karla Ruiz Macfarland, de Movimiento Ciudadano; Elsa Jiménez Larios, del Revolucionario Institucional.

Durante el ejercicio de disertación, Burgueño remarcó de entrada que al frente del área de seguridad tiene contemplado nombrar al exsecretario en el rubro Julián Leyzaola Pérez, de quien dijo que redujo los índices delictivos “por más de 70%”, a lo que Flores Ávila reviraría, asegurando que “fue (Alfonso) Duarte” quien bajo el modelo de mando único abatió la inseguridad.

Leonel Peiro del Río se pronunció por destinar 20% de la nómina de confianza para contratar “a los mejores estudiantes” para desempeñarse en el gobierno municipal; Badiola, por redireccionar el presupuesto para brindar seguridad a los policías, así como por abstenerse de gastar 120 millones de pesos en imagen institucional; Ruiz Macfarland propuso mayor equipamiento para los bomberos, y reforzar el Sistema Municipal de Transporte; Jiménez, reestructurar a fondo la corporación policíaca e instaurar un sistema de policía y justicia cívica.

Blásquez aprovechó para mencionar que felicitaba a Badiola en razón de retirar propaganda prohibida por la Ley Electoral de Baja California y acusó a Burgueño de no atender a esa normatividad.

Los candidatos también a preguntas formuladas por la ciudadanía. En ese apartado Maricarmen Flores planteó reincorporar la comisión de servicios públicos al gobierno municipal, toda vez que actualmente es una dependencia estatal. Ante ello Ruiz Macfarland, quien fungió como alcaldesa en funciones en dos períodos durante el XXIII Ayuntamiento de Tijuana (como suplente de Arturo González Cruz) se manifestaría en desacuerdo con esa propuesta.

“Yo cuestiono la municipalización del agua. Esas decisiones se tienen que hacer basadas en estudios técnicos, no solamente recibir el agua con los empleados. Enfocarnos en la construcción de pluviales”, observó.

Blásquez planteó que así como se censaron los autos de procedencia extranjera introducidos irregularmente, se hiciera un censo de las “personas posesionadas de un lote” en las denominadas invasiones, de tal suerte “que den un donativo al Ayuntamiento para que el Ayuntamiento” les compense con servicios.

Jiménez Larios se pronunció por habilitar un centro de videovigilancia en Tijuana, pues a su modo de ver todas las denuncias o llamados se reciben en Mexicali, de tal suerte que los primeros respondientes no pueden dar respuesta inmediata ante situaciones de emergencia.

En el último bloque, contemplado para que más allá de la presentación de propuestas los candidatos contrastaran ideas, Badiola señaló que Tijuana cayó cuatro niveles en materia de competitividad y que no puede ser competitiva si no cuenta con un gobierno transparente y descentralizado. El candidato del PES, hacia el final del debate, se diría dispuesto a trabajar “de la mano” con la gobernadora, Marina del Pilar Ávila Olmeda, así como con la candidata presidencial de Morena-PT-PVEM, Claudia Sheinbaum.

Jiménez cuestionó que Burgueño hubiera propuesto replicar el programa de alimentación para estudiantes menores de edad impulsado por la mandataria estatal. La priista acusó opacidad con motivo de un monto que estaba destinado a comprar un edificio para el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia. “Se perdió todo ese dinero que se había abonado”, acusó.

Blásquez advirtió que dada la condición de deudor alimentario de Ismael Burgueño (a quien además tildó de “golpeador”), se corría el riesgo de que la elección se declarara nula. “Apenas se puso al corriente el 6 de mayo”. También afirmó que su contrincante había simulado 28 pagos vía descuento de nómina para la manutención de sus hijos, habiendo estado al frente del partido en el poder.

El viernes 17 de mayo, el Consejo General del IEE declaró elegible a Burgueño Ruiz, luego de haber solicitado información referente a un juzgado de lo familiar en le que obraba el expediente del candidato del oficialismo.

Una vez celebrado el debate, los contendientes, con la excepción de Marco Antonio Blásquez, se dispusieron a atender a los representantes de los medios presentes en la sede del encuentro.

A pregunta expresa, Maricarmen Flores sostuvo en alusión a Juan Manuel Gastélum (en cuyo período como alcalde colaboró con él) que no la ha asesorado y que no lo invitaría a trabajar en su administración.

“Yo dije que tengo a los mejores hombres y mujeres de asesores y pues no, obviamente en mi gobierno estarán hombre probos, decentes, honestos, honrados, que sepan de la problemática de la ciudad”, estableció.

Burgueño Ruiz llegó acompañado de la madre de sus hijos, quien afirmó que en ningún momento él ha ejercido violencia física en su contra.

Interrogado por ZETA sobre su propia presunción de que a ese respecto Flores Ávila y Blásquez Salinas habían incurrido en difamación, asentó que no descartaría proceder en consecuencia, mediante la figura de la denuncia.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas