13.6 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Carlos III, rey de Gran Bretaña, es diagnosticado con cáncer, tras tratamiento de próstata

Carlos III, monarca del Reino Unido, de 75 años de edad, fue diagnosticado con cáncer, después de que fue dado de alta del hospital, por un agrandamiento de la próstata, según lo dio a conocer, el 5 de febrero de 2024, el Palacio de Buckingham.

A través de un comunicado, la sede del poder de la familia real británica, explicó que después de que el rey fue hospitalizado “para un agrandamiento benigno de la próstata, se observó otro tema de preocupación. Las pruebas de diagnóstico posteriores han identificado una forma de cáncer”.


Publicidad


Según detalló el Palacio de Buckingham, ante la situación, el rey Carlos, a partir del día 5 de febrero de 2024, inició un programa de “tratamientos regulares, durante los cuales los médicos le han aconsejado que posponga sus deberes de cara al público”.

“A lo largo de este periodo, Su Majestad continuará realizando los trámites oficiales y de asuntos de Estado como de costumbre”, escribió el Palacio de Buckingham, el cual agregó que el rey se encontraba agradecido con su equipo médico, por su rápida intervención. “Sigue siendo totalmente positivo sobre su tratamiento y espera volver a sus funciones públicas lo antes posible”, indicó.

“Su Majestad ha decidido compartir su diagnóstico para evitar especulaciones y con la esperanza de que pueda ayudar a la comprensión pública de todos aquellos en todo el mundo afectados por el cáncer”, finalizó el Palacio de Buckingham. Sin embargo, la cadena pública BBC, detalló que no se trataba de cáncer de próstata.


Publicidad

 


Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, deseó al monarca británico “una pronta y completa recuperación” tras conocer su diagnóstico. “No tengo ninguna duda de que recuperará todas sus fuerzas en poco tiempo y sé que todo el país le desea lo mejor”, señaló en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

El rey Carlos III fue operado de la próstata, el viernes 26 de enero de 2024, en el mismo hospital en que su nuera Catalina de Gales -esposa del príncipe Guillermo-, se recuperaba de un tratamiento abdominal, según informaron medios británicos, que añadieron que el monarca “está bien”, citando fuentes anónimas.

El monarca británico fue operado de una hipertrofia “benigna” de la próstata, en The London Clinic, un centro privado londinense en el que Catalina de Gales había ingresado trece días antes, para someterse a una cirugía “abdominal”.

El Palacio de Buckingham había anunciado, el 18 de enero de 2024, que el monarca británico se iba a someter a un “procedimiento correctivo” en la próstata. Carlos III fue coronado, el 6 de mayo de 2023, durante una ceremonia celebrada en la Abadía de Westminster, en Londres, un evento inédito en el Reino Unido desde hace 70 años y ocho meses después de la muerte de su madre, la reina Isabel II.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, puso la corona de San Eduardo sobre la cabeza del nuevo rey del Reino Unido y de los otros catorce reinos que forman parte de la Mancomunidad de Naciones desde 2022, esto ante unos 2 mil 300 invitados, entre ellos un centenar de jefes de Estado extranjeros, como el presidente brasiñeñp Luiz Inácio Lula da Silva y el monarca de España, Felipe V.

Tras colocarle la corona, el arzobispo gritó a la congregación “Dios salve al Rey”, tras lo cual se escucharon trompetas. Mientras que Camila del Reino Unido, fue coronada como reina consorte, inmediatamente después de su esposo Carlos III.

Sentado en la silla de roble de San Eduardo, considerado el mueble más antiguo del Reino Unido y colocado sobre un piso de mosaico medieval, el nuevo rey fue coronado tras recibir las distintas insignias monárquicas, que simbolizan las responsabilidades como el jefe de Estado británico, hasta el día de su muerte.

Al nuevo rey se le entregó el orbe del soberano, que simboliza el mundo; el cetro con cruz, que representa el mundo cristiano; y el cetro de la paloma, símbolo del papel espiritual del monarca. Por último, el arzobispo de Canterbury, colocó a Carlos III la corona de San Eduardo, hecha en oro y decorada con rubíes, amatistas, zafiros, granate y topacios, la única vez en su vida que la llevará puesta.

Antes, el nuevo monarca británico fue ungido con aceite consagrado por el arzobispo de Canterbury, el rito religioso más solemne de la liturgia de la coronación, que requiere que el rey esté temporalmente oculto al público. El soberano quedó velado por un panel de tela bordada con motivos de ángeles y un árbol con 56 hojas, que representan a cada uno de los países de la Commonwealth, bendecida en la Capilla Real del Palacio de St James..

Durante la unción, el coro entonó la pieza ‘Zadok the Priest’, compuesta por Georg Friedrich Handel para la coronación de Jorge II, en 1727. Acompañados por miles de militares y miembros de la realeza, los nuevos monarcas británicos regresaron en una nueva procesión al Palacio de Buckingham, donde, acompañados por familiares, saludarían a la multitud desde el balcón.

Foto: Cuenta en X del Palacio de Buckingham

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas