17.6 C
Tijuana
miércoles, mayo 22, 2024
Publicidad

“Dediqué mi vida íntegramente a la promoción de la cultura”: Guadalupe Kirarte

“Yo me siento satisfecha y contenta de que he actuado con honestidad”, expresó a ZETA la presidenta horaria vitalicia del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, que celebró 90 años de vida y seis décadas como promotora cultural


Publicidad


La reconocida promotora cultural María Guadalupe Kirarte Domínguez celebró 90 años de vida el martes 16 de abril de 2024, y seis décadas dedicadas a la promoción cultural en Tijuana.

El día de su cumpleaños, familiares y amigos festejaron la vida de Guadalupe Kirarte en las instalaciones que ocupa el Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, localizadas en la Casa de la Cultura Tijuana de la colonia Altamira.

En la celebración de su onomástico, Kirarte estuvo acompañada de personajes de la cultura regional, como Jesús Cueva Pelayo, Francisco Chávez Corrujedo, José Mojica, Gabriel Rivera Delgado y David Piñera, entre otros.


Publicidad

 


A propósito de su onomástico, Guadalupe Kirarte aprovechó la entrevista para ZETA para recordar su vida y obra que perdura en la ciudad fronteriza.

DE JALISCO A BAJA CALIFORNIA

Hija de Anastasio Quirarte García González y Lorenza Domínguez Mojica, María Guadalupe Kirarte Domínguez nace el 16 de abril de 1934 en Guadalajara. Su interés por la literatura como lectora inicia en el seno familiar, en Jalisco.

“Yo fui educada por mi abuela Teresa Mojica. Gracias a ella yo conocí toda literatura infantil de cuentos que después leí como me los contaba ella”, comparte de entrada.

Pronto se establece en Baja California con su familia, donde realiza la educación primaria:

“Tenía 9 años, lo recuerdo perfectamente. ¡Mexicali era un rancho grandote!, mucho algodón, hacía un calor tremendo, pero como mi papá se había venido el año anterior, a mí se me hizo preciosa la ciudad. Yo estudié en la Casa de la Cultura de Mexicali, que es la Escuela Cuauhtémoc, ahí hice mi primaria, ahí estudié y trabajé porque no había más en Mexicali”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

Kirarte reconoce la dificultad de estudiar para una mujer en la década de los 50 y en Baja California, a diferencia de los hombres que ya viajaban a Ciudad de México o Guadalajara para cursar carreras universitarias:

“Yo no pude estudiar más que la primaria porque mis padres nunca me dieron el acta de nacimiento. Mi hermano se escapó a México a estudiar, él fue médico, pero como yo era mujer, pues no es lo mismo, y menos que me fuera a Guadalajara, donde me daban beca en la Normal. Todo me pagaba García González (gobernador del Territorio Norte de 1946 a 1952, y gobernador de Baja California entre 1952 y 1953), mi amigo de todos los gobernadores, para que me fuera a estudiar a México, pero mi papá no me dejó”.

Después de radicar brevemente en Mexicali, su destino estaba en Tijuana, tras contraer nupcias con el ex seminarista, periodista, escritor y profesor Julio Armando Ramírez Estrada:

“Me caso el 1 de diciembre de 1952. Tijuana se me hizo preciosa, cansada del calor de Mexicali; pero llegué a Tijuana contra la voluntad de mi familia porque decían: ‘¿Cómo te vas a esa ciudad del vicio?’, ‘¿cómo vas a tener hijos allá?’. Recorrimos la Avenida Revolución, hasta la Línea, a mí me pareció una ciudad preciosa”.

En la década de los 50, Guadalupe Kirarte estudia algunas materias humanistas con su esposo, sobre todo literatura y filosofía:

“Al que le debo todo es a mi marido, se salió del Seminario porque no quiso ser sacerdote, lo suyo era la literatura y la música, era compositor, un hombre con una amplia cultura. Me encerró a leer durante nueve años, me llevaba los libros de la Librería Atenea que estaba en la calle Constitución”.

INICIA UNA TRAYECTORIA

En la década de los 60, Guadalupe Kirarte cursa diversos talleres de arte, lo que supone su acercamiento con personajes del arte y la cultura en Tijuana:

“Con Jorge Gamaliel estudiaba teatro y con el profesor Carlos Cabezud, música. Nos hicimos todos amigos, era gente del Seminario, te estoy hablando del 60, 61, estaban ya terminando el teatro de Seguro Social y la Casa del Asegurado que está adjunta, era una casa de servicios de atención de la gente del Seguro Social y estaba abierta a música, pintura, teatro”, expresa a ZETA Guadalupe Kirarte.

El Seminario de Cultura Mexicana se funda el 28 de febrero de 1942, siendo Presidente de México Manuel Ávila Camacho; mientras tanto, la Corresponsalía Tijuana se establece el 30 de mayo de 1963, durante el IV Ayuntamiento de Tijuana, siendo sus fundadores Carlos Cabezud Güereña, Olga Vicenta Díaz Castro “Sor Abeja”, Jorge Gamaliel Nuño, Salvador Michel Cobián, Josefina Rendón Parra, Elsa Romero Tadlock, José de Jesús Solórzano Castrejón, Andrés Villar Martínez, Julio Armando Ramírez Estrada (esposo de María Guadalupe Kirarte) y Rubén Vizcaíno Valencia, quien funge como primer presidente de la institución.

En 1963, Kirarte inicia labores como secretaria en el Departamento de Acción Cívica y Cultural del Ayuntamiento de Tijuana que dirigía Rubén Vizcaíno Valencia y en 1965 se une como miembro del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana.

“En septiembre del 63 entré en Acción Cívica y Cultural, que ahí nace el Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana en el Cabildo. Yo era la secretaria, hacía las actas del Seminario, Rubén Vizcaíno me las dictaba. Ahí éramos las oficinas de Acción Cívica y del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana. Yo empecé a ayudarle a hacer todo, ya había estudiado taquimecanografía. Y así empecé, durante dos años y meses, como secretaria, con un salario de supernumeraria, sin derecho a nada; era secretaria tanto de Acción Cívica como del Seminario, yo no iba al Seminario, pero me daban a que yo hiciera todo. En el 65 me tomaron la protesta en el Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana”, rememora Kirarte.

EN LA EDICIÓN DE LIBROS

Guadalupe Kirarte ha dejado huella en la edición de libros de diversos autores de la región, ya sea como parte del consejo editorial del sello Ibo-Cali, desde el Departamento de Acción Cívica y Cultural del Ayuntamiento de Tijuana y, por supuesto, como presidenta del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana.

Bajo el liderazgo de Kirarte, el Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana ha editado y coeditado, entre otros, los siguientes títulos:

1.- “Siete poetas jóvenes de Tijuana” (Ibo-Cali, 1974), de Ruth Vargas Leyva, Raúl Jesús Rincón, Felipe Almada, Eduardo Hurtado, Alfonso René Gutiérrez, Luis Cortés Bargalló y Víctor Soto Ferrel, con selección y compilación de Alfonso René Gutiérrez; título publicado por iniciativa de Guadalupe Kirarte y José Jesús Cueva Pelayo

2.- “Tiempo, instancia y perspectiva de la mujer” (Ediciones del Departamento de Acción Cívica y Cultural del Ayuntamiento de Tijuana, 1975), de Patricio Bayardo Gómez

3.- “Canto a Juárez” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Editorial Ibo-Cali e Instituto de Cultura y Arte Latinoamericano AC filial Tijuana, segunda edición 2006), de Miguel de Anda Jacobsen (Atotonilco El Alto, Jalisco, 19 de octubre de 1927-Ensenada, Baja California, 13 de junio de 2001)

4.- “Semblanzas acerca de la vida y obras de los fundadores del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Centro Cultural Tijuana y Comité Organizador de la Segunda Feria Tijuana en la Historia, 2006), de María Guadalupe Kirarte

5.- “Fundación del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana. 50 Aniversario. 1963-2013” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, CECUT, 2013), por María Guadalupe Kirarte

6.- “Nubes de nueve. Antología de cuentos” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, 2014), antología con obra de Josué Camacho, Sandra Paola Jiménez Gallardo, Bernardo R. Villatoro, Armando Cáceda, Rosario Carrillo, Miguel Alberto Ochoa Jr. García, Dante López Román, Alejandra Guerrero, Mario Castillo y Yairt Ruiz.

Foto: Enrique Mendoza

7.- “Guadalupe Kirarte, la amante de la cultura” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Editorial Trópico de Escorpio, 2017), biografía novelada a cargo de Gilda Salinas

8.- “Guadalupe Kirarte: Una vida en la cultura en Tijuana” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Lapicero Rojo Editorial y Patronato Ciudadano del Archivo Histórico de Tijuana AC, 2020), compilación a cargo de José Gabriel Rivera Delgado

9.- “Los días y las noches del paraíso (y otros poemas)” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, CECUT y Lapicero Rojo Editorial, 2021), de Julio Armando Ramírez Estrada (Guadalajara, 1921-Tijuana, 1971)

10.- “Artículos periodísticos en la Revista Huella 1967-1968” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, CECUT y Lapicero Rojo Editorial, 2021), por Julio Armando Ramírez Estrada

11.- “Ritual de vida. Centenario del natalicio del poeta Julio Armando Ramírez Estrada 1921-2021” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, CECUT y Lapicero Rojo Editorial, 2021), de José Gabriel Rivera Delgado

12.- “Visión panorámica de la cultura en Tijuana” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Instituto Municipal de Arte y Cultura, 2014), por María Guadalupe Kirarte

13.- “Visión panorámica de la cultura en Tijuana. Lo que somos y hemos sido. Una ciudad vivaz, desafiante, inabarcable… De 1889 a 2014” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Trópico de Escorpio Editorial, 2023), de María Guadalupe Kirarte

14.- “Alicia en la cárcel de las maravillas” (Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, Editorial Ibo-Cali e Instituto de Cultura y Arte Latinoamericano AC filial Tijuana, 2006), de Estela Alicia López Lomas “Esalí”, Premio Latinoamericano y del Caribe de Poesía Femenina “Claudia Lars” 1993 en El Salvador.

¿Por qué ha sido importante para Usted editar libros a lo largo de seis décadas?, cuestiona ZETA a Guadalupe Kirarte.

“Para dejar testimonio y dar a conocer a la gente que vale. Dejar testimonio por escrito para nosotros es bien importante, por eso tenemos nuestra sala de lectura. Aunque ya ahora todo se maneja automáticamente, eso no nos deja ningún testimonio, todo se pierde. No hay como agarrar el libro y manejar el lenguaje adecuadamente. Entonces, es una forma dejar testimonio por escrito, que será perdurable el libro, la escritura”.

SEIS DÉCADAS DE PROMOTORA CULTURAL

Tras ingresar como miembro del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana en 1965, Kirarte es elegida la primera presidenta de esa institución en 1971, desde donde promueve diversos acontecimientos culturales para la ciudad fronteriza, entre ellos la fundación de la Casa de la Cultura Tijuana.

“En 1971 me eligieron presidenta del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, fui a México invitada por el Presidente nacional, licenciado Salvador Azuela; el 13 de diciembre de 1971 estuvimos en la casa del secretario de Educación Pública, Víctor Bravo Ahuja, invitados por el Presidente Luis Echeverría Álvarez, ahí le pedí por primera vez que queríamos una Casa de Cultura”.

Kirarte evoca que en la primera semana de enero de 1972 asume la presidencia del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana, y una de las primeras acciones que emprende es integrar un Comité Pro-Casa de la Cultura:

“Yo siempre he dicho que es mi Casa de Cultura, porque desde el 72, que ya era presidenta del Seminario de Cultura Mexicana, formé un Comité Pro-Casa de Cultura con el contador Ricardo Arce Pérez (presidente), el licenciado Héctor Lutteroth Camou (secretario), el señor Cleofas Arreola (tesorero) y yo era la coordinadora”.

Señala que durante la gubernatura de Milton Castellanos (1971-1977), Jorge Esma fungía como director de Asuntos Culturales, entonces se empieza a aterrizar la idea de una Casa de la Cultura en el edificio de la Escuela Álvaro Obregón:

“Milton Castellanos me mandó a Jorge Esma y me dijo: ‘Guadalupe, ve, ésta va a ser tu Casa de Cultura’”.

Finalmente, por decreto del gobernador Castellanos, antes de que concluyera su mandato, el 15 de octubre de 1977 se funda la Casa de la Cultura Tijuana. “Yo estaba feliz”, recuerda todavía con emoción Guadalupe Kirarte, quien ha sido coordinadora de la Casa de la Cultura Tijuana entre 1994 y 1995 y ocupa por segunda ocasión la presidencia del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Tijuana entre 2005 y 2007.

A lo largo de seis décadas, ha sido reconocida como una de las promotoras culturales más importantes de la región. A propósito de la escasez de promotores culturales con vocación en la actualidad, se le inquiere:

¿Qué características debe tener un promotor cultural?

“Debe tener amor por la cultura, una preparación mínima, respeto para todo mundo y que sea muy claro con la gente deshonesta. Me ha costado mantenerme con integridad, no vendí mi dignidad por ningún precio”.

¿Se siente Usted satisfecha de su vida como promotora cultural?

“Dediqué mi vida íntegramente a la promoción de la cultura, al reconocimiento de la gente valiosa de Tijuana”.

Feliz tras festejar 90 años, Kirarte concluye para este Semanario: “Yo me siento satisfecha y contenta de que he actuado con honestidad”.

Autor(a)

Enrique Mendoza
Enrique Mendoza
Estudió Comunicación en UABC Campus Tijuana. Premio Estatal de Literatura 2022-2023 en Baja California en la categoría de Periodismo Cultural. Autor del libro “Poetas de frontera. Anécdotas y otros diálogos con poetas tijuanenses nacidos en las décadas de 1940 y 1950”. Periodista cultural en Semanario ZETA de 2004 a la fecha.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas