19.5 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Gobierno no busca quedarse con ahorros de trabajadores, asegura titular de SEGOB

Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), desmintió, el 12 de abril de 2024, que el Gobierno Federal pretendiera quitarle el dinero a los trabajadores de sus cuentas de ahorro para el retiro.

A través de un video publicado en su cuenta de la red social X, la funcionaria federal acusó a las Afores de querer desinformar a la población, ya que la ley señalaba que estas debían transferir el dinero no reclamado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y, según ella, no lo hacían, debido a que regresaban sólo el 3.7 por ciento de los fondos de pensiones que no eran reclamados por los trabajadores.


Publicidad


Moisés Ignacio Mier Velazco -coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión- y Angélica Ivonne Cisneros Lujan, presidenta de la Comisión de Seguridad Social de San Lázaro, presentaron, el 10 de abril de 2024, una iniciativa de reforma, al sistema de pensiones del IMSS, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Ello con el objetivo de crear un nuevo fideicomiso público, denominado Fondo de Pensiones para el Bienestar, que estaría constituido y administrado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y cuyo fiduciario sería el Banco de México (BANXICO).

“Hoy la ley establece que las Afores tienen la obligación de transferir los recursos de las cuentas no reclamadas al IMSS. Lo cierto es que no lo hacen y han interpretado esta norma como han querido para beneficiarse de los rendimientos”, acusó la titular de la SEGOB.


Publicidad

 


“Para darnos una idea, de un monto cercano a 40 mil millones, [las Afores] únicamente han transferido cerca de mil 500 y, para colmo, cobran comisiones. La propuesta es establecer que estos recursos no reclamados vayan al Fondo de Pensiones para el Bienestar y que se establezca una reserva para que cualquier trabajador o sus beneficiarios que lo reclamen con posterioridad, puedan acceder a ellos en cualquier momento”, explicó Alcalde Luján.

La titular de la SEGOB garantizó que en caso de aprobarse la iniciativa, habría un fondo para que la gente reclamara su dinero. Además, enfatizó que no se tocarían los recursos de los trabajadores, ya que el derecho a recuperar dichos recursos era imprescriptible.

“Se está proponiendo crear un fondo solidario para complementar las pensiones de los trabajadores que reciben hasta el salario promedio registrado en el IMSS y así garantizar que se jubilen con el 100 por ciento de su salario”, detalló Alcalde Luján.

La funcionaria federal aseguró que la iniciativa de reforma buscaba crear un fondo solidario para complementar las pensiones y que los trabajadores se jubilaran con el 100 por ciento. “El Fondo de Pensiones para el Bienestar será administrado por el Banco de México y tendrá como fuente de financiamiento, el 70 por ciento de los recursos que se obtengan por la incautación de bienes, hoy administrados por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado [INDEP]”, dijo.

“Amanecimos con primeras planas, artículos de opinión que infieren que el Gobierno pretende quitarles el dinero a los trabajadores de sus cuentas de ahorro. Nada más falso, al contrario […] No se tocan los recursos de los trabajadores, el derecho a reclamarlo es imprescriptible y, por supuesto, que hay un evidente interés de las Afores en desinformar”, enfatizó la titular de la SEGOB.

Además, Alcalde Luján detalló que del 25 por ciento de las utilidades se obtendrían de las empresas paraestatales operadas por las secretarías de Marina (SEMAR) y de la Defensa Nacional (SEDENA), como era el caso del Tren Maya o de Mexicana de Aviación, entre otras. Además, de los recursos que se obtuviera de la liquidación de Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), así como de las cuentas no reclamadas a las Afores.

Por último, la titular de la SEGOB pidió esperar la decisión que tomaran los integrantes del Congreso de la Unión, pero indico que esperaba que se avanzara en revertir las reformas “neoliberales” impulsadas por los entonces presidentes Ernesto Zedillo Ponce de León y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, que, según ella, tanto daño habían causado, para garantizar una pensión digna para todos los trabajadores de México.

Más temprano el mismo día, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los ahorros de las Afores no se verían afectados con la iniciativa de reforma para que los ahorros no reclamados en el IMSS, el ISSSTE y las Afores fueran trasladados automáticamente al Fondo de Pensiones para el Bienestar.

El titular del Poder Ejecutivo Federal recordó que con la iniciativa de reforma que presentó el 5 de febrero de 2024, en la que se proponía que los trabajadores recibieran como jubilación el 100 por ciento del último salario que percibieron, se decidió crear un “fondo de pensiones solidario”, para compensar el monto y poder financiar los recursos para pagar las pensiones.

Según el mandatario nacional, el Fondo de Pensiones para el Bienestar se financiaría con los recursos obtenidos por el INDEP, las utilidades que se obtuvieran del Tren Maya y Mexicana de Aviación, además de la venta de los terrenos del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR).

“Bueno, para todos los trabajadores y para todo el pueblo, ¿de qué se trata? No se tocan los afores de nadie; al contrario, se protege. Mientras estemos nosotros y creo que así va a ser en el futuro, no hay nada que temer sobre los fondos de pensiones, lo que es de los trabajadores; al contrario, lo que estamos haciendo es fortaleciendo esos fondos”, dijo el presidente de la República.

“¿Por qué los estamos fortaleciendo? Porque cuando llegamos al gobierno las administradoras de estos fondos, las afores, cobraban cantidades muy altas de comisiones por encima de lo que se cobraba en otros países de América Latina y del mundo. Entonces, enviamos una iniciativa y se estableció un promedio; sólo por ese promedio los trabajadores —porque eso me da la oportunidad, tu pregunta— han obtenido 150 mil millones de pesos, con esa decisión que tomamos, porque las administradoras abusaban y cobraban comisiones altísimas. Entonces se puso orden, entonces no hay nada que temer en cuanto a la cantidad de ahorros por pensiones”, explicó López Obrador.

“¿Qué significa el nuevo Fondo de Pensiones para el Bienestar? Significa corregir lo que hizo mal Zedillo cuando deciden hacer una reforma para que un trabajador, en vez de recibir cuando se jubila el 100 por ciento de su salario, reciba el 40 por ciento o menos. Entonces, ya empezamos a corregir eso, pero, de todas maneras, con la reforma que hicimos recibirían 50, 60 por ciento, y ahora lo que queremos es que reciban el 100 por ciento. Por eso, decidimos crear un fondo para compensar este Fondo de Pensiones Solidario a quien se jubile con esa ley, con esa contrarreforma en materia de pensiones, y se le pueda entregar el equivalente a su sueldo cuando se jubile”, afirmó el mandatario nacional.

“Ahora, lo mismo en el caso del ISSSTE, porque lo que hizo Zedillo lo repitió Calderón con los Trabajadores al Servicio del Estado, la misma reforma, igual. Entonces, este fondo de pensiones solidaria va a ayudar a que el trabajador reciba lo justo cuando se jubile. Es enderezar, corregir esta gran injusticia que se cometió en el gobierno de Zedillo y en el Gobierno de Calderón. Entonces, ¿cómo se va a crear el fondo de pensiones solidarias? Tiene varias fuentes de financiamiento”, reiteró el político tabasqueño.

“Por un lado, todo lo que se confisca y que tiene que ver con el Instituto, que llamamos, para Devolver al Pueblo lo Robado, de ahí se va a alimentar este fondo. También de las utilidades de las empresas como el Tren Maya, como Mexicana de Aviación, como el Transístmico. Cuando tengan utilidades esas empresas, que van a estar administradas por la Secretaría de la Defensa y por Marina, esas utilidades van a pasar a ese fondo. También, los terrenos, bienes de FONATUR que quedaron y que cuidamos para que no se los roben o que se usaban sin que entregaran ninguna contraprestación, todo eso va a ese fondo”, insistió el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Pero también hay algo que tiene que ver con las Afores: las administradoras de las Afores se quedan con pensiones no reclamadas, pasa un tiempo y se quedan con ese dinero; por eso están haciendo también ruido, porque ese dinero les queda a ellos. Si una persona no reclama y estuvo aportando su cuota, le queda a las Afores”, reiteró López Obrador.

“Hace algún tiempo se hizo una modificación para que esos remanentes no reclamados pasaran al fondo del Seguro Social, ya está en la ley. Ahora lo que se está planteando en este Fondo de Pensiones Solidarias es que esos remanentes también vayan al fondo de pensiones, igual que otros recursos de otras fuentes de financiamiento; pero como, aunque ya está en la ley y ya deberían de estarlos entregando esos recursos las afores al Seguro Social, no los entregan, entonces por eso queremos que quede en la ley para que esos recursos remanentes no reclamados pasen al fondo”, dijo el presidente.

“Y va a quedar una reserva para que, si pasa el tiempo y un trabajador lo reclama, se le entregue, pero no dejar los fondos en las afores, porque ahí está sudando el dinero o puede quedarse en definitiva en las Afores […] Pues se hace un cálculo de hasta 40 mil millones. Estoy hablando de lo que no está reclamado. Entonces, eso, no todo, sino una parte, porque hay que dejar una reserva, porque si alguien presenta una denuncia, un familiar, se le tiene que entregar, mientras tanto pasa al fondo de pensión que va a manejar el Banco de México. Todo esto qué bien que me preguntas, porque ahí los estoy viendo cómo quieren manipular al grado de decir que nos queremos quedar con las afores, cuando no es ese el propósito”, finalizó el mandatario nacional.

El mismo día, la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (AMAFORE) aseveró que la iniciativa que presentó el grupo parlamentario del partido Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, no expropiaría los recursos de las entidades financieras, sino que formalizaría un proceso existente.

“Es importante aclarar que la iniciativa no contempla ninguna expropiación de recursos como se ha señalado en algunos medios. Lo que plantea es formalizar una transferencia de recursos que se ha estado haciendo ya desde hace algunos años. Además, mantiene la condición de imprescriptibilidad de los recursos de los trabajadores, tal y como se estableció desde la reforma de 2020”, dijo la AMAFORE, en un comunicado.

“Los trabajadores de México pueden confiar plenamente en la seguridad de sus recursos en el Sistema de Ahorro para el Retiro. Amafore manifiesta su voluntad de diálogo en cualquier política a favor de los trabajadores mexicanos”, expuso la AMAFORE.

El 11 de abril de 2024, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz -candidata a la Presidencia de la República de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que integran la coalición “Fuerza y Corazón por México”-, denunció que Morena buscaba apropiarse de los fondos de ahorro para el retiro.

“Se quieren quedar con sus pensiones una vez que cumplan 70 años; así de fácil. Si por alguna razón tú sigues trabajando, tu dinero, en automático, se va a ir a un fondo de pensiones que le llaman de bienestar. Ese es el saqueo que Morena quiere hacer en este momento en el Congreso y no lo vamos a permitir. No vamos a permitir que despojen a las personas de 70 años y más de lo mucho que les costó ganarse la vida”, advirtió, durante un mitin con mujeres, llevado a cabo en Naucalpan, Estado de México.

MORENA PROPONE REFORMA AL SISTEMA DE PENSIONES DEL IMSS, ISSSTE E INFONAVIT

Moisés Ignacio Mier Velazco -coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión- y Angélica Ivonne Cisneros Lujan, presidenta de la Comisión de Seguridad Social de San Lázaro, presentaron, el 10 de abril de 2024, una iniciativa de reforma -que se turnó para su dictaminación-, al sistema de pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Ello con el objetivo de crear un nuevo fideicomiso público, denominado Fondo de Pensiones para el Bienestar, que estaría constituido y administrado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y cuyo fiduciario sería el Banco de México (BANXICO).

La iniciativa también contempla garantizar que los ahorros en cuentas individuales para los trabajadores al servicio del Estado mexicano, sean imprescriptibles, es decir, “no podrán nunca ser objeto de pérdida, caducidad o prescripción”.

“Además, la presente iniciativa busca fortalecer el derecho de información de los trabajadores. respecto del nivel de ahorro que se refleja en sus estados de cuenta, emitidos por las Administradoras de Fondo para el Retiro, conocidos como Afores”, indica la iniciativa promovida por Morena en San Lázaro.

Según una estimación del IMSS, de un universo de 43 millones de personas, la reforma beneficiaría a 26 millones de mexicanos con 45 años de edad o más, que empezaron a cotizar en julio de 1998 y que en la actualidad no alcanzarían pensión, aún y cuando trabajen hasta los 60 años o por encima de los 64 años de edad.

Según la reforma presentada por el grupo parlamentario de Morena, el dinero concentrado en las Afores pasará en automático al nuevo Fondo de Pensiones para el Bienestar, cuando el trabajador que haya cotizado en el sector privado, cumpla 70 años de edad.

Para el caso de los trabajadores al servicio del Estado, los ahorros que estén en el PENSIONISSSTE u otras administradoras, pasarán en automático al Fondo de Pensiones para el Bienestar, cuando cumplan 75 años de edad.

Según la iniciativa, el Fondo de Pensiones para el Bienestar busca financiar las peticiones de los trabajadores y sus beneficiarios, para disponer de sus ahorros o solicitar una pensión. Hasta ahora, el derecho para reclamar los ahorros para el retiro es imprescriptible en el sector privado, pero Morena propone que lo sea también para los trabajadores del sector público.

“Los recursos del fondo permitirán al IMSS complementar las obligaciones de pago del Gobierno, en relación con las pensiones que deberán recibir las personas trabajadoras sujetas al régimen de la Ley del Seguro Social y que empezaron a cotizar en julio de 1997. Dicho complemento estará sujeto a la suficiencia del fondo, así como a las reglas que determine la Secretaría de Hacienda”, agrega la iniciativa.

“Los trabajadores pensionarios y, en su caso, beneficiarios, podrán acceder ante el IMSS al mecanismo de devolución de forma permanente para recibir el otorgamiento de la pensión o, en su caso, la devolución de los recursos, así como los intereses que les correspondan en los términos de las posiciones que resulten aplicables”, indica la propuesta de reforma.

“Esta iniciativa tiene como propósito incrementar la suficiencia del esquema pensionario de la Ley del Seguro Social para las personas trabajadoras que comenzaron a cotizar a partir del 1 de julio de 1997 […] Con la presente iniciativa se proponen acciones que permitan la reducción de la pobreza en la vejez, la promoción de la igualdad entre los adultos mayores y el fortalecimiento de la economía en esta población, generándoles un flujo de ingresos adicional”, se justifica en la iniciativa.

En la propuesta de reforma se precisa que el Fondo de Pensiones para el Bienestar no sólo dispondrá de los ahorros de los trabajadores que lograron acumular recursos en la subcuenta de Retiro, Cesantía, Edad Avanzada y Vejez, sino también de la Subcuenta de Vivienda o del Fondo de Vivienda, según corresponda.

“Las administradoras de fondos para el retiro, las instituciones que realizan funciones similares a naturaleza pública, así como las prestadoras de servicios deberán transferir los recursos de las cuentas señaladas al momento en que los trabajadores cumplan 70 años, sin necesidad de resolución judicial, al Fondo de Pensiones para el Bienestar, debiendo notificar de cada traspaso al Instituto el mismo día en que se realice”, agregó la iniciativa.

La reforma indica que en el Fondo de Pensiones para el Bienestar deberán crearse las cuentas individualizadas y se deberán entregar los recursos a quien los reclame, considerando también los intereses generados.

“El instituto notificará al fiduciario del fondo la subcuenta a la que deberán aplicarse dichos recursos, en términos de las reglas de operación del mismo y de las demás disposiciones aplicables. El Fondo de Pensiones para el Bienestar contará con un Comité Técnico que deberá emitir las reglas de operación sobre la recepción, administración, inversión, entregas y rendimientos de los recursos del instituto”, indica la propuesta de reforma al artículo 302 de la Ley del Seguro Social.

El IMSS se coordinará con el Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, a efecto de emitir, dentro del año previo a que el trabajador cumpla 70 años, el aviso de que se dispondrá de los recursos de vivienda no reclamados.

La iniciativa plantea reformas a las leyes del Seguro Social, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público.

En la reforma al artículo 302 de la Ley del Seguro Social se plantea que para garantizar la imprescriptibilidad para recibir los ahorros para el retiro, el Fondo del Bienestar contará con una reserva constituida con los ahorros de los trabajadores.

De esa forma, según explica la iniciativa, se garantizará la suficiencia financiera para que el Instituto pueda llevar a cabo la devolución de los recursos de los trabajadores pensionados o beneficiarios. La reforma indica que la “suficiencia financiera” de la reserva será determinada cada dos años por el IMSS, debiendo comunicarlo al Comité Técnico del Fondo de Pensiones para el Bienestar.

“Los trabajadores y, en su caso, sus beneficiarios podrán acudir ante el Instituto para acceder al mecanismo de devolución de forma permanente para recibir la pensión a la que tengan derecho, conforme a esta ley y en su caso la devolución de los recursos, así como los intereses que les correspondan en los términos de las disposiciones que resulten aplicables”, agregó la iniciativa.

“El ahorro de los trabajadores que se ha transferido al fondo generará intereses conforme al rendimiento neto derivado de las inversiones efectivamente realizadas por dicho fondo, en apego al régimen de inversión que determina el Comité Técnico. El Instituto realizará la individualización correspondiente, con base en el rendimiento que el propio fondo le reporte”, se detalla en la reforma, que también plantea una redacción espejo, para el caso de los trabajadores del sector público.

“Con la propuesta para crear el Fondo de Pensiones para el Bienestar, más de 45 millones de trabajadores tendrán garantizada una pensión digna de al menos $16,400, más la Pensión de Adultos Mayores. No te dejes engañar por el #PRIAN. ¡Votaron en contra de los programas sociales!”, dijo Mier Velazco, en su cuenta de la red social X.

Foto: Cuartoscuro

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas