14.4 C
Tijuana
martes, febrero 20, 2024
Publicidad

Control

Aunque Francisco Vega de Lamadrid y Santiago Creel quisieran acreditarse el haberle “ganado” la candidatura al Senado de la República al ex gobernador bajacaliforniano José Guadalupe Osuna Millán y colocar en esa posición a Gustavo Sánchez, ex alcalde de Mexicali, la realidad es otra. El mérito completo lo tiene Marko Cortés, dirigente del Partido Acción Nacional. La decisión de darle el número uno de la fórmula al Senado a Sánchez y no a Osuna, fue enteramente suya y orquestada en consecuencia. Pese a tener las evidencias en mano sobre la ventaja de Osuna Millán en los estudios cuantitativos, foros y muestras, lo que imperó en la toma de decisión de Cortés fue mantener el control de la bancada en el futuro Senado. Guadalupe Osuna no milita en su equipo, tiene independencia, conciencia y no se subordina. Por eso, antes de la posibilidad de una ruptura futura, mejor asegurar a una persona que se supedite a la bancada senatorial de la cual Marko formará parte en la siguiente legislatura. O sea, tener el control total de sus integrantes, o perder la senaduría que en Baja California aún ostenta el PAN en la representación de Gina Cruz. Así que no, ni Kiko ni Creel influyeron, no les da para tanto. Fue el ansia de poder de Cortés. Por cierto, a Osuna Millán le fue ofrecida una diputación que el ex mandatario nada más no aceptó.


Publicidad


Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas