14.4 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Morena impugna a laboratorio del ITESO, que elegiría preguntas para 1er debate presidencial

Sergio Carlos Gutiérrez Luna y José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña, representante titular y suplente, respectivamente, del partido Morena, ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), impugnaron, el 12 de febrero de 2024, la decisión del órgano constitucional autónomo, de contratar a Signa Lab -laboratorio de investigación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), universidad jesuita, con sede en Guadalajara, Jalisco-, para que seleccionara las preguntas en redes sociales, que se utilizarían para el primer debate presidencial.

El principal argumento de Morena es que la directora de Signa Lab, Rossana Reguillo Cruz, tendría afinidad política con Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz -precandidata a la Presidencia de la República, de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que integran la coalición “Fuerza y Corazón por México”-, además de que había manifestado su rechazo al presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de publicaciones realizadas en su cuenta de la red social X.


Publicidad


Reguillo Cruz es Investigadora Nacional (SNI, nivel III), además de miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias, así como profesora-investigadora y coordinadora del Programa de Investigación en Estudios Socioculturales, del Departamento de Estudios Socioculturales del ITESO.

“La designación de Signa Lab, dirigido por Rossana Reguillo, quien ha demostrado públicamente simpatía por la oposición y críticas hacia el gobierno y su partido político, Morena, carece de la objetividad y neutralidad necesarias para un proceso justo y equitativo, lo cual podría afectar la imparcialidad del primer debate presidencial” acusó Gutiérrez Luna, al presentar la impugnación en el INE.

“El procedimiento de selección no fue transparente ni sometido a un concurso público abierto, omitiendo información detallada sobre otras posibles instancias académicas y, en consecuencia, comprometiendo los principios rectores de la función electoral”, insistió el representante de Morena ante el Consejo General del INE.


Publicidad

 


Gutiérrez Luna enfatizó que no se quejaron en la Comisión Temporal de Debates del órgano constitucional autónomo, porque supuestamente no habían revisado la cuenta en la red social X de Reguillo Cruz. Sin embargo, el representante de Morena adelantó que el jueves 15 de febrero de 2024, presentaría un punto de acuerdo a la sesión del Consejo General del INE, para modificar el acuerdo y pedir que fuera el Instituto Nacional Electoral, el que realizara la selección de preguntas para el segundo debate presidencial.

“Impugnamos la decisión del INE por el que escogió a una empresa y a una persona para que participe en el proceso de selección de preguntas para el primer debate presidencial que son total y públicamente PARCIALES a la oposición: Signa Lab y su coordinadora, Rossana Reguillo”, escribió Gutiérrez Luna, en su cuenta de X.

El 24 de enero de 2024, los cinco consejeros electorales que integran la Comisión Temporal de Debates, del órgano constitucional autónomo, determinaron que Signa Lab era la institución, de las cinco propuestas, que contaba con el equipo humano y tecnológico para procesar miles de preguntas provenientes de las redes sociales.

Las otras instituciones eran la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (Centro GEO), la consultoría de Carlos Adolfo Piña García y el Observatorio de Medios, adscrito a la Facultad de Estudios Superiores (FES Aragón), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según lo detalló el INE, a través de un programa informático, Signa Lab desecharía aquellas preguntas que estuvieran dirigidas a un aspirante presidencial o contuvieran lenguaje inapropiado, además de que supuestamente garantizaría que los 109 cuestionamientos finales, fueran generales, respecto a los temas acordados para el primer debate, que se realizaría el 7 de abril de 2024.

El 10 de febrero de 2024, Claudia Sheinbaum Pardo -precandidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT), y el Verde Ecologista Mexicano (PVEM)-, condenó que el INE designara a Signa Lab como el encargado para seleccionar las preguntas para el primer debate presidencial.

Durante una gira llevada a cabo en Hermosillo, Sonora, la precandidata presidencial calificó a la directora de Signa Lab, como una persona que estaba “en contra” de la auto denominada “cuarta transformación”.

‘’No estamos de acuerdo que de antemano ya estén cargando la balanza para un lado. Pero van a ser buenos debates, porque vamos a presentar las propuestas’’, puntualizó la también ex titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

El mismo día, Mario Martín Delgado Carrillo, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena acusó a la Consejera electoral, Carla Astrid Humphrey Jordan, de ejecutar una campaña de “golpeteo” en contra de dicho partido.

“El equipo de la doctora Claudia Sheinbaum detectó que la directora responsable de este centro, pues tiene una actividad pública manifiesta de confrontación con la Cuarta Transformación”, aseguró el dirigente partidista.

“Si queremos denunciar que hay una actitud de la consejera encargada de organizar estos debates de permanente confrontación con nuestro movimiento. Están tomando decisiones de manera unilateral que traen la intencionalidad de afectar a Morena. Es público, es conocida esta consejera que lleva tiempo en el ‘golpeteo’ contra Morena, es la consejera Carla Humphrey”, señaló el presidente del CEN de dicho partido.

Durante una conferencia de prensa, Delgado Carrillo manifestó su falta de confianza en la imparcialidad de Reguillo Cruz, dada la postura que, según dijo, asumía constantemente en su cuenta de la red social X, donde denotaba su disgusto por Morena.

Tras asegurar que impugnarían la decisión para que se seleccionara a otra institución, el dirigente partidista preguntó: “¿cómo vamos a confiar que va a ser un proceso transparente, que el filtrado de las participaciones de las redes no va a llevar una intencionalidad en contra de nuestra candidata?”.

El 8 de febrero de 2024, el Consejo General del INE aprobó el mecanismo para recibir preguntas formuladas a través de redes sociales durante el primer debate electoral, que se llevaría a cabo el 7 de abril del presente año, en las oficinas centrales del órgano constitucional autónomo.

Humphrey Jordan, presidenta de la Comisión Temporal de Debates, explicó que las preguntas podrían hacerse por personas que tuvieran más de 13 años de edad, a través de una plataforma, a partir del 20 de febrero y hasta el 21 de marzo de 2024.
Entre las características aprobadas para las preguntas estaba el apegarse a los temas definidos para el debate, es decir, educación, salud, transparencia, combate a la corrupción, no discriminación y grupos vulnerables, así como violencia en contra de las mujeres.

Además, la redacción de las preguntas no debía incluir discursos de odio, inclinación partidista, ideológica, religiosa o cualquier manifestación de violencia o discriminación. Asimismo, la redacción debería hacerse de forma general y no dirigida a una candidatura específica.

Humphrey Jordan subrayó que la metodología aprobada incluía criterios, entre los que destacaban el proceso de recolección de las preguntas debería garantizar la certeza, transparencia y autenticidad de las mismas.

Foto: Cuenta en X de Sergio Gutiérrez Luna

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas