13.1 C
Tijuana
jueves, abril 11, 2024
Publicidad

Borrachera misteriosa

Después de una noche movida, dos borrachos regresan a casa a primera hora de la mañana. Frente a la puerta de la casa de uno de ellos se despiden:

De ninguna manera le digas a tu familia dónde hemos estado esta noche, ¿de acuerdo?


Publicidad


“De acuerdo, pero al menos podrías decírmelo a mí, que soy tu amigo. ¿Dónde hemos estado?”

Autor: Un tercer ebrio.


Publicidad

 


Quemazón

Mira, se está quemando la panadería de don Chano.
“Después le preguntamos”.

Preguntarle qué…

“Si le quedó pan tostado”.

Autor: Un cliente que nadie quiere tener.

El nombre más corto

Un chino, un japonés y un español hacen una apuesta para saber a quién conocen con el nombre más corto. Salta el chino y dice:

“En mi pueblo hay uno que se llama O”.
Riéndose, el japonés dice:

“El que me arregla el reloj se llama Casi O”.
Y partiéndose de risa, el español dice:
“Ni O ni Casi O; mi tío se llama Nicasio”.

Autor: Nicanor.

Ese Pepito…

— Papá, papá, ¿puedo ir al cine?

“Sí, Pepito, pero no entres”.

*

— Mira, Pepito, la Luna está llena.

“¿De qué?”.

*

— Señora, una pregunta….

“¿Sí, Pepito?”.

— ¿Por qué el examen no traía preguntas sobre su vida, si es de lo que más ha hablado durante el trimestre?

*

— Pepito, define telepatía.

“Aparato de TV para la hermana de mi mamá”.

*

— Pepito, ¿quién fue Juana de Arco?

“Una drogadicta, maestra”.

¿De dónde sacas eso?

“El libro dice que murió por heroína”.

*

— Pepito, ¿sabes inglés?

“Yes”.

— Traduce por favor: Me gusta ir al gimnasio a tonificarme.

I like gin tonic”.

*

— Pepito, ¿cuánto tienes ahorrado ya?

“Ceromil Cerocientos Cerocero”.

*

— Pepito, ¿qué haces pintándote la cara de azul?

“Mi amiga se fue de vacaciones muy lejos, y ¡yo quiero estar a zu lado!”.

*

— Pepito, pon un ejemplo de algo justo pero incorrecto.

“Si te metes el dedo en la nariz, te queda justo, pero es incorrecto”.

*

Llega un nuevo maestro:

Buenos días, mi nombre es Largo”.

Pepito dice:

“No se preocupe, profe, ¡tenemos tiempo!”.

*

Pepito a su madre:

— Mamá, esta noche no me esperes.

“¿Por qué, Pepito?”.

¡Porque ya llegué!

*

— Mamá, hoy en el colegio aprendimos a hacer explosivos.

“Muy bien, Pepito. ¿Y mañana qué aprenderás en el colegio?”.

— ¿Qué colegio?

*

— Pepito, me han dicho que eres muy rápido con las matemáticas. A ver, ¿cuánto es 47 por 126?

“¡328!”.

— Pero si ni siquiera te has acercado…

“Ya sé, señorita, ¡pero no diga que no he sido rápido!”.

*

— Pepito, conjuga el verbo andar.

“Yo… yo ando… Tú… tú andas”.

— ¡Más de prisa!

“Él corre, nosotros corremos, ellos corren…”.

*

— Pepito, ¿qué día hace hoy?

“Ni idea, ¡con tanta niebla no veo nada!”.

*

— Pepito, dime una palabra que tenga muchas O.

“¡Muy fácil, maestra! ¡GOOOOOOOOOL!”.

*

— Pepito, dame al bebé.

“Espera a que llore”.

— ¿A que llore por qué?

“¡Porque no sé dónde lo dejé!”.

*

— ¡Pepito, me están saliendo muy caros tus estudios!

“¡Y eso que ni estudio, papá!”.

*

Pepito a la profesora:

“Que quede claro, señorita: Cualquier parecido entre mi trabajo y Wikipedia, ¡es pura coincidencia!”.

*

— Pepito, ¿qué planeta va detrás de Marte?

“Miércoles”.

*

El dentista le dice a Pepito:

— ¿Quiere usted que le duerma las muelas?

“Bueno, ¡con tal de que se despierten para la cena!”.

*

— Pepito, dime el nombre de un descubridor.

“Pues usted, profesor”.

— ¿Por qué yo, Pepito?

“Porque cada vez que pregunta algo, ¡descubre que no sabemos nada!”.

*

Estaba Pepito en clase de Lengua y pregunta a la profesora:

— Profe, ¿cómo se escribe móvil?

“Se escribe como suena”.

— ¿Y si está en silencio?

*

— ¡Mamá, quiero un iPhone!

“¿Parar qué, Pepito?”.

— Porque todos tienen uno…

“Y si todos se tiran a un pozo, ¿tú te tirarías también?”.

— No, ¡me quedaba con sus iPhone!

Autor(a)

Gabriela Olivares
Gabriela Olivares
Gabriela Olivares Torres Gabriela Olivares Torres GabrielaOlivares 10 gabriela@zeta.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas