15.4 C
Tijuana
jueves, mayo 23, 2024
Publicidad

UMAS Tijuana niega atención a personas en situación de calle

Aunque la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez ha hecho hincapié en que las personas en situación de calle también merecen atención y un trato digno, ciudadanos se han quejado de la falta de apoyo de la Unidad Municipal de Atención Ciudadana (UMAS), hacia personas en estado de indigencia.

Según el testimonio del subjefe de la Policía Municipal en Playas de Tijuana, Gerónimo Camarena, el viernes 12 de abril a las 5:20 p.m. acudió al llamado de vecinos, que refirieron que un hombre en situación de calle se quejaba y sollozaba de dolor sobre la carretera Liga Barcelona. Al llegar y observar su estado, procedió a solicitar el apoyo de la Cruz Roja, la cual sí acudió, pero tras revisarlo indicó que no era necesario su traslado, pues su condición no era de gravedad. Ello a pesar de que la persona presentaba un cuadro de deshidratación y desnutrición.


Publicidad


Ante la insistencia del agente, los paramédicos de la Cruz Roja refirieron el caso a UMAS, quienes también acudieron, pero no quisieron trasladarlo a un nosocomio o a un albergue debido a que se trataba de una persona en situación de indigencia y “no cumplía con los requisitos”.

Hasta las 11:26 de la noche, tras la insistencia del subjefe, quien permaneció con el hombre en todo momento, acudió una segunda unidad de la Cruz Roja, la cual tampoco quería trasladar al ciudadano de entre 45 y 50 años, pero que debido a la presión del agente accedieron a llevárselo, trasladándolo al Hospital General para que por fin recibiera atención médica por el cuadro que presentaba.

La segunda se dio en la colonia 20 de noviembre, cuando vecinos denunciaron que Alex, un hombre de origen estadounidense de 39 años, se encontraba sobre la Avenida Las Américas, sin poder caminar y arrastrándose para poder moverse, presentando un severo cuadro de debilidad, por lo que se llamó a UMAS.


Publicidad

 


La unidad sólo le tomó sus datos y signos vitales, pero no se lo llevó, argumentando que no podía porque el hombre, en su delirio de dolor, decía que no quería nada; entonces también se fueron y en este caso el hombre permaneció ahí días sin atención. Actualmente, y según una habitante de la colonia, no saben qué ocurrió con el hombre, pues al parecer alguien, que no pertenece a ninguna institución de ayuda o de autoridad, se lo llevó.

“Sólo le tomaron sus signos, pero dijeron que no se lo podían llevar porque él decía que no quería. No le dieron nada, sólo se fueron”, compartió Ruth, una de las vecinas que lo auxiliaron.

Cuestionada sobre el actuar de UMAS, la alcaldesa intentó justificarlos, explicando que probablemente si se trataba de personas con enfermedades mentales, al ser dicho tema competencia del Estado, no podían ser atendidos por ellos. No obstante, se le recalcó que las personas presentaban cuadros de deshidratación, desnutrición, dolor y falta de movilidad, no síntomas mentales, por lo que mencionó a ZETA que revisará los casos para saber qué pasó y que no se repita.

Autor(a)

Ana Karen Ortiz
Ana Karen Ortiz
Licenciada en Comunicación por la UABC con diplomado en Periodismo de Investigación por Voces Emergentes. Me interesan los temas de protesta social. Reportera desde 2021 en Tijuana, Baja California.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas