15.7 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

Con veda electoral, AMLO celebrará con informe, creación del Fondo de Pensiones para el Bienestar

En plena veda electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, el 23 de abril de 2024, que el primero de mayo del presente año, a un mes y un día de que se llevarán a cabo las elecciones, presentará un informe para explicar el aumento a las pensiones de los trabajadores, afectados, según él, por las reformas de 1997 y 2007, realizadas durante los gobiernos encabezados por Ernesto Zedillo Ponce de León y Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, respectivamente.

Además, durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional-, el político tabasqueño celebró la reforma aprobada en el Pleno de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, para la creación del Fondo de Pensiones para el Bienestar, al asegurar que eso permitiría incrementar las jubilaciones, que se verían complementadas con la Pensión Universal para Personas Adultas Mayores, que reparte la Secretaría del Bienestar Federal.


Publicidad


Con 252 votos a favor, 212 sufragios en contra y cuatro abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión aprobó, el 23 de abril de 2024, en lo general, el proyecto de dictamen por el que se crearía el Fondo de Pensiones para el Bienestar, que, entre otros aspectos, prevé transferir 40 mil millones de pesos de cuentas inactivas en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), al nuevo fideicomiso.

En lo particular, la reforma fue aprobada por el Pleno de San Lázaro, con 251 votos a favor, 199 sufragios en contra y 4 abstenciones, por lo que la Mesa Directiva de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, lo envió al Senado para su revisión y su eventual ratificación. No obstante, los legisladores de oposición adelantaron que el proyecto sería impugnado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a través de una acción de inconstitucionalidad.

Moisés Ignacio Mier Velazco -coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión- y Angélica Ivonne Cisneros Lujan, presidenta de la Comisión de Seguridad Social de San Lázaro, presentaron, el 10 de abril de 2024, una iniciativa de reforma, al sistema de pensiones del IMSS, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).


Publicidad

 


Ello con el objetivo de crear un nuevo fideicomiso público, denominado Fondo de Pensiones para el Bienestar, que estaría constituido y administrado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y cuyo fiduciario sería el Banco de México (BANXICO).

Según los integrantes de los grupos parlamentarios de los partidos Morena, Verde Ecologista Mexicano (PVEM) y del Trabajo (PT)-, dichos recursos se destinarían a completar pensiones de al menos 16 mil 700 pesos mensuales, para unos 45 millones de trabajadores durante los próximos años.

Según el proyecto de dictamen, las Afores deberían traspasar al fondo de pensiones, el dinero no reclamado por los trabajadores al cumplir 70 años de edad, en caso de cotizar al IMSS, y de 75 años de edad, si sus aportaciones fueron al ISSSTE.

“Yo felicito a los legisladores que votaron a favor de esta reforma y espero que podamos ya el 1 de mayo, el Día del Trabajo, presentar todo un informe a los trabajadores y darles la buena noticia de que sus pensiones están garantizadas y que además se van a incrementar”, adelantó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Ya está muy difícil que se dé marcha atrás [a la reforma] y eso es lo que estamos haciendo, avanzando, avanzando para que, toco madera, cuando, si es que lo logran con la manipulación y con el dinero frenar, detener la transformación, dar marcha atrás, que sea tanto lo avanzado que les cueste trabajo dar marcha atrás”, comentó el presidente, quien también dijo que la aprobación de la reforma ayudaría a corregir “el agravio” causado durante los Gobiernos de Zedillo Ponce de León y Calderón Hinojosa.

“Fue muy bueno, muy bueno [que se aprobara]. Es un asunto para beneficiar a millones de trabajadores, esa reforma es para corregir un agravio, un daño causado en el periodo neoliberal. Porque en el periodo neoliberal, tanto en el Gobierno de Zedillo, como en el Gobierno de Calderón, se modificó la Constitución para que los trabajadores no recibieran completo su sueldo al momento de jubilarse”, recordó López Obrador.

“Para corregir eso es esta ley que aprobaron los diputados, no les gusta, ¿a quien no le gusta la ley? Pues a los que en ese entonces aprobaron la de Zedillo y aprobaron la de Calderón”, enfatizó el titular del Poder Ejecutivo Federal, quien también explicó que los trabajadores podrían reclamar su dinero no cobrado al IMSS y al nuevo Fondo de Pensiones para el Bienestar.

El mandatario nacional recordó que las Afores no serían el único origen del Fondo, que también se integraría con lo confiscado al crimen por el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP) y las ganancias de empresas del Estado, como la aerolínea Mexicana, el Tren Maya y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

“[El trabajador podría reclamar su dinero] al Seguro Social y al Fondo de Pensiones, pero al tener este fondo ya se tiene un recurso para compensar esto. Pero no sólo es la única fuente de financiamiento de este fondo de compensación, también todo lo que se confisca por actos ilícitos, residencias, aviones, dinero en efectivo, lo que significa el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, todo eso va a ir a este fondo, también la venta de terrenos de Fonatur”, aseguró el político tabasqueño, quien también afirmó que, si se actuaba legalmente, no veía fundamento alguno para que la SCJN declarara inconstitucional la reforma.

“Ahora sí que va depender del Poder Judicial, no hay ningún fundamento para declarar inconstitucional la ley, sólo la fobia de algunos Ministros de la Suprema Corte en contra de lo que nosotros representamos; pero, si se actúa legalmente, no hay fundamento”, expresó el presidente de la República.

Asimismo, el mandatario nacional dijo que él ya cumplió con su “obligación moral” de velar por las jubilaciones de los trabajadores. Sin embargo, consideró como un riesgo la postura que tomarían algunos ministros de la SCJN, a quienes acusó de ser “empleados de los potentados”.

“Hay ese riesgo de que declaren inconstitucional la ley, sin fundamento, porque la Suprema Corte y todo el Poder Judicial, con honrosas excepciones, están al servicio de las minorías; los ministros son como empleados de los potentados”, insistió López Obrador.

“Van a acudir como con la reforma eléctrica, van a acudir a la Corte, pero vamos a ver qué actitud asumen las ministras y los ministros. De todas maneras nosotros tenemos la obligación moral de hacerlo, no quiero irme y que digan: ‘¿por qué no resolvió esto’’”, finalizó López Obrador.

Foto: Gobierno de México

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas