20.3 C
Tijuana
lunes, mayo 27, 2024
Publicidad

Balaceras simultáneas en Tecate

El domingo 14 de abril, mientras se llevaba a cabo un convivio familiar al interior de uno de los parques más concurridos de Tecate, a un costado de la jardinera central, dos hombres que descendieron de un automóvil Honda color verde oscuro, observaban a distancia a una de las familias asistentes, luego se retiraron.

Minutos después, a las 16:15 horas, a bordo de un automóvil Chevrolet Beat color blanco, dos hombres armados ingresaron al parque, donde se esparcían más de cien niños, adultos y personas de la tercera edad que realizaban actividades, paseaban en bicicleta, subían y bajaban de los juegos infantiles o asaban carne. A la vista de todos, los armados abrieron fuego, asesinando a dos masculinos que cayeron sobre el pasto de la jardinera central, a metros de las canchas deportivas en las que se llevaban a cabo dos partidos de futbol.


Publicidad


Ante las detonaciones, las familias comenzaron a correr para resguardarse y los menores entraron en crisis nerviosa. Entre la multitud que corría, los dos sicarios se escabulleron sin que alguna autoridad se los impidiera.

Las víctimas del ataque fueron identificadas como Diego Romero, de 42 años, quien sostenía a su nieto de un año de edad al momento del ataque; y su yerno Alexander Martínez, de 21 años, padre del menor. Ambos eran trabajadores de un restaurante de comida estilo Sinaloa propiedad de sus familiares, en la colonia 1 de Mayo en Tecate.

Testigos dijeron: “Cubrí a mi hijo entre las piedras, nunca había pasado una situación de ese tipo, teníamos mucho miedo qué pasa en Tecate. Mi niño y mi sobrino gritaban horrible que nos iban a matar mientras buscábamos donde escondernos y sentimos más terror cuando vimos que venían hacia nosotros para confundirse entre la gente, justo por el área de juegos infantiles”.


Publicidad

 


Otro testimonio: “Tecate vive en el terror, cuándo habíamos visto esto aquí en este parque, nunca. Da coraje e impotencia que todo esto ocurra y quienes deben hacer su trabajo están ahí, fingiendo que han hecho algo y nuevamente en campaña”.

A pesar de los dos ataques simultáneos y del temor de la población, minutos después de los hechos, agentes de la Guardia Nacional fueron captados -en fotografías- a una calle del asesinato, realizando fila en un comercio dedicado a la venta de pizzas, mientras la ciudadanía esperaba al equipo de Servicios Periciales para el levantamiento de los cuerpos que permanecían sin vida entre el pasto.

En la colonia Emiliano Zapata, mejor conocida como “Coyotera”, se registraba un ataque armado al interior de una vivienda ubicada en la calle Ricardo Flores Magón, en donde sicarios abatieron a un hombre con armas largas y cortas, dejando gravemente herida a una fémina identificada como su esposa, quien fue trasladado por paramédicos a un hospital. La pareja, fue identificada como Consuelo y Javier N, padres del “Panchito” uno de los jovenes presuntamente involucrados en el asesinato y privación de lal ibertad de las menores Taliz y Luna, localizadas sin vida el pasado mes de noviembre al interior de una panel. Ambos habían sido amenazados anteriormente por integrantes del crimen organizado, señalaron familiares, quienes confirmaron el ataque como represalia a los actos realizados por el joven Francisco.

LA COYOTERA

Casi de manera simultánea al ataque armado en el Parque Los Encinos, en la colonia Emiliano Zapata, identificada por residentes como La Coyotera, se perpetraba otro ataque por un grupo de sicarios que ingresaban a un domicilio ubicado sobre la calle Flores Magón, disparando contra dos adultos.

Las víctimas fueron identificadas como Consuelo y Javier, quienes presentaban diversos impactos de arma de fuego. La mujer quedó herida de gravedad y fue auxiliada por paramédicos de Cruz Roja, mientras que el hombre fue declarado sin vida en el lugar.

Vecinos de la pareja señalaron a ZETA que días atrás habían sido amenazados por integrantes de un grupo criminal, advirtiéndoles que abandonaran la zona. “Ellos ya habían sido amenazados por unos hombres, les dijeron que por las cosas que hizo su hijo se tenían que ir, que no eran ya bienvenidos en esta zona y, si no paga el hijo, iban a tener que asumir consecuencias ellos”, relató un testigo.

Investigadores de la Fiscalía General del Estado (FGE) indicaron que las personas asesinadas eran padres de Francisco Javier Hernández, de 18 años, actualmente interno en el Centro de Reinserción Social (Cereso) El Hongo, quien enfrenta un proceso por múltiples cargos como homicidio agravado, privación de la libertad y robo con violencia. Delitos relacionados con hechos ocurridos el 8 de noviembre de 2023, cuando dos menores de edad identificadas como Luna RM y Taliz Eve H, de 17 y 15 años, respectivamente, fueron localizadas sin vida en el acotamiento de la Carretera Libre Tecate-Tijuana, a la altura del Kilómetro 141, al interior de una camioneta KIA sedán color café,  placas 8A0B604 del Estado de California. Se encontraban totalmente desnudas y presentaban múltiples huellas de violencia, abuso sexual y marcas de estrangulamiento. Uno de los cuerpos fue localizado en el asiento atrás del conductor; el otro fue colocado en la cajuela.

Francisco alias El Panchito es señalado por testigos como el actor intelectual de la privación de las menores, ocurrida el sábado 4 de noviembre de 2023 en la colonia Colinas del Cuchumá, cerca del Campo Deportivo Solidaridad; iba acompañado por otro par de hombres encapuchados a bordo de una panel.

Información facilitada a ZETA por áreas de Inteligencia, reveló que Francisco habría pedido apoyo a su jefe de plaza para privar de la libertad a ambas jóvenes, asegurando que Luna proporcionó información a un integrante del grupo contrario -Cártel Jalisco Nueva Generación, CJNG- como datos de puntos de venta de estupefacientes que opera el Cártel de Sinaloa en ese municipio, filtrando además información de varios integrantes, supuestamente por despecho.

La petición fue evidentemente aceptada. Tras la privación, Taliz y Luna fueron trasladadas a un domicilio, donde fueron violentadas por varios días. La señora Marisol, madre de Luna, reportó la desaparición de la joven ante la Fiscalía General del Estado (FGE) el lunes 6 de noviembre y llevó a uno de los jóvenes testigos para que le tomaran declaración, quien acompañaba a Taliz y Luna esa noche junto a Alondra, estos dos últimos liberados, en ese momento.

Francisco fue detenido en compañía de otros tres sujetos cuando al ser abordados por autoridades que hacían efectiva una orden de aprehensión en su contra, los cuatro abrieron fuego en contra de los agentes y fueron asegurados con armas y estupefacientes. Unos al interior de un domicilio en la colonia Colosio, otros más en predios laterales al intentar darse a la fuga.

A pesar del doble feminicidio, la FGE no ha logrado recabar los datos suficientes que permitan señalar la presencia de los jóvenes al momento del asesinato de las menores, sino que enfrentan cargos por tentativa de homicidio en contra de los agentes.

La madre de Francisco ha señalado la inocencia de su hijo en diversas ocasiones, y a Taliz como la ex novia de su hijo, quien lo incitó a unirse a grupos criminales.

Al momento de la audiencia para fincar cargos respecto a este asesinato, los cuatro jóvenes se mostraron sonrientes, juguetones, con señas se dirigían a sus familiares presentes en la audiencia, realizando formas de corazón con sus manos y saludando con un adiós al retirarse.

EL IMPACTO DEL ATAQUE EN LOS ENCINOS

Dos personas fueron asesinadas a plena luz del día y a la vista de los presentes en uno de los parques más concurridos del municipio de Tecate. Las víctimas fueron identificadas como Diego Romero de 43 años y su yerno, ambos ejecutados con armas 9mm a las 16:02 horas de este domingo 14 de abril 2024

El ataque en el Parque Los Encinos un domingo, cuando es concurrido por un importante número de familias de todos los puntos de Tecate e incluso de la Zona Este de Tijuana, significa para los representantes de la ciudadanía en materia de seguridad, una situación alarmante que vulnera no sólo a las víctimas, también a las familias tecatenses.

Manuel Palagot Andrade, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública en Tecate, externó que este tipo de hechos “laceran a la ciudad, Los Encinos ha sido un santuario para los que aquí vivimos y nunca se había visto este tipo de situaciones delictivas, las autoridades están rebasadas por el crimen organizado, quien en realidad están más organizado que las mismas autoridades, ya que realiza este tipo de ataque simultáneos y estrangulan las reacciones de los agentes”.

Y resaltó: “Los retenes fueron retirados en los puntos de entrada y salida del municipio, no hay una estrategia para blindar la ciudad. Vemos a los policías infraccionando traileros, pero no en los espacios públicos donde hagan sentir a la ciudadanía seguridad. Los niños en videos puedes verlos aterrorizados, llorando, los adultos igual”.

Ante la ola de violencia que registró múltiples asesinatos durante los últimos días en el llamado Pueblo Mágico, el presidente municipal Darío Benítez es señalado por los representantes de los consejos y sector empresarial de olvidarse de su trabajo, no buscar estrategias de seguridad que permitan a las familias que radican en Tecate vivir en paz, esto en su afán de reelección política.

“Darío está empeñado en volver a ocupar el cargo de presidente municipal, Tecate se está despedazando y él está enfrascado en una guerra de declaraciones, de señalamientos, de fiestas; vemos a una Elsa Macías, directora de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, aplaudiéndole en los eventos de campaña, vemos a los representantes de la ciudadanía bailando, cuando hoy ocupan un cargo en esta ciudad que se está cayendo a pedazos”, señaló uno de los empresarios.

Por su parte, ciudadanos provenientes de California dijeron a ZETA sentirse inseguros de visitar el Pueblo Mágico bajacaliforniano: “Hemos escuchado y visto en videos en vivo a través de Facebook los hechos que han ocurrido en Tecate, aquí tenemos familia y es por eso que seguimos viniendo, pero alargamos las visitas por toda esta situación, anteriormente uno se preocupaba por cruzar por Tijuana por ser una ciudad muy insegura, y hoy Tecate esta igual”.

De igual forma, restauranteros expresaron que luego de los hechos ocurridos el domingo 14 de abril, la afluencia de comensales se ha reducido de manera importante en los últimos días, lo mismo en el sector médico: “A todos nos está afectando esta situación de inseguridad no sólo por el tema económico, sino que día a día tememos salir y no regresar a casa, escuchas balaceras donde sea, ves zonas acordonadas y levantones. ¿Ahora en los parques, donde se supone que vayas tranquilamente con tus hijos?”.

Hasta el jueves 18 de abril, se registraron 24 homicidios perpetrados en Tecate durante 2024, de los cuales ocho ocurrieron en la última semana, entre el domingo 7 y el lunes 15.

De los asesinatos ocurridos no se ha informado de detención alguna, si bien existen algunas carpetas con señalamiento a presuntos cómplices, no se ha procesado a algún autor intelectual de los homicidios, los cuales son atribuibles a pugnas entre cárteles como respuesta de las autoridades a las exigencias de la comunidad.

Según datos de los colectivos de búsqueda en Tecate, de enero a abril de 2024, el Pueblo Mágico registra una veintena de desaparecidos que se suman a las 108 desapariciones suscitadas en  2023.

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas