16.2 C
Tijuana
miércoles, abril 10, 2024
Publicidad

AMLO critica iniciativa de paz de Iglesia católica; Sheinbaum vive en Disneylandia, dice Xóchitl

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó, el 12 de marzo de 2024, el “Compromiso Nacional por la Paz” que propuso la Iglesia católica a los tres candidatos presidenciales, por, según él, “crear un ambiente que no existe”, ante la violencia que denuncia la institución religiosa.

La Iglesia católica -encabezada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM)-, sostuvo a partir de las 09:00 horas del 11 de marzo de 2024, una reunión en el Centro Cultural Tlatelolco, con los tres candidatos presidenciales, los cuales firmaron la “Agenda Nacional por la Paz”, con el objetivo de construir nuevos tejidos sociales en el país.


Publicidad


A los candidatos presidenciales Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, Claudia Sheinbaum Pardo y Jorge Álvarez Máynez, se les presentó la ‘Agenda Nacional de Paz’ y se les entregó el documento ‘Estrategias de Política Pública para la Paz’”, según explicó, desde el 4 de marzo de 2024, Ramón Castro Castro, obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Morelos, y Secretario General de la CEM, durante una conferencia de prensa.

La institución religiosa -conformada por obispos mexicanos colegiados, que realiza funciones pastorales- detalló que se reunirían dos horas con cada aspirante presidencial, a quienes les presentarían recomendaciones en materia de seguridad, realizadas por 50 especialistas en la materia.

Según la CEM, los temas presentados a Sheinbaum Pardo, a Gálvez Ruiz y a Álvarez Máynez, para acordar la paz, estarían enfocados en la reconstrucción del tejido social, seguridad, justicia, sistema penitenciario, adolescentes frente al crimen organizado y gobernanza.


Publicidad

 


“No estoy de acuerdo con eso, o sea, desde luego yo respeto mucho a las iglesias, soy muy respetuoso de todas las creencias, pero políticamente no estoy de acuerdo en que se quiera crear un ambiente que no existe”, declaró el político tabasqueño, durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

Sin mencionarlos de forma directa, el titular del Poder Ejecutivo Federal cuestionó que “¿para qué van a estar de hipócritas algunos firmando ahí, si por atrás están ordenando que haya guerra sucia? ¿Para qué tirar la piedra y esconder la mano?”.

“No lo he visto, pero eso es muy usual, sobre todo en el periodo antidemocrático, nos pedían cuando estábamos en la oposición que firmáramos acuerdos de paz, de civilidad”, mencionó el mandatario nacional.

“.@Claudiashein: lo que hiciste hoy ante la Conferencia del Episcopado es una falta de respeto, pero sobre todo, es un acto de soberbia al no reconocer la inseguridad del país. Mientes sobre las cifras de violencia, mientes cuando dices que eres ambientalista y mientes cuando usas las palabras de fraternidad del papa Francisco. Claudia, una cosa es que mientas todos los días y otra es que te creas tus propias mentiras. ¿En dónde vives? ¿En Disneylandia?”, escribió Gálvez Ruiz, en su cuenta de la red social X, tras la firma.

Sheinbaum Pardo, candidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT), y Verde Ecologista Mexicano (PVEM), firmó el documento, pero destacó que no estaba de acuerdo con algunos puntos centrales del mismo, principalmente la visión pesimista del momento actual y la militarización del país.

Frente a los líderes religiosos católicos, la ex titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México expuso que, por honestidad y congruencia signó el texto -conformado por siete capítulos y 132 propuestas- pero lo hizo con una leyenda.

“Firmo el documento en el entendido que hay una visión conjunta de construcción de la paz. Sin embargo, hay diversas afirmaciones y propuestas en las que no coincido y a la firma del presente, debe anexarse el documento denominado que estoy leyendo: ‘Sigamos dialogando, coincidencias y diferencias con el documento Compromiso por la paz, estrategias de política pública para la paz, de la Conferencia del Episcopado Mexicano’”, expuso Sheinbaum Pardo.

La candidata presidencial enumeró los puntos en los que estaba en desacuerdo. En primer lugar, mencionó la evaluación “pesimista” del momento actual del tejido social. Dijo que tampoco coincidía con la visión de que prevalecía en el miedo, la impotencia, la desconfianza y la incertidumbre en el país.

“No coincido con la descripción del problema entre comillas en el tema de seguridad en sus primeros tres párrafos, donde por ejemplo se afirma que aunada a estas grandes redes de criminalidad, ha aumentado en México la delincuencia común, alimentada por la marginación y la búsqueda de reconocimiento y justicia social”, enfatizó Sheinbaum Pardo.

La ex jefa de gobierno de la capital de la República ejemplificó que los resultados de la guerra contra el narcotráfico fueron desastrosos para México, al exponer que los homicidios dolosos cometidos anualmente, se multiplicaron por cuatro, al pasar de 8 mil 867 en 2007, a un total de 36 mil 685 en 2018, mientras que, en 2023, los homicidios dolosos en el país se redujeron a 28 mil 264.

“No coincido con algunas propuestas que suponen que no hay datos confiables en el Sistema Nacional de Seguridad. También, no estoy de acuerdo, con las referencias a una supuesta militarización o militarismo en el país, y con los puntos en donde se minimiza o relativiza la función del estado en sus tres poderes, y sus tres niveles de gobierno”, agregó Sheinbaum Pardo.

La candidata presidencial añadió que tampoco estaba de acuerdo con la visión que se presentaba por la CEM, en torno a la Guardia Nacional, o algunos organismos autónomos. También explicó que el documento mencionaba que debía establecerse un mecanismo internacional contra la impunidad, atrocidades y corrupción, con el respaldo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y una Comisión Nacional Independiente de verdad. Sin embargo, afirmó que no quedaba claro a qué se refería dicho punto.

“No queda claro, en la descripción del tema de gobernanza, cuando se establece que México se debate entre un modelo de gobernanza autoritaria y criminal y un modelo de gobernanza democrática, que hasta la fecha ha sido incompleto y precario. La debilidad de las instituciones que deberían garantizar la existencia de un estado democrático de derecho y la rendición de cuentas de los gobernantes frente a la ciudadanía, dice el documento, ha permitido un crónico estado de corrupción y el uso arbitrario del poder, además de ser un entorno favorable para el crimen organizado y la normalización de la violencia extrema”, señaló Sheinbaum Pardo.

La ex jefa de Gobierno de la capital de la República detalló que México “inició un proceso democrático en 2018, ajeno a los fraudes electorales, al autoritarismo y al vínculo entre el crimen y el gobierno que tuvo su máxima expresión en el periodo de Felipe [de Jesús] Calderón [Hinojosa], cuando la seguridad del país estaba en manos de un delincuente que está preso en los Estados Unidos”.

Sheinbaum Pardo agregó que tampoco estaba de acuerdo con la idea de otorgar mayores presupuestos a los organismos judiciales, en los cuales, según ella, existía un manifiesto derroche de recursos.

“Desde nuestro punto de vista, en este momento se debaten en México dos modelos de nación, por lo tanto de seguridad. Uno, el de seguir transformando, erradicando la corrupción, los privilegios y donde la seguridad y la paz son fruto de la justicia, en el más amplio sentido de la palabra, o el del pasado, que pretende una regresión a la violencia del Estado a la mano dura, a más cárceles”, añadió la ex jefa de Gobierno de la capital de la República.

Mientras que Gálvez Ruiz, candidata a la Presidencia de la República, por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que integran la coalición “Fuerza y Corazón por México”, explicó que mediante el compromiso que también firmó, se pretendía unir a México, a partir del respeto a la dignidad humana. Asimismo, se congratuló de que en ambos proyectos se perfilaba la desmilitarización de la seguridad pública del país.

“Encuentra una perfecta sintonía y coincidencia con lo que he estado poniendo en los días que llevamos de campaña, y 15 propuestas de seguridad y para mí la más importante es la desmilitarización de la administración pública, y aquí permítanme parafrasear lo que dijo Jesús, refiriéndose a Dios y el César, a los civiles lo que le corresponde a los civiles y a los militares, lo que es de los militares”, detalló la política hidalguense

La también senadora con licencia se comprometió a que el 2 de octubre de 2024, una vez que tomara posesión como titular del Poder Ejecutivo Federal, tendría un encuentro con los religiosos católicos, para atender sus compromisos por la paz.

“Hoy me quiero comprometer con todos ustedes que al ganar la elección al día siguiente de la toma de posición el próximo 2 de octubre. Me voy a reunir con ustedes para tener la primera sesión de trabajo, diálogo y escucha de compromisos por la paz, pero no como candidata, sino como presidente de la República”, prometió la política hidalguense, quien también afirmó que el reto para pacificar al país era la recomposición del tejido social en distintas regiones.

“No tengo duda que el desafío más grande que tenemos por delante, es cómo reconstruir el tejido social y garantizar una paz sustentable y con justicia para distintas regiones de nuestro país”, insistió Gálvez Ruiz.

Foto: Captura de pantalla de video

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas